Domingo, 20 de noviembre de 2005

Reproducimos
un resumen del excelente Informe elaborado por ORMALC - Observatorio
Regional para la Mujer de Am?rica Latina y el Caribe (*). Septiembre
2005. Si Usted desea ver el Informe completo.

Descargar
aqu?.

O dirigirse a:
[email protected]

La
legalizaci?n del aborto no reduce las tasas de mortalidad materna:


Tal vez una de las razones que pueda explicar este fracaso en la pol?tica global para la reducci?n de la mortalidad materna radica en que gran parte de los recursos se han dirigido hacia agencias de planificaci?n familiar que promueven los ?servicios de salud sexual y reproductiva?, en los cuales el aborto juega un papel central, en lugar de ser destinados a mejorar el sistema de salud (inversi?n en la mejora de hospitales, equipos, cuidados de emergencia y medicinas) y otros aspectos como acceso al agua potable, al saneamiento y a la mejora de la alimentaci?n. Si se hace un an?lisis comparado de las legislaciones de los pa?ses relativas al aborto y las tasas de mortalidad materna se encuentra que no existe una correlaci?n estad?stica ni bases cient?ficas para afirmar que a mayor liberalizaci?n de la
legislaci?n con respecto al aborto exista una disminuci?n de la mortalidad materna. Hay pa?ses donde el aborto es ilegal o muy restringido, y donde se presumen altos ?ndices de abortos clandestinos,
que tienen menores tasas de mortalidad materna que otros donde esta pr?ctica es ampliamente permitida y donde es llevada a cabo en condiciones ?seguras?.

M?s del 50% de las muertes maternas del mundo suceden en los pa?ses que tienen las leyes menos restrictivas. En la
India, por ejemplo, donde existe una legislaci?n que
permite el aborto en casi todos los casos desde 1972, es
donde m?s muertes maternas ocurren.


Cada a?o, se registran alrededor de 136.000 casos, equivalentes al 25% del total mundial, que para el a?o 2000 se calcul? en 529.000. (Figura 1)

1 de cada 4 muertes maternas de todo el mundo sucede en la India, donde el aborto es ampliamente legal.

En los pa?ses desarrollados tambi?n se puede ver que no
hay una correlaci?n entre la legalidad del aborto y los
?ndices de mortalidad materna
(Figura 2).
Rusia, con una de las legislaciones m?s amplias, tiene
una tasa de mortalidad materna alta (67 por 100.000
nacidos vivos), 6 veces superior al promedio.

En contraste, Irlanda, donde el aborto es ilegal pr?cticamente en todos los casos, posee una de las tasas de mortalidad materna m?s bajas del mundo (5 por 100.000 nacidos vivos), tres veces inferior a la de su vecino el Reino Unido (13 por 100.000 NV) y a la de Estados Unidos (17 por 100.000 NV), pa?ses donde el aborto es ampliamente permitido y los est?ndares de salud son altos

En Am?rica Latina, Chile, que posee una de las legislaciones m?s restrictivas del mundo con respecto al aborto, tiene la segunda tasa de mortalidad materna m?s baja (31 por 100.000 NV), despu?s de la de Uruguay (27 por 100.000 NV), menor incluso que las de Cuba (33 por
100.000 NV) y Guyana (170 por 100.000 NV) que son los ?nicos pa?ses de la regi?n donde el aborto es permitido sin restricciones. Las mayores tasas de mortalidad materna de Sur Am?rica las presentan Bolivia (420 por 100.000 NV) y Per? (410 por 100.000 NV), cuyas legislaciones permiten el aborto en algunos casos.

Como puede verse (figura 3), la legalidad o ilegalidad del aborto no afecta las tasas de mortalidad materna. Lo que s? resulta determinante, en cambio, es el n?mero de partos atendidos por personal calificado. En Hait?, por ejemplo, que tiene la tasa de mortalidad materna m?s elevada de la regi?n (680 por 100.000 NV), el 76% de los partos no reciben atenci?n calificada, en Bolivia este n?mero llega al 65% y en Per?, al 59%.

En contraste, en los pa?ses donde la mayor?a de los partos reciben atenci?n calificada, las tasas de mortalidad materna son notablemente m?s bajas (ver figura 4).

Estos
datos sugieren, de manera concluyente, que para
disminuir la mortalidad materna no se debe
recurrir a la legalidad del aborto sino a
aumentar el n?mero de partos que son atendidos
por personal id?neo y calificado.

De otro lado, si se analiza detenidamente la evoluci?n de la mortalidad materna en pa?ses que han tenido cambios recientes en su legislaci?n con respecto al aborto, se encuentra que, contrario a lo que generalmente se argumenta, no existe una
tendencia generalizada a reducir notoriamente las tasas de mortalidad materna en aquellos pa?ses que liberalizan esta pr?ctica, ni tampoco a aumentarlas donde la legislaci?n se ha hecho m?s restrictiva, como es el caso de Polonia, El Salvador y Chile, donde, de hecho, las tasas de mortalidad materna continuaron bajando e incluso se redujeron a la mitad despu?s de introducir reformas para penalizar o restringir el aborto.

El caso de Polonia es paradigm?tico, despu?s de d?cadas de permitir el aborto a libre demanda como una naci?n Sovi?tica, en 1993 el nuevo gobierno decidi? penalizarlo (salvo en casos de violaci?n, problemas con el feto o riesgo para la salud de la madre). Desde entonces, no s?lo el n?mero de abortos legales se redujo en un 99.8%, de 59.417 en 1990 a 138 en 2000, sino tambi?n la mortalidad materna, que experiment? un descenso del 73.3%, pasando de 15 por 100.000 NV en 1990 a 4 por 100.000 NV en 2000.

Un an?lisis serio de las estad?sticas demuestra que el factor crucial para la reducci?n de las tasas de mortalidad materna no es la legalizaci?n del aborto sino el mejoramiento del sistema general de salud.

La legalizaci?n del aborto no reduce su incidencia

Contrario a lo que com?nmente se dice, la legalizaci?n del aborto no conduce necesariamente a una disminuci?n en las tasas de incidencia. Stanley Henshaw, un reconocido investigador del Alan Guttmacher Institute ha admitido que ?en muchos pa?ses es com?n que despu?s de la legalizaci?n las tasas de aborto tengan un aumento sostenido por algunos a?os para luego se estabilizarse? (AGI, press release, 6/16/94)

En 1973 la Corte Suprema de los Estados Unidos legaliz? el aborto en todo el pa?s. Anteriormente s?lo era permitido en algunos estados. Diez a?os despu?s la cifra de abortos hab?a crecido en un 112%. Para 1990 era 2.3 veces mayor, alcanzando un pico de 1.5 millones de abortos anuales. Desde entonces el n?mero de abortos ha ido en descenso pero a?n se mantiene alto34. Es importante anotar que:

Entre 1973 y 2000 se llevaron a cabo cerca de 33 millones de abortos legales en EEUU

En Espa?a, un informe reciente del Instituto de Pol?tica
Familiar35 se?ala que el aborto es la primera causa de
mortalidad en dicho pa?s36, por encima del c?ncer y de los accidentes. En el 2002 se produjeron cerca de 80.000 abortos, un 10% m?s que el a?o anterior. En el 97% de los casos la causa aducida fue la ?salud materna? que engloba tanto a causas f?sicas como ps?quicas.



En
Espa?a 1 de cada 6 embarazos termina
en,aborto. 20 a?os despu?s de la
legalizaci?n, el n?mero de abortos se
ha incrementado en un 400%.

En los ?ltimos 10 a?os, el porcentaje de abortos en menores de 18 a?os se ha duplicado.



Otro pa?s que no se queda atr?s es el Reino Unido. S?lo en Inglaterra y Gales se llevaron a cabo 185.415 abortos inducidos en el 2004 37, un 2.1% m?s que el a?o
anterior.

Desde su legalizaci?n, en el Reino Unido el
n?mero de abortos se ha incrementado en un 272%. En la ?ltima d?cada este aumento ha sido del 17%.

Conclusiones La evidencia es contundente en demostrar que la legalizaci?n
del aborto:


? No reduce las tasas de mortalidad materna

? No contribuye a la salud de la mujer

? No disminuye su incidencia Es un atentado contra las mujeres enga?arlas haci?ndoles
creer que aborto legal significa aborto ?seguro?. Por lo tanto, la legalizaci?n del aborto, viene a convertirse en una forma de discriminaci?n para la mujer, que es la primera perjudicada, por las secuelas que ello reporta.
Septiembre, 2005.

(*)
El Observatorio Regional para la Mujer de Am?rica
Latina y el Caribe, es una red de m?s de 150 ONG?s
del ?mbito internacional cuyo objetivo es observar y
promover acciones a favor de los derechos y la dignidad
de la mujer, la familia y la sociedad en Latinoam?rica
y el Caribe.



Publicado por Galsuinda @ 0:46  | Aborto
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios