S?bado, 14 de enero de 2006

Ra?l, 23 a?os, estudiante: ?Ni miramos la ecograf?a. Era de seis semanas. En dos horas abandonamos la cl?nica?.


Primera persona
Ra?l, 23 a?os, estudiante
?Ni miramos la ecograf?a. Era de seis semanas. En dos horas abandonamos la
cl?nica?.

La historia: Un embarazo no deseado

Los protagonistas: Ra?l y Rosa. Estudiantes.

Sus edades: 20 a?os (ella), 23 (?l)

El desenlace: Un aborto ?evitable?


?Me considero un chico como tantos?

Soy un estudiante normal. Me gusta viajar, el deporte, escribir, la m?sica.
Divertirme con mis amigos... Soy de izquierdas. Me siento comprometido con las personas m?s desfavorecidas y no soporto las injusticias. He sido voluntario en varias ong?s .

Desde los 17 a?os mantengo relaciones sexuales. En todo momento he tenido precauciones. Usando preservativo estaba seguro. As? me lo hab?an transmitido mis amigos, los anuncios de la televisi?n, la sociedad... Y los compraba en farmacias porque me fiaba m?s?.

? Empec? a salir con Rosa: conectamos enseguida?

Conoc? a Rosa tras romper con otra chica. Conect? pronto con ella: me comprend?a y no se enfadaba cuando yo necesitaba salir solo con mis amigos. Con ella estaba -estoy- muy a gusto. Al mes y medio de salir juntos ?surgi? tener relaciones sexuales.

La historia tr?gica vino despu?s. Se debi? romper el preservativo sin darnos cuenta y tuvimos la mala suerte de que coincidi? con sus d?as f?rtiles. Otras veces, si not?bamos que algo no iba bien, cambiaba de preservativo o par?bamos porque ya no nos apetec?a seguir. Pero esta vez fue distinto.

?A los dos meses de conocernos, tuvo una falta?

Rosa tuvo su primera falta. Ella me dec?a: ?Tranquilo, ya me vendr? (la regla); algunas veces he tenido retrasos?. Pero los d?as pasaban y a las tres semanas la acompa?? a la farmacia para hacer el test del embarazo. Dio positivo. No me lo quer?a creer pero ella estaba embarazada.

Rosa se puso a llorar y yo estaba perplejo pero la abrac?, la bes? y le dije que estaba con ella y que no la iba a dejar. S?lo llev?bamos dos meses saliendo ?estaba conoci?ndola- y esto nos parec?a tan poco tiempo que nos
influy? para no seguir adelante con la gestaci?n. ?Qu? hacemos? ?Como diga algo en casa me matan!?, me dijo ella.

Mi madre me hab?a en varias ocasiones: ?Si dejas a una chica embarazada me das el mayor disgusto de mi vida?.As? que me call? ?C?mo iba a explicarles que s?, que estaba esperando y s?lo con 20 a?os? Ten?amos mucho miedo.

?No dijimos nada en casa y fuimos a la cl?nica?

Optamos por no explicar nada a nuestros padres y solucionarlo por nuestra cuenta. Pens? que es la chica la que debe decidir si quiere continuar con la gestaci?n y el chico tiene que apoyar su decisi?n. (Han pasado siete meses y ahora creo que el chico tiene mucho m?s que decir). Al d?a siguiente nos volvimos a ver. Le dije es que no me separar?a de ella de ning?n modo. ?Yo ahora no me veo preparada para ser madre?, me dijo. Yo le respond? que si ella no lo quer?a tener, no tendr?a por qu? hacerlo. Tambi?n pens? que cuanto antes procedi?ramos al aborto antes nos librar?amos del problema y que hab?a que actuar r?pido: hab?a o?do que al avanzar el embarazo hab?a mayor peligro para la salud de ella.

Dos d?as despu?s est?bamos en la recepci?n de una cl?nica pidiendo una cita para la interrupci?n voluntaria del embarazo. (Cuando recuerdo el momento, se me pone un nudo en la garganta). Nuestra actitud era de resignaci?n. Un amigo a qui?n consult? me dijo que abortar era lo mejor.

Tras varias preguntas, la enfermera nos dijo que Rosa estaba de cinco semanas. Y que ?en ese estado costaba 300 ? con anestesia local y 390 ? con anestesia general?. Elegimos la segunda y pagamos la factura a medias y por adelantado con nuestros ahorros. Tuvimos cuatro d?as de espera que los pasamos resignados convencidos de que no ten?amos otra soluci?n. Yo me sent?a como atontado, sin poder pensar con claridad. A Rosa le pasaba lo mismo. S?lo se lo cont? a un par de amigas?. Tambi?n recuerdo con los pelos de punta cuando ella me dijo que sent?a mucho que yo estuviera pasando por todo esto por su culpa...

?No quisimos ni mirar la ecograf?a. En dos horas se acab? todo?

Esa ma?ana nos saltamos una clase y quedamos para ir a la cl?nica. Antes de la intervenci?n nos entrevist? un psiquiatra para asegurarse de que ella no deseaba seguir adelante con el aborto. Un an?lisis de sangre y una revisi?n ginecol?gica y... es la parte m?s dura. Recuerdo tener los ojos vidriosos y tristes. Entonces vino la ecograf?a (era la primera del embarazo). Yo no quise mirar la pantalla del ec?grafo. No quer?a guardar esa imagen. Ella, por su posici?n, tampoco pudo ver nada. ?Est? aqu?; es una gestaci?n de seis semanas?, dijo el m?dico.

Mientras esperaba en la sala, pens? que la quer?a y me sent?a muy culpable de que estuviera pasando por esto. Pronto me dijeron que ya pod?a verla. La enfermera nos explic? que ten?a que permanecer all? hasta que se acabase el suero: una hora y media, si se encontraba bien. Se encontraba perfecta y s?lo le escoc?a un poco. Al cabo de un rato, se levant?, se visti? y en cuanto estuvo bien, nos fuimos. Unos antibi?ticos y una revisi?n a los 10 d?as y todo acab?. ?Ya se hab?a pasado todo en menos de 3 horas y a los cinco o seis d?as de saber que Rosa estaba embarazada!.

A partir del mes, empezamos a sentirnos mal

A la semana, parec?a que est?bamos bien de ?nimo. Ni siquiera lloramos, y nuestra relaci?n sigui? adelante. Pensamos que ?bamos a tratar de darle la menor importancia, que no nos iba a volver a pasar esto jam?s. En realidad, sientes que te has quitado un problema de encima los primeros d?as. Sin embargo, a partir del mes, en los dos comenz? a aflorar un sentimiento de culpa por lo que hab?amos hecho. Algo nos dec?a que pod?amos haber tomado otra decisi?n. Te sientes aludido por mil cosas: no paras de ver embarazadas por la calle, en las pel?culas todo te suena a embarazo, a hijos... Siento que antes me ve?a a m? mismo como una buena persona y ahora no me veo as?, aunque creo que tengo un buen coraz?n.

?Rosa pasaba noches enteras sin dormir. Yo tambi?n?

En casa me notaron m?s triste pero nada m?s. No quer?a salir de copas con mis amigos, no me apetec?a jugar al f?tbol...

Parece mentira que s?lo hayan pasado unos meses desde aquello pero me hedado cuenta de que ahora pienso de una forma muy diferente. Ahora s? que mimadre, a pesar del disgusto, me habr?a ayudado. En aquel momento cre? que nuestros padres pasar?an mucha verg?enza y les iba a afectar a su imagen social. M?s que el dinero y el coste de tener un hijo, me aterraba que mi relaci?n con Rosa fuera mal y el ni?o estuviera en medio.

Veo todo diferente y, por ahora, no hemos vuelto a tener relaciones sexuales. En esto estamos de acuerdo los dos. No tenemos ninguna prisa, queremos cuidarnos, mimarnos, ponerle mucha calma a nuestra vida. Deseamos de algo tan negativo, sacar algo bueno. Hemos llegado a la conclusi?n de que hemos hecho mal con lo del aborto, y eso lo vimos al mes de hacerlo. Ahora lo que quiero es verla sonre?r. Y si volviera a pasar, se lo dir?amos a nuestros padres.

?Tres meses despu?s tuve que pedir ayuda?

?C?mo sal? de todo esto? Tres meses despu?s del aborto tuve que buscar ayuda. Incluso, pens? en ir a un psic?logo. Al final, recurr? a un cura que conoc?a en mi parroquia que se port? genial conmigo e intent? comprenderme y echarme una mano. Fue una aut?ntica terapia para m?. ?Qu? me queda? Intentar ser el de antes: ayudar, hacer re?r a mis amigos. Tambi?n crear nuestra propia familia. En esto estamos de acuerdo Rosa y yo?.

Sumarios

?Se te bloquea la mente, no puedes pensar, ni analizar lo que te ocurre. S?lo deseas que el problema desaparezca?.

?Cuando pasan las semanas, rebobinas y analizas: ?No nos habr?an ayudado nuestros padres? ?Hemos hecho lo mejor? ?

Los datos

. En Espa?a, se practican al a?o 85.000 abortos voluntarios.

. Un 50 por ciento de los embarazos en adolescentes, menores de 20 a?os, acaba en aborto.

.El 59 por ciento de las mujeres que abortan tienen altas probabilidades de sufrir problemas psiqui?tricos.

. El 25 por ciento de las mujeres que abortan ya hab?a abortado antes.

Qui?n te ayuda

Si est?s embarazada y quieres seguir adelante, pero necesitas ayuda acude a...

Ong?s:

.Fundaci?n Madrina: 902 323329 www.madrina.org

Adevida. En Madrid: Campomanes,10. Tel: 91 15482526. En Barcelona:Bonaplata, 42. Tel: 93

www.nomassilencio.com

www.vozvictimas.org

www.redmadres.org

Adopcion Espiritual

Publicado por Galsuinda @ 18:24  | S?ndrome post Aborto
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios