S?bado, 19 de noviembre de 2005



Barcelona. Philippe Nemo es un especialista en filosof?a moral y pol?tica, adem?s de director cient?fico del Centre de Recherche en Philosophie ?conomique (CREPHE) de la Escuela Superior de Comercio de Par?s (ESCP-EAP). Entre otras materias, en sus escritos ha tratado sobre la educaci?n tanto en art?culos como en el libro "Le chaos p?dagogique" (1993). En Barcelona, el 12 de noviembre, en pleno debate sobre la LOE, Nemo particip? como ponente en el Simposio Internacional "Familia, Educaci?n y G?nero", organizado por la Universitat Internacional de Catalunya.


La ponencia de Nemo se titulaba "La educaci?n, ?servicio p?blico o de inter?s general?". Como servicio p?blico la define el proyecto de Ley Org?nica de Educaci?n (LOE), mientras que Nemo sostiene la segunda opci?n.

? ?Cu?l es la diferencia entre concebir la ense?anza como servicio p?blico y entenderla como servicio de inter?s general?

? El hecho de que la educaci?n se considere de inter?s general significa que el progreso del conocimiento y una buena educaci?n para la poblaci?n llevar?n hacia el bien de la sociedad. Esta funci?n debe llevarse a cabo por familias y escuelas. Si s?lo existe un servicio p?blico, es decir, un monopolio de la escuela estatal, no se podr? preservar este inter?s general. La raz?n es que estas escuelas ?como la historia ha demostrado en diversas ocasiones? crean dogmatismo, ineficacia burocr?tica y tiran?a pol?tica. Finalmente, todo esto produce la ruina intelectual. Sin embargo, tambi?n se puede favorecer una ense?anza libre que surja de la iniciativa privada, de asociaciones o fundaciones que reciban una financiaci?n p?blica seg?n ciertas condiciones para asegurar la calidad de la docencia. Con este sistema se garantiza la neutralidad pol?tica, una mejor eficiencia en la gesti?n de los centros y mejores resultados educativos.

? Entonces, ?cu?l ser?a el papel del Estado?

? El Estado ha de dar financiaci?n a aquella parte de la educaci?n que es de inter?s general. Cuanto m?s alto es el nivel de ense?anza, menos evidente resulta el inter?s general. En el caso de la ense?anza primaria y secundaria, no hay dudas; pero no est? tan claro en el caso de la ense?anza superior o universitaria. Es de inter?s general que el Estado financie los estudios de aquellos alumnos que son capaces de llevar a cabo una licenciatura con ?xito, pero no de los dem?s. En Francia, se dota de fondos p?blicos a centros universitarios con el ?nico fin de mantener ocupadas a una serie de personas que de otra manera estar?an en el paro. Se trata de una perversi?n.

? ?Qu? condiciones ha de tener un sistema educativo que respete la libertad de ense?anza?

? No estoy hablando de suprimir las escuelas p?blicas que ya existen, ser?a algo muy traum?tico. Lo que el Estado debe hacer es financiar la ense?anza obligatoria y asegurar unos m?nimos en el plan de estudios. Los profesores deben estar bien cualificados y no pueden ense?ar conocimientos que no sean cient?ficos ni doctrinas contrarias a la democracia, y en cambio han de fomentar los valores c?vicos. Con estas premisas, el Estado debe formular una ley que determine los m?nimos que toda escuela tiene que respetar.

Cualquiera que desee poner en marcha un centro educativo debe dirigirse a una comisi?n pol?ticamente neutral que examinar? si el proyecto satisface los m?nimos estipulados por la ley. En caso afirmativo, se dar? la autorizaci?n para crear esa escuela. A continuaci?n, se establecer?a un contrato entre el colegio y la autoridad p?blica ?ya sea nacional o regional? que permitir?a a la administraci?n controlar en cualquier momento que realmente se est?n respetando los contenidos de la ley. As?, el Estado dar?a fondos a cada colegio en funci?n del n?mero de alumnos. Esto no supone que el Estado deba pagar m?s, sencillamente var?a el colegio que recibe este dinero.

Adem?s, las escuelas deber?an poder recibir aportaciones voluntarias de los padres que quisieran mejorar la calidad de la ense?anza. Que la ense?anza b?sica deba ser gratuita no significa que no puedan hacer donaciones privadas aquellos que lo deseen. Seg?n tengo entendido, en Espa?a es ilegal. Desde mi punto de vista, esto responde a un razonamiento puramente ideol?gico de igualitarismo: ning?n ni?o o ni?a debe tener una ense?anza mejor que los dem?s.

? En su ponencia ha dicho que los proveedores de educaci?n no deber?an ser solo escuelas individuales; m?s bien, Ud. recomienda formar "redes de escuelas" unidas por un mismo estilo pedag?gico. ?Podr?a ilustrar esta idea?

? Si se aplica mi sistema, tendr?amos distintos colegios, cada uno con su proyecto y con su contrato con la Administraci?n. No obstante, estar?an aislados y esto no es bueno para la educaci?n. Una escuela cerrada pronto comienza a generar rutinas y su funcionamiento empeora.

Si se permitiera que las escuelas pudieran unirse, se podr?a crear un centro de formaci?n del profesorado, algo imposible si se trata de una sola escuela, ya que los costes son insostenibles. De esta forma, se dar?a al profesorado un esp?ritu com?n y se podr?an comparar los resultados y las experiencias que se llevan a cabo en cada colegio. Toda esta red de colegios usar?a los mismos libros de texto y, de esta forma, se crear?a una especie de "marca" para todas estas escuelas. As?, en el caso que unos padres deban mudarse a otra ciudad tendr?an otro colegio que imparta una educaci?n similar a la que ya ten?an en su ciudad de origen.

La idea es que existieran varias "marcas" o varias identidades que representar?an diferentes tendencias y tradiciones educativas. Y, en el caso que se constituyeran estas redes, no hay motivo para que no sean de ?mbito internacional. En la Uni?n Europea tenemos unos mismos valores, pero las redes de colegios tambi?n podr?an incluir Jap?n, China o Corea. Hay gente muy v?lida que trabaja en estos pa?ses.


ACEPRENSA

Firmante: Miquel Urmeneta
16-11-2005
130/05

Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 8:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios