Mi?rcoles, 08 de marzo de 2006



No va en contra de la ?tica congelar c?lulas madre procedentes de adultos


El cord?n umbilical y las c?lulas madre
En Espa?a se ha generado una considerable pol?mica al hacerse p?blico que sangre del cord?n umbilical de la Infanta Leonor fue enviada a un banco privado de c?lulas madre del cord?n umbilical de Tucson, Arizona, en los Estados Unidos. Los Pr?ncipes de Asturias hab?an aceptado una propuesta en este sentido hecha por la cl?nica donde hab?a nacido su hija; una propuesta que muchos otros padres tambi?n aceptan.

No nos interesa en este art?culo entrar en el debate que enfrenta a quienes defienden la existencia de bancos privados de c?lulas madre procedentes de los cordones umbilicales contra quienes, por el contrario, defienden que esos bancos han de ser p?blicos.

Pero el tema es sugerente y se nos presenta como una ocasi?n para esclarecer, en la medida de lo posible, las implicaciones ?ticas del uso de las c?lulas madre.

Primeramente debemos decir qu? son las llamadas ?c?lulas madre?. Las ?c?lulas madre? (o ?stem cell?, ?c?lulas estaminales?) son aquellas c?lulas progenitoras, auto-renovables, capaces de regenerar uno o m?s tipos celulares diferenciados. En palabras sencillas, se podr?a decir que una c?lula madre es aquella c?lula capaz de generar f?cilmente otras c?lulas que podr?an ser empleadas para regenerar tejidos. Muchas de las enfermedades humanas se producen por la degeneraci?n y la muerte de los tejidos que forman el cuerpo; enfermedades de este tipo son, por ejemplo, las enfermedades degenerativas (diabetes juvenil, Parkinson, esclerosis m?ltiple, etc.). Si fuese posible regenerar esos tejidos, se avanzar?a en la curaci?n de esos males.

Existen dos tipos de c?lulas madre: las c?lulas madre ?embrionarias? y las c?lulas madre de ?adulto?. Las c?lulas madre ?embrionarias? derivan de la masa celular interna del embri?n humano, cuando el embri?n tiene a?n pocos d?as de vida. Las c?lulas madre de ?adulto? derivan de tejidos humanos como la piel, el m?sculo card?aco y esquel?tico, o de la sangre del cord?n umbilical.

Existe un gran debate entre los cient?ficos sobre la utilidad de ambos tipos de c?lulas madre. Se han logrado importantes ?xitos en orden a la curaci?n de infartos y de otras enfermedades con el uso de c?lulas madre de adulto, procedentes del mismo paciente. Hasta la fecha, no parece que las c?lulas madre embrionarias sean tan eficaces como las de adulto, porque las c?lulas madre embrionarias tienden a producir tumores en el organismo.

Desde el punto de vista ?tico, dejando aparte la cuesti?n de la eficacia, la valoraci?n que se puede hacer del uso de las c?lulas madre es muy diversa, dependiendo de si se trata de c?lulas ?embrionarias? o bien de c?lulas de ?adulto?.

No hay, en principio, ninguna objeci?n ?tica al empleo de c?lulas madre de adulto. No va en contra de la ?tica utilizar las c?lulas procedentes de la sangre del cord?n umbilical, o de la piel, pongamos por caso, para curar una enfermedad degenerativa.

S? hay objeciones, y muy serias, al empleo de c?lulas madre ?embrionarias?; es decir, extra?das del embri?n humano. Si la obtenci?n de esas c?lulas exige la destrucci?n del embri?n humano, resulta evidente que este recurso es ?ticamente inadmisible. No es l?cito matar a un embri?n humano para obtener c?lulas que, hipot?ticamente, podr?an servir para curar enfermedades. Y la raz?n de ello es muy clara: La vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el primer momento de la concepci?n. ?Desde el primer momento de su existencia, el ser humano debe ver reconocidos sus derechos de persona, entre los cuales est? el derecho inviolable de todo ser inocente a la vida? (?Catecismo de la Iglesia Cat?lica?, 2270). El embri?n humano ?debe ser tratado como una persona desde la concepci?n? y debe ?ser defendido en su integridad?, como todo ser humano (cf ?Catecismo de la Iglesia Cat?lica?, 2274).

Un fin bueno - curar una enfermedad - no justifica un medio malo - matar a un ser humano en su etapa embrionaria de existencia - . Como tampoco ser?a aceptable matar a una persona adulta para curar a otra. La ciencia sin conciencia termina, a la larga, volvi?ndose contra el hombre. Tambi?n en el campo de la Medicina tiene aplicaci?n el quinto mandamiento: ??No matar?s!?.

Los Pr?ncipes de Asturias, al igual que muchos otros padres que han optado por la congelaci?n de c?lulas extra?das del cord?n umbilical, no han atentado contra la vida por el hecho de permitir la conservaci?n de sangre del cord?n umbilical de sus hijos. Porque las c?lulas que podr?an extraerse de esa sangre no son c?lulas embrionarias; es decir, no se ha tenido que matar a un embri?n humano para obtenerlas. Por este motivo, los Obispos espa?oles han recordado, con ocasi?n de este debate, que la crioconservaci?n (?congelaci?n?) del cord?n umbilical es una t?cnica que no presenta ninguna objeci?n moral.

Guillermo Juan Morado
Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 16:55  | C?lulas madre
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios