Jueves, 22 de septiembre de 2005
Foto
El Padre Asterio ofici? una misa por el nonato de la deficiente embarazada
C. PEREIRA

El p?rroco de Villalegre, Julio Asterio, pidi? ayer, en el transcurso de una misa en memoria de los ni?os no nacidos, que los avances en la ciencia y la t?cnica se apliquen en ?beneficio de la vida?. En el oficio religioso se tuvo un especial recuerdo para el beb? de la joven discapacitada avilesina embarazada de seis meses a cuya familia dio libertad el juez para practicarle un aborto. En el acto lit?rgico no se lleg? a mencionar en ning?n momento a la deficiente, pero su caso estuvo en mente de todos los presentes.

Algo m?s de una treintena de personas asistieron a la misa, a la que se pretende dar continuidad en los pr?ximos a?os como alegato en favor de la vida. Asterio lament? que haya personas que ?no dejen a un ni?o nacer?. Personas que, seg?n el sacerdote, ?est?n dominadas por la b?squeda de la apariencia, el poder y la perfecci?n, y creen que los imperfectos no tienen derecho a vivir?. Record?, sin embargo, que el derecho para decidir sobre la vida y la muerte s?lo compete a Dios. ?La vida es lo m?s hermoso que Dios nos da y nos la da para que la disfrutemos. Es suya y est? en sus manos?.

Apoyo institucional

El p?rroco admiti? que en muchas ocasiones el discurrir de las personas est? marcado por las complicaciones, lo que no implica que ?puedan decidir sobre la vida o la muerte?. Para atender a estas situaciones de dificultad, Asterio reclam? mayor implicaci?n de las instituciones p?blicas, as? como un esfuerzo para que el mandamiento ?no matar?s? se conjugue ?en positivo?.

?Nadie puede saber lo que nos va a deparar el futuro y no podemos saber adem?s c?mo nuestra vida puede influir en la de los dem?s. Ning?n ser humano ni administraci?n es due?o de la vida?, concluy?.

El caso de la joven avilesina conmocion? a la opini?n p?blica debido al avanzado estado de gestaci?n en el que se encontraba cuando la familia solicit? autorizaci?n al juez para practicarle un aborto. La decisi?n judicial de dar libertad a la familia gener? todo un movimiento social para evitar que se produjera la interrupci?n del embarazo.

El Colegio de M?dicos, el Arzobispado de Oviedo y colectivos antiabortistas mostraron su oposici?n a que se pusiera fin a la gestaci?n, al tiempo que hicieron p?blico su apoyo a la familia para buscar una soluci?n alternativa. El Principado eludi? pronunciarse en todo momento y pidi? respeto para que la familia pudiera decidir con libertad.

El Juzgado n?mero 3 de Avil?s mantiene abierta una investigaci?n para esclarecer las circunstancias en las que se produjo el embarazo, ya que la joven acud?a a dos centros especiales. El juez ha solicitado informaci?n a ambos centros y practicado pruebas de ADN en el entorno de la joven.


Publicado por Galsuinda @ 10:23  | Pelayo, su historia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios