Martes, 28 de febrero de 2006



THE NEW YORK TIMES

El pasado verano, en la pel?cula Me and you and everyone we know, que gan? un premio cinematogr?fico en la categor?a de "prohibido a los menores de 17 a?os", un adolescente es iniciado en el sexo oral por dos chicas quiz? un a?o mayores, y su hermano de 6 a?os se introduce en un chat pornogr?fico donde se escribe con una mujer.

?Es esto lo que ven los ni?os? En caso afirmativo, ?qu? mensaje est?n recibiendo sobre el sexo y qu? efecto tendr? en sus vidas?



La revista Pediatrics analiz? el tema el pasado mes de julio en un informe titulado Impacto de los medios de comunicaci?n en las actitudes y h?bitos sexuales de los adolescentes. Es un asunto importante, pero tristemente ignorado. El informe, basado en una revisi?n de la literatura cient?fica, fue solicitado por el Congreso de Estados Unidos, financiado por los Centros de Prevenci?n y Control de Enfermedades de Atlanta y dirigido por la Universidad de Texas, en Houston. Seg?n la conclusi?n de Liliana Escobar-Chaves, investigadora principal, "aunque una gran meta es conocer los efectos de los medios de comunicaci?n en las costumbres de los adolescentes, como en las comidas, el tabaco o la bebida, apenas conocemos los efectos sobre sus h?bitos sexuales".



?Qui?n supervisa lo que ven, leen y oyen sobre el sexo?. En la mayor parte de los casos, nadie. "Cada vez m?s, los j?venes acceden a los medios en entornos aislados de la supervisi?n o gu?a de los padres u otros adultos", dice el informe. "De media, un joven americano gasta un tercio del d?a en varias formas de comunicaci?n, por lo general sin control paterno".



A pesar de los cortafuegos inform?ticos y televisivos, no tienen muchos problemas en acceder a presentaciones sexuales gr?ficas. Y na- die restringe lo que oyen por sus auriculares. El efecto de la educaci?n basada en la abstinencia palidece por comparaci?n con los numerosos mensajes gr?ficos que retratan la actividad sexual -en especial el sexo sin protecci?n fuera del matrimonio- como una parte de nuestra cultura tan normal y aceptable como comer un Big Mac o beber una Coca-Cola.



La proporci?n de estudiantes de bachillerato que dicen haber practicado sexo ha bajado algo y el ?ndice de embarazos de adolescentes tambi?n, pero las cifras siguen siendo pasmosas. "Aproximadamente el 47 por ciento de los estudiantes de bachillerato han tenido relaciones sexuales. De ellos, el 7,4 por ciento informa haberlo hecho antes de los 13 a?os, y el 14 por ciento han tenido cuatro o m?s compa?eros sexuales". Cada a?o, en Estados Unidos cerca de 900.000 chicas j?venes se quedan embarazadas (340.000 tienen 17 o menos a?os). Los ?ndices de enfermedades de transmisi?n sexual son m?s altos entre adolescentes que entre adultos, y el 35 por ciento de las j?venes han quedado embarazas al menos una vez antes de los 20 a?os. En 2002, las infecciones por Chlamydia fueron seis veces m?s prevalentes entre adolescentes sexualmente activas que entre mujeres sexualmente activas.



Los riesgos no acaban con los embarazos y las ETS. "Los datos sugieren que los adolescentes sexualmente activos tienen m?s riesgo de depresi?n y suicidio. Las experiencias sexuales tempranas se han asociado tambi?n con otros h?bitos potencialmente da?inos como el alcohol, la marihuana y otras drogas".



En un comentario a este estudio, Joe McIlhaney, del Instituto M?dico para la Salud Sexual de Austin, en Texas, escribe que "muchos padres y algunos m?dicos subestiman el impacto negativo y a largo plazo de una temprana actividad sexual". El informe a?ade que, con la perspectiva del tiempo transcurrido, muchas chicas sexualmente activas hubieran deseado haber esperado m?s tiempo.



La televisi?n es el medio mejor estudiado; a ?l dedican m?s de tres horas al d?a. Dos tercios de los j?venes de 8 a 18 a?os tienen televisi?n en sus dormitorios, y dos tercios viven en hogares con televisi?n por cable que les da acceso no supervisado a escenas y di?logos sexuales.



El contenido sexual de la televisi?n es creciente. Un estudio de la Fundaci?n Kaiser ha encontrado que "los programas m?s vistos por adolescentes en 2001-2002 tienen cantidades inusualmente altas de contenidos sexuales comparados con la media televisiva: el 83 por ciento de los programas preferidos de los j?venes ten?an contenido sexual y el 20 por ciento inclu?an escenas expl?citas o impl?citas".



Un mundo feliz



El estudio tambi?n ha observado que "los personajes implicados en situaciones sexuales de estos programas televisivos raramente experimentan consecuencias negativas. Los programas que advierten sobre el riesgo y la responsabilidad sexual representan s?lo el 1 por ciento de todos los que incluyen contenidos sexuales". Adem?s, s?lo el 3 por ciento de las escenas de sexo observadas alud?an a la protecci?n contra ETS o incid?an en los embarazos no deseados.



Lo poco que se sabe de los efectos de la televisi?n sobre las actitudes sexuales de los j?venes procede de una encuesta telef?nica efectuada en 2001 y 2002 entre 1.792 j?venes de 12 a 17 a?os. La encuesta mostr? que ver programas con carga sexual envejece artificialmente a los ni?os: los que ven m?s que la media se comportan sexualmente como si tuvieran de 9 a 17 meses m?s. Y los ni?os de 12 a?os que abusan de tales contenidos act?an como si tuvieran 14 ? 15 a?os. Asimismo, los adolescentes acostumbrados a esta programaci?n tienden a sobreestimar la frecuencia de ciertos h?bitos sexuales y manifiestan actitudes m?s permisivas hacia el sexo prematrimonial.



En cuanto al cine, dos estudios que analizaron el contenido de los v?deos alquilados m?s vistos por gente joven revelaron una gran carga sexual. Los efectos de estos programas han sido m?nimamente estudiados. En un an?lisis de 2001 con chicas de raza negra sexualmente activas de 14 a 18 a?os, las que se hab?an expuesto a pel?culas clasificadas X eran m?s proclives a tener m?ltiples compa?eros sexuales, a practicar sexo con m?s frecuencia, a dar positivo en los test de Chlamydia y a recurrir menos a la contracepci?n.



Los v?deos musicales que gustan a los j?venes abundan en referencias sexuales, en gran parte expl?citas, sigue el informe de Pediatrics. Pero los efectos de esta exposici?n no han sido estudiados, como tampoco el influjo de las revistas, anuncios o juegos de ordenador de tono subido. En cuanto a internet, una encuesta entre chicos de 10 a 17 a?os revel? que "uno de cada cinco hab?a encontrado inadvertidamente contenido sexual expl?cito, y uno de cada cinco hab?a estado expuesto a una solicitaci?n sexual no querida mientras chateaba".



El informe invita a mejores estudios para conocer c?mo afectan tales contenidos a las creencias y h?bitos de los adolescentes, y a medir el efecto de su acumulaci?n en el tiempo y el desarrollo futuro de la sexualidad juvenil.



6 de febrero de 2006

www.almudi.org


Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 13:40  | Educaci?n
Comentarios (0)  | Enviar



CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 27 enero 2006 (ZENIT.org).- Benedicto XVI explic? este lunes, al dirigirse a los participantes en un congreso sobre el embri?n humano, que el amor de Dios por todo hombre y mujer no depende de su edad, motivo por el cual la Iglesia defiende su car?cter inviolable desde su concepci?n.

?El amor de Dios no hace distinciones entre el ser humano reci?n concebido y que se encuentra en el seno materno, y el ni?o, o el joven, o el hombre maduro o el anciano, porque en cada uno de ellos ve la huella de la propia imagen y semejanza?, afirm? el Papa.

Escucharon sus palabras los 350 cient?ficos, m?dicos, bio?ticos, te?logos, que participan en el congreso internacional convocado entre este lunes y martes en el Vaticano por la Academia Pontificia para la Vida sobre el argumento ?El embri?n humano antes de la implantaci?n?.

?Este amor sin confines y casi incomprensible de Dios por el hombre --sigui? diciendo-- muestra hasta qu? punto la persona humana es digna de ser amada por s? misma, independientemente de cualquier otra consideraci?n --inteligencia, belleza, salud, juventud, integridad, etc.--?.

?En definitiva, la vida humana siempre es un bien, pues es manifestaci?n de Dios en el mundo, signo de su presencia, resplandor de su gloria?, afirm? en el encuentro, que tuvo lugar en la Sala Clementina del Vaticano.

?Al hombre, de hecho, se le da una alt?sima dignidad, que hunde sus ra?ces en el ?ntimo lazo que le une con su Creador: en el hombre, en todo hombre, en cualquier fase o condici?n de su vida, resplandece el reflejo de la misma realidad de Dios?.

?Por este motivo, el Magisterio de la Iglesia ha proclamado constantemente el car?cter sagrado e inviolable de toda vida humana, desde su concepci?n hasta su fin natural?, indic? citando la enc?clica ?Evangelium vitae?, de Juan Pablo II.

?Este juicio moral es v?lido ya desde los inicios de la vida de un embri?n, incluso antes de que sea implantado en el seno materno, que le custodiar? y alimentar? durante nueve meses hasta el momento del nacimiento?.

El Papa invit? por ?ltimo a los cient?ficos y expertos a cultivar una actitud de ?asombro? y ?respeto? ante el misterio del origen de la vida humana, ?misterio cuyo significado la ciencia ser? capaz de iluminar cada vez m?s, aunque dif?cilmente logre descifrarlo completamente?.

?Hemos mejorado enormemente nuestros conocimientos e identificado mejor los l?mites de nuestra ignorancia, pero para la inteligencia humana parece que se ha hecho demasiado dif?cil darse cuenta de que, al contemplar la creaci?n, se ve la huella del Creador?.

?En realidad, quien ama la verdad?, afirm?, ?deber?a percibir que la investigaci?n sobre temas tan profundos nos da pone en condici?n de ver y casi de tocar la mano de Dios?.

?M?s all? de los l?mites del m?todo experimental --concluy?--, en el conf?n del reino que algunos llaman meta-an?lisis, donde no es suficiente o no es posible la percepci?n sensorial, ni la verificaci?n cient?fica, inicia la aventura de la trascendencia, el compromiso de "avanzar m?s allᔻ.

M?s informaci?n sobre el congreso en academiavita.org


Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 9:35  | Embriones
Comentarios (0)  | Enviar



Emiliano Qu?lez Roche

Dos instituciones de Francia y Espa?a han alentado contra la difusi?n de drogas entre los j?venes. En particular, contra el consumo de cannabis y de coca?na estimulado por un ambiente social que lo trivializa. Una situaci?n que no se viv?a desde los a?os ochenta.

El consumo de coca?na se ha cuadruplicado en siete a?os: del 1,6% de la poblaci?n que era consumidora se ha pasado al 6,9%. Entre los j?venes de 14-18 a?os, la proporci?n ha llegado al 7,2%. As?, hace cinco a?os el 27% de las peticiones de atenci?n que recib?a el FAD eran por coca?na; ahora son el 58%. La coca?na tiene que ver con el incremento de casos, entre los j?venes, de esquizofrenia, paranoia y otros trastornos ps?quicos.

El doctor Phillipe Nuss, psiqu?atra en el hospital Saint Antoine, afirma que en los fumadores ocasionales el cannabis perturba la motivaci?n y los resultados escolares. Entre los fumadores regulares (m?s de tres porros diarios), provoca trastornos en la atenci?n, en el control de los movimientos, dificultades para integrar informaciones complejas y puede precipitar la aparici?n de la esquizofrenia.

Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 8:53  | drogas
Comentarios (0)  | Enviar


La cuarta parte de j?venes alemanes sufre problemas derivados de la banalizaci?n de la sexualidad

An?lisis Digital - 28/02/2006
La organizaci?n evang?lica alemana Wei?es Kreuz (Cruz Blanca), no precisamente sospechosa de ?timorata?, alerta de los estragos producidos por la ?liberaci?n sexual? entre los j?venes. Su presidente, el m?dico Wolfgang Vreemann, presenta estudios que afirman que uno de cada cuatro j?venes sufre alteraciones psicosom?ticas por la presi?n que les impone la imagen del sexo que transmite la cultura dominante. Advierte, adem?s, de que ?ste es uno de los principales motivos que induce a los adolescentes a la depresi?n y al suicidio

No hay noviazgo, ni siquiera relaci?n pasajera, que se entienda hoy sin relaci?n sexual. Pero no es as? como figura en el ?manual de instrucciones del Creador?, dijo el doctor Wolfgang Vreemann, presidente de la asociaci?n evang?lica Cruz Blanca, que se ocupa de temas de salud sexual y bio?tica, durante la asamblea anual de la organizaci?n territorial de W?ttemberg, celebrada el pasado 19 de febrero. Sin entrar en valoraciones morales acerca de este problema, Vreeman alerta de los trastornos que genera esta mentalidad entre los j?venes de 15 a 25 a?os. Las m?s evidentes son las disfunciones de tipo sexual provocadas por la ?presi?n de funcionar? y el ?miedo al fracaso?. Estos problemas, seg?n los estudios presentados por el doctor, afectan al 25% de los j?venes.

Pero adem?s hay una sensaci?n de vac?o existencial y la de ser reducido a un objeto dif?ciles de cuantificar. Como aproximaci?n, Vreeman aporta el dato de que uno de cada dos j?venes alemanes reconoce que las relaciones sexuales no le ?liberan?. De hecho, el doctor afirma que ?sta es causa com?n de depresiones y suicidios, la principal causa de mortalidad entre los j?venes de 15 a 25 a?os. Seg?n otro estudio citado por Vreeman, el 80% de los j?venes cambia con frecuencia de ?pareja sexual?, a pesar de que, en realidad, anhela un noviazgo duradero.

El ant?doto contra esta epidemia sorprende por su sencillez: ?El noviazgo necesita mucho tiempo para madurar?, afirma Vreeman. Por ello, su recomendaci?n es animar a los j?venes a que esperen al matrimonio antes de mantener relaciones sexuales. No es una propuesta muy popular en los tiempos que corren, reconoce, pero s? la m?s eficaz par prevenir todos esos problemas descritos.

En un encuentro paralelo de j?venes, el pastor y presidente local de la organizaci?n evang?lica, Volker G?ckle, alert? sobre la concepci?n de la pareja ??nicamente como instrumento de mi felicidad?. En su opini?n, ?cuando contemplo al otro s?lo como una ayuda para mi autorrealizaci?n, como alguien que me proporciona felicidad con sus artes culinarias, con su belleza, su trabajo, su dinero, su fuerza o su potencia sexual, hay que concluir que la relaci?n no funciona



Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 8:46  | Educaci?n
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 27 de febrero de 2006


Un equipo m?dico del hospital infantil de Garrahan en Buenos Aires recurre a un donante no familiar para intervenir a Santiago, de 10 meses, afectado por un trastorno del sistema inmune que dejaba su organismo desprotegido frente a cualquier enfermedad

El equipo m?dico de Trasplante de M?dula ?sea del hospital infantil de Garrahan en Buenos Aires, dirigido por la doctora Mariana Bonduel, ha conseguido salvar la vida de un beb? de tan s?lo 10 meses al trasplantarle el pasado 12 de mayo c?lulas madre procedentes del cord?n umbilical de un donante no familiar.

El ni?o Santiago ingres? al mes de vida en un hospital de la provincia de Jujuy, donde naci?, con un grave y poco frecuente trastorno hereditario del sistema inmunol?gico que dejaba su organismo totalmente desprotegido frente a cualquier enfermedad. La afecci?n es consecuencia de un defecto de los ant?genos HLA de clase 2, que son mol?culas indispensables para accionar el sistema inmune. Son los responsables de adherirse a los ant?genos nocivos, se?al?ndolos como ?diana? para los linfocitos, un tipo de gl?bulos blancos que se encarga de destruir a los invasores.

Los primeros m?dicos que le atendieron no le dieron m?s de unas semanas de vida y procedieron a trasladarle al centro hospitalario de Garrahan, en la capital argentina. ?Al mes de vida recibimos a Santiago derivado de un hospital de Jujuy, donde vive su familia, y confirmamos el diagn?stico de inmunodeficiencia primaria combinada hereditaria?, explic? la doctora Bonduel.

Una vez all?, la doctora procedi? a hacerle los an?lisis correspondientes y se le someti? a un trasplante urgente de m?dula ?sea procedente de su madre. Previamente se hab?an retirado los linfocitos T para evitar que el organismo de Santiago rechazara el trasplante. Sin embargo, la mejor?a que experiment? el beb? dur? tan s?lo un mes, antes de que su sistema inmune volviera a dar problemas.

M?todo pionero e innovador

A la vista de los resultados, la especialista responsable de la intervenci?n decidi? recurrir a un m?todo innovador. Mediante el Banco de Sangre de Nueva York consiguieron encontrar a una parturienta guatemalteca con una constituci?n gen?tica similar a la de Santiago. Una vez preparado el beb? con drogas inmunodepresoras, se le inyect? la sangre directamente a trav?s de la yugular, de forma que las c?lulas madre viajaron a trav?s del torrente sangu?neo y se implantaron de forma natural en la m?dula ?sea del peque?o. Despu?s de este tipo de procesos, las c?lulas se asientan y comienzan a proliferar y diferenciarse, es decir, a producir dos l?neas celulares hematopoy?ticas: una, que ser? la responsable de producir gl?bulos blancos, gl?bulos rojos y plaquetas, y la otra, las poblaciones de linfocitos.

?Este trasplante es la alternativa terap?utica que podemos ofrecer en ?ltima instancia... Ahora estamos en la etapa m?s delicada: debemos comprobar si las nuevas c?lulas pueden reconstruir los linfocitos para que se organice una respuesta inmunol?gica normal?, precis? la especialista despu?s de la intervenci?n.

Con esta nueva intervenci?n, y a la espera de ver c?mo evoluciona el beb? en las pr?ximas semanas, se vuelve a demostrar la mayor viabilidad de las c?lulas madre adultas o de cord?n umbilical frente a la utilizaci?n de c?lulas madre embrionarias, sin resultados terap?uticos hasta la fecha.
Josu de la Varga 17/05/2005

Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 22:05  | C?lulas madre
Comentarios (0)  | Enviar


Jes?s Poveda. Profesor de la universidad autonoma de madrid. Miembro investigador de "observacion integral del desarrollo humano"

Cuando comienza un nuevo a?o es un buen momento para preguntarse Si estamos mejor o peor que a?os anteriores.
Si somos m?s felices.
Si somos m?s humanos.
La pregunta es muy gen?rica.
Mi respuesta muy sencilla:
S?. Somos m?s humanos.

Mas humanos metidos en neveras de "supuestos" investigadores que en nombre de la ciencia est?n dispuestos a clonar, implantar, congelar, manipular...a seres humanos y ofrec?rselos a su particular "dios de la ciencia"

Desde que comenc? con investigaciones cient?ficas, hace ya m?s de 20 a?os en el servicio de cirug?a experimental del hospital universitario Puerta de Hierro de Madrid, hasta el d?a de hoy no he perdido la pasi?n por buscar la verdad.

En ocasiones he sentido v?rtigo al ver que estaba cerca de un descubrimiento que pod?a hacer tambalear teor?as generalmente aceptadas. Opiniones inapelables. Constructores cient?ficos inviolables...

Mi gu?a ha sido siempre la misma: "el conocimiento de la verdad te hace mas libre. Investiga para demostrar que es un hecho, y no una bonita opini?n".

Con el asunto del comienzo de la vida tambi?n he tenido experiencias muy singulares.

Conoc? personalmente al doctor Jeronime Legeume descubridor de la trisomia 21 como causa del s?ndrome de down. Un apasionado cient?fico que hablaba del embri?n como del pulgarcito del cuento...su mirada de hombre de ciencia es inolvidable para los que tuvimos la suerte de haber sido vistos por el.

Cuando hablaba del embri?n humano sol?a decir que "es un hecho, no una opini?n la vida humana comienza en el momento de la concepci?n. La palabra concepci?n viene de "concepto" que es algo nuevo y distinto a lo anterior. Tambi?n el tiempo y la temperatura est?n relacionados si paras el tiempo. Si bajas la temperatura de los materiales vivos les paras en el tiempo"

Hoy somos m?s humanos...m?s humanos en el congelador, m?s embriones parados.

Y digo humanos embriones porque para algunos cient?ficos lo esencial de los embriones humanos es que son humanos embriones y esto no es un simple juego de palabras.

En todo caso es un macabro juego de conceptos y de tiempos.


http://www.analisisdigital.com/Noticias/Noticia.asp?id=840&idNodo=-5
Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 10:58  | Embriones
Comentarios (0)  | Enviar



Federico Juan Highton;

...de manera que en el futuro el hombre ... sea... un producto manufacturado
Theodore J. Kaczynski

1. Introducci?n.-

2. Discriminaci?n.-

3. Agresi?n.-

4. La Soluci?n.-

5. La Desgracia.-

6. Conclusi?n.-

1. Introducci?n.-

Los laboratorios fecundan mas de un ?vulo, generando cinco o mas embriones; siempre fecundan mas ?vulos de los que implantan en el ?tero de la mujer que se somete a una fecundaci?n in vitro (FIV). Se fecundan mas ?vulos de los que van a ser implantados por si la madre o pareja quieren en el futuro volver a tener un hijo mediante FIV. Es decir por cada embri?n implantado, hay 5 o mas que quedan en ?lista de espera? (se llaman embriones supernumerarios) y el ?nico modo de conservarlos es mediante su congelaci?n.

2. Discriminaci?n.-

El lugar natural del embri?n es el ?tero. Pero un n?mero desconocido y permanentemente creciente de embriones est?n en un ?freezer?, en una heladera. Esto constituye una grav?sima discriminaci?n ya que no hay ning?n criterio para permitirles el desarrollo a algunos embriones y neg?rselo a otros cuando todos los embriones son seres humanos.

3. Agresi?n.-

3.1. Introducci?n.

Un embri?n in vitro solo puede conservarse durante 5 o 7 d?as. Si no se lo transfiere al ?tero, para conservarlo por mas tiempo se lo debe congelar. La ciencia m?dica no sabe hasta el momento cu?nto tiempo puede vivir un embri?n en estado de congelamiento. Pero adem?s, es imposible determinar un plazo v?lido para todos los embriones ya que cada caso es distinto. Depende de muchos factores tales como la edad de los progenitores, las condiciones de crioconservaci?n, entre otros.

Respecto de la agresi?n que la congelaci?n constituye, hay, al menos, tres enfoques posibles: uno t?cnico, otro ?tico, y otro jur?dico.

3. 2.1. Enfoque t?cnico.

Desde el punto de vista t?cnico, un embri?n al ser congelado o descongelado puede morirse; y, a su vez, cada a?o que pasa el embri?n congelado tiene menos posibilidades de permanecer vivo .

3.2.2. Enfoque ?tico.[1]

Desde un punto de vista ?tico, es inaceptable permitir que algun/os ser/es humano/s viva/n congelado/s. Un embri?n congelado es un ser humano congelado.

3.2.3. Enfoque Jur?dico.

En Argentina el tema de la FIV y de la congelaci?n de embriones no esta regulado lamentablemente. Sin embargo, estas practicas se realizan a la luz del d?a y los laboratorios no tienen problemas legales reales.

3.2.3.1. C?digo Civil.

Los Embriones Congelados, a Congelar, o Descongelados Inviables que no van a ser transferidos pueden considerarse regulados en el T?t. III del CC (?De las Personas por nacer), o en el T?t. II (?De las personas de existencia visible?). Hay razones para ambas interpretaciones.

3.2.3.1.1. Seg?n T?t. II.

Este t?tulo del CC protege a las personas visibles. Los Embriones Congelados, a Congelar, o Descongelados Inviables que no van a ser transferidos son visibles, as? que ser?a l?cito entender que su situaci?n esta comprendida en este t?tulo.

El art. 51 (el primero de este t?tulo) dice que ?Todos los entes que presentasen signos caracter?sticos de humanidad, sin distinci?n de cualidades o accidentes, son personas de existencia visible?.

La edad o el lugar donde se encuentre el ente con signos caracter?sticos de humanidad son accidentes, y la ley no hace distinci?n de accidentes a la hora de definir persona de existencia visible. Lo ?nico que diferencia a los Embriones Congelados, a Congelar, o Descongelados Inviables que no van a ser transferidos de otros seres humanos es su edad y el lugar donde est?n. Nada mas. Ergo, los Embriones Congelados, a Congelar, o Descongelados Inviables que no van a ser transferidos son personas de existencia visible ya que lo que los diferencia de las demas personas de existencia visible son solo accidentes.

3.2.3.1.2. Seg?n T?t. III.

Podemos tambi?n entender que los Embriones Congelados, a Congelar, o Descongelados Inviables que no van a ser transferidos est?n regulados bajo el T?t III, ya que este t?tulo regula los embriones que estan en el seno materno. La analog?a ser?a posible. El C?d. Civ. protege a las personas por nacer, y las define, en el art. 63, como ?las que no habiendo nacido est?n concebidas en el seno materno?. Creo que Velez Sarsfield al redactar este art?culo incurri? en una tautolog?a. En la ?poca de Velez no exist?an las t?cnicas de FIV, que permit?an la concepci?n fuera del seno materno. Ser?a temerario conjeturar que Velez imagin? la eventualidad de que se creen t?cnicas de FIV en un futuro y que por eso incluy? la expresi?n ?en el seno materno?. ?Por qu? Velez no defini? a las personas por nacer como ?las que no habiendo nacido est?n concebidas? sin mas? ?Por que agreg? ?en el seno materno? ?Acaso por que imaginaba que un futuro aparecer?an las modern?simas t?cnicas de FIV y quer?a ser permisivo con estas? Es una suposici?n absurda: pretender que 1)Velez haya imaginado la FIV; 2) Velez era permisivo en bio?tica, disciplina entonces inexistente (lo que es mas absurdo aun si consideramos que Velez?a pesar de su liberalismo- era cat?lico, ten?a en cuenta la normativa can?nica y ni siquiera permiti? el divorcio).

Corriendo el riesgo de pecar de densidad expositiva, se?alamos supra que el art. 63 del CC debe leerse como si no tuviera las ?ltimas 4 palabras (?en el seno materno?) ya que una exegesis literalista, en el caso, nos obligar?a a aceptar una serie de supuestos absurdos.

3.2.3.2. Constituci?n Nacional.

3.2.3.2.1. El derecho a la vida.

El derecho a la vida[2] es el de mayor rango, dentro del orden jer?rquico de los derechos individuales.

3.2.3.2. Valores Vs. Derechos Subjetivos. Iusnaturalismo Vs. positivismo extremo.

Ekmekdjian dice:?Cada derecho es la cobertura jur?dica de uno o de varios valores... El derecho subjetivo es un medio de brindar protecci?n jur?dica a un valor que, por definici?n, es un fin en si mismo... Los derechos individuales son medios accesorios de los valores, a los que brindan protecci?n jur?dica? [3]. Conforme lo citado, los valores priman por sobre los derechos subjetivos (lo contrario ser?a aprobar el postivismo extremo). El valor vida prima por sobre la positivaci?n del valor vida en derechos subjetivos que lo protejan. Si un sistema jur?dico decide no proteger la vida de algunos seres humanos por motivos de raza, religi?n u otros de ?ndole discriminatoria, este sistema jur?dico es parcialmente inv?lido. En el caso que no ocupa, no puede entenderse que los Embriones Congelados, a Congelar, o Descongelados Inviables que no van a ser transferidos no est?n protegidos por la CN por estos motivos:

3.2.3.2.1. Argumento de la no-exclusi?n: Ninguna ley los excluye expresamente. Conforme la doctrina, las restricciones en materia de derechos humanos deben ser entendidas de modo restringido, excepcional y solo ante norma expresa.

3.2.3.2.2.1. Argumento del art 33 como valvula abierta de derechos. Nadie podr?a decir que nuestra CN no reconoce el derecho a la Vida. Se interpreta, por eso, que est? reconocido en el art. 33, valvula constitucional que permite incluir derechos no reconocidos expresamente. Dentro del derecho a la vida, implicitamente reconocido por la CN, debe incluirse a los Embriones Congelados, a Congelar, o Descongelados Inviables que no van a ser transferidos ya que estamos en el art. 33 que es una valvula abierta.

3.2.3.2.2.2. Argumento del in dubio pro vida. Si la CN reconoce el derecho a la vida de modo impl?cito, se debe entender que todos los seres humanos tienen este derecho. Solo los entes que no son seres humanos no tendr?an este derecho. ? los Embriones Congelados, a Congelar, o Descongelados Inviables que no van a ser transferidos son seres humanos? La ciencia no se puso de acuerdo. ?Que hacer entonces? Hay dos teor?as cientificas: 1) Son humanos; 2) No son humanos. Pascalianamente, podr?amos decir que hay un 50% de que sean humanos y un 50% de que no lo sean. No tenemos derecho a arriesgarnos a matar o congelar millones de seres humanos. Si en materia laboral, penal y civil, existen los principios in dubio pro operario, in dubio pro reo, in dubio pro debitoris respectivamente, ?como no deber?amos decir in dubio pro vida aun a riesgo de estar considerando humano a alguien que no lo es? Si la sociedad corre el riesgo de que un criminal quede libre si existe alguna duda sobre su culpabilidad para proteger, ante todo, la libertad locomotora del imputado ?como no va a correr la sociedad ?el riesgo? de proteger a un ente como si fuera un ser humano aun cuando no haya seguridad acerca de si es un ser humano?

Lo dicho se podr?a sintetizar en la siguiente frase: ?Si la ciencia no sabe si hay vida humana, in dubio pro vida?. Ninguna sociedad civilizada puede permitirse correr el riesgo de matar o torturar, haya o no derechos subjetivos positivos.

4.La Soluci?n.-

4.1. De lege data.

4.1.1. Esfera Civil.

Los Embriones Congelados, a Congelar, o Descongelados Inviables que no van a ser transferidos deben considerarse seres humanos.

Ergo deben ser descongelados y habilitarse un sistema de adopci?n pre-natal.

Se debe impedir cualquier tipo de experimentaci?n con ellos.

4.1.2. Esfera Penal.

Los involucrados en FIV no deber?an ser procesados penalmente en virtud del Principio de Legalidad y de la prohibici?n de la analog?a en el derecho penal.

4.2. De lege ferenda.

4.2.1. Esfera Civil.

La soluci?n de fondo es preventiva. Se debe prohibir la FIV; sino, como m?nimo, prohibir la producci?n de embriones supernumerarios. En Alemania est? vigente una ley que lo prohibe.

La soluci?n correctiva para los embriones supernumerarios existentes es la adopci?n pre-natal. Para esto hay que descongelar a los embriones y si est?n vivos y son viables transferirlos a un ?tero a una mujer en lista de espera, seg?n un orden cronol?gico. Se deben cumplir con varios recaudos, entre ellos que los requisitos exigidos a los adoptantes en una adopci?n com?n sean los mismos.

4.2.2. Esfera Penal.

Se debe crear un tipo penal draconiano para los que congelen embriones, o para los que produzcan embriones supernumerarios, seg?n la ley civil establezca.

Tambi?n deber? sancionarse draconianamente el homicidio culposo y la experimentaci?n con material vivo.

5. La Desgracia.-

El ?nico modo conocido de saber si un embri?n congelado sigue con vida es descongel?ndolo. Una vez descongelado, hay 4 posibilidades: 1) que est? muerto; 2) que se muera durante la descongelaci?n; 3) que siga con vida y sea viable; 4) que siga con vida y sea inviable.

Solo en el tercer caso puede ser transferido a un ?tero.

En el cuarto caso, es decir si sigue vivo pero es inviable se presenta un d?ficil problema porque si es transferido a un ?tero se producir?a un aborto espont?neo, si se lo mantiene descongelado muere a los 5 o 7 d?as, y si se lo vuelve a congelar se vuelve justamente a la situaci?n que se busc? revertir y adem?s se correr?a el riesgo de que muera al ser nuevamente congelado. En resumen, en cualquiera de los casos muere. Creemos que cualquier camino es v?lido ya que hay argumentos igualmente convincentes para las tres alternativas, pero lo que no se debe hacer es matarlo o usarlo para fines de experimentaci?n.

La soluci?n correctiva es la adopci?n pre-natal, pero esta solo es posible aproximadamente en el 1% de los casos ya que en el 99% de los casos el embri?n descongelado est? muerto, o muere al ser descongelado o sigue vivo pero es inviable. Este 99% indefectiblemente muere. Esta desgracia es evitable prohibiendo, como en Alemania, la producci?n de embriones supernumerarios.

6. Conclusi?n.-

Esperamos con este trabajo se tome conciencia del problema, y que se analicen las propuestas que hicimos de lege ferenda y las consideraciones de lege data que realizamos. Cientos de Miles de seres humanos est?n en juego. No seamos c?mplices de la mas grandes de las matanzas de la Historia.

7. Bibliograf?a.

Ekmekdjian, Miguel Angel: Manual de la Constituci?n Argentina. Depalma. 3? edici?n. Bs.As, 1997.

Diario Clar?n. Ediciones varias del mes de diciembre de 2003.

http://www.bioeticaweb.com/1base/inicio_de_la_vida.htm:

?

? ?Tenemos el derecho de modificar la especie humana? (R. Andorno)
Las razones de mejora de la especie en la Reproducci?n asistida.

? La perversa teor?a del fin bueno (R. Spaeman)
Un c?lculo corrupto en el fondo del debate sobre el certificado de asesoramiento previo al aborto en Alemania.

? La regulaci?n jur?dica de la clonaci?n de seres humanos (C. Garc?a Miranda)

? Fundamentos del derecho natural a la vida (Ives Gandra da Silva)

? La cuesti?n de los embriones congelados (Faggioni)
Las modernas t?cnicas de fecundaci?n artificial han planteado, desde sus comienzos, delicados problemas morales; entre ?stos est?n emergiendo con urgencia dram?tica los relacionados con la crio-conservaci?n de los embriones.

? La contribuci?n de la Biolog?a al estatuto del embri?n (A.Serra)
Estudio especialmente detallado y puesto al d?a sobre el momento en el que la Biolog?a identifica el comienzo del individuo humano.

? Algunas consideraciones sobre las etapas iniciales de la vida humana (Dr. J. Aznar)
Comentarios al hilo de algunas situaciones actuales: R-486, clonaci?n terap?utica...

? El estatuto antropol?gico del embri?n humano (R. Lucas)
An?lisis detallado del concepto de persona y su aplicaci?n al embri?n humano.

? ?Qui?n es el embri?n? (J. Vega y otros)
An?lisis sencillo sobre las dificultades para reconocer como persona al embri?n.

? Consideraciones sobre el comienzo de la vida humana: unidad y unicidad desde la fecundaci?n (M. Vega y otros)

? Medicina reparadora- distintas posibilidades (Dr. J. Aznar)
Estudio de las diversas posibilidades que se plantean actualmente: uso de fragmentos de origen fetal, diversos tipos de c?lulas madre...

? Incertidumbres cient?ficas y retos ?ticos de la p?ldora del d?a siguiente (Dr. G. Herranz)

? Cambio de l?xico e ideolog?a: concepci?n y embarazo (Dr. G. Herranz)
Final del art?culo sobre la pdd, refiri?ndose al cambio en la significaci?n de los t?rminos

? El respeto debido al embri?n humano- perspectiva hist?rico-doctrinal (Dr. I. Carrasco)
Estudio en los Fil?sofos antiguos, Padres de la Iglesia, Magisterio

? El Estatuto del Embri?n (Prof. Ballesteros)
La cuesti?n biol?gica, filos?fica, y jur?dica, teniendo en cuenta las ?ltimas discusiones.

? Estatuto biol?gico del embri?n humano (Dr. Vega Guti?rrez)
Respuestas a los que niegan tal estatuto durante el tiempo anterior a la implantaci?n del embri?n

? ?tica: engendrado, no hecho (R. Spaemann)
Una reflexi?n sobre los tipos de clonaci?n y la argumentaci?n sobre los intentos de separar "derechos humanos" y "derechos de la persona"

? Las c?lulas madre y la defensa de la vida (G. Bush)

? Bio?tica de la manipulaci?n embrionaria humana (Dr. L.M. Pastor)
Estudio detallado de las diversas actuaciones sobre el embri?n, y su valoraci?n ?tica

? Tres razones cient?ficas, para optar por obtener c?lulas madre sin emplear embriones (Profra. L?pez Moratalla)

? El estudio de la c?lula madre: el plan comercial oculto (Jeremy Rifkin)

? El aborto como violaci?n del derecho a la vida (Carolina Gallegol Steinvorth y Andrea Montvelisky Rechwerger) .
Texto de la tesis doctoral presentada en 2001. Se puede ver el ?ndice o bajarse el texto completo si interesa.

? Alternativas a la utilizaci?n de c?lulas madre embrionarias con vista a la medicina regenerativa y reparadora (Dr. Justo Aznar)
Los diversos tipos de c?lulas madres que se est?n encontrando y los diversos experimentos que ya se han hecho

? Su destino, a partir del d?a "uno"
Traducci?n y resumen del art?culo de Helen Pearson, publicado en Nature sobre los ?ltimos descubrimientos biol?gicos del embri?n en sus primeros d?as

? Congelaci?n de Embriones (Dra. L?pez Moratalla)

? El embri?n humano amenazado por la realidad m?dica y el caos jur?dico. Conclusiones del Foro Internacional de Bio?tica.

? ?Es racional oponerse al uso de embriones humanos para fines de experimentaci?n? (Dr. G. Herranz)

? El embri?n preimplantado, ?es un conglomerado de c?lulas o un individuo humano? (Dr. J. Aznar)

? Naturaleza igualitaria y reproducci?n discriminatoria (I. Ar?chaga)
Comentario sobre la edad materna en FIVET

? Adopci?n pre-natal: una altertativa leg?tima para los embriones congelados (Dra. M?nica L?pez Barahona)

? Informe sobre el Informe de las c?lulas troncales (Prof. V. Bellver)


NOTAS:

[1] Este enfoque no es objeto de este trabajo.

[2] ?Si bien este derecho no est? reconocido expl?citamente en la Constituci?n nacional, est? impl?cito en el art. 33 de ella?. (Cf. Ekmekdjian,p.91)

[3] Ekemekjdian, pp 88-89.










Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 10:55  | Embriones
Comentarios (3)  | Enviar




El punto ?tico-jur?dico fundamental se encuentra en el reconocimiento de la cualidad humana del embri?n y, por ende, en la convicci?n de que ?el fruto de la generaci?n humana desde el primer momento de su existencia, es decir, desde la formaci?n del cigoto, exige el respeto incondicional que moralmente se debe al ser humano en su totalidad corporal y espiritual. El ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde su concepci?n y, por lo tanto, desde ese momento se le deben reconocer los derechos de la persona, entre los cuales, ante todo, el derecho inviolable a la vida que tiene todo ser humano inocente?. (2)

La praxis corriente, en cambio, se funda en la negaci?n de la pertenencia de los embriones, y sobre todo de los embriones precoces, al n?mero de los seres humanos. Esta negaci?n ha sido subrayada en la ambigua noci?n de pre-embri?n propuesta por la conocida embri?loga A. McLaren en 1986, noci?n acogida triunfalmente por el mundo para-cient?fico, y que ahora se est? abriendo camino tambi?n en el mundo m?dico. El uso de la noci?n de pre-embri?n es ideol?gico e instrumental y parece tener como fin la justificaci?n a posteriori, de una praxis manipuladora que de ning?n modo se quiere abandonar.

En cambio, desde nuestro punto de vista, se debe reconocer la aut?ntica humanidad del embri?n, aunque todav?a no se vea plenamente desplegada su personalidad. Por esto, la obtenci?n con t?cnicas artificiales de un embarazo a t?rmino no justifica ni la formaci?n de un n?mero excesivo de embriones ni su reducci?n mediante el aborto cuando se hayan implantado en n?mero demasiado grande ni la previa selecci?n eugen?tica ni su congelaci?n.

Los defensores de la crio-conservaci?n dicen que la congelaci?n salva a los embriones frescos de la destrucci?n, cuando no se los puede transferir por dificultades surgidas o por exceso de n?mero. Pero el salvamento ser?a aut?ntico si despu?s se garantizara a cada embri?n la posibilidad de reiniciar su camino de diferenciaci?n y perfeccionamiento hacia la madurez y el nacimiento. Desgraciadamente, el limbo de vida en suspenso al cual los sujeta la congelaci?n frecuentemente se transforma en antesala de la muerte. La misma pretendida inocuidad de la crio-conservaci?n es desmentida, como se ha visto, por la realidad cl?nica. No tiene valor para cambiar este juicio la afirmaci?n de que la p?rdida de embriones es un hecho transitorio, ligado a las actuales imperfecciones de las t?cnicas, pero que mejorar?n con el tiempo: no se pueden aplicar al hombre t?cnicas en fase experimental, antes de haberlas perfeccionado con los animales, y en consecuencia, no se pueden l?citamente crear surplus de embriones que ni siquiera se pueden conservar con suficiente margen de seguridad.

Finalmente la congelaci?n, prescindiendo de la peligrosidad de la metodolog?a para la integridad y la supervivencia del embri?n, constituye en s? misma una lesi?n de la dignidad de la criatura humana y del derecho del embri?n a desarrollar su teleolog?a inmanente y de proceder con autonom?a hacia su propio fin. La congelaci?n bloquea el devenir de esta existencia y podr?a ser justificada -entramos en el campo de lo futurible- solamente si fuera el ?nico medio para tutelar la subsistencia de una vida naciente que se encontrara accidentalmente en peligro, pero no ciertamente si es puesta directamente en peligro por nuestras insensatas manipulaciones. La destrucci?n de criaturas inocentes, inherente a ciertos procedimientos (fecundaci?n extra-c?rporea y congelaci?n, en particular), no puede ser el precio a pagar para hacer nacer otros, si no es en una ?ptica teleol?gico-utilitarista que privilegia sobre todo la obtenci?n de un resultado; y que no atribuye al embri?n precoz ning?n valor, o un valor inferior al de un feto llegado a t?rmino, seg?n la inaceptable idea de una gradualidad en el valor de las vidas humanas.

A la luz de estas reflexiones permanece dram?tica y actual la condena que la instrucci?n Donum vitae hizo de la congelaci?n de embriones porque ?aunque se haga para garantizar una conservaci?n del embri?n vivo -crio-conservaci?n- constituye una ofensa al respeto que se debe a los seres humanos, en cuanto los expone a graves riesgos de muerte o de da?o para su integridad f?sica, los priva por lo menos temporalmente de la acogida y de la gestaci?n materna y los pone en una sitauci?n susceptible de ulteriores ofensas y manipulaciones?. (3)

El Santo Padre, despu?s de un llamamiento a la grave responsabilidad de los cient?ficos, en el mismo discurso se dirige as? a los juristas y a los gobernantes: ?Mi voz se dirige tambi?n a todos los juristas para que se ocupen a fin de que los Estados y las instituciones internacionales reconozcan jur?dicamente los derechos naturales del mismo surgir de la vida humana y adem?s se hagan tutores de los derechos inalienables que los millares de embriones congelados han adquirido, intr?nsecamente, desde el momento de la fecundaci?n. Los mismos gobernantes no pueden substraerse a este empe?o, para que desde sus or?genes se tutele el valor de la democracia, la cual hunde sus ra?ces en los derechos inviolables reconocidos a cada individuo humano?.
?QU? HACER CON LOS EMBRIONES CONGELADOS?

Las actividades de manipulaci?n de embriones y las aberrantes disposiciones legislativas que las consienten se inscriben en la mentalidad distorsionada que preside muchas pr?cticas de reproducci?n artificial. En particular, la fertilizaci?n in vitro, violando la inseparable conexi?n entre los gestos del amor encarnado de los esposos y la transmisi?n de la vida, oscurece el significado profundo del generar humano. No es, por tanto, l?cito producir embriones in vitro y muchos menos producirlos voluntariamente en n?mero excesivo, de modo que sea necesaria la crio-conservaci?n. ?sta parece ser la ?nica respuesta razonable a la cuesti?n de la congelaci?n embrional y en tal sentido el Santo Padre ha interpelado a los hombres de ciencia. Sin embargo, el modo antinatural en que estos embriones han sido concebidos y la antinaturales condiciones en que se encuentran, no pueden hacernos olvidar que se trata de criaturas humanas dones vivientes de la Bondad divina, creados a imagen del mismo Hijo de Dios. Se nos pide entonces c?mo intervenir para salvar estas criaturas, resolviendo de modo ?ticamente aceptable el desagradable dilema.

Una vez que los embriones son concebidos in vitro, existe por cierto la obligaci?n de transferirlos a la madre y solamente ante la imposibilidad de una transferencia inmediata se podr?an congelar, siempre con la intenci?n de transferirlos apenas se hayan presentado las condiciones. En efecto, el seno materno es el ?nico lugar digno de la persona, donde el embri?n puede tener alguna esperanza de sobrevivir, reanudando espont?neamente los procesos evolutivos artificialmente interrumpidos. Tambi?n aquellos que -en contraste con la moral cat?lica- considerasen justo recurrir a m?todos extra-corp?reos no podr?an eximirse de respetar ese m?nimo ?tico que est? constituido por la tutela de la vida inocente. Ni siquiera en caso de divorcio el marido podr?a oponerse a la petici?n de la esposa de recibir los embriones ya concebidos pues, una vez que la vida humana ha comenzado, el progenitor no tiene ning?n derecho de oponerse a su existencia y desarrollo. El embri?n, de hecho, no obtiene su derecho a existir de la com?n acogida de sus progenitores, de la aceptaci?n de la madre o de una determinaci?n legal, sino de su condici?n de ser humano. Hay que poner de relieve, por otra parte, que en un embarazo diferido, el significado de la procreaci?n, en su compleja din?mica antropol?gica, es ulteriormente turbado y trastornado: la escisi?n artificiosa entre uni?n sexual (cuando ha tenido lugar) y concepci?n, ya dr?stica e inaceptable en las t?cnicas extra-corp?reas, se hace m?xima en el caso de la implantaci?n de un embri?n crio-conservado.

Si no se puede encontrar a la madre, o ?sta rechaza la transfer, algunos autores, incluso cat?licos, han considerado la posibilidad de transferir los embriones a otra mujer. Se tratar?a de una adopci?n prenatal diferente de la maternidad suced?nea y de la fecundaci?n heter?loga con donaci?n de ovocitos: aqu? no se dar?a una lesi?n de la unidad matrimonial ni un desequilibrio de las relaciones de parentesco pues el embri?n se encontrar?a, desde el punto de vista gen?tico, en una misma relaci?n con ambos padres adoptivos. Los v?nculos m?s intensos y profundos establecidos entre quien es adoptado antes de nacer y los padres adoptivos, tendr?an que atenuar algunos problemas psicol?gicos que se observan en las adopciones tradicionales, mientras se exaltar?a el sentido de la adopci?n como expresi?n de la fecundidad del amor conyugal y fruto de una generosa apertura a la vida, que lleva a la acogida en el seno de una familia de hijos privados de padres o abandonados (4), y sobre todo de los abandonados a causa de minusval?a o enfermedad (5).

La soluci?n, sugerida como extrema ratio para salvar los embriones abandonados a una muerte segura, tiene el m?rito de tomar en serio el valor de la vida, si bien fr?gil, de los embriones y de aceptar con valent?a el desaf?o de la crio-conservaci?n buscando limitar los nefastos efectos de una situaci?n desordenada. Sin embargo, el desorden dentro del cual discurre la raz?n ?tica marca profundamente las tentativas mismas de soluci?n. En efecto, no se pueden silenciar los graves interrogantes que provoca est? soluci?n y, de modo particular, el temor a que esta singular adopci?n no logre substraerse a los criterios eficientistas y deshumanizantes que regulan la t?cnica de la reproducci?n artificial: ?ser? posible excluir toda forma de selecci?n, o evitar que se produzcan embriones en vista de la adopci?n? ?Es imaginable una relaci?n transparente entre los Centros que producen il?citamente embriones y los Centros donde ?stos ser?an y los Centros donde ?stos ser?an l?citamente transferidos a madres adoptivas? ?No se corre el riesgo de legitimar e incluso promover, inconsciente y parad?jicamente, una nueva forma de cosificaci?n y manipulaci?n del embri?n y, m?s en general, de la persona humana?

En el caso de los embriones congelados tenemos un ejemplo impresionante de los inextricables laberintos en los que se aprisiona una ciencia cuando se pone la servicio de intereses particulares y no del bien aut?ntico del hombre, ?nicamente al servicio del deseo y no de la raz?n. Por ello, frente al alcance de las cuestiones en juego -cuestiones de vida o de muerte- el pueblo cristiano siente con m?s fuerza que nunca la misi?n, que el Se?or le confi?, de anunciar el evangelio de la vida y se compromete, junto con todos los hombres de buena voluntad, a responder a las problem?ticas emergentes con soluciones incluso audaces, pero siempre respetuosas de los valores de las personas y de sus derechos nativos, sobre todo cuando se trata de los derechos de los d?biles y de los ?ltimos.

Notas

2. Donum vitae, I, 1
3. Donum vitae, I, 6.
4. cf. Familiaris consortio, 14 y 41; Evangelium vitae, 93.
5. cf. Evangelium vitae, 63.

Maurizio Faggioni



Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 10:51  | Embriones
Comentarios (0)  | Enviar
Domingo, 26 de febrero de 2006
Viernes, 24 de febrero de 2006


El dispositivo intrauterino (DIU), como recurso anticonceptivo comenz? a utilizarse en forma progresiva en la segunda mitad del siglo XX, pero su uso hist?rico se remonta al siglo V a.C., cuando se les llamaba pesarios, y debido a su car?cter abort?geno Hip?crates renunciaba a ellos: ?no colocar? a ninguna mujer un pesario destructor del feto? (1).

El t?rmino ?pesario? dej? de usarse, pero la denominaci?n contempor?nea de ?dispositivo? no cambi? su mecanismo de acci?n abortiva, aunque interrumpa m?s tempranamente la gestaci?n. Tampoco consigui? ?sortear? la ?tica hipocr?tica. La ?tica y la realidad cient?fica se mantuvieron unidas, por encima de consensos basados en intereses econ?micos corporativos. La medicina basada en la evidencia, es una aplicaci?n ?tica contempor?nea del conocimiento, que permite evitar los eufemismos que confunden y quitan libertad para decidir sobre fundamentos cient?ficos objetivos. Es a esta evidencia a la que se refiere ACI Prensa, cuando afirma que en EEUU s?lo se levant? la prohibici?n para el DIU, luego de que se legalizase el aborto (2).

Los m?s ac?rrimos defensores del DIU como anticonceptivo, reconocen su efecto abort?geno en el 2% de los casos. Cabe preguntarse si es cient?ficamente aceptable un procedimiento m?dico que al aplicarlo cause la muerte en dos de cada cien casos. Semejante da?o real, llevado a cabo para un pseudo-bienestar de terceros, ?se justificar?a por el s?lo hecho de que las v?ctimas son indefensas e incapaces de quejarse?

El problema de esta conducta es doble:
a) deja de lado la ?tica que toma la vida humana como valor de referencia,
b) ignora la medicina basada en la evidencia, porque sustituye el conocimiento cient?fico por una ideolog?a no ?tica, basada exclusivamente en consensos de opini?n, opini?n guiada por intereses corporativos.

Desde 1987 se publican enunciados como que ?es improbable que la eficacia anticonceptiva de los DIU resulte fundamentalmente o en forma exclusiva, de su capacidad para interferir con la implantaci?n? (3). Luego, la propia evidencia cient?fica llev? a los promotores del DIU a fijar arbitrariamente el inicio de la vida humana, no en la concepci?n, sino en la implantaci?n uterina. Era una exigencia para poder afirmar que: ?el DIU no es un abortivo? (4), pues actuaba antes del inicio de la gestaci?n. Pero, ?el inicio del embarazo puede fijarse ?por decreto?? Ello ser?a similar a decir que la vida humana comienza con el ingreso a la escuela o a la universidad, as? no ser?a homicidio el realizado sobre el ?pre-escolar?, o el ?pre-universitario?.

?El DIU no es abort?geno?

La literatura m?dica cuenta con abundante evidencia de mujeres embarazadas a quienes debi? retirarse el DIU par evitar el aborto. Esta evidencia es la que llev? a que se completase la acci?n mec?nica con una acci?n bioqu?mica. Pero tambi?n existe abundante evidencia que se?ala la acci?n abortiva de estos medios biol?gicos.

Los primeros DIU, construidos de material pl?stico se sustituyeron por la llamada T de cobre: el cobre interfer?a con el zinc a nivel del metabolismo celular, para producir la muerte de la c?lula.

Aunque los promotores de este modelo plantearon una acci?n exclusiva del cobre sobre los espermatozoides (epermicida), nunca explicaron porqu? no afectaba igualmente a otras c?lulas, como a las embrionarias, y a las del endometrio que debe albergar al embri?n. Si el embri?n sobreviv?a a la agresi?n mec?nica, deb?a enfrentar la acci?n bioqu?mica que provocar?a su muerte.

La acci?n del cobre, fue luego sustituida por una hormona agregada al DIU (el levonorgestrel), que impide el desarrollo del endometrio y la implantaci?n del embri?n. Esta acci?n, reconocida en Internet por los propios fabricantes del ?Mirena?, difunde el hecho de que la falta de endometrio lleva a una disminuci?n de su descamaci?n, que se traduce en una menstruaci?n que llega a ser un 95% menor a lo normal.

En realidad, el DIU nunca actu? por un mecanismo anticonceptivo ?de barrera?, (como algunos pretenden) y como es el caso del preservativo. La acci?n del DIU, mec?nica y bioqu?mica, siempre fue la de interferir con la anidaci?n del embri?n. Su propia ubicaci?n, en el cuerpo del ?tero, no inhibe la concepci?n (que se produce en las trompas uterinas), por ello no es ?anticoncepci?n?, anticonceptivo, sino abortivo. Ello explica que en numerosos casos de embarazo ?comprobado?, deba retirarse el DIU, para impedir el aborto.

Suponiendo, a?n sin evidencia cient?fica, de un efecto exclusivamente espermicida del DIU, como algunos pretenden, no se podr?a justificar su ventaja respecto a los preservativos: ?para qu? colocar un cuerpo extra?o en el ?tero, con los riesgos reconocidos de perforaci?n uterina, infecci?n, hemorragias, y adherencias? La relativa ineficiencia del preservativo para evitar el embarazo y el SIDA, no justificar?an el uso del DIU, que no previene el SIDA, pero que s? tiene una acci?n abort?gena.

Los intereses corporativos pretendieron soslayar la acci?n abortiva (no anticonceptiva), afirmando que la gestaci?n no se iniciaba con la concepci?n, sino con la implantaci?n uterina, pero esto era un enunciado ?impuesto por decreto?: en la concepci?n ya tiene lugar la conformaci?n completa del nuevo individuo, con la totalidad de la carga gen?tica de ADN, que lo singularizar? hasta la muerte. Si el DIU no fuese abortivo, ?por qu? el empe?o de fijar tan arbitrariamente el inicio del embarazo? Este ?argumento de autoridad?, fue denunciado por varios autores (5), como contrario a la evidencia cient?fica de racionalidad.

La medicina basada en la evidencia (MBE)

Sostener que el DIU no es abort?geno contradice tendencias de profunda raigambre cient?fica, que dan fundamento ?tico a la aplicaci?n tecnol?gica: ?La MBE es la utilizaci?n conciente, expl?cita y juiciosa de la mejor evidencia cient?fica cl?nica disponible para tomar decisiones sobre el cuidado de los pacientes individuales? (6).
Para aplicar estos criterios al DIU, en su ?utilizaci?n conciente y juiciosa?, no deber?an ignorarse los trabajos que demuestran que durante el embarazo con DIU, cae en la sangre materna la dosificaci?n de diferentes sustancias, que elabora el embri?n. Estas sustancias caen y desaparecen, porque muere el embri?n. Adem?s de la gonadotropina cori?nica, m?s tard?a, se destaca la dosificaci?n de la EPF (early prefactor), sustancia inmunosupresora, que es detectada ya desde las 4 horas de la concepci?n (7). Ello evidencia no s?lo la falacia que supone un ?embarazo burocr?tico? (iniciado a los 6 o 7 d?as de la concepci?n), sino la evidencia de la producci?n de un ?aborto biol?gico?. La MBE se refiere s?lo a los fen?menos cient?ficos, no a los fen?menos burocr?ticos.

La utilizaci?n del DIU como ?anticonceptivo de emergencia?, luego de una posible concepci?n, es otra evidencia de su acci?n abort?gena. Puesto que el ?vulo s?lo vive 24 horas, al ser fecundado, el DIU s?lo puede actuar eliminando al embri?n ya concebido.

El Dr. Yank Colbe, presidente de la Asociaci?n M?dica Mundial, se ha referido a la MBE, diciendo que puede ocurrir que ?la ciencia y sus aplicaciones, la ?tica y la humanidad, se quedan en buenas intenciones?? (8). Aplicando estos conceptos para el uso del DIU, cabr?a dudar de las ?buenas intenciones?, ya que se ignoran todas, y no s?lo ?la mejor evidencia cient?fica disponible?, cuando se recurre al pobre recurso de modificar el inicio de la gestaci?n para descartar la acci?n abortiva.

Es imprescindible para la excelencia en la pr?ctica m?dica utilizar la MBE al ?tomar decisiones sobre el cuidado de pacientes individuales?, pero no mejora la calidad de las decisiones, ignorar la existencia del paciente individual. ?Acaso la inmadurez y menor autonom?a del paciente, le otorga menos derechos? ?No deber?an extremarse los cuidados asistenciales en la misma medida en que son mayores los requerimientos?

El peligro de la aplicaci?n de esta ideolog?a no ?tica, usada para el uso del DIU, tiene proyecciones sociales que no deber?an pasar desapercibidas. Si los derechos humanos fuesen funci?n del grado de madurez y autonom?a, ser?a necesario recordar que en la sociedad hay grandes sectores de poblaci?n, que tienen severas limitaciones en su desarrollo personal por diversos motivos. Incluso quienes gozan de perfecta salud, siempre tienen ciertas limitaciones en su autonom?a personal.

Desde 1997 se viene reclamando la exigencia ?tica de consentimiento informado de las mujeres a las que se coloca DIU. Se les debe poner al tanto, no s?lo de las acciones contrarias a la salud de la mujer, sino de las que causan la muerte de sus hijos (9). Sin embargo, estos reclamos parecer?a que han dejado su lugar a otros m?s prioritarios: hoy reclamamos la necesidad de respetar la racionalidad, y los argumentos cient?ficos utilizados por la MBE.


................

(1) Juramento de Hip?crates, Punto 4. http://escuela.med.puc.cl/pub/HistoriaMedicina/, P. Universidad Cat?lica de Chile. Apuntes de la Historia de la Medicina.

(2) www.aciprensa.com/aborto/adiu.htm

(3) World Health Organization, Scientific Group. ?Mechanism of action, safety and efficacy of intrauterine devices?. Technical Report Series Number 753. Geneva: World Health Organization, 1987..

(4) American Collage of Obstetrician and Ginecologists. ?The intrauterine device, ACOG Technical Bulletin Number 104?. Washington DC: American Collage of Obstetrician and Ginecologists, May 1987.

(5) MARSHALL, RG, ?RATNER, H., ?Oral Contraceptives: The medical evidence for abortion?. Part II, A.L.L. About Issues, 1986: Nov-Dec: 8.

(6) www.alemana.cl/mbe/recursos/htm.

(7) DI PIETRO, ML., SGRECCIA E., ?La contragestazione ovvero l? aborto nascoto?. Medicina e Morale, 1988; 1: 12-13.

(8) www.infodoctor.org/rafabravo/netting.htm

(9) Cf. ?Mechanism of action of intrauterine contraceptive devices and its relation to informed consent?, American Journal of Obstetrics and Ginecology de Louisville, marzo de 1997, pp. 503-506.


Dr. Eduardo Casanova, Colaborador de Mujer Nueva

Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 16:11  | Aborto
Comentarios (0)  | Enviar



El lado oscuro de la mentalidad consumista



Los defensores del aborto que durante d?cadas han negado o minusvalorado la humanidad del ni?o nacido est?n logrando sus frutos. Como indican las ?ltimas noticias, cada vez m?s, los ni?os no nacidos est?n siendo tratados como productos de consumo.

El 10 de septiembre 2005, el Times de Londres publicaba un reportaje que describ?a c?mo vende partes de beb?s el Instituto para Problemas de Criobiolog?a y Criomedicina de la Academia Nacional de Ciencias de Ucrania, en Jarkov. Su p?gina web contiene una lista que ofrece diversas c?lulas y tejidos de beb?s.

El instituto alega que el material proviene de fetos abortado en una etapa temprana de desarrollo. Pero, seg?n el Times, esta afirmaci?n es dudosa tras las revelaciones sobre casos de desapariciones de beb?s nacidos vivos de las salas de maternidad de la ciudad de Jarkov.

El art?culo citaba a una ex empleada del instituto, Julia Kopeika, que afirmaba que los cient?ficos del instituto en este campo se han beneficiado desde hace mucho de una postura m?s relajada hacia los temas ?ticos. Adem?s, la ley ucraniana considera que los beb?s nacidos antes de las 27 semanas o con un peso inferior a l kilo son calificados de abortos. De esta forma, los beb?s no est?n registrados oficialmente y, en ocasiones, son arrebatados a sus madres y no se les devuelven, declaraban al Times activistas de derechos humanos.

El 17 de abril pasado, un reportaje en otro peri?dico brit?nico, el Observer, alegaba que se pagaba a las mujeres ucranianas por vender sus fetos a las cl?nicas. Los tejidos se utilizan para tratamientos de belleza que presumiblemente rejuvenecen la piel y para curar enfermedades. El Observer afirmaba que si a las mujeres se les pagaban 100 libras (182 d?lares) por feto, que luego era vendido en Rusia por m?s de 5.000 libras (9.100 d?lares).

Embriones frescos

Hace dos semanas, se hizo p?blica la preocupaci?n en Canad? por la utilizaci?n de embriones ?frescos? como fuente de c?lulas madre, informaba el 13 de septiembre el National Post. Un art?culo publicado en el Canadian Medical Association Journal advert?a que se est? animando a las mujeres a donar embriones frescos, como opuestos a ?pasados?, que son los embriones congelados sobrantes de tratamientos anteriores de fertilizaci?n in vitro, para crear c?lulas madre.

Los autores del art?culo, el doctor Jeffrey Nisker, de la Universidad de Ontario Occidental, y la doctora Fran?oise Baylis, de la Universidad Dalhousie de Halifax, advert?an tambi?n que las mujeres pueden reducir sus opciones a quedarse embarazadas en el futuro.

Asimismo, Baylis se quejaba de la manera ?subrepticia? en que el Canadian Institute of Health Research, una agencia federal, hab?a cambiado silenciosamente las normas el 7 de junio para permitir, de modo expl?cito, que los investigadores de c?lulas madre utilizaran embriones humanos frescos. S?lo dos d?as despu?s, un equipo de investigadores de Toronto encabezado por el doctor Andras Nagy anunciaba que no s?lo estaba trabajando con embriones fresco sino que ya los hab?a utilizado para crear las primeras c?lulas madre de embriones de Canad?.

Jeffrey Niscker, copresidente del comit? consultivo de tecnolog?a reproductiva y gen?tica de Health Canada, disuelto tras la aprobaci?n por el gobierno federal de la nueva ley que rige la tecnolog?a reproductiva, hizo unas declaraciones. Declar? al National Post: ?En ning?n momento imagin? (el comit?) que a una mujer se le planteara el donar un embri?n fresco?. Nisker afirm? que el tema exige una clarificaci?n y a?adi? que piensa que los m?dicos que piden a las mujeres que donen sus embriones frescos pueden estar quebrantando el c?digo ?tico m?dico.

Por su parte, el cient?fico que cre? la oveja Dolly, Ian Wilmut, sosten?a que se deber?an usar las c?lulas madre de embriones humanos, para salvar a los animales de ser utilizados en las pruebas. El peri?dico escoc?s Herald informaba el 8 de septiembre de que Wilmut sosten?a que esta investigaci?n ser?a ?m?s ?tica?.

En un discurso en la facultad de veterinaria de la Universidad de Glasgow, Wilmut declar? que estudiar las enfermedades humanas incurables creando embriones y clon?ndolos como l?neas de c?lulas salvar?a ?potencialmente a muchos miles de animales?.

Wilmut solicit? recientemente una licencia de utilizaci?n de c?lulas madre de embriones para desarrollar una cura de la esclerosis lateral amiotr?pica, la enfermedad de Lou Gherig, un desorden neuro motriz.

Eliminar a los ?inapropiados?

Cada vez se eliminan m?s beb?s que sufren de defectos gen?ticos, informaba en un art?culo de profundizaci?n el 29 de abril el Washington Post. El art?culo explicaba que, seg?n una encuesta a cerca de 3.000 padres de hijos con s?ndrome de Down, publicada en la American Journal of Obstetrics and Gynecology, los profesionales de la salud que realizan los esc?neres prenatales suelen dar a los padres una imagen negativa de las consecuencias de tener un hijo con este problema.

?En muchos casos los doctores son insensibles sino verdaderamente groseros?, afirmaba el autor, el estudiante de medicina en Harvard, Brian Skotko, cuya hermana de 24 a?os tiene s?ndrome de Down.

El art?culo explicaba que los campos en los ?ltimos a?os han mejorado mucho la situaci?n de quienes sufren s?ndrome de Down. En lugar de ser relegados por las instituciones, ahora tienden a vivir entre la poblaci?n general, y una mejor atenci?n m?dica ha dado como resultado un aumento en la esperanza de vida. Los beb?s que sobreviven suelen alcanzar los cincuenta, seg?n la National Down Syndrome Society.

Sin embargo, seg?n un art?culo de George Neumayr, publicado en junio en el American Spectator, los investigadores estiman que m?s de un 80% de los beb?s a los que actualmente se diagnostica en los esc?neres prenatales s?ndrome de Down son abortados. De igual forma, un alto porcentaje de fetos con fibrosis c?stica son abortados.

De hecho, desde los a?os sesenta, el n?mero de americanos con anencefalia y espina b?fida ha descendido de forma acusada. Esta ca?da corresponde con el ascenso del esc?ner prenatal, explicaba Neumayr.

Y aquellos doctores que no adviertan a las madres sobre los riesgos que corren sus fetos pueden ser demandados. El art?culo citaba la publicaci?n Medical Malpractice Law & Strategy: ?Las sentencias de los tribunales a lo largo del pa?s muestran que el incremento de uso de las pruebas gen?ticas han expuesto, en gran medida, a demandas a los m?dicos por fallos a la hora de dar consejo a los pacientes sobre los des?rdenes hereditarios?.

El cliente siempre tiene raz?n?

Y no s?lo los no nacidos est?n en peligro. En un art?culo de opini?n del 17 de abril en el Sunday Times de Londres, Brenda Power comentaba el caso de Tristan Dowse, un ni?o de 3 a?os adoptado por la pareja irlandesa formada por Joe y Lala Dowse mientras viv?an en Indonesia.

Los padres adoptaron despu?s de no ser capaces de concebir un hijo. Pero dos a?os despu?s, Lala logr? tener un hijo por s? misma. Cuando los padres decidieron dejar el pa?s, tambi?n dejaron atr?s a Tristan. Abandonaron a Tristan en un orfanato, cuya pol?tica era descrita por Power como ?amigable con el consumidor?. Aparentemente, seg?n las leyes irlandesas, lo que los padres hicieron era legal.

No obstante, no todas las noticias son negativas. Siguen apareciendo historias de madres que sacrifican sus vidas para dar una oportunidad de vivir a sus hijos. Tal ha sido el caso de una mujer italiana, Rita Fontana, recogido en diario La Repubblica el 26 de enero pasado.

Madre de dos hijos, Rita estaba esperando el tercero cuando se le diagnostic? un melanoma. Rechaz? el tratamiento que podr?a haber puesto en peligro la vida de su hijo no nacido. Apenas tres meses despu?s de que naciera Federico, su madre muri?.

Su marido, Enrico, explicaba que Rita hab?a dicho que le era imposible poner en peligro la vida de su beb? no nacido, diciendo que ser?a como matar a uno de sus otros dos hijos para salvar su vida.

Y a?adi? que Rita hab?a visto a su nuevo hijo como un regalo y como un milagro, no como una condena. Ciertamente no como un producto de consumo.




Zenit.org




Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 12:28  | Testimonios provida
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 23 de febrero de 2006



En Espa?a se empieza a recurrir a ellos, y el Ministerio de Sanidad se opone


La sangre del cord?n umbilical (SCU) es rica en c?lulas madre v?lidas para tratar distintas clases de c?ncer como linfomas o leucemias. Cada vez se les descubren m?s aplicaciones en medicina regenerativa, como sucede con otras c?lulas madre, con la ventaja de que estas son de las m?s f?ciles de obtener. Ya en 2004 se hicieron en Jap?n m?s trasplantes con ellas que con las de m?dula ?sea.


Como las c?lulas madre de SCU duran congeladas quince a?os o quiz? m?s, se pueden usar para tratar al mismo ni?o del que se obtuvieron si despu?s desarrolla una enfermedad, como un c?ncer infantil, a no ser que el mal sea hereditario (p.ej., la anemia de Falconi), pues en tal caso las c?lulas madre tendr?an el mismo defecto gen?tico. Y si las c?lulas valen pero el mismo ni?o no las necesita, pueden servir para otra persona gen?ticamente compatible, que puede ser incluso alguien sin relaci?n de parentesco, aunque eso es mucho menos probable.

Se comprende, pues, que cada vez m?s padres quieran conservar la SCU para su mismo hijo o un familiar, aunque depositarla en un banco privado cuesta 1.500 euros o m?s. Podr?an donarla a un banco p?blico, pero entonces no la tendr?an reservada para uso propio. Ciertamente, la probabilidad de que lleguen a necesitarla es muy peque?a; pero lo mismo ocurre con otras muchas eventualidades para las que la gente contrata p?lizas de seguro: muerte en accidente, incendio? Adem?s, el sistema p?blico espa?ol no cubre el transporte si en el lugar del parto no hay banco, mientras que los privados se encargan de todo. En el caso de clientes espa?oles, tienen que trasladar la SCU al extranjero, porque en Espa?a solo est?n autorizados los bancos p?blicos. Uno privado que empez? ?dicen sus responsables? con todos los permisos fue cerrado por la autoridad en cuanto se divulg? el caso.

Y es que a la Administraci?n espa?ola le parece muy mal que la gente contrate esos servicios. El Ministerio de Sanidad se apresur? a asegurar que la Ley de Trasplantes no los permite, y por si hubiera dudas se ha puesto a preparar un decreto para prohibirlos expresamente. El Sistema Nacional de Trasplantes, dependiente del Ministerio, se opone porque contradicen los principios b?sicos de la donaci?n, consignados en la Ley de Trasplantes: altruismo y que no haya ?nimo de lucro.

Guardar la SCU del hijo no es una pura manifestaci?n de altruismo, aunque no lo excluye: quien guarda c?lulas a sus expensas tambi?n podr?a donarlas si valieran para otro. Con 20.000 muestras de SCU en el sistema p?blico espa?ol, los bancos privados ?con unas decenas de clientes en el pa?s, hasta ahora? no son "competencia", y si se permitieran en Espa?a, podr?an sumarse al conjunto. Cuantas m?s muestras haya en bancos, p?blico o privados, mayor es la probabilidad de encontrar c?lulas v?lidas para quien las necesite.

Donde s? hay ?nimo de lucro

En todo caso, no se puede prohibir a nadie que conserve la SCU donde quiera, ni se ve c?mo puede eso ser ilegal. La Ley de Trasplantes impone la gratuidad para impedir el tr?fico de ?rganos; pero el dep?sito de SCU en un banco privado, aunque tenga precio, no es venta de c?lulas. Si al Ministerio le preocupa el posible tr?fico de material biol?gico, har?a mejor en mirar a otro sector, donde el riesgo es real y el ?nimo de lucro evidente. Las cl?nicas de reproducci?n asistida recurren a la donaci?n de gametos, que por ley ha de ser gratuita; pero se permite una compensaci?n por las molestias, por donde se puede colar el tr?fico.

En el caso de la donaci?n de ?vulos, las molestias de la estimulaci?n ov?rica son importantes. Entre el 0,3% y el 5% o m?s de las mujeres sometidas a ese procedimiento sufren complicaciones como dolor severo, fallo renal o riesgo de quedar inf?rtiles, explica la Prof. Natalia L?pez Moratalla en una entrevista para el semanario "Alba" (27 enero-2 febrero 2006). Por eso, a?ade la profesora, "las mismas molestias de la multiovulaci?n para la mujer que quiere ser madre se consideran lo suficientemente fuertes para que las cl?nicas de fecundaci?n "in vitro" congelen los embriones en vez de repetir el tratamiento y la punci?n". En el caso de una donante, har? falta una poderosa motivaci?n o una satisfactoria compensaci?n por las molestias.

El peligro de tr?fico encubierto no ser?a para preocupar si la donaci?n de ?vulos fuera rara. Pero resulta que Espa?a es el pa?s europeo donde m?s se practica, con gran diferencia: en casi el 11% de los ciclos de reproducci?n asistida, seg?n muestran los datos recopilados por la ESHRE (Sociedad Europea de Reproducci?n Humana y Embriolog?a; cfr. "Assisted reproductive technology in Europe, 2000", en "Human Reproduction" 19 [2004]: 490-503). En Espa?a, que registra el 5% de los ciclos que se realizan en Europa, los ciclos con ?vulos donados (cerca de 1.600 en 2000) son el 24% del total del continente.

El actual equipo del Ministerio de Sanidad ha redactado la ?ltima reforma de la ley de reproducci?n asistida, que da v?a a?n m?s libre a las cl?nicas del ramo. Permite la criba eugen?sica de embriones para hallar "beb?s medicamento", generar embriones sin finalidad de reproducci?n, la clonaci?n "terap?utica", crear h?bridos de humano y animal y casi cualquier uso de los embriones. Son pr?cticas por las que se cobra o que pueden reportar beneficio econ?mico. Resulta parad?jico que los mismos promotores de este "laissez-faire" se erijan en campeones del altruismo cuando algunos pagan para conservar sus c?lulas

Firmante: Rafael Serrano

Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 17:09
Comentarios (0)  | Enviar


Romper tab?es en torno a modelos familiares


Firmante: Maria Pia Chirinos
22-02-2006
019/06

?Modelos familiares? En teor?a, se pueden defender muchos. Pero la realidad revela los costes sociales de unos y las ventajas de otros. Por eso, no sorprende que, ante el d?ficit de humanidad en sociedades altamente tecnificadas, se redescubran valores olvidados de la familia: una fecundidad que asegure el futuro, una crianza de los hijos que no los sobreproteja y una revalorizaci?n del trabajo de quienes cuidan a los m?s fr?giles.


?No se han probado ya todo tipo de soluciones sociol?gicas, pedag?gicas y psicol?gicas para el "buen funcionamiento" familiar? Efectivamente, y quiz? por eso la nueva propuesta llame poderosamente la atenci?n: atreverse a echar mano de algunas soluciones que hasta hace muy poco se consideraban "tab?es" y hoy aparecen como extraordinariamente eficaces para devolver a la sociedad su rostro m?s humano: su rostro familiar.

?El futuro? M?s ni?os


"Aseguremos el futuro de nuestro pa?s. M?s ni?os. Mejor educaci?n. Familias fuertes": probablemente quien lea este "slogan" no dude en colocarlo en un ?poca hace tiempo superada. A?adamos unas cuantas frases m?s para reforzar esta sospecha: "Fundar una familia, tener hijos y m?s adelante, nietos: ?sta es y seguir? siendo para la mayor?a de las personas el fundamento decisivo para una vida feliz. S?lo familias con hijos pueden asegurar la continuidad de nuestra sociedad. Un pa?s sin ni?os es en todo sentido un pa?s sin futuro, desde el punto de vista social, econ?mico y cultural. S?lo una sociedad amiga de los ni?os puede ser din?mica y crecer con fuerza"? Descubramos el enigma. Se trata del borrador del nuevo programa del Partido Socialdem?crata Alem?n (SPD), presentado en su primera reuni?n en Mainz despu?s de las recientes elecciones generales. Sustituir? al de 1989, y se espera disponer del texto definitivo en febrero de 2007 y aprobarlo en la asamblea del partido en oto?o siguiente.

Ser?a ingenuo pensar que el SPD modifica su programa a la ligera. Aunque los motivos puedan ser variopintos y no del todo convincentes, la decisi?n parece bien madurada despu?s de rendirse ante la evidencia. En primer lugar, una poblaci?n alemana que envejece y no asegura el recambio generacional. Los hogares unipersonales son mayor?a, seguidos por los de dos y tres personas; y, aunque muchos quieren tener hijos, no se atreven o no consiguen realizar sus deseos. A esta poblaci?n pretende dirigirse el SPD, ayudando a crear condiciones sociales, laborales y educativas que faciliten la paternidad. ?C?mo lo lograr?n? Un primer paso positivo nada despreciable ya se ha adoptado: la coalici?n gobernante ?democristiana y socialdem?crata? acaba de aprobar medidas fiscales de apoyo a la familia con hijos.

La herencia de los Gates

Otro axioma arraigado nos dice que si queremos a nuestros hijos, hay que evitarles todos los obst?culos innecesarios, que tanto han dificultado nuestros ?xitos. Lo mejor que les podemos ofrecer es una existencia sin problemas?

Tras cuarenta a?os de la as? llamada "paternidad responsable", quiz? haya llegado el momento de hacer cuentas con el reparto de la tarta. Hoy empieza a comprenderse que un trozo demasiado grande puede sentar mal. La revista "Time" en su ?ltimo n?mero de 2005, al designar a los "Personajes del a?o" se?ala acerca de los elegidos: "Lo peor que har?an en favor de sus hijos ser?a dejarles en herencia todo el dinero que tienen"? ?Qui?nes son estos padres? Los archimillonarios Bill Gates y su esposa Melinda, que llegaron a esta convicci?n despu?s de leer en "Fortune" los peligros de la riqueza cuando se accede a ella por herencia; tesis que confirm? lo que ya hab?an visto en su escuela de ?lite en Seattle: "realmente, los chicos m?s ricos no eran los m?s motivados".

Por si quedasen sombras de duda para los Gates, pueden leer "Businessweek" (9-01-2006), dedicada a los mejores resultados econ?micos del a?o: las mejores empresas, los mejores "businessmen"? En el art?culo sobre las "Best ideas", la primera y, por tanto, la m?s novedosa es ?sta: "Trata a tus hijos bien, pero pon l?mites a su herencia". Y a?ade: "dinero y juventud pueden ser una combinaci?n poco saludable. De hecho, seg?n la sabidur?a popular, hoy en d?a recibir en mano un cheque 'suculento', por el simple hecho de ser parte de una familia que puede hacerlo, no hace bien a nadie".

Volvemos a lo de siempre: el crecimiento en las virtudes humanas es inseparable del riesgo, de los obst?culos, tambi?n de los errores que nos ayudan a rectificar, e incluso depende de situaciones en apariencia negativas como la escasez de dinero. Una vida protegida de todo riesgo produce personalidades inmaduras, ps?quicamente d?biles, con escasos recursos para superar situaciones dif?ciles que hoy en d?a invaden la vida profesional, familiar, etc., sin pedir permiso.

Los Gates no est?n dispuestos a que sus hijos caigan en esto y hay ejemplos recientes: baste se?alar el caso de un heredero de la FIAT en Italia, envuelto en problemas de drogas. Luego, no siempre la tarta entera es lo mejor para los hijos. M?s bien parece lo contrario.

Liderazgo aprendido en la familia

A la reci?n estrenada ministra de la Familia alemana, Ursula von der Leyen, m?dico y madre de siete hijos, el "Frankfurter Allgemeine Zeitung" (27-12-2005) le preguntaba: ?acaso no es verdad que la veneraci?n por el "soltero independiente" que hay en Alemania se basa justo en la renuncia a los hijos? La respuesta va al grano: "Las aptitudes de liderazgo ?capacidad de trabajo, de organizaci?n, sentido de responsabilidad? se adquieren fundamentalmente, no en la profesi?n, sino en la familia y en cargos no remunerados. Una empresa que quiera hacer surgir personalidades directivas que a la vez sean humanamente ricas, deber?a preocuparse de que esas personas tengan tiempo y lugar para ser tambi?n padre o madre".

Es lo que Alasdair MacIntyre llama la dependencia del animal racional: s?lo llegaremos a ser agentes racionales independientes que trabajan eficazmente en servicio de la sociedad y del bien com?n, si reconocemos nuestra condici?n vulnerable, que tambi?n puede llamarse relacional y dependiente (1).

La verdad, por tanto, parece m?s bien ?sta: las aut?nticas personalidades, fuertes y llenas de iniciativa y liderazgo, se forjan antes, mucho antes: en el seno de una familia, y mejor a?n si ?sta consta de varias generaciones con necesidades y exigencias diversas. El aprendizaje que supone un trabajo en servicio de los dem?s, sin remuneraci?n, sin poner condiciones, sin previsi?n y en contra de planes personales, hace de la familia la mejor escuela para preparar ciudadanos de cara a un mercado laboral competitivo. Ante la abundancia de personas incapaces de asumir compromisos, de trabajar en equipo?, no hay m?s remedio que admitir el fallo de una educaci?n que ha olvidado virtudes tan b?sicas como la generosidad, el esp?ritu de sacrificio, la paciencia, la templanza, tan facilitadas en el ?mbito de una familia en la que no todo se encuentra dado.

Una realidad olvidada: el cuidado

La familia es algo mucho m?s serio que ese fr?gil conglomerado de sentimentalismo que se nos ofrece en las telenovelas. La familia hace posible una felicidad que poco tiene que ver con el individualismo reinante y menos a?n con una libertad absoluta, donde no hay lugar ni para v?nculos ni para el verdadero amor. Todos dependemos de todos. No somos invulnerables ni perfectos, sino dependientes, y esto se advierte de modo dram?tico en tantas situaciones de extrema pobreza, de desastres naturales, en los que ?como explica tambi?n MacIntyre? la virtud cristiana de la misericordia nos ayuda a comprender que todos somos iguales en esa fragilidad y en esa dependencia.

Pero no basta actuar en momentos extraordinarios. El Consejo de Bio?tica del Presidente de los Estados Unidos (Aceprensa 125/05) pone el dedo en la llaga a prop?sito de poblaciones con m?s ancianos que nunca: "El modo como cuidemos a los mayores en situaci?n de dependencia ser? lo que pruebe si la vida moderna ha producido no s?lo lo mejor para nosotros sino si, adem?s, nos ha hecho mejores seres humanos: m?s deseosos de aceptar nuestras obligaciones para cuidar a los dem?s y para estar m?s dispuestos a llevar el peso del cuidado". Por eso, "una sociedad que aprecia la autonom?a, la libertad personal, el ?xito profesional, ?ser? capaz de reconciliarlas con la dependencia, la autonom?a disminuida y la responsabilidad por los dem?s?" (2).

?sta es tambi?n la denuncia del soci?logo italiano Pierpaolo Donati quien, ante la deshumanizaci?n de la sociedad tecnificada, sugiere poner en pr?ctica la relaci?n humana del cuidado, del "care", que una m?quina es incapaz de brindar (3). C?mo haya que entender este cuidado: ?sa es la cuesti?n.

Una primera respuesta negativa ser?a ?sta: no se reduce ni a un sentimiento, ni a una acci?n estrictamente intuitiva, de "amateur". El cuidado es un trabajo que exige preparaci?n, inteligencia pr?ctica, iniciativa, ejercicio, conocimiento. De nuevo son los asesores de Bush los que lo explican: "ser?a una iron?a tr?gica que, habiendo forjado grandes oportunidades para el ?xito individualista, hubi?semos producido un mundo que necesita m?s que nunca de" caregivers", pero, a la vez, que ha perdido el camino para generarlos" (4). Por eso, "si queremos buenos "caregivers", entonces hemos de honrar y apreciar este trabajo, en vez de verlo como una labor poco profesional o indigna" (5).

Es decir, habr? que reconocer en aquellos trabajos que procuran un bienestar, incluso corporal, su dimensi?n profesional y su especial trascendencia; y actuar coherentemente: buena remuneraci?n, formaci?n en escuelas profesionales de nivel, velar por su aprecio en los medios de comunicaci?n, etc.

Pero ser?a err?neo identificar la necesidad de "caregivers" (en castellano es dif?cil la traducci?n: ser?a algo as? como "cuidadores") con situaciones extremas. Su presencia es indispensable en todas las circunstancias de la vida, tambi?n en las cotidianas, cuyo descuido puede deshumanizar m?s de lo que parece al hombre moderno. Haberlo olvidado ha hecho que se pierdan grandes oportunidades educativas.

No s?lo para lo excepcional

Por eso hay que llegar antes y revalorizar los trabajos en la casa, que afrontan, desde el cuidado, esa fragilidad ordinaria pero vital y decisiva para el desarrollo de la persona. No parece exagerado afirmar que el aprecio hacia estas labores en servicio de la persona y el reconocimiento de su influencia en el bienestar corporal y espiritual, constituyen una buena piedra de toque para comprobar si una sociedad ha comprendido a fondo la importancia del cuidado como clave ?tica.

Mostrar familias que funcionen siguiendo consejos de la sabidur?a secular, ayer devaluados, hoy en alza, puede ser un buen modo de favorecer esta instituci?n. Todo parece indicar que aquellas familias con menos recursos o numerosas, o las que dan importancia al hogar y privilegian el cuidado, son las que forjar?n personas responsables, maduras, con virtudes humanas y c?vicas.

Por tanto, no hay que despreciar esta batalla pr?ctica por la familia, que se vencer? cuando la familia demuestre ser lo que es: ese tejido vivo y originario de la realidad social, que sana y humaniza ?mbitos laborales, pol?ticos, econ?micos, desgastados por la exaltaci?n del bienestar material o del progreso tecnol?gico.

____________________

Maria Pia Chirinos es investigadora en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz (Roma).

(1) Alasdair MacIntyre, "Animales racionales y dependientes", Paid?s, Barcelona (2001).

(2) The President's Council on Bioethics, "Taking Care: Ethical Caregiving in Our Aging Society", Washington DC (2005), p?gs. 4-5.

(3) Pierpaolo Donati, "Il problema della umanizazione nell'era della globalizzazione tecnologica", en "Prendersi cura dell'uomo nella societ? tecnologica", Universit? Campus Bio-Medico, Roma (2000), p?gs. 42-70.

(4) "Taking Care", p?g. 19.

(5) "Taking Care", p?g. 97.


Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 16:28
Comentarios (0)  | Enviar



Los ?ltimos cambios de dos jueces en el Tribunal Supremo (John Roberts y Samuel Alito) ha avivado el debate sobre el aborto en Estados Unidos. Ahora, el movimiento pro vida ve una oportunidad para introducir restricciones al aborto en las leyes de los Estados. En lo que va de a?o, algunos Estados han aprobado medidas legislativas en esta l?nea; el ?ltimo en incorporarse a esta tendencia ha sido Dakota del Sur, donde el Senado aprob? ayer (por 23 votos a favor y 12 en contra) un proyecto de ley que pone serias restricciones al derecho al aborto.
Se trata de la ley m?s restrictiva de las aprobadas hasta ahora: entre otras cosas, considera delito practicar un aborto en todo caso, a no ser que sea necesario para salvar a la madre. Aunque todav?a falta la firma del gobernador de ese Estado, la batalla se da por ganada pues es conocida su oposici?n al aborto.

La ley no tiene posibilidad de sobrevivir a un recurso de inconstitucionalidad, a menos que el Tribunal Supremo revoque la sentencia Roe vs. Wade de 1973. Lo que pretende el Parlamento de Dakota del Sur es precisamente forzar al Supremo a pronunciarse sobre el asunto. Para el republicano Roger Hunt, autor del proyecto de ley, la medida responde a una nueva demanda social de muchos ciudadanos que piden la revocaci?n de Roe vs. Wade.

Fuente: Washington Post


Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 16:21  | Para pensar
Comentarios (0)  | Enviar



Amsterdam. La posibilidad de la producci?n de "beb?s medicamento" se ha convertido en las ?ltimas semanas en un tema de candente debate en Holanda. El Consejo de Salud public? el pasado 18 de enero un informe para el gobierno que aconseja legalizar la producci?n de embriones "in vitro" como fuente de c?lulas madres para trasplantar a pacientes con enfermedades degenerativas. Hasta ahora la ley holandesa limita la aplicaci?n de t?cnicas de fecundaci?n artificial a fines reproductivos, aunque los embriones sobrantes pueden ser usados para investigaci?n con el permiso de los padres.


El principal argumento aportado como justificaci?n para la producci?n de embriones es el derecho de los padres a decidir racionalmente qu? elementos t?cnicos est?n dispuestos a emplear para lograr la curaci?n de un hijo enfermo. Partidarios del informe aducen que en una sociedad multicultural como la actual cada individuo debe determinar por s? mismo d?nde est?n las fronteras de lo ?ticamente permisible, con la condici?n de que su decisi?n sea racional: bien meditada y basada en valores ?ticos personales.

El Consejo de Salud parte del supuesto de que los padres que recurren a esta opci?n como ?ltimo recurso para intentar salvar la vida de uno de sus hijos han considerado detenidamente todos los pros y los contras y las consecuencias ?ticas de su decisi?n. En el caso de enfermedades de origen gen?tico es el ?nico modo del que se dispone para obtener un embri?n sin el gen afectado que sea gen?ticamente compatible con su hermano enfermo. De todos modos, para asegurar la racionalidad de la decisi?n, los autores del informe recomiendan que los padres recurran a un "consejero" que les proporcione la informaci?n adecuada y les ayude a decidir de modo racional.

Aparte de que la valoraci?n ?tica del obrar no depende del grado de racionalidad o la cantidad de c?lulas grises puestas en funcionamiento durante el proceso de decisi?n, el problema es que la teor?a sobre este tipo de decisiones no se cumple en la pr?ctica. El juicio de los padres ni es movido por la racionalidad, ni se identifica con ella.

Un an?lisis racional de las posibilidades de ?xito de la t?cnica llevar?a a un rechazo de la misma. La probabilidad de que un embri?n "in vitro" posea un genoma sin alteraciones gen?ticas es del 1/16. Si se desean implantar al menos tres embriones en la madre hay que utilizar como m?nimo 48 ?vulos, lo que supone que la madre deba someterse a un tratamiento hormonal bastante fuerte. La probabilidad de que al menos uno de los embriones se implante con ?xito y siga desarroll?ndose es del 20%. Adem?s, en el caso de que el proceso tenga ?xito, es posible que el enfermo no se restablezca completamente despu?s del transplante, debido a la cantidad limitada de c?lulas madres en el cord?n umbilical, y haya que recurrir a un trasplante de m?dula con riesgos para el reci?n nacido.

Aunque el deseo de los padres es leg?timo y puede estar bien fundamentado, la decisi?n tiene m?s de emocional que de racional. Estudios realizados en la Universidad Libre de Amsterdam sobre el modo en que los padres deciden la conveniencia de hacer un test prenatal ?que en Holanda no est? todav?a incluido en el control normal del embarazo? demuestran que los padres se mueven sobre todo por motivos emocionales, como las repercusiones afectivas que un hijo minusv?lido podr?a tener en su vida y en la de otros miembros de la familia. El proceso de racionalizaci?n se pone en marcha una vez tomada la decisi?n para justificar lo que se ha decidido.

El deseo de utilizar todos los medios disponibles para aliviar el sufrimiento y evitar la muerte de un hijo es comprensible. Pero es necesario trascender las emociones de cada caso particular y tener en cuenta que las soluciones adoptadas repercuten en la imagen y el valor del hombre dentro de una sociedad.

___________________

Elisa Garc?a Gonz?lez es Investigadora en el Departamento de Filosof?a y ?tica M?dica de la Vrije Universiteit de Amsterdam


Adopci?n espiritual

La experiencia internacional indica que los resultados son poco alentadores

Al informar sobre la aprobaci?n en el Congreso de la nueva ley de reproducci?n asistida en Espa?a, se ha destacado como principal novedad que los padres podr?n tener un hijo por fecundaci?n artificial, seleccionado gen?ticamente, con el fin de que sea donante compatible para salvar mediante un trasplante a un hermano que sufre una enfermedad incurable.

El recurso a este m?todo ha dado lugar a un debate ?tico, por la destrucci?n de embriones que lleva consigo y por la instrumentalizaci?n del beb? como "medicamento" del hermano, en vez de ser deseado por s? mismo. Pero, en cualquier caso, se trata de una t?cnica compleja y sin seguridad de ?xito, practicada hasta ahora en media docena de centros en todo el mundo. Por eso algunos expertos, como Maria Dolores Vila-Coro, del Comit? Director de Bio?tica del Consejo de Europa, han subrayado que se est?n creando en padres angustiados falsas expectativas que dif?cilmente podr?n ser cumplidas en estos momentos (cfr. Aceprensa 57/05).

El procedimiento exige, en primer lugar, estimular la producci?n de ?vulos en la madre, para conseguir entre 10 y 20 ?vulos que, una vez fecundados, se someter?n a una selecci?n gen?tica: habr? que descartar los embriones que padezcan la misma enfermedad y los sanos que no sean histocompatibles con el hermano enfermo, para evitar un posible rechazo.

En uno de los reportajes sobre padres que han recurrido a estas t?cnicas, se dice de pasada que hicieron fecundar 28 ?vulos, de los cuales solo 6 embriones resultaron compatibles con el otro hijo. Los otros se destruyeron ("El Mundo", 21-11-2004). De los que superen esta criba, algunos se implantar?n en la madre. Y solo alguno de estos dar? lugar a un embarazo. Este conjunto de factores (fecundaci?n, selecci?n gen?tica, implantaci?n, gestaci?n) hace que la probabilidad de ?xito sea muy baja. En otro reportaje de estos d?as se menciona a otra pareja que ha iniciado el tratamiento en un hospital de Bruselas. "Tras cuatro ciclos no ha habido suerte" ("El Pa?s", 17-02-2006).

Un estudio publicado el a?o pasado en JAMA (vol. 291, p?g. 2079) mostraba resultados poco alentadores: de 199 embriones de 13 parejas se seleccionaron 45 y s?lo nacieron 5 ni?os (cfr. Aceprensa 32/05).

Por otra parte, si la t?cnica se lleva a buen t?rmino y se realiza el trasplante de c?lulas del cord?n umbilical o de m?dula ?sea, las probabilidades de curaci?n son tambi?n muy variables seg?n el tipo de enfermedad. Su probabilidad de ?xito para curar una enfermedad gen?tica es del 75% al 90%, y del 30% al 50% para curar una leucemia, seg?n explicaba el a?o pasado el Hospital Universitario flamenco de Bruselas (VUB), que el 18 de mayo anunci? el nacimiento de los dos primeros beb?s europeos seleccionados con t?cnicas de este tipo (cfr. Aceprensa 67/05).

En esa fecha, el VUB anunciaba que 61 parejas hab?an solicitado este tratamiento, 14 lo hab?an iniciado, 4 mujeres hab?an quedado encintas, una abort? y por fin se consigui? el nacimiento de dos beb?s. "Hasta ahora no hemos conseguido curar a ning?n ni?o de esta manera", reconoc?a un portavoz del VUB ("Le Monde", 19-05-2005).

Ante la incertidumbre de esta t?cnica y las objeciones ?ticas por la destrucci?n de embriones que conlleva, se est?n buscando otras soluciones. La "Technology Review" (marzo 2005) comunicaba que los bancos de sangre de cord?n umbilical en EE.UU. estaban alcanzando ya los 150.000 cordones, lo que se estima suficiente para satisfacer la compatibilidad del 80-90% de una poblaci?n de 300 millones.

Al poner el acento sobre una novedad "terap?utica" para la que hay muy escasa demanda, se ha desviado la atenci?n p?blica de los cambios m?s sustanciales de la reforma de la ley de reproducci?n asistida: generaci?n de embriones con fines no reproductivos; v?a libre para fecundar cuantos ?vulos se quiera, con el resultado de la acumulaci?n de embriones sobrantes; la posibilidad de investigar con los embriones sobrantes o los creados por clonaci?n para este fin.





Los cristianos debemos estar prestos a ser testigos, es decir, a ser m?rtires

Damos a conocer una parte de la entrevista a Mons. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Cartagena, sobre el proyecto de ley sobre fecundaci?n artificial aprobado hace unos d?as en Espa?a por la C?mara de Diputados.

Cabe recordar que cualquier ley que autorice la llamada fecundaci?n artificial (fecundaci?n asistida), por muy limitada y acotada que se presente, es siempre una ley inicua. Suelen ser esas leyes -las que algunos llaman ?restrictivas?- las que marcan el comienzo de una cuesta abajo y est?n en el origen de los extremos como a los que ha llegado Espa?a.

Del contenido central de la entrevista a Mons. Reig se han ocupado diversas agencias y medios de comunicaci?n; en Noticias Globales, reproduciendo el comienzo de la misma, nos interesa sobre todo destacar las respuestas del obispo a las dos ?ltimas preguntas, en las que habla de las 5 batallas, que son aplicables en cualquier latitud, cualquiera sean los temas y el grado de perversi?n progresista a que se haya llegado.

Entrevista a S. E. Mons. Juan Antonio Reig Pla*. (Fuente: Secretar?a Particular del Sr. Obispo de Cartagena-Espa?a).

El gobierno de Espa?a, que preside don Jos? Luis Rodr?guez Zapatero, ha presentado en el Congreso de los Diputados un Proyecto de Ley, que finalmente ha sido aprobado, sobre ?T?cnicas de reproducci?n humana asistida?. Aunque todav?a faltan pasos para su aprobaci?n definitiva, a la vista de su contenido, ?qu? valoraci?n le merece dicho Proyecto de Ley?

Este Proyecto de Ley no es s?lo inicuo, sino que puede constituirse en una verdadera arma de destrucci?n masiva de vidas humanas, as? como de la integridad psicol?gica de los que sobrevivan a ella.

Estamos hablando de un Proyecto de Ley que introduce innumerables propuestas que vulneran el Derecho Natural; sin embargo, sin ser exhaustivos, podr?amos destacar, al menos, diez atentados contra los m?s elementales Derechos Humanos.

As? este Proyecto de Ley: 1) permite la ?producci?n? de seres humanos; 2) facilita las conductas homicidas; 3) determina arbitrariamente quien merece ser considerado persona y quien no; 4) manipula el lenguaje para manipular las conciencias y el derecho; 5) constituye a algunos en due?os de la vida y de la muerte; 6) introduce el peligroso precedente de que el fin justifica los medios; 7) no excluye toda clonaci?n humana; 8) permite la injusticia de que a los hijos se les niegue deliberadamente la posibilidad de conocer a su madre y con m?s frecuencia a su padre, facilitando por esta raz?n, que se den relaciones sexuales incestuosas; 9) hace posible con toda naturalidad el ?bioadulterio? y el ?incesto gen?tico?; y 10) este Proyecto de Ley, afectado por una especie de ?S?ndrome de Frankenstein?, autoriza la producci?n de ?quimeras? medio-animal/medio-hombre. (...)

-Don Juan Antonio, una vez explicado todo esto, ?cu?l debe ser la actitud de las personas de buena voluntad ante este Proyecto de Ley?

La iniquidad de este Proyecto, como la de la Ley de reproducci?n asistida que ahora est? en vigor, puede ser conocida por la conciencia de cualquier persona de recta raz?n que no est? ideologizada. He hablado con categor?as propias del Derecho Natural y si me apura propias del simple ?sentido com?n?.

Cinco son, al menos, las ?batallas? que hay que librar: 1) la batalla del matrimonio y la familia: sin matrimonios -esposo y esposa- y familias fuertemente unidas por el amor no es posible educar arm?nica e integralmente a los hijos. 2) la batalla de la vida: sin hijos, m?s a?n, sin familias numerosas y sin el m?s escrupuloso respeto a la vida naciente, a los enfermos y a los mayores no hay futuro. 3) la batalla de las conciencias: es necesario, desde el respeto y promoci?n de la verdadera libertad, educar y movilizar las conciencias, formando la raz?n para que la inteligencia conozca y reconozca la verdad, la voluntad se oriente a hacer el bien, es decir, a amar, y la sensibilidad anhele la verdadera belleza. 4) la batalla de la memoria: se hace indispensable recordar nuestra procedencia, de d?nde venimos, nuestra ?tradici?n?, nuestras ra?ces cristianas. Sin estas ra?ces el ?rbol de nuestra civilizaci?n est? destinado a morir. 5) la batalla de la presencia en la vida p?blica: es indispensable organizarse, estar presentes en los medios de comunicaci?n y participar, en general, en la vida p?blica, movilizando la sociedad civil en orden a reclamar leyes justas; en todo caso, debemos estar prestos a ser testigos, es decir, a ser m?rtires. Y el combate de la fe y de la evangelizaci?n: la plenitud de lo humano es lo cristiano -?ecce homo?-; la batalla contra Satan?s es desigual, la victoria no es posible sin los dones gratuitos de la fe y de la gracia de Dios, las cuales hay que suplicar al Alt?simo cada d?a, junto con todas las dem?s virtudes. Pero incluso esto no es posible sin el anuncio expl?cito de la Buena Noticia; es necesario, a pesar de las muchas dificultades, proponer con valent?a el Evangelio de la vida: Cristo nuestro Salvador.

-Monse?or, ?qu? nos dir?a para concluir esta entrevista?

Deseo dejar constancia de que este Proyecto de Ley se constituye, sin duda, en un instrumento para facilitar el suicidio silencioso e inexorable de nuestra civilizaci?n, que no es otra que la Civilizaci?n del Amor. Espero que nuestros representantes pol?ticos sean conscientes a la hora de votar este Proyecto de Ley. Es la mism?sima estabilidad del entramado familiar y social lo que est? en juego; los pol?ticos, y con mayor raz?n si son cat?licos, deben oponerse, con todos los medios l?citos, a la aprobaci?n de esta Ley. As? mismo, los votantes no pueden leg?timamente apoyar a los partidos pol?ticos que defiendan estas legislaciones.

Para terminar, consciente de que nuestra civilizaci?n lo es del amor, de la fe y de la libertad, pero tambi?n de la esperanza, s?lo me queda suplicar a la Sant?sima Trinidad, por intercesi?n de la Inmaculada Concepci?n y del Ap?stol Santiago, que proteja a Espa?a y a sus hijos. FIN, 22-02-06

*Obispo de Cartagena (Espa?a), Presidente de la Subcomisi?n Episcopal de Familia y Vida, Vicepresidente de la Comisi?n Episcopal de Apostolado Seglar, Miembro de la Comisi?n Episcopal para la Doctrina de la Fe, Decano del Pontificio Instituto Juan Pablo II para estudios sobre el Matrimonio y la Familia (Secci?n Espa?ola), dependiente de la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, Gran Canciller de la Universidad Cat?lica San Antonio de Murcia (UCAM).



Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 8:24  | Dignidad humana
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 20 de febrero de 2006



El amor que les tenemos a nuestros hijos nos lleva muchas veces a cegarnos y a olvidar lo que los har? felices a la larga.

Es muy com?n en estos tiempos que los padres de familia, sobre todo los de ciertos recursos econ?micos, les construyamos un mundo irreal, sacado de un cuento de Walt Disney, aisl?ndolos as? de la realidad. Cuando tarde que temprano el cuento termina, nuestros hijos se enfrentan a un mundo que desconocen, que no comprenden, lleno de trampas y callejones sin salida que no saben sortear, y las consecuencias son peores a las que quisimos evitar.

Hace poco la imagen de un padre con l?grimas en los ojos conmovi? profundamente al mundo entero. Pel?, el gran ?dolo del f?tbol de los ?ltimos tiempos, quien a diferencia de otras ocasiones, dio una de las ruedas de prensa m?s tristes y dolorosas de su vida: su hijo, Edson de 35 a?os, fue arrestado junto a 50 personas m?s en la ciudad de Santos-Brasil. El hijo de Pel? fue acusado de asociaci?n delictiva con narcotraficantes y puede ser condenado a 15 a?os de c?rcel. Con l?grimas en los ojos, el ex futbolista brasile?o admiti? p?blicamente que su hijo result? involucrado en una pandilla de traficantes de coca?na arrestados por la polic?a. Pel? dijo a los medios: "como cualquier padre, es triste ver a tu hijo metido en grupos como ?se y ser arrestado, pero ?l tendr? que sufrir las consecuencias". Y agreg?, "desafortunadamente, yo quiz?s estaba demasiado ocupado y no me di cuenta. Es lamentable, porque yo siempre he peleado contra las drogas y no not? lo que pasaba en mi propia casa".

Pel? es un personaje mundial admirable como deportista y hombre honesto que no perdi? su humildad como otras figuras del deporte. Sin embargo, es triste que un hombre bueno y talentoso como ?l se haya "distra?do" en su jugada m?s importante: la formaci?n de sus hijos.

La historia de Pel? no es un hecho aislado. Por desgracia es la vida de cientos de padres de familia de estas ?pocas atrapados en una agenda saturada de trabajo y de compromisos fuera de casa. Pap?s que compensan la falta de atenci?n a sus hijos con bienes materiales. Los inscriben en las mejores escuelas, los rodean de lujos y comodidades y piensan que con eso ya cumplieron con su tarea de padres, cuando lo ?nico que han logrado es formar ni?os que desconocen el hambre y tiran lo que no les gusta.

Hijos tiranos, peque?os monstruos insoportables y prepotentes que sufrir?n y har?n sufrir a sus semejantes porque desde peque?os se han salido con la suya. Muchachitos que creen que sentir fr?o o calor es cuesti?n de aire acondicionado, que el cansancio que han sentido se limita a caminar unas cuantas manzanas porque no encontraron aparcamiento frente a la discoteca, jovencitos que piensan que el trabajo de los padres es firmar cheques para que ellos tengan todo lo que se les antoja.

?Qu? posibilidades tienen nuestros hijos de convertirse en hombres y mujeres de bien si los pap?s
les damos todo y no les educamos la voluntad? ?Qu? hijos estamos formando si con nuestra actitud les
mostramos que el dinero es lo m?s importante en la vida?

Confucio dec?a "Educa a tus hijos con un poco de hambre y un poco de fr?o". Proverbios se?ala "Corrige
a tus hijos". Cu?nto bien hacen los padres a los hijos cuando ponen esa m?xima tan sencilla en pr?ctica.
Y cu?nto da?o les hacen al ponerles todo en bandeja de plata.

Hay muchas realidades que como padres quisi?ramos hacer desaparecer; el sufrimiento de los hijos, el exceso de sudor, de esfuerzo, y las carencias econ?micas. Sin embargo, quiz?s esas realidades no los hagan felices
de momento, pero a la larga puedan forjarlos como hombres y mujeres de bien.

Ojal? que m?s padres de familia tengan la inquietud de enterarse por d?nde andan sus hijos. Que no les vaya
a pasar que cuando tengan tiempo deban decir: "Estaba demasiado ocupado y no me di cuenta".

"Enc?rgate hoy de lo posible, que Dios se encargar? por ti de lo imposible"


Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 16:36  | Educaci?n
Comentarios (0)  | Enviar
Domingo, 19 de febrero de 2006

Por Javier Aranguren

Se habla de la Ley de la Ordenaci?n de la Ense?anza (LOE), de que el verdadero problema est? en la calidad de la ense?anza. Quiz? no sea tanto un problema de contenidos como de metas, de objetivos de fondo (si no se va a ning?n sitio, ?qui?n querr? esforzarse por viajar?).
De las etapas educativas, la de la adolescencia quiz? sea la m?s delicada: entonces las personas ?siendo m?ximamente dependientes? descubren su propia libertad e independencia, y se producen perplejidades. ?Qu? se puede hacer para transformar la crisis adolescente en ocasi?n de crecimiento?, ?cu?l es el papel de los educadores y de los padres en este asunto?



    > No importa tanto la pregunta acerca de c?mo es el car?cter de los j?venes, como la de qu? es lo que se puede hacer con este car?cter

    > Los griegos entend?an que educar no consist?a tanto en dar informaci?n o conocimiento sino sobre todo en formar ciudadanos.

    > Nos encontramos con alumnos que son enanos del esp?ritu, centro de su mundo y deformes en su capacidad de pensar en el otro

    > Es necesario hablar, compartir tiempo con ellos. En el caso de adolescentes varones esta tarea corresponde sobre todo al padre

    > Con frecuencia se mercantiliza la vida intelectual, y s?lo se habla de salidas, quiz? sin ver que la mayor salida es la riqueza de la formaci?n.

    > El lugar propio de la educaci?n es la casa, la propia familia. El colegio es un lugar de ayuda, de apoyo, a lo que los padres hacen en casa.

    >Es necesario preguntarse cu?l es el grado de comunicaci?n que se tiene con la persona que nos apoya en el colegio.


Publicado por Galsuinda @ 9:01  | Educaci?n
Comentarios (0)  | Enviar


Lo que sigue es una parte del "script" (versi?n al espa?ol) del video "Abortion: The Inside Story". El tema de este video es un encuentro organizado en 1995 por el Chicago Pro-Life Action League (Liga de Acci?n pro vida de Chicago), con ex-abortistas. Las espeluznantes historias que cuentan estos ex-proveedores de abortos legales en EE.UU. muestran la realidad: que el aborto da?a tanto a la criatura por nacer como a su madre. Tambi?n demuestran que legalizar el aborto no lo hace un procedimiento "seguro" e "Inocuo".


Narrador : Joe Scheidler y la Liga de Acci?n en Favor de la Vida contin?an proporcionando un foro para individuos de todo el pa?s, que han estado asociados con la industria del aborto. Algunas de estas mujeres han estado involucradas activamente con la organizaci?n abortista Paternidad Planificada y con la Organizaci?n Nacional de Mujeres, y algunas administraron cl?nicas de abortos. Las condiciones en las que se hacen los abortos, seg?n ellas, no ser?an toleradas en ninguna otra pr?ctica m?dica. Como ver?n en este programa, es f?cil encontrar negligencia criminal que resulta en da?o f?sico y en la muerte de las pacientes en las llamadas "cl?nicas seguras de aborto legal".

Judith Fetrow : El aborto supuestamente libera a las mujeres. Esta es una de las mentiras m?s grandes del movimiento feminista: que para ser mujeres libres, debemos ser copias de los hombres y no debemos tener ?tero. Que matar ni?os significa salvarlos y que las mujeres est?n m?s seguras y son m?s aut?nomas y m?s capaces de cuidarse y protegerse, si no tienen ni?os.

Joy Davis : Hace catorce a?os me ofrecieron empleo en una cl?nica de abortos en Birmingham, Alabama. Consider? que la oferta era muy buena y que adem?s de ayudar a las mujeres, luchar?a por una buena causa, as? que acept? el puesto. Al poco tiempo de empezar a trabajar, me di cuenta que no est?bamos all? para ayudar a las mujeres. Era un negocio para ganar dinero.

Hellen Pendley : Empec? a trabajar para una de las compa??as m?s grandes del pa?s; hoy en d?a todav?a opera doce cl?nicas de aborto en los Estados Unidos. En la entrevista inicial me preguntaron: ?Est? usted a favor del derecho de decidir? ?Claro que s?! respond?, aunque no hab?a pensado mucho en ello. La segunda fue ?le molesta el hecho de que esto sea un negocio? Dije que no porque tengo experiencia tanto en los negocios como en el campo m?dico. No hab?a ninguna duda de que yo estaba all? para hacerles ganar dinero. Nadie me dijo: "Espero que usted est? a favor del aborto porque queremos que ayude a estas mujeres".

Joy Davis : Las condiciones de la cl?nica donde yo trabajaba eran muy malas. No hab?a unidad de cuidados intensivos y la mayor parte del personal no estaba bien entrenado y no ten?a experiencia m?dica. Nunca ten?amos el mismo m?dico, porque rotaban continuamente. Uno de los m?dicos, Tommy Tucker, me dijo un d?a que quer?a abrir su propia cl?nica, para hacer bien las cosas y tener el mejor equipo posible y empleados muy bien preparados y entrenados. Quer?a emplear anestesistas para poder usar anestesia general y que las mujeres no sufrieran -porque en la cl?nica donde trabaj?bamos las mujeres sufr?an mucho.

Hellen Pendley : Yo pensaba que como hab?a trabajado en el campo de la medicina y estaba acostumbrada al ambiente est?ril, podr?a aportar ese conocimiento a la industria del aborto, y hacer que la cl?nica proporcionara atenci?n m?dica de calidad a las mujeres.

Joy Davis : Pens? que era una idea maravillosa, acept? su oferta y llegu? a ser directora regional de seis cl?nicas de Aborto en Mississipp? y Alabama. Ten?amos el mejor equipo, y personal eficiente y bien entrenado, pero les ment?amos a las mujeres para poder ganar dinero. No ve?amos muchas mujeres por d?a, para no tratarlas como ganado. Quer?amos dedicarles tiempo y darles la clase de atenci?n m?dica que necesitaban.

Hellen Pendley : Eso sonaba muy bien, pero en vez de cambiar yo a la industria del aborto, la industria me cambi? a m?.

Joan Appleton : En cinco a?os que estuve ah?, no conoc? ni un solo m?dico que practicara abortos por creer que era un derecho de la mujer. Eso no era lo m?s importante para ellos. No digo que no existan, pero yo en mi cl?nica no lo pude comprobar.

Joy Davis : A los pocos meses, su avaricia se impuso. Le parec?a que no ganaba suficiente dinero, as? que despidi? a los anestesistas porque ganaban mucho. Despu?s de unos pocos meses observando c?mo anestesiaban a las pacientes, empezamos nosotras mismas a hacerlo. Sin tener ni idea de lo que hac?amos. Solo repitiendo lo que hab?amos visto hacer. M?s adelante despidieron a las enfermeras de la sala de recuperaci?n; despu?s al t?cnico de laboratorio y as? sucesivamente.

Hellen Pendley : Lo primero que hice fue limpiar la cl?nica por fuera. Pero pronto me di cuenta de que no ten?amos ning?n equipo para revivir a una paciente en caso de emergencia. En el estado de Georgia, de donde soy, y donde dirig?a esta cl?nica, est?bamos regulados por el estado, pero ?ste no requer?a que tuvi?ramos equipos de resucitaci?n m?dica, ni sala de recuperaci?n equipada, a pesar de que practic?bamos abortos con anestesia general.

Luhra Tivis : Es como una planta de ensamblaje. No requiere mucho capital. Probablemente el equipo m?s costoso que tiene es el de sonogramas.

Hellen Pendley : Pronto empec? a ver las cosas como las ven los abortistas, es decir, cuantos m?s abortos practiquemos, m?s dinero ganaremos..

Joy Davis : Comenc? a entrevistar a personas que no ten?an conocimientos m?dicos en absoluto para que hicieran trabajo de anestesistas, t?cnicos de laboratorio, enfermeras y hasta de m?dicos.

Dina Madsen : No se requer?a ning?n tipo de conocimiento m?dico para el puesto, solo se necesitaba aceptar el aborto.

Joan Appleton : He detectado grandes diferencias entre las cl?nicas de aborto en cada estado. En la cl?nica de Falls Church, Virginia, donde yo era enfermera jefe, trabaj?bamos principalmente enfermeras y t?cnicas de laboratorio y no hab?a otras empleadas, aparte de las secretarias. Despu?s de mudarme a Minesota, encontr? que en las cl?nicas independientes no hab?a personal m?dico, aparte del m?dico que practica el aborto.

Joy Davis : Yo contrat? y entren? gente de la calle sin conocimientos m?dicos. Ve?amos aproximadamente 10 mujeres por d?a, pero eso no era suficiente. Empezamos a ver tantas como pod?amos admitir en cada cl?nica. Pero como el m?dico no pod?a estar en todas partes, me entren? a m?. Yo no estuve ni un d?a en una escuela de medicina, era solo una t?cnica de ultrasonido. Ten?a experiencia de negocios, pero no sab?a nada de medicina, excepto lo que durante a?os hab?a visto hacer a los m?dicos. Entonces comenc? a practicar abortos, cirug?a, poner Norplants, criocirug?a, Papanicolau y ex?menes p?lvicos. Hac?a todo lo que ?l hac?a y estaba orgullosa porque ve?a que lo hac?a mejor que ?l. Todos los empleados dec?an: "Necesita ver a la Dra. Davis", porque pensaban que yo era mejor m?dico que ?l. Nunca tuve problemas con las pacientes. No tuve que hospitalizar a ninguna mujer; las de ?l, por el contrario, hab?a que hospitalizarlas en condiciones muy cr?ticas casi todos los meses, con histerectom?as o tejidos retenidos. A sus pacientes les pasaban todo tipo de desgracias.

Judith Fetrow : Es dif?cil estar involucrada en la industria del aborto por un tiempo y seguir creyendo que es un procedimiento seguro. A?n con los mejores m?dicos, hay muchas complicaciones menores y a veces, mayores. Vi como el Dr. William Pierd le perfor? el ?tero a una mujer y despu?s le minti? acerca de la gravedad de la perforaci?n.

Dina Madsen : Yo dir?a que m?s de la mitad las mujeres con las cuales trabaj? se hab?an practicado varios abortos, y no dejaban que ninguno de los m?dicos las tocaran jam?s; sin embargo, todos los d?as les dec?an a otras mujeres que eran unos m?dicos maravillosos, que no les iban a hacer ning?n da?o y que eran los mejores. A veces las mujeres les preguntaban: ?Ustedes se han hecho alg?n aborto? Y ellas ten?an que responder que s?, pero no con ?l.

Joy Davis : Me enorgullec?a porque yo no ten?a esos problemas. Mis pacientes me quer?an porque me tomaba mi tiempo y les daba mucho amor pero en realidad estaba arriesgando irresponsablemente sus vidas. De las miles de pacientes que vimos, no recuerdo ni un nombre, ni un cara. Me refer?a a ellas seg?n lo que pagaban. Ese es un caso de cuatrocientos d?lares, ese es un caso de cinco mil d?lares. No las ve?a como personas, s?lo como n?meros.

Hellen Pedley : Si quiere saber la verdad nunca las vi como mujeres. Para m?, si eran tan est?pidas como para creer nuestras mentiras, se merec?an exactamente lo que ?bamos a hacerles; esa era la forma en que yo las trataba.

Dina Madsen : Debo admitir que no les ten?a mucha l?stima. Yo pensaba: -bueno, si se meti? en ?ste problema, ahora agu?ntese.

Joy Davis : Un d?a una jovencita vino para un aborto tard?o en el segundo trimestre. Nosotros pon?amos fin a embarazos a?n en su fase terminal. El doctor vino, le practic? el aborto mientras yo asist?a con la sonograf?a y dej? la sala apenas termin?. Ella estaba todav?a bajo anestesia general suministrada por una persona no profesional.

Hellen Pendley : A los m?dicos de nuestras cl?nicas no les importaban los pacientes, lo cual es com?n en todo el pa?s. Los ginec?logos que trabajan en su pr?ctica privada y ven?an a nuestra cl?nica cuando alguna de sus pacientes ten?a complicaciones, me llamaban a m?. Pero yo no soy m?dico, ni estoy entrenada para evaluar problemas como hemorragias postquir?rgicas. No estoy capacitada para poder diagnosticar y recetar un tratamiento pero lo hice durante tres a?os porque me lo exig?an . Cuando me llamaban despu?s de cerrar la cl?nica y me dec?an: "tengo hemorragia; ?qu? hago?" ese era mi problema, no el del m?dico. Yo era la persona de guardia, quien recetaba las medicinas.

Joy Davis : La llev? al cuarto de recuperaci?n, me qued? con ella e hice todo lo posible para estabilizarla, pero comenz? a sangrar mucho y no pude contener la hemorragia. Corr? a donde estaba el m?dico y le dije: "tiene que ayudarme, se est? desangrando y no s? que hacer." El dijo: "exam?nela, averig?e porqu? est? sangrando y pare la hemorragia. As? de simple; estoy ocupado."

Judy Fetrow : La complicaci?n m?s horrorosa que presenci? fue la de una mujer que dej? de respirar durante el aborto. El Dr. Michael Sussman simplemente sali? de la sala al terminar; a pesar de que le dije que la paciente no respiraba y me dej? sola con ella. Cuando el m?dico tuvo que regresar, ni siquiera sigui? el procedimiento indicado para esa emergencia. Fue un milagro que la mujer no muriera.

Joy Davis : Yo hice todo lo que sab?a, pero ella segu?a sangrando. Llam? un ambulancia para llevarla al hospital, y cuando ?l lo supo se enfad? mucho, cancel? la ambulancia y me dijo:"Yo soy el m?dico aqu? y soy el que tomo las decisiones. No podemos enviar esta paciente al hospital en esa condici?n, nos linchar?an. Trate de estabilizarla."
Pero ya hab?a sangre por todas partes. Sal?a a chorros y no pod?a pararla. Corr? a pedirle al doctor que me ayudara. Le dije:"si no me ayuda, se va a morir." El me contest?:"Bueno, llame a la ambulancia; yo tengo que tomar un avi?n", y se fue. Entonces llam? a la ambulancia, que tard? veinte minutos en llegar. Durante ese tiempo me d? cuenta que yo no era m?dico, y me asust? mucho de haber permitido que me pusieran en esa situaci?n de tratar de salvar una vida, sin saber c?mo hacerlo.

Lo otro que pasaba por mi mente era que el doctor ya no era mi h?roe. El hizo que yo llegara a ganar 100.000 d?lares al a?o, pero en ese momento me di cuenta de que realmente era un cobarde: se hab?a ido cuando la paciente m?s lo necesitaba. Se la llevaron y me alegr?, por haberme quitado esa responsabilidad y porque estar?a en el hospital, con m?dicos que podr?an encargarse de ella. Hasta que me llamaron del hospital para decirme que hab?a muerto. Entonces empec? a tener pesadillas en las que ve?a su cara cada vez que cerraba los ojos. Me sent? tan culpable y ten?a tanta rabia de que el hombre que yo hab?a admirado fuera tan negligente que todo esto casi me destruy?. Despu?s, el Consejo M?dico pidi? los informes de la paciente y ?l se atrevi? a cambiarlos, para dar la impresi?n de que no hab?a sido tan negligente. Me dio los informes originales del historial cl?nico de la paciente y me dijo que fuera al s?tano a quemarlos inmediatamente, que no pod?amos ir al juzgado as? porque nos iban a linchar; que ten?amos que ocultar lo que pasado. Pero no pude: met? los informes en mi malet?n, porque sab?a que no podr?a mentir para favorecerle en ?ste caso. No pod?a ocultar m?s lo que ?l hab?a hecho.

Hellen Pendley : Ten?amos un desmenuzador de papeles en mi oficina para que si ven?a un fiscal al d?a siguiente, no encontrara ning?n informe m?dico.

Joy Davis : De modo que fu? al Consejo M?dico y al Fiscal del Distrito y entregu? toda la informaci?n acerca de la negligencia que hab?amos cometido. Confes? haber practicado medicina sin licencia y suministr? la evidencia. Me dijeron que quer?an que continuara siendo empleada de ?l, para seguir recopilando informaci?n y que este era un caso claro de homicidio por negligencia, pero quer?an saber m?s. As? que continu? trabajando con el mismo m?dico y entreg?ndoles informaci?n, pero pasaba el tiempo y no hac?an nada al respecto. Un d?a, el Dr. Tucker regres? a Alabama, donde yo estaba en ese momento y me dijo que hab?a tenido muchas dificultades en Mississippi. Me dijo que yo tendr?a que ir all?, para intentar calmar a los empleados, porque hab?a problemas. Le pregunt? qu? hab?a pasado Y me dijo: "Bueno, una joven vino por un aborto. Yo pens? que ten?a 18 semanas de embarazo; pero result? que estaba m?s cerca del t?rmino. Cuando le insert? la laminaria entr? en parto y dio a luz un beb? vivo y saludable". ?Y usted qu? hizo? Y ?l me contest?: "qu? pod?a yo hacer? Mat? al beb? y todos los empleados est?n muy exaltados, de modo que usted debe ir a resolver eso."

Luhra Tivis : Una mujer llam? y dijo: "Estoy llamando por mi hija; quiero saber c?mo se hace el procedimiento? y a?adi?: "?Han tenido alguna vez alg?n beb? vivo?" Esa pregunta me sorprendi?, porque nunca hab?a pensado en esa posibilidad. De modo que pregunt? a mi supervisora Elena lo que deb?a contestar. Elena me dijo: "Resp?ndale que aqu? no hemos tenido ning?n nacimiento vivo." Luego averig?? que era mentira.

Hellen Pendley : La vida o la muerte no significan nada en una cl?nica de abortos. Si no se respeta la vida del no nacido, ?como y por qu? se va a respetar la vida de la madre? Eso no sucede.

Cortes?a de Vida Humana Internacional



Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 8:20
Comentarios (0)  | Enviar


Por fin una bocanada de aire fresco en este nuestro sistema educativo que hace agua por los cuatro costados: Una madre sevillana descubr?a hace unos d?as en el ordenador de su hijo un v?deo deleznable de unos adolescentes que hab?an grabado, con un tel?fono m?vil, escenas soeces, degradantes y vejatorias de una compa?era de instituto que, adem?s, padece s?ndrome de Down y que, para mayor vileza y escarnio, hab?an ?colgado? en internet. La madre copi? el v?deo en un cederr?n y se lo entreg? a la direcci?n del centro escolar para que tomara las medidas oportunas. Puesto el caso en manos de la Polic?a, se descubri? que la ?proeza? era obra de nueve compa?eros de clase, entre ellos una chica y el propio hijo de la mujer que ?destap? el asunto. Actitud ejemplar de una madre, que es capaz de denunciar unos hechos tan reprobables para -aun a costa de que su propio hijo pudiera estar implicado- solventar una situaci?n de profunda injusticia.

A la p?sima educaci?n, ya cr?nica, que padece este pa?s hay que sumarle la p?rdida progresiva de ese valor ?tico o moral, que no es de izquierdas ni de derechas, y que se llama respeto. Y esa p?rdida es achacable, sobre todo y en primer lugar, a los padres y, luego, a los maestros. V?ctor Hugo dec?a: ?No hay malas hierbas ni hombres malos, s?lo hay malos cultivadores?. Por eso, en un mundo como el actual, cada vez m?s ateo, m?s deshumanizado, y m?s sin alma, o sea, m?s desalmado, donde ya se han relativizado hasta conceptos b?sicos como el del bien y el mal, resulta aleccionador que una madre, como esta sevillana, anteponga su responsabilidad como tal a la nefasta teor?a del ?colegueo? impuesta por el falso progresismo de algunos colectivos de profesores y padres de alumnos, que se refugian en la cobard?a de una libertad mal entendida para no enfrentarse a su responsabilidad de poner coto a los desmanes de sus v?stagos.

El hombre es un lobo para el hombre, advert?a Plauto. Pero hasta los lobos tienen normas en la manada. Es una cuesti?n de supervivencia para la especie. Y esas normas se trasmiten de padres a hijos y de generaci?n a generaci?n. Los padres deben ser padres y los profesores, profesores y no los ?t?os? de ?que passa contigo...?. Aqu? -por mucho que rejuvenezca- el ?colegueo? de padres y profesores con sus hijos y sus alumnos es, adem?s de una memez, una irresponsabilidad que no tiene nada que ver con la confianza. Su misi?n no es ?coleguear? sino formarles y prevenirles para que sean capaces de elegir bien sus valores y sus ?colegas?. Valores como que la libertad de usar todas las posibilidades que te da tu tel?fono m?vil termina donde empieza la libertad y la intimidad de los dem?s. Y as? se podr?n evitar atrocidades como la de los nueve energ?menos del instituto sevillano. Podr?an empezar por ense?arles el viejo proverbio ?rabe de que ?la crueldad es la fuerza de los cobardes?.

?NGEL PUERTA

Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 8:18  | Educaci?n
Comentarios (0)  | Enviar


Nuevas evidencias sobre los efectos negativos en la mujer

CHRISTCHURCH, s?bado, 18 febrero 2006 (ZENIT.org).- Nuevos estudios confirman que las mujeres sufren graves efectos secundarios despu?s de abortar. La primera v?ctima del aborto es el ni?o no nacido. Y durante a?os algunos grupos de mujeres y de activistas pro vida han llamado la atenci?n sobre los efectos negativos en las mujeres implicadas.

Investigaciones recientes sobre el impacto psicol?gico del aborto muestran que aumenta el riesgo de problemas de salud mental, informaba el 3 de enero el Sydney Morning Herald. Un estudio neozeland?s, llevado a cabo por David Fergusson de la Escuela Christchurch de Medicinas y Ciencias de la Salud, era descrito por el peri?dico como ?el estudio m?s detallado a largo plazo hasta la fecha sobre una cuesti?n que divide?.

Los resultados se basaban en el estudio de 1.264 ni?as, desde su nacimiento en los a?os setenta. De estos, el 41% de las mujeres se quedaron embarazadas a los 25 a?os de edad y el 14,6% abort?, de un total de 90 embarazos que se llevaron hasta el final. El estudio se public? en el Journal of Child Psychiatry and Psychology.

A la edad de 25 a?os, el 42% de las que hab?an abortado tambi?n hab?an experimentado una importante depresi?n ? un 35% m?s fuerte de aquellas que hab?an elegido continuar con su embarazo. El riesgo de des?rdenes de ansiedad subi? en igual grado. Y las mujeres que hab?an tenido al menos un aborto ten?an un ?ndice el doble de alto de beber alcohol a niveles peligrosos en comparaci?n con las que hab?an terminado sus embarazos. Las que hab?an abortado ten?an tres veces m?s posibilidades de depender de drogas ilegales.

Fergusson afirmaba que su investigaci?n estaba motivada por el deseo de mejorar el nivel de conocimiento cient?fico en un ?rea en la que existen pocas evidencias. Se describi? como ?un ateo, un racionalista y favorable al aborto?.

Estos descubrimientos contradicen los resultados de otro estudio, publicado por la British Medical Journal el 28 de octubre. En su documento titulado ?Depresi?n y Primer Embarazo no Querido: Estudio Longitudinal?, Sarah Schmiege y Nancy Felipe Russo sosten?an: ?El poner fin a un primer embarazo no querido en comparaci?n con seguir adelante con ?l no est? directamente relacionado con un riesgo de depresi?n cl?nicamente significativa?.

Schmiege y Russo, de la Universidad de Colorado y de la Universidad Estatal de Arizona, respectivamente, basaban sus conclusiones en un estudio de 1.247 mujeres en Estados Unidos.

Abuso infantil
No obstante, sus conclusiones fueron puestas en dudas por Julia Millington, directora de pol?tica de la organizaci?n ProLife Alliance del Reino Unido. Millington observaba que un cierto n?mero de otros estudios publicados en revistas cient?ficas han encontrado evidencias de problemas que derivaban del aborto. Citaba, por ejemplo, la investigaci?n llevada a cabo en Canad? y publicada en el 2003 en la Canadian Medial Association Journal.

Algunos d?as despu?s de que la British Medical Journal publicara el estudio de Schmiege y Russo, la revista m?dica Acta Pediatrica publicaba los resultados de una investigaci?n que mostraba que las mujeres que han abortado abusaban f?sicamente m?s de sus hijos que las mujeres que no hab?an abortado.

Priscilla Coleman, profesora en la Universidad Estatal Bowling Green, llev? a cabo el estudio de un grupo de 581 mujeres de Baltimore con bajos ingresos, informaba el 3 de noviembre el Washington Times. Comparadas con las madres que no ten?an historial de abortos inducidos, aquellas que hab?an abortado ten?an un riesgo un 144% mayor de abusar f?sicamente de sus hijos.

Coleman observ? que ?un buen n?mero de mujeres que tienen abortos? experimentan problemas de estr?s y culpabilidad, sentimientos que pueden causar c?lera. Tambi?n observaba que las mujeres que han perdido a sus hijos por causas naturales pueden experimentar los mismos efectos psicol?gicos que las madres post-abortivas, pero los efectos generalmente no suelen durar.

Posteriormente, el 12 de diciembre, el peri?dico brit?nico Telegraph informaba de un estudio noruego que tambi?n encontr? estr?s y culpa entre las mujeres que se hab?an sometido a abortos. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Oslo, y publicado en la revista BMC Medicine, estudi? un grupo de 40 mujeres que hab?an sufrido un aborto por causas naturales y 80 mujeres que hab?an abortado. Los investigadores entrevistaron a las mujeres 10 d?as, seis meses, dos a?os y cinco a?os tras el acontecimiento.

Las mujeres que hab?an perdido a su hijo sufr?an m?s tensi?n mental a los seis meses de dicha p?rdida. Pero las mujeres que hab?an abortado experimentaban m?s estr?s mental en los intervalos de dos y cinco a?os.

Los efectos negativos del aborto no se limitan a la tensi?n mental. Un estudio franc?s de 2.837 nacimientos encontr? que las mujeres que hab?an abortado previamente ten?an un riesgo m?s alto de dar a luz prematuramente, inform? el 15 de mayo el peri?dico Telegraph.

Las madres que hab?an abortado previamente ten?an 1,7 veces m?s probabilidad de dar a luz a su beb? antes de la semana 28 de gestaci?n. Muchos beb?s nacidos en ese momento mueren poco despu?s del nacimiento y un gran n?mero de los que sobreviven sufren de graves discapacidades, indicaba el art?culo.

Poca informaci?n
M?s datos se encuentran en el informe preparado por el South Dakota Task Force to Study Abortion, presentado al gobernador del estado y al legislativo el pasado diciembre. Los comit?s del congreso y del senado del estado escucharon el testimonio de algunas mujeres que se hab?an sometido a abortos. Seg?n el informe, ?dieron su testimonio sobre c?mo se deprimieron y se sintieron asaltadas por la idea del suicidio?.

Casi 2.000 mujeres que hab?an abortado hicieron declaraciones detallando sus experiencias. Muchas mujeres informaron que se sintieron presionadas a abortar, en ocasiones por el padre del ni?o, pero tambi?n por otros. Adem?s, muchas de ellas testificaron o informaron a los consejeros post-aborto que, si se les hubiera dado una informaci?n adecuada, no se habr?an sometido al aborto.

Las evidencias tambi?n revelaban deficiencias en la forma en que se llevaron a cabo los aborto. Los datos proporcionados por el departamento de sanidad de Dakota del Sur revelaban que en el 2003, el ?ltimo a?o con estad?sticas disponibles, se llevaron a cabo 819 abortos en el estado. En 814 de las 819 operaciones, la ?nica informaci?n dada a la madre embarazada sobre el ni?o no nacido fue simplemente su estado de gestaci?n. En 813 casos de los 819, esto se hizo mediante una declaraci?n grabada y las mujeres no tuvieron oportunidad de preguntar dudas al m?dico.

Seg?n los procedimientos de una cl?nica de Planned Parenthood, descritos por testigos, el m?dico que va a practicar el aborto ve por primera vez a la madre embarazada en la sala de operaciones. Y esto s?lo tras haber firmado el consentimiento y haber aceptado el someterse al aborto.

Falta de apoyo
Otro ?til estudio sobre el aborto, publicado el pasado noviembre, es ?Mujeres y Aborto: una Rese?a Basada en Evidencias?, de Selena Ewing. El documento fue publicado por Women?s Forum Australia. Ewing, una investigadora en el Instituto de Bio?tica Southern Cross, en Adelaida, revis? y resumi? una amplia serie de investigaciones sobre el aborto.

Encontr? que muchos abortos tienen lugar debido a una falta de apoyo a las mujeres embarazadas. Las preocupaciones financieras son la mayor motivaci?n para abortar, porque muchas mujeres creen que continuar con su embarazo comprometer? sus planes de trabajo y estudio. Las mujeres, que tienen la preocupaci?n de convertirse en madres solteras, sugieren, observa Ewing, una falta de apoyo de los hombres en muchos casos, y una falta de apoyo de la comunidad a la maternidad en solter?a. El informe tambi?n encontr? que el aborto se asocia de modo acusado con violencia dom?stica y abuso de las mujeres.

Dados estos factores, Ewing sostiene que hablar del aborto como causado por embarazos ?no buscados? o ?no deseados? es una mala forma de acercarse a estos temas. Los estudios muestran que las mujeres embarazadas no creen que estos t?rminos sean adecuados a la hora de describir su situaci?n, sostiene Ewing. Adem?s, las actitudes de las mujeres cambian durante el tiempo que dura su embarazo.

El estudio tambi?n contiene numerosas referencias a la investigaci?n publicada sobre los efectos f?sicos y psicol?gicos del aborto. Sobre esto ?ltimo, Ewing indica que el del 10 al 20% de las mujeres sufren de graves complicaciones psicol?gicas. Sobran evidencias, por tanto. Zenit.org


Adopcion Espiritual

Publicado por Galsuinda @ 8:02  | V?ctimas del aborto
Comentarios (0)  | Enviar
S?bado, 18 de febrero de 2006


MIENTRAS ocupan el debate p?blico asuntos m?s estrepitosos (y triviales), se aprueba en el Congreso un proyecto de ley de reproducci?n asistida que ampara, bajo coartadas terap?uticas, la eugenesia y la clonaci?n. Como no pod?a ocurrir de otra manera en una ?poca desarmada moralmente, la ciencia se erige aqu? en instancia suprema e inapelable: ?Todo lo que se sabe hacer, se puede hacer?, parece ser el lema. Esta mitificaci?n de la ciencia como fuerza salv?fica no ha mostrado reparos siquiera en pisotear la dignidad de la vida humana; de este modo, se ha llegado a aceptar la posibilidad execrable de ?fabricar? vidas, servirse de ellas como material de experimentaci?n y despu?s destruirlas. Aprovech?ndose de la ingenuidad o la desesperaci?n de mucha gente que se deja embaucar con falsas esperanzas, la propaganda justifica la perversidad de la clonaci?n terap?utica pregonando que permitir? sanar enfermedades hoy incurables. Y con esta expectativa (que no es sino coartada que se sirve del sufrimiento ajeno), se convierte la vida humana en un producto de laboratorio y se destruyen alegremente unos embrioncitos de nada para extraerles c?lulas o tejidos, como si fueran proveedores de piezas de recambio.

Nunca hubi?ramos llegado a estos extremos de depauperaci?n ?tica si previamente no se hubiese impuesto una consideraci?n meramente funcional de la vida. Tratamos a nuestros semejantes como cosas de las que es posible disponer, extraer una utilidad. Si este puro utilitarismo se ha instalado en nuestra existencia cotidiana, ?c?mo puede sorprendernos que desde una instancia legislativa se establezca la posibilidad de declarar a unos embrioncitos de nada vidas prescindibles e intrascendentes, s?lo considerables por la utilidad m?dica que nos pueden reportar? Previamente, por supuesto, se ha negado la singularidad espec?fica de cada vida humana; al desaparecer esa caracter?stica que la hace valiosa e insustituible, la vida humana queda despojada de dignidad. Se me opondr? que un embri?n carece de personalidad o condici?n humana; yo m?s bien pienso que esa condici?n, inscrita en sus genes, est? latente, se ha empezado a gestar para realizarse plenamente en un estadio futuro. Y puesto que la condici?n humana anida en ese pu?ado de c?lulas, organizadas con el fin de convertirse en persona, no tenemos derecho a tratar al embri?n como si fuese una cosa; no tenemos derecho a poseerlo, usarlo y destruirlo. En su aparente insignificancia se condensa toda la potencialidad de una vida futura, tan plena como la nuestra.

No pensemos que esta concepci?n puramente utilitaria de la vida no nos pasar?, a la larga, factura. Al negar los conceptos m?s elementales sobre los que se sustenta la dignidad humana, estamos infligi?ndonos un da?o sin reparaci?n posible. Por supuesto, podemos alegar coartadas pretendidamente altruistas para justificar ese ataque a la dignidad humana; pero las acciones moralmente err?neas, aunque puedan parecer ?tiles en un principio, aunque reporten beneficios inmediatos, acaban arrastr?ndonos inexorablemente a la ruina. La dignidad de la vida no puede estar impunemente sometida al ego?smo de cada cual, a las ansias de curaci?n de cada cual, mucho menos al humanitarismo discrecional del Estado. La violaci?n de esta dignidad humana, ya lo sabemos, prefigura el totalitarismo. No creo que haga falta recordar aquel sue?o eugen?sico concebido por Hitler. La clonaci?n terap?utica, bajo su disfraz humanitario, postula tambi?n, no nos enga?emos, un mundo de superhombres donde los d?biles, los enfermos y, en general, todos aquellas vidas que no resulten ??tiles? carecen autom?ticamente de valor. ?Por qu? no empezar carg?ndonos -se dir?n los ap?stoles de ese ?mundo feliz?- unos embrioncitos de nada?


Por JUAN MANUEL DE PRADA

Adopci?n espiritual

Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 17 de febrero de 2006




El arte de convertir el tiempo dedicado a la familia en un tiempo personal, para vivir en plenitud y ser feliz.

Andaba yo pele?ndome, estropajo en mano, con la olla ennegrecida y poniendo todas mis fuerzas en quitar la persistente mancha cuando de pronto, a la altura de mis rodillas o? la suavecita voz de mi ni?a Elena que me dec?a para halagarme:? mam?, yo de mayor quiero ser...NADA, COMO T?...? Casi meto mi cabeza en el grifo, o la suya...

Bromas aparte, esta an?cdota me ha servido para comprobar , por desgracia, que en esta sociedad que todos hacemos, el hecho de elegir el quedarte en casa para entregarte a los tuyos est? muy poco considerado.

Un d?a Luli, de 12 a?os me pidi? que le concediera una entrevista que ten?a que hacer en sus deberes del colegio y me pregunt?: ?A qu? te dedicas? Y le contest?: "Mira, soy enfermera, maestra, administradora, recadista, ch?fer, cocinera, limpiadora, costurera, tintorera, directora de empresa, madre, esposa,...en resumen: ama de casa. Despu?s me pregunt? qu? era lo que menos me gustaba de mi trabajo y lo que m?s, y le contest?: lo que menos, que dej?is los tubos del papel higi?nico gastados y sin cambiar y lo que m?s me gusta es poderme dedicar en alma y cuerpo a los que m?s quiero en el mundo que sois pap? y vosotros nueve.

Unas amigas m?as me preguntaban si ten?a tiempo para m?: ?Pues claro que s?, yo soy mi propia jefa!, mira me da tiempo: para rezar, para leer, para formarme, para tener amigas, para charlar con mi marido, para contar cuentos, para escuchar a otros. Puedo organizarme de tal manera que si tengo un hijo enfermo, le puedo cuidar sin tener que llevarlo al colegio con fiebre, tengo tiempo para atender a mis padres si vinieran a casa... En fin, tengo tiempo para vivir la vida en toda su plenitud. ?Soy feliz!

Muchas veces pienso si le hubiera podido sacar este jugo a mi vida estando sometida al jefe de turno, por unos cuantos duros que se ir?an a pagar a otra que hiciera esto que hago pero sin el cari?o visceral que pongo yo...?son los m?os...!

Creo que muchas mujeres trabajan por necesidad, pero creo que otras muchas lo hacen para ?librarse de las cuatro paredes que les impiden realizarse como mujeres?. Soy defensora del papel que desempe?a en la sociedad el ama de casa y me parece una injusticia muy grande que se menosprecie y se infravalore.

La vecina del quinto me dijo un d?a: ?me encantar?a darle un hermanito a mi hija, pero mi madre ya est? mayor para darle m?s trabajo?... ?Por qu? tanto miedo a decidirnos a cuidar personalmente a nuestra familia?. Otra vez fue la vecina del sexto (esto de los bloques da para mucho) que en su solitaria vejez, con pesar, me reconoc?a:?cuando pude tener hijos, no quise; y cuando quise, no pude...?

Cuando uno enfoca toda su vida en el trabajo y vive para trabajar o tener esto y lo otro...llega un momento que se encuentra vac?o...?y si encima le hemos pagado el precio de una familia?...demasiado alto ...Cuando la sociedad no valora el papel de la mujer en toda su plenitud, la sociedad enferma, porque su base, la familia, se resiente...

Lourdes Rivero S?nchez-Guardamino
Colaboradora de Mujer Nueva,


Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 23:06  | Educaci?n
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 16 de febrero de 2006


EE.UU.: las escuelas cristianas dan buenos resultados
Los alumnos de colegios cat?licos, evang?licos o luteranos sacan mejores notas que los de la red p?blica

15-02-2006
018/06

En Estados Unidos, los alumnos de escuelas privadas, incluidas las de inspiraci?n religiosa, obtienen mejores resultados que los de escuelas p?blicas. A su vez, entre las escuelas privadas de distintas confesiones (cat?licas, luteranas o evang?licas) apenas hay diferencias significativas. Lo dice el Centro Nacional de Estad?sticas Educativas (NCES) en su informe "Student Achievement in Private Schools", el primero que dedica al rendimiento acad?mico en las escuelas privadas y, en especial, en las cristianas.


En los centros privados norteamericanos est?n matriculados cerca de cinco millones y medio de alumnos, m?s o menos el 10% de la poblaci?n escolar total. La mayor parte de ellos est?n en escuelas cat?licas (2,5 millones), evang?licas (823.000) o luteranas (219.000). Hay adem?s 882.000 en otras escuelas religiosas de diversos tipos y 900.000 en escuelas privadas no religiosas.

El informe se basa en las evaluaciones nacionales de alumnos de tres cursos: 4? (9-10 a?os), 8? (13-14 a?os) y 12? (17-18 a?os) en lectura, matem?ticas, ciencias y escritura, realizadas en cuatro a?os no consecutivos entre 2000 y 2005.

Ya se conoc?a que las escuelas privadas estaban por delante de las p?blicas, pues a?o tras a?o lo mostraban los informes del NCES. Pero este suministra datos nuevos sobre los colegios religiosos, pues se centra en los de las tres confesiones principales y los compara entre ellos y con el conjunto de los privados y con los p?blicos.

Por t?rmino medio, los alumnos de escuelas privadas aventajan a los de escuelas p?blicas en 10-20 puntos (de un total de 500 en lectura y matem?ticas; de 300 en las otras dos materias). Las escuelas cat?licas y las luteranas se encuentran casi siempre a la par y pr?ximas a la media de las privadas; las evang?licas est?n por debajo de unas y otras pero por encima de las p?blicas.

Como advierte el informe, esos resultados dan un buen indicio de la calidad relativa de las escuelas, pero las comparaciones que permiten son limitadas, ya que no hay datos suficientes para tener en cuenta todos los factores que influyen en las calificaciones. As?, en las peores medias de las escuelas p?blicas debe de pesar que tienen mayor proporci?n de alumnos de minor?as (39%, frente al 24% en las privadas) y de padres sin estudios superiores (43%, frente al 23%). Pero, a la vez, para cada grupo de alumnos (seg?n la etnia, el nivel social o econ?mico, etc.), los de colegios privados obtienen mejores resultados que los de colegios p?blicos. Esto se nota, en particular, en los chicos afroamericanos que van a escuelas cat?licas.

En los distintos tipos de escuelas confesionales la distribuci?n racial es parecida, con una sola diferencia importante: las cat?licas tienen mayor presencia de minor?as (26%) que las evang?licas (21%) y las luteranas (15%). Esto se debe a que las cat?licas acogen a muchos m?s hispanos (13% de su alumnado total). La mayor proporci?n de afroamericanos se da en las evang?licas (11%), pero las otras est?n a solo dos o tres puntos por debajo.

En algo bueno coinciden todas las escuelas en general, tanto p?blicas como privadas: en matem?ticas, las notas obtenidas por los alumnos de 4? y de 8? en 2003 fueron mejores que en 2000.

Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 10:15  | Educaci?n
Comentarios (0)  | Enviar




Es un hombre de origen nicarag?ense que vive en EEUU. Por culpa de la talydomida naci? sin brazos. Es m?sico y toc? la guitarra y cant? ante el Papa en el a?o 1987 en Los Angeles.


www.ewtn.com


Reportaje: video


Momentos de gran emoci?n

Fu? un momento inolvidable para ?l, as? como para todo aqu?l que le vi? aquel 15 de septiembre de 1987. Tony fue seleccionado para cantarle una melod?a al Santo Padre. Subi? a la tarima, acompa?ado con guitarra, la que s?lo puede tocar con los dedos de los pies. Tony le cant? una linda canci?n a Juan Pablo II titulada, Never Be the Same (Nunca ser igual). Al terminar, el Santo Padre, emocionado, no pudo contenerse, salt? del escenario y se lleg? a donde Tony para abrazarle. Para Tony, como para nosotros, la vida jam?s ser?a igual.


Una canci?n

puede descargarla



"Tarado" para siempre

Tony naci? sin brazos debido a los estragos de un medicamento recetado por orden m?dica a su madre durante el embarazo. El medicamento "Talidomide" deb?a calmar los efectos de na?sea del primer semestre de embarazo, pero sus efectos dejaron un terrible saldo, miles de ni?os nacieron con deformidades, sin brazos, sin pies o falt?ndole ambos.

Cuando ni?o, Tony ve?a a su pap? tocar la guitarra y sinti? el gran deseo de poderla tocar tambi?n, hasta que un d?a su pap? puso la guitarra en el suelo. "Tony", dijo, "anda a lavar los pies". Se los lav? y se sent? a tocar la guitarra por primera vez. Nunca dej? que su condici?n f?sica le desanimara, y con mucho esfuerzo y pr?ctica, aprendi? a tocarla magistralmente con los dedos de sus pies.

Recorriendo el mundo

Tony empez? a tocar en misa y en conferencias, hasta que lo vi? alguien que trabajaba en la organizaci?n de las actividades para la visita del Papa a Los ?ngeles en 1987. Tony fue seleccionado para cantarle al Papa y a los j?venes, y all? ocurri? el famoso encuentro.

Desde ese momento no ha descansado, ha viajado a trav?s de los Estados Unidos y a m?s de 30 pa?ses alrededor del mundo, compartiendo su m?sica y hermoso testimonio vida y fe. Actuamente reside en Branson, Missouri, con su esposa y dos hijos. All? tambi?n tiene una banda.






Fluvium

Publicado por Galsuinda @ 8:26  | Testimonios provida
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 15 de febrero de 2006



Consideren la adopci?n espiritual de los ni?os no nacidos. ?Con cada uno de nosotros cumpliendo nuestro papel, la vida saldr? victoriosa!

Mis queridos amigos, En 1973, cuando la decisi?n desafortunada de Roe vs. Wade fue aprobada por el tribunal supremo para legalizar el aborto en nuestro pa?s, poco pensaba jam?s que permanecer?a como la ley tantos a?os despu?s. Esa decisi?n fat?dica nos sigue desafiando mientras tratamos de trastornarla.

Se queda claro que es un asunto de la vida que toca al fondo nuestro compromiso nacional a la vida, la libertad y la justicia para todos. Durante estos treinta-y-dos a?os, hemos atestiguado a m?s de 40 millones de abortos de beb?s quienes nunca vivieron para disfrutar del compromiso. Con certeza hay algo errado si un pa?s se llamar?a cristiano y al mismo tiempo permitir?a que esta injusticia continuase a?o tras a?o. Para hacer cosas peores, estos hermanas y hermanos son absolutamente los m?s indefensos de todos. C?mo nosotros unidos como la naci?n que somos podemos continuar a cometer tales actos de violencia y todav?a comprometernos a la vida, la libertad y la justicia para todos resulta demasiado para la imaginaci?n.

Sabemos que hay bastante cristianos que sostienen esta tragedia horrorosa, y muchos de ellos son cat?licos. Esto simplemente no me tiene sentido. Existen muchas injusticias en nuestra sociedad, pero el aborto se niega a cualquier esperanza para que estos peque?os beb?s puedan experimentar la vida afuera del vientre materno. Todos los derechos humanos son denegados a estos infantes, una injusticia que previene que nos hagamos un pa?s o un mundo m?s justo y m?s sosegado.

Se dice frequentemente, ?No hay nada que hacer ahora sino orar.? Decimos esta frase cuando enfrentamos otras tragedias como el hambre, la indigencia, la guerra, y la violencia en nuestros hogares, en las calles y en las regiones alejadas de los EE.UU. La decimos cuando somos enfrentados con una enfermedad grave o la muerte dentro de la familia. Entonces, ahora declaro si hemos de transformar esta cultura de la muerte en una cultura de la vida, como nuestro Papa nos ha llamado a hacer tantas veces, no nos queda nada para hacer sino orar para acabar con el aborto. S? que hay otras cosas importantes que podemos y debemos continuar a intentar hacer, pero al fin y al cabo derrocar Roe vs. Wade es un asunto de ilustrar a los corazones de la gente para que se den cuenta de que todos tienen el derecho de experimentar la vida.

El ?nico consuelo que encuentro es aunque la ley permite que los malaconsejados tomen las vidas f?sicas de estos peque?os ni?os, Dios asegurar? que tienen la vida eterna. Por eso, alabamos y glorificamos a nuestro Dios tan misericordioso. Mientras tanto, tenemos que hacer todo en nuestro alcance para cambiar la manera en que tratamos a los no nacidos indeseados, y sugiero que debamos de hacerlo por la oraci?n, la penitencia y el sacrificio.

A menudo leo las ideas de la gente en cuanto a la realizaci?n de la ilegalizaci?n del aborto por la oraci?n, la penitencia y el sacraficio. Los obispos de los EE.UU. han publicado varias declaraciones implorando a cada uno de nosotros a orar y hacernos m?s envueltos en esta lucha. A veces cosas agarran la atenci?n y lo siguiente es una idea que agarr? la m?a. Esta sugerencia es algo en que cada uno de nosotros puede participar. Seamos j?venes o viejos, ricos o pobres, los maltratados o los que maltratan, todos podemos formar parte de esto. La sugerencia s?lo toma diez segundos que resulta m?s corto que el tiempo que me tom? escribir esta l?nea de la carta. Es un asunto entre Dios y cada individuo ?no hay cifras sobre que discutir. Es la esperanza que la oraci?n abajo nos surja a la mente diariamente, y tal vez varias veces al d?a, porque somos llamados a orar por el fin de esta maldad incre?ble en medio de nosotros.

Podemos compartir con todos que rezamos la oraci?n o lo podemos guardar. Sin embargo, sugerir?a que comparti?semos nuestro compromiso a la oraci?n con otros para recordarles de la malicia que trae toda la injusticia a los hijos de Dios ?especialmente los m?s peque?os todav?a no nacidos.

Despu?s de leer lo siguiente, simplemente les pido que piensen seriamente en juntarse con este atento a llevar la justicia ?y as? la vida- a todos los no nacidos. S?lo tengan en cuenta los 40 millones de abortos y prometan a intentar ser fiel a los diez segundos o m?s de la oraci?n diaria.

Esta es una propuesta del comit? diocesano Evangelio de la Vida (Diocesan Gospel of Life Committee):

Oren para avanzar el evangelio de la vida.

??Buscas un programa sencillo y positivo en lo cual su parroquia entera, desde los m?s j?venes hasta los ancianos, pueden participar para avanzar la cultura de la vida? Consideren la adopci?n espiritual de los ni?os no nacidos. Este programa es una manera eficaz para contrariar el mensaje opositor a la vida, para fortalecer nuestras creencias cat?licas y para ense?ar el poder asombroso de la oraci?n. La adopci?n espiritual permite que los participantes adopten espiritualmente a un ni?o y a una madre. Tambi?n les permite orar por la madre y su ni?o quienes son enfrentados con un embarazamiento en crisis. Los participantes rezan una oraci?n breve de diez segundos diariamente por 9 meses para que el beb? no nacido, reconocido por Dios como en peligro del aborto, y su madre ser? apoyada y recibir? fuerza de estas oraciones intercesorias.

El comit? diocesano Evangelio de la Vida promueve este programa y sugiere que las parroquias comiencen el compromiso a la oraci?n el 25 de marzo, la fiesta de la Anunciaci?n, y que cumplan los nueve meses de oraci?n durante las Navidades. (Fijaos: La fiesta se celebrar? el 4 de abril porque en 2005 el 25 de marzo es el Viernes Santo.)

Alentamos a las parroquias a mostrar carteles apacibles e interesantes que cuentan el desarrollo del beb?. Estos carteles pueden interesar y ayudar a los ni?os y a las familias j?venes mientras miran el progreso mensual de sus beb?s. Al final del periodo de nueve meses, la parroquia podr?a celebrar el nacimiento de sus beb?s adoptados espiritualemente con una fiesta en honor del beb?. Todos los regalos recaudados en la fiesta se pueden regalar a ?Birthright? o se pueden incorporar en el proyecto de donaci?n de la Navidad parroquial. Se puede organizar el programa de adopci?n espiritual por el comit? de asuntos sociales, el comit? de la vida familial, vuestra clase de confirmaci?n o vuestro grupo juvenil.

Si el programa de la oraci?n les interesa para su parroquia, cont?ctense con su p?rroco o con el comit? Evangelio de la vida en el Centro Pastoral (Richard Murphy, 270-683-1545, ext. 143) para conseguir estampas y carteles. ?Con cada uno de nosotros cumpliendo su papel, la vida saldr? victoriosa!?

Tanto como la propuesta acaba con las palabras, ??Con cada uno de nosotros cumpliendo su papel, la vida saldr? victoriosa!? tambi?n espero que consideren el programa y se junten con los millones de otros en oraci?n as? que seremos victoriosos.

Sinceramente en Cristo,

El Sumamente Reverendo John J. McRaith

Obispo de la di?cesis de Owensboro


Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 10:20  | Oraci?n por la vida
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 13 de febrero de 2006
Me llamo Elen y tengo 27 a?os. Hace 5 a?os conoc? a un chico que a mis padres no les gustaba nada. As? que decid? irme a vivir con ?l, con una mano delante y otra detr?s, dej? mis estudios de empresariales, en el ?ltimo a?o, y me fui. ?l trabajaba descargando cajas. Todo iba bien, yo estaba feliz con ?l, y no me hac?an falta mis padres, hasta que me qued? embarazada, hace tres a?os. Yo al principio me alegr?, pues era fruto de nuestro amor, pero ?l no lo vio as?. Me dijo que no quer?a tener un hijo, que ?l quer?a disfrutar de la vida y que abortara, que me daba el dinero. Eso me cay? como un jarro de agua fr?a, yo estaba contenta...bueno, a partir de ah? todo cambio. No me miraba a la cara, no me abrazaba, me hu?a, yo estaba ya de 8 semanas, y un d?a vino casa con un amigo suyo, y entre los dos empezaron a decirme que iba a arruinar mi vida, que estaba sola, que no trabajaba, as? que le ped? tiempo, y me dio 3 semanas, a las tres semanas le dije que no quer?a abortar, y me dijo que eligiera, y lo eleg? a ?l. Pedimos cita en la cl?nica y lleg? el d?a se?alado para matar a mi beb?. ?l se fue a trabajar muy contento, d?ndome besos, y diciendo lo mucho que me quer?a.

Y yo me fui a la cl?nica, estaba ya de 14 semanas. Me vio el "ginec?logo" y me hizo una eco, yo por supuesto no la v?. 14 semanas y 4 d?as. Habl? con un psic?logo que lo que hizo fue darme unos `papeles para que los firmase, pero no me pregunt? nada. Estando en la sala de espera con tres chicas m?s, not? algo, algo se hab?a movido dentro de m?, pens? que eran los nervios, pero volv? a notarlo hasta tres veces m?s, era mi beb?, estaba luchando por su vida, y me lo dec?a asi. ?sabes lo que hice? Me levant? cuando la enfermera me llam? y le dije que se quedara con el dinero, que yo me iba con mi beb?. Me fui a un parque cercano y llor? y llor?, hasta quedarme sin l?grimas. Estaba asustada, muy asustada. A las 4 horas mi novio me llam? para ver qu? tal todo, y le dije que muy bien, no fui capaz de decirle que no lo hab?a hecho. Por la tarde vino a recogerme, a la puerta de la cl?nica, y fuimos a casa a "celebrarlo", lo celebramos, s?, y yo sufr?a por ver que ?l no lo quer?a y celebraba su "muerte", pero tambi?n porque le estaba mintiendo.

Lo enga?? tres semanas m?s, y durante esas tres semanas fui notando cada vez m?s a mi hijo, pero estaba asustada, mucho. Intent? encontrar trabajo, pero nadie quer?a contratar a una embarazada, y ah? no pod?a mentir. Me acostaba cada noche rezando por que ?l llorara por haber matado a su hijo, rezando para que me dijera que estaba arrepentido, y deseando decirle: nuestro beb? est? bien, no lo hice!

Pero mis oros no dieron resultado, ?l cada vez estaba m?s contento y yo no ten?a a nadie a mi lado, pues al irme con ?l perd? contacto con mis amigos, familia... Bueno, cuando hab?an pasado 18 d?as me llamaron de una tiende de ropa premam? y de beb?s, que les hac?a falta una chica para trabajar y no importaba mi embarazo! Me puse a trabajar a los 4 d?as, y cuando llegu? de trabajar el primer d?a sent? a mi chico en el sof?, me abrazaba y me quer?a con locura, hasta que se lo dije. Me mand? lejos, me empuj? y se levant?, se le cambi? la cara, me dijo que ten?a tres horas para irme de casa, y que no quer?a volver a verme, que ese ni?o iba a ser un desgraciado sin padre, y que como le diera el punto me lo quitar?a .Estaba destrozada, no por ?l, aunque lo quer?a mucho, sino por mi hijo, pero me levant?, cog? algunas bolsas y me fui. Tenia mucho miedo, pero todo fue bien. Me fui a un piso de estudiantes, con dos chicas, y llev? a mi beb? con mucho orgullo. A mi novio lo vi en cuatro ocasiones m?s, antes de tener al beb?, y no me miraba a los ojos, pero yo s? que se mor?a de ganas por saber si era ni?o o ni?a...

Bueno, tuve a Guille, mi hijo, que va a cumplir tres a?itos dentro de poco. He tenido mucho miedo, y sigo teni?ndolo, pero me basta con una sonrisa suya para ser feliz, me alegro cada d?a m?s de haberme marchado de aquella cl?nica, de haberle dado la oportunidad de ver, de llorar, de re?r, de saltar, de jugar... S? que mi hijo es feliz, y nunca me hubiese perdonado no haberle dado la oportunidad de vivir, de crecer como persona y de hacer lo que yo hice, de estudiar y tener hijos. Hace una semana nos encontramos con su padre en el supermercado, y como si se lo hubieran dicho, guille lo miraba y le hac?a burlas, llor? cuando se acerc? a ?l, y entonces vi que mis rezos hab?an hecho efecto, vi como ca?a una l?grima por su mejilla, no me mir?, pero me dijo gracias, y s? que esas gracias son por no haber matado a su hijo, pues aunque no lo quiera como a un hijo, tiene la conciencia tranquila, no tiene ninguna muerte a sus espaldas, aunque no por su voluntad, pero yo no le deseo mal a nadie. Los miedos son normales en toda mujer que va a ser madre, pero tu hijo te dar? las fuerzas para vencer esos miedos, porque siempre estar? a tu lado, es lo ?nico que es realmente tuyo, y su sonrisa es mejor que nada en este mundo. ?vas a matar a tu hijo porque t? tienes miedo? ?l es indefenso, depende de ti, y seguro que est? m?s asustado que t?. Tu hijo siempre te admirar?, te querr? como nadie y ser? fiel a ti, ?l nunca elegir?a matarte, no lo elijas t?. D?jalo vivir.

Me invent? una canci?n para mi hijo estando embarazada, ahora la escribo:



Sangre de mi sangre,
que vive en mi interior,
luz que me ilumina
en mi oscura direcci?n,
veo crecer tu cuerpo
a gran velocidad
y me pongo a pensar
?que destino correr?s?
T? ser?s la vela que me empuje
y que me haga navegar,
hasta el infinito,
t? ser?s la vela que me empuje
y que me haga pelear,
dispuesto a llegar hasta lo imposible.
Carne de mi carne
que escuchas mi canci?n,
luz que me ilumina
en mi oscura direcci?n,
espero ansiosa el momento
en el que pueda o?r tu voz,
tus pasos, tus llantos tus risas
dentro de mi coraz?n.


No es gran cosa, pero me ayudo en los peores momentos, y todav?a se la canto a Guille algunas noches, y el la canta conmigo. Alg?n d?a, se que tendr? que explicarle por que ?l no tiene un pap?, pues ya me pregunta, y creo que no ser? infeliz cuando le cuente que su papi no estaba preparado para tenerlo, pero que su mami lo quiere tanto que sirve de mami y de papi.


Adopci?n espiritual



Ten?a 20 a?os, toda la vida por delante, estaba estudiando Magisterio, y llevaba 1 a?o con mi novio, aunque parec?a que llev?bamos toda la vida. pues bien, nosotros us?bamos el preservativo, siempre, pero algo fall?. Ten?a que ponerme mala un 26 de agosto, y desde el 15 sab?a que estaba embarazada, aunque quer?a negarlo, con todas mis fuerzas. El d?a 26 no me puse mala, y se lo dije a mi novio, que dijo que esperara los 10 d?as esos que te dicen para hacerte la prueba. Da la casualidad que la novia de un amigo de mi novio estaba embarazada de 5 meses, y ?l la hab?a dejado porque ella no quer?a abortar. Mi novio estaba muy enfadado con su amigo, y a ella la acogimos nosotros, ya que estaba hecha polvo. Despu?s volvieron, pues se lo pens? mejor. bueno, lleg? el d?a y fuimos con ella a hacerme la prueba, yo vomit? el desayuno, estaba cantado. Cuando pas? la media hora y fuimos a la farmacia, quer?a morirme, positivo. Todo se me vino a bajo. Ella me abraz? y me dijo que si lo iba a tener, y yo le contest? que si.

Bueno, ese d?a fue largo, pues yo no pod?a articular palabra. No dije nada en casa, y as? fuimos a hacerme una eco, estaba de 4 semanas, y el ginec?logo nos pregunt? que si lo ?bamos a tener, a lo que mi novio contest? con un s? rotundo. Yo siempre he estado en contra del aborto, y no pens? en abortarlo, por lo menos no conscientemente.

Tard? un mes en decirlo en casa, y se lo tomaron bien, no me dijeron nada, solo que ese ni?o/a era bien recibido y que siguiera con mis estudios.

Seguimos adelante, hasta que, no s? por qu?, empec? a pensar que yo no quer?a vivir toda la vida junto a mi novio, y que el tener ese ni?o me ataba a ?l. Habl? con ?l, que me dijo que aunque no estuvi?ramos juntos ?l ser?a su padre, y ejercer?a como tal.

Entonces apareci? la que yo cre?a que era mi amiga, y empez? a decirme que era muy joven, que nunca podr?a vivir unos 20 a?os, que me har?a una vieja de golpe...

No trato de disculparme, yo tuve la culpa, pero empec? a ver a mi hijo como una carga. Habl? con el padre y me dijo que no abortara, que ?l se lo quedar?a, pero que no matara a su hijo. Por supuesto que en casa no dije nada, pero esa idea no se me quitaba de la cabeza. Pens? que su padre ahora dec?a eso, pero despu?s no lo querr?a y que si se lo quedaba en mi casa no lo iban a permitir, empec? a montarme unas pel?culas sobre lo que pasar?a y decid? pedir ayuda. Una ayuda equivocada, fui al centro de salud y habl? con la psic?loga, que me dijo que yo era muy joven, y que ya tendr?a tiempo de tener un hijo, pero que ese no era el momento, me dijo que no cometiera la locura de d?rselo a su padre, pues me arrepentir?a toda la vida, y que adem?s no me dejar?a verlo si yo al final decid?a que quer?a formar parte de su vida. Me dio cita para la semana siguiente, en esa semana yo lo tendr?a que tener pensado, pues ya estaba de 15 semanas, y para eso hab?a un limite.

Esa fue la semana m?s horrible de mi vida, pues no quer?a decir nada a nadie, ni siquiera a su padre, pues sab?a que ellos estaban en desacuerdo.

No fui a la cita de la psic?loga, pero fui a otra peor, una cl?nica de mi ciudad donde matan a los beb?s. Si, fui yo sola, una ma?ana, convencida de que lo que iba a hacer era lo mejor. Toda la noche la pas? despierta, hablando con mi beb?, pidiendo que me perdonara y me entendiera, pues pens? que esa vida seria mala para ?l o ella.

Bueno, llegu? a la cl?nica y despu?s de hacer un peque?o cuestionario, pagar, hablar con uno y otro, me llevaron a la sala de espera, all? no me acuerdo cuantas hab?a, pero hab?a una chica a mi lado que no paraba de llorar, me dijo que su novio la hab?a dejado por no abortar, y que ella lo quer?a demasiado, que lo hacia por ?l. No llor?, no llor? por mi hijo, estaba como en una nube, no era consciente de lo que iba a hacer. me llamaron, era mi turno, Me dieron un camis?n abierto por detr?s y me tumb? en una camilla, fue curioso, mientras lo hacia pensaba que eso se parec?a a la consulta del ginec?logo, pero hab?a un olor extra?o, un olor a muerte. Me hicieron una eco, no recuerdo si en ese momento, yo antes, y confirmaron que estaba de 16 semanas de gestaci?n. yo no la vi, la pantalla estaba mirando hacia el m?dico?? nada, me tumb? y lo hicieron, no me dorm?, no del todo, pude o?r como sacaban los restos de mi beb?, y como se refer?an a EL, era un ni?o. Me sent? vac?a. Cuando acabaron me pasaron a otra sala, me dijeron que me vistiera pasado un rato y me explicaron lo del sangrado. nada m?s. Ni siquiera me preguntaron c?mo me sent?a. Bueno, cuando sal? de all?, iba vac?a, y con pena, mucha pena. Me daba pena de mi hijo, que era un ni?o y ya le hab?an puesto nombre de su padre, de mis padres...

No me sent? aliviada, como pens? que ocurrir?a, y ahora tendr?a que decirlo.

Llegu? a casa y mi madre me pregunt? qu? me pasaba, le dije que hab?a manchado un poco y me dijo que no me preocupara, que al d?a siguiente, si segu?a manchando me llevaba a urgencias.

Estuve toda la noche llorando, y por la ma?ana me fui a urgencias, dije que estaba sangrando, que hab?a abortado.

Llam? a mi madre desde el hospital y vino a recogerme, claro, al ver el informe se dio cuenta de lo que hab?a hecho, pero se hizo la loca. Me abraz? y me dijo cu?nto lo sent?a por el beb? y por nosotros.

Ella fue la que llam? al padre del beb?, que vino enseguida a casa y me abraz?. Me di asco a mi misma, le hab?a quitado a su hijo y ?l me abrazaba. Llor?, y yo con ?l, como un beb? indefenso, llor? y grit?, pero siempre abrazado a mi, a la que hab?a matado a su hijo.

Me pidi? las ecograf?as anteriores que ten?a, y la prueba de embarazo, y en el sobre donde iban metidas puso su nombre

Han pasado 6 a?os, y todos los d?as me acuerdo de Ignacio, no hay un solo d?a de la semana que no piense qu? ser?a de ?l, qu? estar?a haciendo. En Abril cumplir?a 6 a?itos, y no lo dej?, no le di esa oportunidad. El padre siempre estuvo pendiente de m?. Se cas? el a?o pasado y acaba de tener un beb?, un ni?o precioso, igual que ?l. Le pregunt? el nombre que le iban a poner a su mujer y me dijo: Le quer?a poner Ignacio, como su padre, pero ?l no quiere, se llamar? Pablo

S? que ?l, al igual que yo, nunca ha olvidado a ese ni?o, y que me perdon?, pero yo nunca podr? perdonarme por no haberle dejado disfrutar de su padre, por no haber permitido que ese ni?o naciera, por no haberle querido como lo quiero ahora. Nunca podr? perdonarme por el da?o que le he hecho a los dos, a uno por matarlo y al otro por quitarle a su hijo, a ese hijo tan querido y deseado. Le pido a Dios que lo tenga con ?l, que le d? besos y cari?o, que le ense?e a hacer cosas, leer, escribir, que le ense?e los colores, la vida. Solo espero que mi bebe me perdone y que cuando yo muera este esper?ndome, y que le llegue todo mi amor, todo ese amor que le negu? cuando m?s lo necesitaba.

Bueno, ni que decir tiene que toda esa vida por delante que me quedaba la dej? en aquel quir?fano, junto a mi beb?, pues la vida ya para mi no tiene sentido. No quiero volver a enamorarme, pues s? que me sentir?a muy culpable si me quedara de nuevo embarazada, por darle mi amor a otro beb?, por no haber dejado que su hermano naciera y tenerlo a ?l entre mis brazos. no puedo y no quiero. Esa ser? mi penitencia.


Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 15:44  | S?ndrome post Aborto
Comentarios (0)  | Enviar
Domingo, 12 de febrero de 2006




"?Qu? les parece? Si un hombre tiene cien ovejas y se le extrav?a una de ellas, ?acaso no dejar? las noventa y nueve en el monte, para ir en busca de la extraviada? Y si logra encontrarla, de seguro se alegrar? m?s por esa oveja que por las noventa y nueve que no se extraviaron. As? tambi?n, el Padre de ustedes que est? en el cielo no quiere que se pierda ninguno de estos peque?os" (Mat. 18:12-14).

Todos los que nos sentimos cristianos y estimamos la vida humana, tenemos que luchar con todas nuestras fuerzas contra esa gran matanza de inocentes que est? teniendo lugar cada d?a en el mundo, con el visto bueno de las autoridades y de las leyes en muchos pa?ses, mediante la legalizaci?n del aborto.

Pero hoy quiero referirme a un aspecto bastante olvidado de toda esa compleja realidad y dirigir una palabra de aliento y de esperanza a la mujer que en un momento de inconsciencia o de desesperaci?n o movida sabe Dios por qu? circunstancias, o a?n en el peor de los casos por puro ego?smo, ha destruido la vida del hijo que llevaba en su seno y que luego reflexiona y siente sobre su conciencia el peso del remordimiento, que la sume en la amargura y la frustraci?n.

Es a esta mujer que muchas veces arrastra su pecado como un fardo y de la que nos olvidamos tan f?cilmente, a la que quiero decirle hoy: enciende en tu vida una luz y una esperanza, levanta tus ojos hacia ese Dios que es siempre misericordioso, que siempre ama y perdona y ver?s que todo pecado tiene redenci?n.

Lo ?nico que ?l nos exige es el arrepentimiento. Pero no un arrepentimiento desesperado como el de Judas que lo llev? al suicidio, sino el arrepentimiento confiado como el de Pedro que lo llev? a la conversi?n. S?, tu vida puede ser todav?a muy ?til, puedes hacer mucho bien en el mundo y sentir as? el gozo que se origina despu?s de dar la mano al que la necesita. S?lo hace falta que te vuelvas a El y le digas una sola palabra, pero llena de dolor, de confianza, con deseo de rectificaci?n.

Aprendamos todos el ejemplo de Jesucristo en el Evangelio, que debe ser para nosotros los cristianos la suprema norma de conducta. ?l siempre andaba rodeado de pecadores, a pesar del esc?ndalo de los fariseos. Jam?s justifica su pecado, ni les defiend?a tranquiliz?ndoles con las palabras "no tiene importancia, no se preocupen. Al contrario, les hac?a sentir toda la gravedad de su pecado, pero no para rechazarlos o para hundirlos, sino para levantarlos. ?l siempre ama y siempre perdona y da la mano al pecador que se le acerca. ?Con qu? respeto trata a la mujer ad?ltera a quien aquellos acusadores hip?critas despreciaban! Jes?s le dice: "Vete en paz y no peques m?s!" ?Con qu? delicadeza ofrece el agua pura de la gracia a la mujer samaritana junto al pozo de Jacob! ?Con qu? complacencia se deja lavar los pies por la Magdalena pecadora, que ha pecado mucho pero que despu?s ha amado mucho! ?Con qu? solicitud atiende a Zaqueo el ladr?n y se va a pasar el d?a a su casa para que entre en ella la salvaci?n! ?Con qu? rapidez escucha el grito de arrepentimiento del ladr?n en la cruz y le dice: "?Hoy mismo estar?s conmigo en el Para?so!" Para ?l no hay ning?n pecado tan grande que no pueda ser redimido.

Por eso tambi?n te ama a ti, mujer, y quiere restaurar tu vida. Quiz?s la mejor reparaci?n ser?a que si ahogaste una vida salves otras muchas, y que si tu hijo no lleg? a nacer, que otros hijos nazcan porque t? defendiste sus vidas y ayudaste a sus madres. Y si tu hijo no lleg? a crecer, otros hijos crezcan porque t? viviste en actitud de caridad y de servicio para los m?s peque?os y los m?s indefensos.

Y para aquellas otras mujeres que han cometido tu mismo pecado y endurecidas y despreocupadas siguen abortando, y que no han sentido siquiera el aguij?n del remordimiento; que tu oraci?n las acompa?e, para que tambi?n ellas abran sus ojos a la luz, para que tambi?n ellas se encuentren con la mirada penetrante y amorosa de Cristo, para que tambi?n ellas se salven.

Mujer, t? que no quisiste ser madre un d?a, tienes todav?a mucho que hacer en el mundo. Tu recuerdo doloroso es acicate para que crezca tu generosidad y tu entrega a los dem?s. Tal vez alg?n d?a te encuentres en la vida eterna --porque nosotros no podemos poner l?mites a la misericordia de Dios-- con aquel hijo que no llegaste a conocer en la tierra y a quien ?l por caminos extraordinarios y misteriosos ha dado tambi?n la gracia y la salvaci?n.

Monse?or Eduardo Boza Masvidal, Obispo de Los Teques, Venezuela


Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 9:20  | S?ndrome post Aborto
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 10 de febrero de 2006


Entrevista con Robert Enright

MADISON (Wisconsin), lunes, 19 septiembre 2005 ( ZENIT.org ).- El mensaje evang?lico del perd?n ha llevado a la fundaci?n de un instituto psicol?gico, que demuestra su eficacia para la curaci?n personal y la paz en el mundo.

Robert Enright, psic?logo, cre? el Instituto Internacional del Perd?n en 1994 con el fin de aplicar a?os de investigaci?n en la pr?ctica del perd?n. Es coautor de ?Helping Clients Forgive: An Empirical Guide for Resolving Anger and Restoring Hope? (Ayudar a los clientes a perdonar: Gu?a emp?rica para Resolver el Odio y Restaurar la Esperanza?), publicado por American Psychological Association Books, 2000.

--?Qu? efectividad ha tenido el perd?n como terapia?

--Enright: ha sido muy variada. Algunos grupos de investigaci?n obtuvieron excelentes resultados cient?ficos con la terapia del perd?n, mientras que otros no.

Como afirma Richard Fitzgibbons en nuestro libro, una causa de los diferentes resultados es el tiempo y el cuidado que el terapeuta dedica al paciente.

Perdonar a otro por una profunda injusticia lleva su tiempo. Los instrumentos de cura a menudo insisten en la terapia ?breve?, la cual no da suficiente tiempo al cliente para recorrer el itinerario doloroso y terap?utico del perd?n.

Uno de nuestros proyectos de investigaci?n, con Suzanne Freedman, de la Universidad de Northern Iowa, era con sobrevivientes de incestos. Estas valientes mujeres necesitaron mucho tiempo, en torno a un a?o, para perdonar a quienes hab?an abusado de ellas. Vali? la pena el esfuerzo.

Cuando comparamos el grupo experimental, que ha recibido terapia del perd?n, con un grupo de control que no la ha recibido, en el primero se reduce de manera significativa la ansiedad y la depresi?n. Despu?s de que el grupo de control iniciara y completara la terapia del perd?n, ambos mostraron una mejora significativa en sus s?ntomas de ansiedad y depresi?n.

Aunque un a?o parece mucho tiempo, deber?amos darnos cuenta de que algunas de las mujeres sufr?an des?rdenes emocionales desde hac?a 20 ? 30 a?os antes de perdonar.

Vemos resultados similares con otros grupos: hombres y mujeres en comunidades de rehabilitaci?n de drogas; pacientes terminales de c?ncer; matrimonios a punto de divorciarse; adolescentes presos; pacientes card?acos y otros.

--?Qu? pasos debe dar una persona que desea curarse mediante el perd?n?

--Enright: Seguir el propio itinerario de perd?n es otra raz?n del ?xito observado en la terapia del perd?n. El doctor Fitzgibbons y yo ofrecemos un itinerario de perd?n, cient?ficamente avalado en nuestra obra. Este itinerario es ampliamente descrito en mi libro ?Forgiveness Is a Choice? (?El perd?n es una opci?n?) para el p?blico en general.

En este itinerario, en primer lugar, las personas deben reconocer que han sido tratadas injustamente, reconocer humildemente que esto les ha supuesto un choque emocional y que est?n verdaderamente enfadadas.

A continuaci?n, si desean empezar la terapia del perd?n, deben explorar lo que es perd?n y lo que no es perd?n. Por ejemplo, cuando las personas perdonan, no est?n condonando, excusando u olvidando lo que han hecho contra ellas. Pueden reconciliarse o no reconciliarse.

Perdonar es reducir el resentimiento y aumentar la benevolencia y el amor hacia alguien que ha sido injusto. Esta es una opci?n personal, un acto de la voluntad. Reconciliarse es para dos personas recuperar la mutua confianza. Esto requiere la cooperaci?n de ambas partes. Uno puede perdonar al ofensor y al mismo tiempo mirar a sus espaldas.

Luego recomendamos que la gente se implique en lo que el doctor Fitzgibbons llama ?perd?n cognitivo?. Son pensamientos de perd?n y declaraciones dirigidas a la persona que ha sido injusta. En ese estado, la persona no necesita abordar al ofensor sino realizar este perd?n cognitivo en su interior.

Parte del perd?n cognitivo es pensar en la persona como un todo, sin definirla s?lo por sus pecados. Todos somos m?s que nuestras acciones. Somos vulnerables. Somos hijos de Dios.

Al perd?n cognitivo sigue el perd?n emocional, la apertura de uno mismo a la compasi?n y al amor hacia este hijo de Dios que te ha golpeado. Esto es dif?cil y puede llevar su tiempo. Algunas personas en la terapia no est?n preparadas para este paso y merecen comprensi?n.

Para nosotros sigue siendo un misterio saber c?mo crece en el coraz?n humano esta compasi?n por quienes realizaron y realizan grandes injusticias. Seguramente la gracia de Dios act?a en este caso, pero nosotros como cient?ficos no tenemos el lenguaje para describirlo plenamente. La ciencia es limitada, al igual que los intentos humanos de comprender el misterio.

M?s all? del perd?n emocional, est? la dif?cil tarea de ?soportar el dolor? de lo que ha sucedido. Quien perdona no puede hacer que el reloj vuelva atr?s y deshacer el da?o, pero puede tomar la valiente decisi?n de aceptar el dolor y ser un instrumento de bien para el ofensor.

Para un cristiano, esto nos lleva a identificarnos con Cristo que sufre en la cruz por nuestros pecados. ?l soporta el dolor por nosotros. Nosotros hacemos lo mismo por los dem?s despu?s de haber sido perdonados.

--?Qu? ha aprendido sobre los ni?os y el perd?n?

--Enright: Los ni?os parecen tener corazones c?lidos y abiertos al perd?n. Por consiguiente, la educaci?n al perd?n es una posibilidad real para ellos.

Al mismo tiempo, pienso que a los ni?os se les puede desanimar a perdonar si est?n rodeados por quienes ridiculizan o son indiferentes hacia el perd?n. Por consiguiente la educaci?n al perd?n es vital.

Mis colegas Jeanette Knutson, Anthony Holter y yo hemos trabajado en escuelas cat?licas y estatales de Belfast, Irlanda del Norte, los ?ltimos tres a?os, ofreciendo programas de perd?n para las primeras tres clases de educaci?n general b?sica. Preparamos a los profesores y ellos imparten el programa a los ni?os.

Hemos publicado recientemente un libro gr?fico infantil sobre el perd?n, ?Rising above the Storm Clouds? (?Superar las Nubes de Tormenta?), para ni?os de entre 4 y 10 a?os, que usamos en el programa de tercero. Este a?o iremos al quinto curso y el siguiente, a la educaci?n secundaria.

Hemos descubierto que ni?os tan peque?os como los de seis a?os, pueden aprender sobre el perd?n y de esta manera reducir la c?lera excesiva. Estamos en Belfast para ofrecer el don del perd?n a esta ciudad circundada de guerra. Esperamos que los ni?os, al pasar los a?os, se conviertan en completos perdonadores, desde el punto de vista teol?gico, filos?fico y psicol?gico.

Esperamos que, armados con esta profunda comprensi?n del perd?n, cuando sean adultos, forjen una paz m?s satisfactoria en su comunidad que la de sus predecesores.

Tanto Juan Pablo II como Benedicto XVI nos han ense?ado que el perd?n es la m?s importante v?a hacia la paz en este mundo. Nuestro trabajo en Belfast es sencillamente actuar siendo conscientes de esto.

--?Qu? consejo dar?a a la gente sobre la pr?ctica del perd?n en su vida diaria?

--Enright: Primero, el perd?n es de Dios y no podemos pensar en el perd?n como una t?cnica psicol?gica m?s. Perdonar es entrar en el misterio de la cruz de Cristo.

Esta es una ense?anza dif?cil en efecto, pero vale la pena esforzarse por comprenderla. Aunque las personas perdonen sin pretender deliberadamente obedecer a Dios, este comportamiento les puede permitir abrirse a ?l.

En segundo lugar, la gente que perdona necesita saber qu? es el perd?n y qu? no es el perd?n. Perdonar es ofrecer amor incondicional al ofensor. No es un acto de debilidad. Cuando una persona perdona, deber?a buscar justicia. Si a uno le estropean el coche, puede perdonar y al mismo tiempo presentar la factura de la reparaci?n al causante.
En tercer lugar, el perd?n est? ?ntimamente ligado a la gracia de Dios. Por este motivo, la oraci?n, la recepci?n de los sacramentos y la confianza en la acci?n de Dios en el coraz?n humano forman parte del perd?n.

A quienes se sit?an fuera de estas avenidas de la gracia, les digo que no podemos entender completamente la obra de Dios. Incluso tras veinte a?os de estudio del perd?n, todav?a me sorprendo. He visto ateos declarados y fervorosos cristianos perdonar con buenos resultados. Por tanto, un punto importante es estar abiertos al misterio del perd?n, sin tener en cuenta el historial personal.

--?Qu? consejo dar?a a quienes tienen especial dificultad en perdonar a los dem?s, como quienes han perdido a sus seres queridos en los atentados del 11 de septiembre?

-- Enright: Perdonar a los dem?s no es algo puntual, como encender una luz en la oscuridad. Para muchos de nosotros, el perd?n supone un camino en el que cargamos nuestra cruz por quien nos ha hecho da?o.

Esto requiere tacto y paciencia con uno mismo y tiempo. Se aprende mucho cuando se acepta el peso y el dolor de la cruz.

Por eso, a quienes no pueden perdonar, les pregunto: ??Est?s listo para explorar lo que es o no es el perd?n??. Esta pregunta no pide a nadie que perdone sino m?s bien examinar lo que es el perd?n.

Cuando una persona ya conoce las dimensiones del perd?n, yo le pregunto: ??Est?s preparado para examinar el perd?n de la persona que te ha hecho da?o, en su forma m?s b?sica? ?Deseas tratar de no hacer da?o a esa persona??. Esta pregunta no pide a la persona que ame al ofensor sino refrenar en s? misma lo negativo, refrenar el deseo de hacer da?o incluso de modo sutil.

Luego viene la pregunta: ??Deseas el bien para esa persona??. Esto cambia el enfoque hacia lo positivo, hacia al menos un deseo, aunque no sea una acci?n deliberada, el bien de otra persona.

Todas estas preguntas pretenden mover a la persona ofendida hacia una mayor cercan?a en el amor. Si a?n rechaza el perd?n, debemos comprender que su ?no? enf?tico hoy no es necesariamente la ?ltima palabra. Esta persona puede cambiar ma?ana.

--?Qu? a?ade a la comprensi?n del perd?n el aspecto de la fe y la imitaci?n de Cristo?

--Enright: Cristo es amor. El perd?n que ofrecemos es un acto de amor. Siempre que se perdona, se sea o no consciente de ello, se entra en el amor de Cristo manifestado por su cruz.

Mi colega Jeanette Knutson logr? hacer que yo lo comprendiera. A trav?s de los a?os, he venido a comprobar un gran misterio, que brotaba con fuerza en la obra de Juan Pablo II el Grande ?Salvifici Doloris?: perdonar es entrar en el sufrimiento redentor a favor de otra persona.

Nos unimos a Cristo en su cruz para la salvaci?n de quien nos ha ofendido. Para decir ?s?? conscientemente a esta gran alegr?a a pesar del sufrimiento. Perdonar es no dar importancia al sufrimiento que has tenido que experimentar a causa del pecado de otro.

De hecho, siguiendo la ense?anza del cardenal Walter Kasper en su libro, ?Sacramento de unidad?, no s?lo imitamos a Cristo cuando perdonamos, sino que entramos en uni?n con ?l. Este es otro gran misterio an?logo al de la uni?n de Cristo con su Iglesia. Cuando perdonamos, experimentamos este modo de uni?n con ?l por el bien de otra persona.

As? Dios en su sabidur?a ha dispuesto muchos modos por los que podemos unirnos a su Hijo: mediante la participaci?n en el cuerpo de Cristo, a trav?s de la Eucarist?a, y por medio del perd?n amoroso e incondicional de los dem?s.

Necesitamos aclarar esto m?s a menudo a la gente que desea profundizar sobre el perd?n.

--?Qu? proyectos tiene entre manos el Instituto del Perd?n?

--En la pr?xima d?cada o en la siguiente, trabajaremos con ni?os afectados por entornos de guerra y otros ambientes de violencia, mediante programas de educaci?n al perd?n en escuelas, casas y lugares de culto.

El perd?n ha sido casi completamente ignorado por el movimiento pacifista, pero sin perd?n no hay paz duradera. Dado que lleva tiempo aprender y apreciar el perd?n, debemos empezar con ni?os para reforzar la probabilidad de que aprendan bien la lecci?n.

De manera que tratamos de convencer a los fil?ntropos de que el perd?n, centrado especialmente en los ni?os, debe ser parte de cualquier esfuerzo en favor de la paz. Relacionado con esto, hay un programa para ayudar a los familiares.

Muy a menudo, en las zonas de guerra, la gente se casa con profundas heridas y odios que se prolongan durante generaciones. Deseamos ofrecer programas de perd?n a las familias para que puedan reducir su propio odio y no lo transmitan a sus hijos.

Esencialmente, tratamos de introducir la noci?n de la escuela, la casa y el lugar de culto como ?comunidades de perd?n?, donde la gente se anima mutuamente en su misterio de perd?n. ?Nos podemos permitir perder tiempo sin crear semejantes comunidades de perd?n?

Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 22:44  | Para pensar
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 09 de febrero de 2006

Se acaba de cumplir el 25 aniversario de la implantaci?n de la fecundaci?n in vitro, y, aunque han nacido por este m?todo m?s de un mill?n de ni?os en el mundo occidental, muchos otros han quedado olvidados en congeladores

Adem?s de los exiguos resultados de la fecundaci?n in vitro (FIV), hay otro aspecto m?s lamentable: el enorme problema que representan los embriones que se pierden, olvidados en congelaci?n, destruidos por la manipulaci?n, reducidos tras la implantaci?n o sacrificados para fines distintos a los reproductivos.

Se est?n creando centros para la investigaci?n con c?lulas de origen embrionario en Andaluc?a, Valencia y otras regiones. Adem?s, se est? procediendo a la aprobaci?n en Espa?a de proyectos de investigaci?n que implican la mal llamada clonaci?n terap?utica, y se espera para los pr?ximos meses la tramitaci?n de una Ley, impulsada por el actual Gobierno, que desarrollar? y ampliar? el Real Decreto 2.132, de 29 de octubre de 2004, por el que se establec?an los ?Requisitos y procedimientos para solicitar el desarrollo de proyectos de investigaci?n con c?lulas troncales obtenidas de preembriones sobrantes?. Una ley que es previsible que deje en manos de los investigadores la utilizaci?n e, incluso, la producci?n de nuevos embriones, para su uso sin restricciones con fines de investigaci?n, y una puerta abierta hacia la eugenesia.

?Son los embriones seres humanos reales, o simples conglomerados de c?lulas? ?Qu? hacer con los embriones sobrantes, producto de reproducci?n in vitro? Por definici?n, en biolog?a sabemos que un embri?n constituye la etapa inicial de la vida de un ser vivo. Si se habla de embriones humanos se trata de vidas humanas nacientes. De esto no caben dudas ni es ?tico alimentarlas. En los ?ltimos a?os, se han acumulado pruebas cient?ficas irrefutables desde la gen?tica, la biolog?a celular y la embriolog?a.

En primer lugar, en el cigoto se constituye la informaci?n del genoma individual, o sea, la identidad gen?tica, el conjunto de la informaci?n sobre c?mo va a ser (es ya) el nuevo individuo humano. Desde la concepci?n, una vez fusionados los n?cleos gam?ticos materno y paterno, queda determinado todo sobre las caracter?sticas del nuevo ser humano y que ya no variar?n hasta la muerte. La expresi?n de estos genes ir? aflorando a medida que llegue su turno durante el desarrollo.
En segundo lugar, desde la biolog?a celular, los trabajos de la doctora Magdalena Zernicka-Goetz, en el Wellcome/Cancer Research (Cambridge, Inglaterra), publicadas en Nature hace dos a?os, demuestran que, ?en la primera divisi?n celular, ya existe una memoria de nuestra vida?. En ese instante queda determinado el plano general del desarrollo del ser reci?n concebido.

De cumplirse las condiciones necesarias, el embri?n ir? atravesando los diferentes estadios morfogen?ticos hasta el nacimiento. Al cabo de 4, 5 d?as presentar? el estado de blastocisto y tendr? la forma de una bola hueca, en cuyo interior presentar? una masa de un centenar de c?lulas, de las que surgir?n todos los tejidos y ?rganos, que empezar?n a formarse superada la anidaci?n en el ?tero materno.
La anidaci?n es el primer paso para una gestaci?n. Proporciona la oportunidad al embri?n de que se complete su programa de desarrollo, establecido en su genoma individual desde el momento de la concepci?n. A partir de esta etapa crucial, se acent?a la relaci?n y dependencia entre el embri?n y el ambiente materno, pero la cualidad de vida humana ya exist?a desde el principio. Un embri?n no acogido en su momento en el ambiente materno se detiene, se colapsa en su desarrollo y muere, a menos que se le congele. Pero la congelaci?n es otra fuente de problemas. Tras 25 a?os de FIV, se supone que existen m?s de 1.500.000 embriones congelados en todo el mundo, de ellos, unos 200.000 en Espa?a. ?Qu? hacer con ellos?

Dignos desde su origen


Partamos de la base de que la condici?n de vida humana es independiente del origen del embri?n. La artificialidad de su producci?n o de su conservaci?n no altera ni su naturaleza biol?gica ni su dignidad de vida humana. Frente a la situaci?n planteada por la acumulaci?n de vidas humanas congeladas, se han propuesto varias posibles soluciones: la ideal es la primera, la devoluci?n a la propia pareja de la que procedan, para futuros embarazos. La segunda, la adopci?n por otra pareja diferente, ser?a aceptable si se piensa en los embriones congelados, pero habr?a que regular el procedimiento para evitar los abusos comerciales, o la compra-venta de ?teros de alquiler.

La tercera, dejar morir a los embriones manteni?ndolos en estado congelado, es muy discutible, pues han sido creados para la vida y no puede considerarse ?tico; no hay una diferencia clara entre dejar morir o matar. El cuarto supuesto, la utilizaci?n para la investigaci?n, es inaceptable desde todos los puntos de vista, ya que se trata de sacrificar los embriones sin darles la m?s m?nima oportunidad, y adem?s no hay necesidad de ello. Hoy, todas las investigaci?n b?sicas sobre temas de desarrollo embrionario son fruto de trabajos experimentales realizados con animales, que nos ofrecen las mismas posibilidades de avanzar en el conocimiento, y no plantean problemas ?ticos. Pero, sobre todo, para las aplicaciones biom?dicas y cl?nicas no hay por qu? recurrir a las c?lulas madre embrionarias. Tras varios a?os de investigaci?n, no han dado ning?n resultado aceptable. La alternativa m?s eficaz son las llamadas c?lulas madre adultas, extra?bles de tejidos som?ticos de los propios pacientes a tratar, ante un problema de un tejido deteriorado, y que por lo tanto no requieren el sacrificio de embriones.

Profesor Jouve de la Barreda
catedr?tico de Gen?tica, de la Universidad de Alcal?

Alfa y Omega

Adopcion Espiritual

Mi?rcoles, 08 de febrero de 2006


El Congreso de los Diputados conocer? ma?ana el Informe de la Comisi?n sobre la Ley de Reproducci?n Asistida. El autor, catedr?tico de Anatom?a Patol?gica antes que bio?tico, se refiere al origen del t?rmino preembri?n y a c?mo la embriolog?a reciente est? superando las ideas viejas.


El preembri?n, conviene decirlo as? de claro, es una ficci?n, un mito, un desfiguramiento de la realidad. Y es tambi?n un anacronismo. Y, sin embargo, parece que pronto lo vamos a ver embutido por segunda vez en nuestra legislaci?n. Nuestros diputados lo har?n por decreto y credulidad, no por ciencia. En este breve art?culo tratar? de hacer un esbozo de la compleja historia del mito. Me gustar?a que sirviera para iniciar, en las p?ginas de DM, un di?logo clarificador con quienes piensan de otro modo.

El lugar de nacimiento de un concepto
La expresi?n pre-embri?n fue acu?ada por Penelope Leach, psic?loga y autora de deliciosos cuentos infantiles, en una sesi?n de la Voluntary Licensing Authority brit?nica, en 1985. Pero, antes de creada la palabra, exist?a ya el concepto. Se hablaba tiempo atr?s de que, en el curso del desarrollo del ser humano, los primeros catorce d?as son un tiempo especial, pues en ellos el embri?n carece de los caracteres ontol?gicos o biol?gicos que titulan para el trato que se da y los derechos que se asignan a los otros seres humanos.

No fueron m?dicos, bi?logos, juristas o fil?sofos los inventores del concepto, sino ciertos moralistas cat?licos desenga?ados por la doctrina de la Enc?clica Humanae vitae, de Pablo VI (1968). En ella, el Papa no habla ni de p?ldora ni de embriones. Pero estaba claro ya entonces que la p?ldora y los dius pod?an impedir la anidaci?n. Para declarar inocentes esos procedimientos de contracepci?n era necesario implantar la idea de que malograr embriones humanos de menos de dos semanas era acci?n moralmente irreprochable.

Y, as? como ciertos organismos m?dicos (el ACOG, la FIGO y la OMS) recurrieron a redefinir la gestaci?n para que nadie pudiera hablar de abortos contraceptivos, los moralistas echaron mano de la gemelaci?n monocig?tica como argumento irrefutable para mostrar que el embri?n de menos de 14 d?as carece de consistencia metaf?sica, biol?gica y ?tica. Razonaban as?: todo hombre es un ser individual, uno y ?nico; es as? que el embri?n puede, hasta los 14 d?as, dividirse en dos o m?s individuos; ergo, el embri?n de menos de 14 d?as no es todav?a un ser humano individual de pleno derecho. De ese modo, y en contra de la doctrina de Humanae vitae, el uso de la p?ldora podr?a tenerse por l?cito.

El salto al mundo secular
En 1979 el Comit? Asesor de ?tica del Departamento de Salud, Educaci?n y Bienestar de los Estados Unidos recibi? el encargo de determinar si y en qu? condiciones se pod?a subvencionar con dinero federal la investigaci?n sobre fecundaci?n in vitro. El a?o anterior, 1978, hab?a nacido en Inglaterra la primera ni?a probeta. Formaba parte del Comit? el padre Richard McCormick. ?l ha contado c?mo, apoy?ndose en un extenso informe encargado por el comit? al te?logo moral Charles E. Curran, propuso introducir en las recomendaciones finales del comit? que la investigaci?n sobre embriones humanos de menos de 14 d?as fuera tenida como norma p?blica aceptable. De este modo, el concepto de los moralistas entr? en la bio?tica secular, donde triunf? de modo arrollador.

Del trampol?n del Comit? Asesor norteamericano, la idea de los 14 d?as salt? al Estado de Vitoria, en Australia (Comit? Waller, 1982) y al Reino Unido (Comit? Warnock, 1984). Sobre la marcha, al argumento de la gemelaci?n monocig?tica se sumaron otros. Los australianos distinguen el d?a 14 como momento en que "se forma la l?nea primitiva y entonces es claramente evidente la diferenciaci?n del embri?n". Ecl?cticamente, el Informe Warnock acumula razones en el d?a 14: es el comienzo del desarrollo individual porque ya no cabe gemelaci?n despu?s de ?l, porque la l?nea primitiva es el resello de esa individualidad, porque ese d?a marca la terminaci?n del estadio implantatorio.

Despu?s de Warnock, el concepto de preembri?n y la divisoria de los 14 d?as obtuvieron un cr?dito muy amplio, casi universal: se han convertido en art?culo de fe de normas ?ticas y reglamentos legales.

Un concepto que amenaza ruina
Impera en los libros de texto de Embriolog?a y Obstetricia una doctrina sobre la cronolog?a de la gemelaci?n en 14 d?as, basada en la correlaci?n entre momento supuesto de fisi?n del embri?n y estructura de las envolturas fetales. Se trata de una mera hip?tesis, cierto que sumamente racional, pero jam?s demostrada. Es uno de esos idola tribus m?dicos, que duran y se transmiten, pero que nadie comprueba. Por lo que dan a entender las recientes investigaciones sobre la compleja arquitectura del embri?n inicial, es, muy probablemente, falsa.

La l?nea primitiva no marca el comienzo de la diferenciaci?n. ?sta viene de mucho antes. La embriolog?a reciente (ver, p. ej., Smith A. The Battlefield of Pluripotency. Cell 2005;123:757-760) est? haciendo polvo muchas ideas viejas: la del cigoto como una esfera amorfa, la de la m?rula como un colectivo de blast?meros id?nticos entre s?, la del blastocisto como yuxtaposici?n de dos poblaciones. En ?ste est?n definidos ya el trofectodermo, el endodermo primitivo, el epiblasto. La l?nea primitiva marca simplemente el lugar de migraci?n de esas c?lulas, pero no es, como se pretende, una especie de artilugio que induce la primera diferenciaci?n celular en el embri?n.

Y ?qu? decir del final de la implantaci?n? Datarlo hasta el d?a 14 es una exageraci?n. Con una mirada libre de prejuicios, los cortes histol?gicos de embriones muy j?venes muestran que eso ocurri? unos cuantos d?as antes. Es po?tico, no cient?fico, decir que s?lo el d?a 14 la anidaci?n se constituye en s?mbolo de la aceptaci?n materna.

Poder legislativo y raz?n cient?fica
En 2006, un parlamento que diga que "a efectos de esta Ley, podr?n usarse embriones humanos de menos de 14 d?as en proyectos de investigaci?n aprobados por los organismos competentes" estar? ejerciendo su potestad, pol?ticamente correcta, aunque censurable ?ticamente. Incurrir?a, en cambio, en un abuso si sostuviera que la norma se basa en el concepto cient?fico de preembri?n. No vale hoy ese concepto. No son v?lidos los argumentos que ligan d?a 14 con la gemelaci?n monocig?tica como marcador de la individualidad, con la formaci?n de la l?nea primitiva como marcador de la diferenciaci?n del embri?n, con el t?rmino de la anidaci?n como s?mbolo de aceptaci?n.

En una tribuna de DM el espacio disponible es siempre poco; hay que hablar esquem?ticamente. Lo que he querido decir es sencillo: la noci?n de preembri?n es una idea pol?tica con pies cient?ficos de barro. El progreso de la embriolog?a es la piedra que rod? monte abajo y rompi? el pedestal de barro. El constructo se ha derrumbado. ?Por qu? mantener un muerto en la legislaci?n.

Gonzalo Herranz. Profesor honorario. Profesor honorario. Departamento de Humanidades Biom?dicas. Universidad de Navarra.
Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 8:27  | Para pensar
Comentarios (0)  | Enviar
Domingo, 05 de febrero de 2006
LA ESCLAVITUD: 1857
"A?n cuando posea un coraz?n y un cerebro y biol?gicamente se le considere humano, un esclavo no es una "persona" ante la ley; la decisi?n de Dred Scott del Tribunal Supremo de los EEUU lo afirma claramente."
EL ABORTO: 1974
"A?n cuando posea un coraz?n y un cerebro y biol?gicamente se le considere humano, el ni?o no nacido no es una "persona" ante la ley; el Tribunal Supremo de los EEUU lo ha afirmado claramente."

LA ESCLAVITUD: 1857
"Un hombre de raza negra s?lo recibe su personalidad jur?dica al ser puesto en libertad. Antes de eso no debemos preocuparnos por el, pues no tiene derechos ante la ley."
EL ABORTO: 1974
"Un ni?o s?lo recibe su personalidad jur?dica al nacer. Antes de eso no debemos preocuparnos por el, pues no tiene derechos ante la ley."

LA ESCLAVITUD: 1857
"Si usted considera que la esclavitud es mala, nadie le obliga a tener un esclavo, pero no le imponga su moral a los dem?s."
EL ABORTO: 1974
"Si usted considera que el aborto es malo, nadie le obliga a ello, pero no le imponga su moral a los dem?s."

LA ESCLAVITUD: 1857
"Un hombre tiene derecho a hacer lo que desee con su propiedad."
EL ABORTO: 1974
"Una mujer tiene derecho a hacer lo que desee con su propio cuerpo."

LA ESCLAVITUD: 1857
?No es acaso la esclavitud mas humanitaria? Despu?s de todo ? No tiene el negro el derecho a ser protegido?? No es mejor ser esclavo que ser enviado sin preparaci?n ni experiencia a un mundo cruel?
EL ABORTO: 1974
? No es acaso el aborto mas humanitario? Despu?s de todo ? No tienen todos los ni?os el derecho de ser "deseados" y amados? ? No es mejor acaso no llegar a nacer que enfrentarse s?lo y sin amor a un mundo cruel?


Adopcion Espiritual

S?bado, 04 de febrero de 2006

Carta pastoral:"Un hecho que clama al cielo" del Arzobispo de Burgos

- 04/02/2006


Hace unos d?as se hizo p?blico el n?mero de abortos ?legales? cometido en Espa?a durante el a?o 2004: ochenta y cinco mil (de 2005 no hay datos oficiales). Todo el desglose de este dato es espeluznante: ha sido un 6,5 por ciento m?s que el a?o anterior; ha crecido en todas las comunidades; el 27,69 por cierto de las mujeres ha abortado m?s de una vez; el 23 por ciento de los ni?os abortados ten?a m?s de doce semanas; la edad de las que cometen un aborto es cada vez m?s baja y cada d?a aumenta el n?mero de las adolescentes. Al cabo de veinte a?os de aprobarse la ley que lo despenalizaba, en Espa?a se han cometido casi un mill?n de abortos. Es decir, se ha quitado la vida a casi un mill?n de seres inocentes e indefensos. M?s n?mero de personas que las que tiene la ciudad de Valencia y tantas como tienen juntas las provincias de Burgos, ?lava, La Rioja y Soria.

Los horrores del nazismo y del estalinismo no est?n lejos de una civilizaci?n que se autocalifica y presume de progresista y democr?tica. Sin miedo a exagerar, se puede afirmar que estamos ante una situaci?n totalitaria, donde el m?s fuerte impone su ley sobre el m?s d?bil. Todo esto se hace, adem?s, con el consentimiento, al menos t?cito, de los pol?ticos y de los medios de comunicaci?n de masas. Uno se pregunta c?mo puede haber tanta hipocres?a a la hora de valorar, por ejemplo, la guerra de Iraq y el aborto. ?Qu? habr?a ocurrido si en Espa?a se hubieran ejecutado ochenta y cinco mil penas de muerte en un a?o? Es impensable.

No hace mucho, la prensa nacional e internacional se escandalizaba, con raz?n, de la vejaci?n a que algunos soldados norteamericanos hab?an sometido a algunas v?ctimas en Iraq. El clamor de la protesta se oy? en todo el mundo. Pues bien, este suceso es un cuento de blanca nieves si lo comparamos con lo que ocurre con los abortados: la mayor?a son despedazados, otros son envenenados, otros, troceados mediante una legra o cuchillo de acero. Cuando superan las 21 semanas, se practica a la madre una ces?rea, se extrae el feto vivo y se le deja morir.

Mientras ocurre lo que el fil?sofo y escritor, recientemente fallecido, Juli?n Mar?as, calificaba como el m?ximo desprecio de la vida humana en toda la historia de la humanidad, toda una sociedad permanece adormecida y permite un genocidio sin precedentes. Es verdad que ya comienza a decirse que el aborto es malo. Pero esto no basta. Un clamor inextinguible se levanta desde todas las partes de nuestra geograf?a ?y desde el mundo entero- hasta el Cielo pidiendo justicia y misericordia.

?C?mo es posible que no lo oigamos? ?C?mo es posible que se ataque a la Iglesia por denunciar esta barbarie y sensibilizar tantas conciencias narcotizadas ?C?mo es posible permitir que tantas mujeres sigan engrosando el n?mero de madres destrozadas al mirar los ojos de un ni?o, porque ven en ellos el retrato del que pudo ser suyo?



La Iglesia no tiene vocaci?n de agorera de desventuras. Pero no puede dejar de clamar como los profetas de Israel, guste o disguste a la gente. Entre otras cosas, porque no puede dejar que tantas adolescentes arrastren de por vida el peso de su conciencia. Y porque tiene que defender la dignidad del hombre, aunque la dejen sola en el intento. M?s a?n, aunque la llamen retr?grada y antiprogresista. Es consciente, adem?s, de que la mentira tiene los d?as contados ?muchos o pocos, pero contados- y que la verdad termina abri?ndose paso. Como prueba, ah? est?n los hornos crematorios de Hitler y las purgas de Stalin.




Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 8:12  | Aborto
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 03 de febrero de 2006

El consumo de cannabis desde la adolescencia incrementa el riesgo de padecer enfermedades mentales


Consumir derivados del cannabis a una edad temprana incrementa el grado de dependencia y el riesgo de padecer enfermedades mentales, seg?n una revisi?n que se publica en la revista "Plos Medicine".

Desde que en 1970 se disparara el tr?fico de los derivados del cannabis en todo el mundo, el n?mero de adolescentes que consumen esta droga ha aumentado significativamente. La mayor?a de las personas comienza a consumir esta droga en la pubertad, un per?odo de transici?n psicosocial clave en sus vidas.

En los ?ltimos a?os en pa?ses como Holanda o Australia se ha producido un incremento considerable de personas que demandan atenci?n m?dica para deshabituarse de esta sustancia. El consumidor habitual puede generar tolerancia a la droga y a los numerosos efectos secundarios asociados. Sin embargo, la capacidad adictiva de los derivados del cannabis es alta, de ah? que la gran mayor?a de las personas que solicitan ayuda para abandonar el h?bito no finalicen el tratamiento: un 80 por ciento son hombres y cerca de un 60 mujeres.


Estudio longitudinal y estad?stico

Para evaluar los efectos de esta droga, que altera la funci?n normal del cerebro dependiendo de la cantidad de TCH (delta-9-tetrahidrocannabinol) contenida, se requiere un estudio longitudinal de los efectos que tiene el uso del cannabis en adolescentes y un m?todo estad?stico para medir su consumo real entre los j?venes.

En Estados Unidos, las encuestas realizadas en los ?ltimos 30 a?os revelan que la mayor?a de los adolescentes que consumen cocaina o heroina, reconocen haber consumido previamente alcohol, nicotina y cannabis. Por lo tanto, y como se desprende de estos datos, el consumo habitual de cannabis puede inducir al consumo de otras drogas ilegalizadas, una adicci?n que afecta significativamente a aquellas personas que inician su consumo a una edad temprana.

Otras investigaciones realizadas en animales sobre los efectos neurobiol?gicos de esta droga muestran tambi?n algunas similitudes biol?gicas entre las alteraciones que el cannabis y otras sustancias, al actuar sobre los mismos centros de recompensa del cerebro.

Efectos psic?ticos
Seg?n los resultados de un estudio prospectivo realizado en Suiza en el que han participado m?s de 50.000 personas, el riesgo de padecer esquizofrenia es directamente proporcional al consumo de cannabis a la edad de 18 a?os. 27 a?os despu?s, el seguimiento de esta cohorte de poblaci?n, confirma una asociaci?n directa entre el uso de la droga y la enfermedad mental. Las poblaciones analizadas en Alemania, Dinamarca y Nueva Zelanda, confirman estos resultados. Los adolescentes analizados que consum?an cannabis durante el seguimiento de la investigaci?n desarrollaban m?s s?ntomas psic?ticos.

El art?culo concluye que existe una relaci?n directa entre el consumo de cannabis, los s?ntomas psic?ticos y las alteraciones psi?col?gicas, especialmente en personas que padecen esquizofrenia.

Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 10:47  | Educaci?n
Comentarios (0)  | Enviar
Jueves, 02 de febrero de 2006


Art?culo de Juan Manuel de Prada en ABC

Lunes 23 de enero de 2006

Hasta hace poco, las parejas sin descendencia eran miradas con una suerte de caridad compungida; presum?amos que, si no hab?an procreado, se deb?a a que alguna deficiencia org?nica se lo imped?a. Trat?bamos a estas parejas sin hijos con esa especie de funesta obsequiosidad que empleamos con los familiares de un difunto, cuando acudimos al velatorio a confortarlos.

Ahora empieza a suceder lo contrario: a las parejas con hijos se las empieza a mirar con una mezcla de aprensi?n y desconfianza, como si fueran pringados a quienes el farmac?utico del barrio endosa las cajas de condones averiados; las parejas sin hijos, en cambio, son contempladas con una fascinada curiosidad, incluso con envidia. Se han convertido en un modelo social digno de emulaci?n, en ?creadores de tendencias; incluso se les ha adjudicado una designaci?n que suena risue?a y megacool, "dinkis" (derivada del acr?nimo DINK: "Double Income, No Kids").

Son parejas que han dimitido voluntariamente de la procreaci?n, encerradas en la c?psula de un amor sin prolongaciones, como Narcisos atrapados en su fuente. Ya ni siquiera necesitan justificar las razones de su elecci?n; pero, en caso de que alguien se las pregunte, responden con una munici?n orgullosa y archisabida: desean prolongar su juventud (pero en el fondo saben que son j?venes fiambres, y que no hay modo m?s infalible de acelerar el advenimiento de la vejez que la compulsiva man?a de disimularlo con afeites juveniles), desean alcanzar la estabilidad laboral (pero una vez alcanzado este objetivo, la ambici?n les dictar? seguir ascendiendo), desean disfrutar de sus ratos de asueto, de sus vacaciones, y, sobre todo, de su dinero con una intensidad que no les permitir?a la fundaci?n de una familia.

No negaremos que haya razones sociales, econ?micas, psicol?gicas e incluso ideol?gicas por las que entre los europeos se ha extendido un modelo de convivencia tan narcisista y ensimismado en el disfrute de un bienestar puramente material. Pero, m?s all? de estas razones coyunturales (que no son sino lastimosas coartadas), existe una raz?n mucho m?s honda, que es el hast?o vital.

El amor que no se prolonga en otro ser acaba sucumbiendo a la n?usea de su propia esterilidad; esos "dinkies" que se juntan para inventar una forma de entrega postiza que en realidad es una forma de ego?smo rec?proco encarnan, acaso sin saberlo, el emblema de un fin de ?poca. Algo muy grave est? ocurriendo, cuando un continente que atraviesa la etapa m?s pr?spera de su historia, que dispone de medios para combatir la enfermedad y prolongar la vida, que parece haberse sacudido la amenaza de las guerras, plagas y cat?strofes naturales que en otras ?pocas diezmaron su poblaci?n, presenta una tasa de nacimientos (s?lo rectificada por el flujo de inmigrantes) que ha ca?do por debajo del nivel de sustituci?n. Algo muy grave est? ocurriendo, cuando cada vez m?s europeos se niegan a crear una nueva generaci?n.

Los pueblos que dimiten de la procreaci?n son pueblos que han perdido la fe en el futuro. El suicidio demogr?fico, ese "arrebato de automutilaci?n" (Solzhenitsyn) que est? minando la vitalidad europea, delata la crisis de una forma de civilizaci?n. Falta una esperanza que d? sentido a nuestra vida y a nuestra historia. La debilitaci?n del concepto de familia, el ombliguismo existencial, el ego?smo parasitario de las nuevas generaciones que postergan o declinan la oportunidad de reproducirse no son sino s?ntomas de esa crisis. Europa no s?lo carece de recursos para mantener su civilizaci?n, sino que ni siquiera posee argumentos para prolongar su existencia. A este hast?o vital que mata la imaginaci?n, entorpece el deseo y niega el futuro humano se le considera, sin embargo, una "tendencia" digna de ser emulada. Ha llegado el momento de cerrar el quiosco y esperar la llegada de los b?rbaros.

Adopcion Espiritual

Publicado por Galsuinda @ 13:20  | Dignidad humana
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 01 de febrero de 2006


29-Enero-2006


?Cu?ntas veces nos hemos sentido atormentados por el problema del mal! ?A cu?ntas personas el ?esc?ndalo del mal? les ha alejado de Dios! Aqu? tenemos unas sencillas reflexiones de un escritor franc?s, jesuita, el P. Fran?ois Varillon. Espero que aporten un poco de luz a nuestro coraz?n, a veces, atormentado ante el misterio del dolor y del mal, ante el misterio, como lo llama el P. Varillon, de la humildad de nuestro Dios:


?Un hombre que hab?a sufrido durante toda su vida dijo a Dios antes de morir: Dios m?o, si existes te perdono... Me gusta representar a Dios oyendo esta oraci?n (porque es una oraci?n). Dios sonr?e con gravedad, sin iron?a. Acoge en serio el perd?n del hombre. Se acuerda de que dud? en tomar el riesgo del sufrimiento humano y del ?deg?ello? del Cordero (Cf. Ap. 13,8. Esa figura de la inocencia). Abre humildemente los brazos para que su hijo dolorido y apaciguado se eche en ellos.


?Antropomorfismo? S?, pero un antropomorfismo sobre el que me mantengo alerta, a la vez que lo convierto en reflexi?n, teniendo buen cuidado de no tocar este misterio del sufrimiento m?s que con manos de enfermera. Porque s? que cuando un ser humano sufre, hay en ?l al mismo tiempo el deseo de que se le proporcione una ?explicaci?n? religiosa a su mal, y el rechazo de la abstracci?n que va a ser derramada ?lo sabe de antemano- sobre la llaga viva como un ?cido...


Todo lo que puedo decir es que para m?, tal como soy, nada es menos abstracto que esto: Dios no es el artesano del mundo. No lo ha fabricado como fabrica el relojero un reloj. No construye seres acabados. Al contrario, se retira para que surjan de s? mismos y por s? mismos los seres que ?l suscita ... Si Dios interviniera para evitar los tanteos, los des?rdenes, las resistencias de la inercia, los maremotos, las epidemias, el mundo ser?a para ?l como un objeto que se manipula. Nuestra imaginaci?n, desliz?ndose hacia el infantilismo, ver?a en ello, sin duda, un amor m?s grande. Pero Dios no ama como nosotros quisi?ramos que amara cuando proyectamos en ?l nuestros sue?os. De esa forma, s?lo nos ahorrar?a el sufrimiento al precio de un paternalismo por el que dejar?a de ser el Amor. Lo serio de Dios es el respeto y el sufrimiento. Ni al uno ni al otro podemos acercarnos, sino muy de lejos, apoy?ndonos en nuestra esperanza m?s elevada. A decir verdad, Dios nos respeta demasiado para evitarnos sufrir por arte de magia, y se respeta demasiado a S? mismo para dispensarse a S? mismo el sufrimiento por nuestro sufrimiento.


Y por lo que respecta al mal, que es obra de nuestra libertad, aqu? se muestra m?s el respeto cuanto m?s profundo es el sufrimiento del Amor creador. Nos encontramos, entonces, en el coraz?n del misterio ?digo bien- de la humildad de nuestro Dios?.



Quiera el Se?or que no corramos nunca tras la imagen de un Dios arrollador, impositivo, paternalista, sino que sigamos siempre las huellas del Buen Padre y Pastor que vino a sanar los corazones destrozados con el suave b?lsamo de la libertad, del respeto, de la misericordia, del amor humilde.


Con mi afecto y bendici?n,
+ Juan Jos? Omella Omella
Obispo de Calahorra y La Calzada-Logro?o



Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 22:41  | Dulce Roma
Comentarios (0)  | Enviar