Martes, 08 de noviembre de 2005


Mensaje de Bienvenida

S.O.S. AYUDA URGENTE HAGA CLIC AQUI

Nuestro afamado Pan Dulce

El 60% de los ni?os bonaerenses son pobres o indigentes??Nuevo!!

Para paliar el hambre de los ni?os??Nuevo!!

Operadores de Calle

M?s de 70.000 ni?os acusados de brujer?a son torturados y abandonados

Chaco Argentino: 66% de anemia en ni?os

El 80% de los criminales m?s peligrosos fueron ni?os desnutridos

D?a de la Gratitud

Benedicto XVI: El hambre es el m?s grande esc?ndalo

Visita de Damas Leonas al Hogar de Clorinda

El cardenal Bergoglio reclam? una respuesta para la ni?ez

Radiograf?a planetaria de los ni?os soldados

El maltrato infantil volvi? a cobrarse la vida de un ni?o

Un beb? muri? por desnutrici?n en el camino al hospital

El Hambre de los Ni?os:
?Esa Gran Injusticia que Dios no quiere!

Compre nuestras plantas y ?rboles del Vivero San Isidro Labrador.

El Editorial del 6/11/2005 se titula: Mar?a, nuestra intercesora.

El Hambre no espera,
la ignorancia compromete el futuro

??Por favor, ayudalos!!

Deles esperanza y futuro
?Ay?delos!
Con poco, entre muchos,
podremos lograrlo.

Haga clic aqui y ayude a la
Fundaci?n Felices los Ni?os
a salvar de la pobreza
a miles de ni?os de la calle.

Fundaci?n Felices los Ni?os


Miles de chicos necesitan nuestra ayuda


Los fr?os datos oficiales sobre la realidad social en la Argentina nos indican que durante los dos ?ltimos a?os se duplic? la cantidad de pibes y adolescentes que pasan el d?a mendigando, trabajando o perdiendo el irrecuperable tiempo de su ni?ez en la calle; en lugar de estar en la escuela estudiando, jugando con amigos en su casa o practicando deportes. La mitad de la poblaci?n del pa?s es pobre... y all? est?n ?los m?s pobres de entre los pobres?, los ni?os.

El problema de estos ni?os es doble, adem?s de crecer de golpe hacia una madurez para la cual a?n no est?n preparados, est?n hipotecando su futuro ya que son potenciales analfabetos, no estudiar?n o abandonar?n la escuela, ser?n desnutridos viendo imposibilitada su capacidad de desarrollo psico-f?sico, mendigar?n hambreados por la calle ante muchas miradas indiferentes y ser?n desempleados cr?nicos. Ni?os que sin saberlo crecen con menos posibilidades, sin oportunidades, con derechos cercenados.

Es desalentador ver que la crisis profunda que afecta a nuestro pa?s, arras? tambi?n con las posibilidades de contenci?n familiar. Antes un solo miembro del grupo familiar aparec?a en las calles, ahora hay dos o tres por familia haciendo la misma tarea y los adultos, frecuentemente, est?n desocupados o subocupados. La violencia dom?stica y las adicciones se han introducido en hogares debilitados haciendo mella sobre los m?s desprotegidos, los menores.

En la Fundaci?n Felices los Ni?os hemos visto en ese mismo lapso, que se ha multiplicado sin l?mite la cantidad de asistidos por nuestra Obra. Casi no hemos podido dar abasto con una realidad tan alarmante, tan compleja en los n?meros, en los papeles y tan incomprendida en las conciencias. Las bebitos, chicos, j?venes y madres adolescentes embarazadas o con beb?s que llegan a diario a los hogares y escuelas de la Fundaci?n Felices los Ni?os reciben comida, educaci?n, salud, vivienda y formaci?n espiritual. Todo lo realizado es mucho, pero no basta.

?Y ahora qu??


Sabemos que no estamos solos, gracias a Dios. F?cil ser?a plantear el problema y seguir inmutable, pero de alguna manera pasar?amos a formar parte del grupo de los olvidadizos y distra?dos. En semejante contexto es imposible pensar que los gobiernos y las instituciones van a solucionar todo. Hay que empezar a pensar qu? puedo hacer yo para ayudar, dentro de mis posibilidades, desde mi lugar.

Los problemas estructurales no los podemos solucionar individualmente pero algo empieza a cambiar. La gente empieza a cambiar. Hagamos el cambio nosotros, crucemos la l?nea y no esperemos siempre que otros solucionen las cosas.

Los ladrillos transformados en hogares, aulas, comedores, centros de salud, talleres, gimnasios, gabinetes de computaci?n, huertas y espacios recreativos, con su elocuencia son el testimonio de todo lo que se ha hecho pero tambi?n de todo lo que falta. Nos hemos extendido por el pa?s urgidos por las necesidades apremiantes y olvidadas. Somos mucho m?s que un comedor, que un hogar, que una escuela, que un taller... somos una comunidad.

Ay?denos a seguir adelante con esta Obra por amor a los chicos. ?Dios ama a los ni?os! Pid?mosle tener la Fe, la Esperanza y el Amor suficientes para hacer de cada chico rescatado de la calle, una persona digna.

Padre Julio C?sar Grassi
Fundador


Publicado por Galsuinda @ 21:06  | Derecho a educaci?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios