Jueves, 11 de marzo de 2010
.
Nos llegó esta carta el mes pasado al correo de AE:
Tanto luché para que mi menor Hija no aborte, que ahora soy un abuelo felíz, si me sentía culpable talves por no haberla educado adecuadamente y que salga embarazada sin haberse casado, al menos tuve el consuelo que sí escuchó mis ruegos para que no aborte aunque la "abandonó", pero creo que ese consuelo fue el premio mayor, porque mi nieta vió la vida y ahora en una Bebe felíz a sus cuatro añitos junto con nosostros sus abuelos.
Ahora rezamos mucho para que algun día, mi hija recapacite y retorne.
Gracias y partir de este instante vamos a rezar por todos los bebes en peligro de ser abortados, seremos un grano de arena mas pero que juntos formaremos la tierra ideal que nos regalo nuestro Creador.
Me dejó sin palabras su dolor y su valentía y su fe y le respondí con cierto complejo de quien está enfrente de alguien que vale mucho, le pedí su permiso para publicar su testimonio de padre ¡hay tantas jóvenes que se ven no solo rechazadas, expulsada de casa y obligadas incluso con engaño a abortar, que me pareció muy valiente, muy amoroso y que muchos padres bien podrían verse apoyados frente a su ejemplo.
Cual no sería mi sorpresa al recibir a vuelta de correo:
Estimada Adopción Espiritual, fue un placer recibir su respuesta y, efectivamente tanto rezamos nosotros los abuelos y mi nietecita, que ahora le puedo contar que mi Hija regresó, aunque todavia se siente un poco "atormentada" por todo lo que hizo y que todavia no esta segura, si hizo bien en regresar, por que su pareja la sigue llamando para que regrese pero sin la bebé, ahora rezamos mucho más, para que definitivamente se quede por el bien de mi nietecita, si usted hubiere visto sus ojitos de inmensa felicidad cuando vio trasponer la puerta de su dormitorio a su mama, los gritos de alegria que dio, ese cuadro me ha quedado bien grabado, que luchare mas y rezaré hasta que me "queme", para conseguir que nunca más se separen, y yo creo que esto me da la certeza, que la bebe sintió que su mamá lucho mucho para no "abortarla" que resistió las tentaciones que le pedían tanto su pareja como sus amigas que abortara.
Ahora, incluso mi esposa al comienzo un poco escéptica o dudosa de que los rezos tendrían su recompensa, ya me acompaña mas a rezar y vamos todos los dias a la Santa Misa y recibimos la Sagrada Eucaristia, en consecuencia ya somos 4 los que rezamos por todos los bebés en peligro.
Somos de XX y cuando desee puede contar con nuestro testimonio, si en algo ayuda a los que se encuentren en esta situación.
(...)

Tags: testimonio, adopcion espiritual, padre rescata hija

Publicado por Galsuinda @ 21:19  | Testimonios provida
Comentarios (0)  | Enviar
Mi?rcoles, 10 de marzo de 2010


bebe más pequeño, 275 gramos


Un bebé que nació en junio en Alemania con sólo 275 gramos de peso se ha convertido en el neonato varón más pequeño del mundo que ha logrado sobrevivir, según informó hoy la Universidad Médica de Gotinga (UMG), en el noroeste del país. Pone en cuestión la teoría de que no sobreviven los bebés con menos de 350 gramos. 

El bebé, un niño que nació el 25 de junio de 2009, vino al mundo en la vigésimo quinta semana de gestación en la clínica universitaria de Gotinga*, pero no lo comunicaron antes porque pensaban que no sobreviviría. @@[email protected]@

Se trata del cuarto bebé del mundo en sobrevivir al parto con un peso tan bajo, el primero de sexo masculino por detrás de tres niñas. Las posibilidades de supervivencia de los bebés prematuros son un 25% más altas en las niñas, apuntó la UMG.

Tras seis meses en la unidad de cuidados intensivos de la clínica, el niño fue dado de alta el pasado mes de diciembre con 3,7 kilogramos de peso, señaló en el comunicado el doctor Stephan Seeliger.

La madre del bebé acudió en junio a la clínica universitaria por complicaciones en el embarazo. Los facultativos intentaron retrasar el parto pero finalmente fue necesario extraer al neonato mediante una cesárea.

"Por suerte, no se produjeron en el niño complicaciones severas como por ejemplo derrames cerebrales o infecciones letales", apuntó Seelinger.

Para favorecer su desarrollo motor y neurológico, el niño está siendo sometido a estimulación precoz y a controles médicos regulares.

Su bajo peso, mensos de loq ue corresponde al edad gestacional, se debía a problemas de nutrición de causa desconocida.

bebe Kimberly 
*En el mismo establecimiento nació en 2007 la bebé Kimberly,de 300 gramos y el tamaño de un bolígrafo.
El bebé más pequeño del mundo ya tiene ocho meses, nació con 275 gramos
Un bebé que nació en junio en Alemania con sólo 275 gramos de peso se ha convertido en el neonato varón más pequeño del mundo que ha logrado sobrevivir, según informó hoy la Universidad Médica de Gotinga (UMG), en el noroeste del país. Pone en cuestión la teoría de que no sobreviven los bebés con menos de 350 gramos. 
El bebé, un niño que nació el 25 de junio de 2009, vino al mundo en la vigésimo quinta semana de gestación en la clínica universitaria de Gotinga*, pero no lo comunicaron antes porque pensaban que no sobreviviría.
Se trata del cuarto bebé del mundo en sobrevivir al parto con un peso tan bajo, el primero de sexo masculino por detrás de tres niñas. Las posibilidades de supervivencia de los bebés prematuros son un 25% más altas en las niñas, apuntó la UMG.
Tras seis meses en la unidad de cuidados intensivos de la clínica, el niño fue dado de alta el pasado mes de diciembre con 3,7 kilogramos de peso, señaló en el comunicado el doctor Stephan Seeliger.
La madre del bebé acudió en junio a la clínica universitaria por complicaciones en el embarazo. Los facultativos intentaron retrasar el parto pero finalmente fue necesario extraer al neonato mediante una cesárea.
"Por suerte, no se produjeron en el niño complicaciones severas como por ejemplo derrames cerebrales o infecciones letales", apuntó Seelinger.
Para favorecer su desarrollo motor y neurológico, el niño está siendo sometido a estimulación precoz y a controles médicos regulares.
Su bajo peso, mensos de loq ue corresponde al edad gestacional, se debía a problemas de nutrición de causa desconocida.
*En el mismo establecimiento nació en 2007 la bebé Kimberly,de 300 gramos y el tamaño de un bolígrafo.
http://actualidad.orange.es/fotos/bebes-milagro/el-varon-mas-pequeno-del-mundo.html


Tags: prematuro, 275 gramos, Stephan Seeliger, Kimberly, universidad de Gotinga

Lunes, 08 de marzo de 2010

.

La concentración del 7 M con el lema España Vida sí Madrid, contó con la intervención de esta prestigiosa profesional:

 

Muchas gracias a todos. Gracias por estar aquí. Tengo la oportunidad de dirigirme a vosotros como médico, como ginecóloga, pero también como mujer.

 

Como médico que soy quiero empezar haciendo referencia al momento clave de nuestra historia, al inicio de la vida humana, que es lo que hoy hemos venido a defender. El ser humano comienza a existir desde el momento de la fecundación: desde la unión de los gametos, el óvulo y el espermatozoide, surgirá un nuevo ser, una primera célula con una información genética única.

 

Ese nuevo ser que aparece es un ser vivo, es un ser humanoEsta afirmación está respaldada por una evidencia científica indiscutible, avalada por innumerables estudios en el ámbito de la Genética, la Biología y la Medicina. Así lo afirma el Manifiesto de Madrid, presentado en mayo de 2009 y firmado ya por más de tres mil científicos de reconocido prestigio que el Gobierno se ha empeñado en ignorar.

 

Como ginecóloga, quiero mandar un mensaje de tranquilidad. La mayoría de los ginecólogos defendemos el derecho a vivir. No queremos acabar con la vida de nuestros pacientes más pequeños. No queremos destrozar la vida de las mujeres, arrancándolas sus hijos de sus entrañas. Las mujeres nos necesitan.

 

Quiero mandar un mensaje a aquellos compañeros que no comparten con nosotros el respeto a la vida: sed fieles a vuestra vocación en el servicio de la vida. Las mujeres os necesitan. No las ayudáis matando a sus hijos. La auténtica ayuda a la mujer es la información, vuestro apoyo profesional y humano y vuestro cariño.

El diagnóstico de la enfermedad de un hijo debe ir acompañada de la mejor de nuestras terapias, pero nunca de la muerte. ¿Desde cuándo un médico mata a sus pacientes enfermos?

 

Como ginecóloga que trata a mujeres con problemas, os quiero decir que la nueva ley nos deja solas. En todo el proceso la mujer no es asesorada por ningún profesional sanitario. Se abandona a la mujer a su suerte ante la decisión Más difícil de toda su vida. una decisión que tendrá unas consecuencias físicas y psíquicas que la dañarán para siempre.

 

Queridos compañeros médicos, queridos todos: las mujeres nos necesitan. No las dejemos solas.

 

Y para terminar, como mujer, sólo me queda decir que la maternidad es un regalo, que esta nueva ley está intentando acabar con este don de la mujer, que las mujeres hoy en día debemos mostrar nuestra resistencia ante el leyes tan injustas como éstas; y debemos pedir más ayudas sociales. Madres: ¡mirad cuánta gente ha venido hoy! ¡Queremos ayudaros a seguir adelante con vuestros embarazos, nos importa vuestra salud y nos importan vuestros hijos! ¡Madres, sed valientes! ¡No os vamos a dejar solas!

 

 

_______________________________________________________


Tags: sonsoles alonso, ginecóloga, aborto

Publicado por Galsuinda @ 15:19  | defendiendo la vida
Comentarios (0)  | Enviar
Por Fernando Sáez Aldana
Como no creyente en la otra vida me repugna sobremanera cualquier homicidio; pero el de individuos indefensos (criminales incluidos), perpetrado al amparo de una ley, me revuelve el estómago. Como médico sé que el embrión es la primera fase de la vida de un ser humano, seguida de las de feto, neonato, lactante, niño, adolescente, adulto y anciano si vive lo suficiente. Y como ciudadano me someto al imperio de la ley, aunque la 'de Reproducción Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo' recién aprobada por las Cortes me produzca náuseas intelectuales. Pues, como libre opinador, considero esta norma legal, que consagra el aborto libre en las 14 primeras semanas como un derecho de la mujer, nuestra peor tragedia nacional desde la guerra civil. Promulgada pretextando la supuesta inseguridad jurídica de las abortadoras, sin que ni una fuera penalizada con la ley anterior, esta atroz normativa se basa en la no consideración jurídica del nasciturus como el ser humano con derecho a la vida que es. 
Resulta de un cinismo insoportable que para «garantizar la dignidad y el desarrollo de la persona y su integridad física y moral» (se refiere a la abortadora) haya que eliminar a otra sin defensa posible, y su arbitrariedad es tan absurda que permite desembarazarse sin explicaciones de un embrión sano en la 14ª semana pero exige la autorización de un comité clínico para hacerlo del grave e incurablemente enfermo en la 15ª. 
El legislador, además, adopta como definición de salud la utópica y trasnochada de la OMS: «Completo bienestar físico, psíquico y social» (sólo alcanzable, quizá, en el orgasmo simultáneo), y se saca de la manga los conceptos sociopolíticos de «salud sexual» y «salud reproductiva», carentes de rigor científico, cuya salvaguardia justificaría la aberración. Esta nueva ley del aborto significa la apoteosis del feminismo radical zapaterista, para el cual el hijo lo es sólo de su madre y mientras esté en su seno puede hacer con él lo que quiera, incluso asesinarlo. E incluir como prestación sanitaria pública la extirpación del embrión sano como si fuera un tumor o una tenia (¿cabe mayor corrupción del acto médico que dar muerte en lugar de preservar la vida?) convierte a los hospitales en centros de exterminio prenatal. 
Pues allá con su conciencia los políticos que han impulsado y aprobado esta triste ley que tan obscenamente felices ha hecho a las miembras del partido promotor, sus votantes y quienes posibiliten su ejecución quebrantando el juramento hipocrático de no administrar abortivos. Entre todos han añadido un nuevo capítulo a la vieja historia universal de la infamia.
Fernando Sáez Aldana es médico

Como no creyente en la otra vida me repugna sobremanera cualquier homicidio; pero el de individuos indefensos (criminales incluidos), perpetrado al amparo de una ley, me revuelve el estómago. Como médico sé que el embrión es la primera fase de la vida de un ser humano, seguida de las de feto, neonato, lactante, niño, adolescente, adulto y anciano si vive lo suficiente. Y como ciudadano me someto al imperio de la ley, aunque la 'de Reproducción Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo' recién aprobada por las Cortes me produzca náuseas intelectuales. Pues, como libre opinador, considero esta norma legal, que consagra el aborto libre en las 14 primeras semanas como un derecho de la mujer, nuestra peor tragedia nacional desde la guerra civil. Promulgada pretextando la supuesta inseguridad jurídica de las abortadoras, sin que ni una fuera penalizada con la ley anterior, esta atroz normativa se basa en la no consideración jurídica del nasciturus como el ser humano con derecho a la vida que es. 

Resulta de un cinismo insoportable que para «garantizar la dignidad y el desarrollo de la persona y su integridad física y moral» (se refiere a la abortadora) haya que eliminar a otra sin defensa posible, y su arbitrariedad es tan absurda que permite desembarazarse sin explicaciones de un embrión sano en la 14ª semana pero exige la autorización de un comité clínico para hacerlo del grave e incurablemente enfermo en la 15ª. 

El legislador, además, adopta como definición de salud la utópica y trasnochada de la OMS: «Completo bienestar físico, psíquico y social» (sólo alcanzable, quizá, en el orgasmo simultáneo), y se saca de la manga los conceptos sociopolíticos de «salud sexual» y «salud reproductiva», carentes de rigor científico, cuya salvaguardia justificaría la aberración. Esta nueva ley del aborto significa la apoteosis del feminismo radical zapaterista, para el cual el hijo lo es sólo de su madre y mientras esté en su seno puede hacer con él lo que quiera, incluso asesinarlo. E incluir como prestación sanitaria pública la extirpación del embrión sano como si fuera un tumor o una tenia (¿cabe mayor corrupción del acto médico que dar muerte en lugar de preservar la vida?) convierte a los hospitales en centros de exterminio prenatal. 

Pues allá con su conciencia los políticos que han impulsado y aprobado esta triste ley que tan obscenamente felices ha hecho a las miembras del partido promotor, sus votantes y quienes posibiliten su ejecución quebrantando el juramento hipocrático de no administrar abortivos. Entre todos han añadido un nuevo capítulo a la vieja historia universal de la infamia.

Fernando Sáez Aldana es médico

Tags: Fernando Sáez Aldana, aborto, creencias, médico

Publicado por Galsuinda @ 14:53
Comentarios (0)  | Enviar