miércoles, 23 de julio de 2008
SAO PAULO, 22 Jul. 08 (ACI).-Al comentar el reciente nacimiento de un bebé, cuya gestación se realizó fuera del útero materno, uno de los médicos presentes en el parto, Waldemir Rezende, subrayó que los extraordinarios resultados obtenidos en la intervención demuestran que siempre es posible encontrar en la ciencia las mejores posibilidades de cura para la madre y el hijo.

Recientemente la prensa brasileña destacó el nacimiento sano y salvo del pequeño Valdir Gabriel y la recuperación de su madre, Maria Benedita, quien debido a la complicación en su embarazo pudo haber sido sometida a un aborto bajo el supuesto de riesgo de vida para la madre.

En entrevista concedida a ACI Prensa, el Dr. Rezende indicó que en casos como el presentado (uno en 40 mil embarazos) "los riesgos siempre existen y son grandes, pero la naturaleza es sabia y puede ayudarnos a buscar las soluciones para los diversos problemas que encontramos por el camino".

Agregó que durante todo el proceso Maria Benedita demostró confianza en los médicos que la atendieron desde su llegada al hospital y hoy está muy feliz con su hijo, porque esto sin duda es un milagro de la vida y de la ciencia.

Al preguntársele sobre si la vida de Benedita estuvo en riesgo durante todo el proceso, el galeno señaló que "a pesar que en estas situaciones siempre puede haber riesgo de hemorragia o perforación del intestino, bazo, estómago, infección maternal y fetal, todo salió muy bien porque se calculó cada paso de la intervención".

"Nosotros realizamos una resonancia magnética para identificar el lugar exacto de la placenta. Después de estos análisis percibimos que el lugar de implantación de los tejidos fetales no iba a poner a la madre ni al feto bajo riesgo de muerte. Es por ello que el parto sin problemas fue programado para la 32º semana de gestación (8 meses)", concluyó.


Adopción Espiritual Aborto
Publicado por Desconocido @ 18:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios