Martes, 18 de mayo de 2010

Lo cuenta en  It's sex o'clock in America

«Pero la realidad es otra, la falta de inhibiciones sexuales, o como alguno lo llama, la «liberación sexual», eliminó la precaución y el discernimiento a la hora de elegir el compañero sexual, que solía ser el equivalente al compañero con el compartir toda la vida. La falta de compromiso, confianza y lealtad en las parejas en edad fértil degenera en infidelidad.
»Consideren, antes que nada, el camino fácil y amplio que se abriría a la infidelidad conyugal y a la degradación general de la moralidad. No se necesita mucha experiencia para conocer la debilidad humana y para comprender que los hombres, especialmente los jóvenes, tan vulnerables en este punto tienen necesidad de aliento para ser fieles a la ley moral y no se les debe ofrecer cualquier medio fácil para burlar su observancia.

»Podría también temerse que el hombre, habituándose al uso de las prácticas anticonceptivas, 
acabase por perder el respeto a la mujer y, sin preocuparse más de su equilibrio físico y psicológico, llegase a considerarla como simple instrumento de goce puramente egoísta y no como a compañera, respetada y amada

Mucho más en una entrada espléndida sobre ello el amigo Juanjo Romero en su blog De Lapsis. ¡Gracias Juanjo!



Tags: Raquel Welch, anticonceptivos, feminismo, liberacion sexual

Comentarios