Mi?rcoles, 11 de enero de 2006



Los balances de fin de a?o nos han proporcionado dos datos discordantes sobre causas de muerte en Espa?a. El n?mero de abortos sigue su alza disparada: casi 85.000 mujeres abortaron en 2004, lo que supone un 6,5% m?s que el a?o anterior y un aumento acumulado del 73% en los ?ltimos diez a?os. El dato ha provocado la alarma, al menos en los editoriales del d?a.


El otro dato revela una evoluci?n positiva: la cifra de muertos por accidentes de tr?fico desciende de modo sostenido: en 2004 fallecieron 4.741 personas dentro de los 30 d?as siguientes al accidente, y a lo largo del ?ltimo decenio el n?mero de muertos ha descendido un 18%. Lo llamativo es que la opini?n p?blica considera que la siniestralidad del tr?fico es un problema importante, mientras que evocar la producida por el aborto parece de mal gusto.

El masivo recurso a los anticonceptivos no ha impedido que casi uno de cada seis embarazos (el 15,2% del total) no llegue a su destino. Lo cual lleva a pensar que el aborto se est? utilizando como un m?todo anticonceptivo m?s, contra lo recomendado en las Conferencias de Poblaci?n de la ONU, que tanto se suelen invocar para la legalizaci?n del aborto. Un m?todo anticonceptivo m?s, que contribuye a que la natalidad espa?ola contin?e bajo m?nimos, con ese anor?xico ?ndice de fecundidad de 1,2 hijos por mujer.

La ministra de Sanidad ha anunciado un pr?ximo estudio sobre los motivos del aumento del n?mero de abortos. Es el primer signo de preocupaci?n. Pero hay un motivo que salta a la vista sin necesidad de estudios: aunque el aborto sea siempre una decisi?n dolorosa para la mujer, la realidad es que abortar en Espa?a es muy f?cil, pues ni tan siquiera se hace cumplir la permisiva ley existente. En el 96,7% de los casos se invoca el "riesgo para la salud materna". Como el estado de la sanidad en Espa?a no permite pensar que el embarazo ponga en grave riesgo la salud f?sica en muchos casos, de hecho lo que se invoca es el riesgo para la salud ps?quica (aunque el Ministerio de Sanidad se cuida mucho de silenciar ese dato). En la pr?ctica, que el embarazo sea una contrariedad es ya suficiente motivo para abortar.

Con estos presupuestos, no es tan extra?o que la tasa de abortos por 1.000 mujeres haya subido de 5,5 en 1995 a 8,9 en 2004. En cambio, en el tr?fico, la combinaci?n de educaci?n vial y el temor al castigo est? siendo eficaz para concienciar a los conductores. De hecho, las v?ctimas mortales por accidentes han sido unas 2.500 menos que en 1990, aunque el parque de veh?culos ha aumentado en m?s de 10 millones.

La p?ldora de tres a?os despu?s

Un signo especialmente preocupante de la siniestralidad por aborto es que el 13,7% corresponden a chicas de 15 a 19 a?os, fen?meno que muestra una tendencia al alza. Y eso a pesar de las campa?as de adoctrinamiento sobre el uso del preservativo y de las esperanzas puestas en la "p?ldora del d?a siguiente". Cuando esta p?ldora se puso a la venta sin receta en 2001, y cuando los servicios de salud de algunos municipios decidieron darla gratuitamente, se invoc? la urgencia de reducir los embarazos de adolescentes. Pero da la impresi?n de que el tiro ha salido por la culata. Ahora incluso los que la apoyaron entonces advierten una tendencia a subestimar los riesgos de determinadas conductas sexuales y una cierta banalizaci?n de la p?ldora postcoital y del aborto como soluci?n. Lo cual no es precisamente lo que se trataba de demostrar.

Pero es f?cil decir "?estos j?venes son unos inconscientes!". Habr?a que pensar antes qu? mensaje les est?n dando las campa?as oficiales y los medios de comunicaci?n. Sin duda los j?venes son impulsivos, tanto en sus relaciones afectivas como al volante. Pero los datos de Tr?fico muestran que el grupo donde m?s se ha reducido los accidentes mortales en carretera es el de los j?venes conductores, especialmente entre los 18 y 20 a?os. Bien es verdad que los "spots" de las campa?as de tr?fico han sido tan truculentos e impresionantes que han contribuido a poner de moda el cintur?n de seguridad. Si alguna vez el Ministerio de Sanidad decidiera hacer campa?as mostrando el desarrollo del feto en el vientre materno y su dram?tica interrupci?n por el aborto, quiz? tambi?n las interrupciones del embarazo empezaran a retroceder.

La evoluci?n positiva en los accidentes de tr?fico se est? consiguiendo con una insistente pol?tica preventiva: permiso de conducir por puntos, endurecimiento de las sanciones, m?s radares para el control de velocidad, educaci?n vial en las escuelas, campa?as contra la conducci?n bajo los efectos del alcohol... En cambio, ninguna campa?a oficial se ha preocupado de hacer ver que la sexualidad no es un juego y que las conductas sexuales de riesgo pasan factura. Solo hemos experimentado las campa?as sobre "sexo seguro", pero si algo es seguro a estas alturas es que ninguna ha funcionado, como lo confirman una vez m?s las cifras del aborto.

Si en las cuestiones de tr?fico la evoluci?n fuera tan negativa como en el aborto, el gobierno habr?a rectificado hace tiempo para buscar pol?ticas m?s eficaces. Ahora hasta "El Pa?s" reconoce que la evoluci?n del aborto muestra que "la sociedad espa?ola tiene un problema de salud p?blica que requiere correcciones urgentes". Un problema de salud p?blica, sanitaria y tambi?n ?tica.

Firmante: Ignacio Ar?chaga
11-01-2006
003/06

Salva a un ni?o de la muerte


Publicado por Galsuinda @ 19:11  | Para pensar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios