Domingo, 05 de marzo de 2006



Cerca de 3000 maestros y profesores de instituto, b?sicamente de secundaria, tienen miedo de ser agredidos en la escuela, no por una raz?n abstracta, sino porque han recibido alg?n tipo de amenaza muy concreta.


M?s del 4% de los docentes han sido ya objeto de agresi?n y, lo peor de todo, es que este grav?simo problema progresa aceleradamente.

Muchos educadores sufren el ?s?ndrome del domingo por la tarde? generado por la angustia que les produce pensar que el d?a siguiente han de ir otra vez a clase. Este es el n?cleo duro de un problema mucho m?s amplio, que se traduce en la insatisfacci?n aguda que genera en muchos maestros y profesores, el ense?ar. Bajo esta premisa la educaci?n secundaria en Espa?a no s?lo no mejorar? sus deficientes niveles sino que se degradar?.

Ciertamente hay un problema de recursos para atender mejor a los alumnos conflictivos, pero no nos enga?emos porque el problema est? causado por dos situaciones distintas que se realimentan la una a la otra:

Por una parte la deserci?n o incapacidad de las familias para educar a sus hijos. Y esta dimensi?n comprende desde los padres y madres profesionalmente bien situados, que por exigencia profesional entregan a su hijo a un canguro, hasta aquellos otros que por insolvencia en su sistema de valores, educan mal. Sin abordar esta causa que s?lo puede tener efecto a largo plazo, la soluci?n resulta imposible, porque en primer t?rmino no es la escuela quien educa sino la familia.

Por otra parte, las escuelas, m?s las p?blicas que las privadas, tienen un problema de concepto y sentido de lo que significa educar. Sin recuperar la capacidad para hacer de los alumnos personas responsables de sus actos, sin aplicar ideas, procedimientos y pedagog?as que tiendan a este fin. Si se contin?a tratando a los alumnos de secundaria como seres infantiles o simplemente personas con problemas que necesitan continuamente de la ayuda exterior para resolverlos, la cuesti?n tampoco tendr? soluci?n. La escuela necesita una pedagog?a de la responsabilidad, la autoridad surgida del ?mandar responsable?, a que se refer?a Saint-Exupery.



Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 20:17  | Educaci?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios