Jueves, 12 de julio de 2007


Luis Losada Pescador.- La revista del colegio de M?dicos de Madrid del pasado mes de abril publicaba una tribuna firmada por dos miembros de la Asociaci?n Madrile?a de Planificaci?n Familiar defendiendo la PDD y criticando la negativa de ?algunos m?dicos? a su dispensaci?n. La Comisi?n Deontol?gica del Colegio responde en el n?mero de junio garantizando la objeci?n de conciencia de los galenos madrile?os para no dispensar el anticonceptivo de emergencia

?Ante un conflicto de intereses entre la demanda de un tratamiento reconocido y aceptado y el derecho de todo m?dico a la objeci?n de conciencia prevalece el derecho a la objeci?n?. Esta es la conclusi?n de la Comisi?n de Deontolog?a del Colegio de M?dicos de Madrid ante la pol?mica desatada por la publicaci?n de una tribuna en la revista oficial del colegio defendiendo la PDD y censurando a los galenos que se niegan a receterla. ?Por qu? esta posici?n tan clara? Porque las razones son ?graves, sinceras y constantes y se refieren a cuestiones graves y fundamentales?.


?La anticoncepci?n de emergencia deber?a ser una situaci?n de excepci?n que obliga al m?dico ?despu?s de anteceder la situaci?n de emergencia- a informar a la usuaria de la conveniencia de contactar con su centro de salud para la utilizaci?n de otros m?todos m?s recomendables?, a?ade la Comisi?n Deontol?gica del Colegio de M?dicos de Madrid, presidida por el reelegido profesor Vicente Moya.


El art?culo de marras, titulado ?Anticoncepci?n de emergencia: dentro de la ley?, hace campa?a de la p?ldora del d?a despu?s (PDD) y se censura a aquellos galenos que optan por no prescribirla por razones sanitarias y de conciencia. ?Casualmente? est? firmado por Concepci?n Mart?n Perpi??n y Jos? Manuel B?jar, miembros de la Asociaci?n Madrile?a de Planificaci?n Familiar, asociaci?n que forma parte de la Federaci?n Espa?ola de Planificaci?n Familiar, rama espa?ola del gran lobby abortero mundial: la IPPF.


La Federaci?n Espa?ola recibe fondos de la farmac?utica Schering, especializada en la industria anticonceptiva. Por supuesto, Schering comercializa la PDD en Espa?a, a trav?s de su marca Postinor. ?Puede considerarse independiente el trabajo de unos m?dicos que avalan el producto de su patrocinador?


Mart?n Perpi??n y B?jar, se?alan que la PDD ?no tiene contraindicaciones absolutas? y que sus efectos secundarios son escasos. No dice lo mismo su prospecto, donde se advierte de los graves riesgos del ?pelotazo? hormonal. Adem?s, varios farmac?uticos ya se?alan en privado el alarmante incremento de menopausias tempranas en mujeres consumidoras de la famosa p?ldora postcoital. No es verdad -como aseguran Mart?n Perpi??n y B?jar- que ?haya estudios que demuestren que no hay una mayor incidencia de patolog?as?.


M?s mentiras. Para justificar su posici?n, los ?patrocinados de Schering? se?alan que la PDD no es sino una versi?n m?s elaborada de la denominada ?Pauta de Yuzpe?, es decir, el antiguo ?c?ctel? de anticonceptivos. El argumento no demuestra que la PDD no sea abortiva, sino que la p?ldora tradicional tambi?n puede ser abortiva en funci?n de su intensidad.


Da igual. Mart?n Perpi??n y B?jar afirman ?con rotundidad? que la p?ldora del d?a despu?s no es abortiva. ?No act?a si la gestaci?n ya se ha implantado? porque en su opini?n, ?desde el punto de vista m?dico no hay gestaci?n si no ha habido implantaci?n del ?vulo fecundado en el ?tero?. Una afirmaci?n recogida por la OMS, que como es sabido es una organizaci?n pol?tica, no cient?fica. De esta forma se abre la puerta al aborto qu?mico y a la investigaci?n embrionaria. Pero la totalidad de los libros de embriolog?a humana se?alan que la vida comienza en el momento de la fecundaci?n del ?vulo, no en el momento de la implantaci?n.


Lo m?s curioso es que los propios Mart?n Perpi??n y B?jar reconocen acto seguido que la PDD act?a ?impidiendo la maduraci?n de la capa interna del ?tero y de este modo impide que -en el caso en que se hubiera fecundado el ?vulo- ?ste se implante en el ?tero?. ?No es esto un aborto?

Conclusi?n: ?Hasta nosotros han llegado m?ltiples quejas de usuarios del sistema de salud acerca de los m?dicos que se niegan a prescribir la PDD?, ?denuncian? Mart?n Perpi??n y B?jar. A la Comisi?n Deontol?gico del Colegio de M?dicos de Madrid no le ha sentado nada bien que llegaran a afirmar que ?la negativa a recetar este anticonceptivo vulnera los derechos del paciente y la legislaci?n vigente?.


El derecho a la objeci?n de conciencia no s?lo est? recogido en el C?digo Deontol?gico, sino en la misma Constituci?n, argumenta la Comisi?n Deontol?gico del Colegio de M?dicos de Madrid. Una argumentaci?n secundada por 26 m?dicos que han hecho llegar sus respectivas cartas de queja al Colegio. Todas ellas han sido publicadas ?ntegramente en la revista oficial del mes de junio. Asunto zanjado: el colegio resuelve que ante el eventual conflicto de inter?s entre la demandante del servicio y el derecho a la objeci?n de conciencia del m?dico, debe primar el segundo.


La PDD no evita abortos

?Se calcula que la toma de este medicamento podr?a evitar el 85% de embarazos que se producir?an si no se administrara?, se?alan los profesionales de la Asociaci?n de Planificaci?n Familiar. Una mentira reconocida por James Trussel, el m?ximo defensor de la PDD en EEUU. En enero de 2007 public? art?culo en Population Effect of Increased Access to Emergency Contraceptive Pills (Obstetrics & Gynecology 2007;109:181-188). Tras estudiar 717 art?culos que eval?an el efecto de la PDD para evitar abortos concluye que ?en todos los estudios menos uno, facilitar el acceso a la PDD increment? su uso. Sin embargo, ning?n art?culo ha demostrado que el acceso a PDD tenga un efecto para reducir los ?ndices de abortos?. Los quir?rgicos, se entiende. Y es que ?como ser?a esperable- la mera dispensaci?n de la PDD banaliza las relaciones sexuales y fomenta la promiscuidad.


La pol?mica en torno al menor maduro

Mart?n Perpi??n y B?jar tambi?n se meten en la pol?mica sobre el ?menor maduro?. En su pol?mica tribuna afirman que ?en el caso de los pacientes entre 12 y 16 a?os, el m?dico est? obligado a respetar los derechos del menor maduro?. Los autores parecen desconocer que la Ley Civil y Penal establece las relaciones consentidas a partir de los 13 a?os.; antes es jur?dicamente ?abuso?. Pero es que adem?s, el debate sobre el ?menor maduro? es todo menos pac?fico desde el punto de vista jur?dico. Menos en el plano cient?fico. ?No est? recomendado para su empleo en ni?as, los datos disponibles en mujeres menores de 16 a?os son muy limitados?, se?ala el mismo prospecto del Postinor.

martes, 26 de junio de 2007

http://www.lanacion.es/content/view/2873/41




ImagenAdopci?n espiritual

Tags: PDD, objeción de conciencia

Publicado por Galsuinda @ 13:35  | Pildora Dia Despues
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios