S?bado, 17 de septiembre de 2005
TANNEN MAURY
Debe ser que como esta semana se celebra el nacimiento de Jes?s los beb?s se han empe?ado en tomar los titulares. Esta misma secci?n -Sociedad- abre con una maravillosa noticia m?dica, la operaci?n de un feto mientras segu?a recibiendo ox?geno de la placenta de la madre, lo que salv? la vida. Parece magia. Como el caso de las dos peque?as gemelas Rahman , que se llaman Hiba y Rumaisa (nombres que significan ?regalo del cielo? y ?blanca como la leche?).

La peque?ita, Rumaisa, es un beb? milagro, ya que cuando naci? pes? 243 gramos, lo que muchos tel?fonos m?viles, y eso supone el menor peso registrado por un beb? que sobrevive. Su hermana, en cambio, pesaba 563 gramos, es decir, era una campeona.

Las ni?as nacieron por ces?rea en un hospital de Illinois a las 25 semanas y seis d?as de gestaci?n. La puntualizaci?n de los d?as es importante, me dicen mis compa?eras-madres porque eso, en cuestiones de madurez pulmonar, es la pera. De hecho, son las semanas de gestaci?n m?s que el peso lo que preocupan a los m?dicos cuando se mueven entre estos beb?s que no son ni mu?ecos.

Comentarios