S?bado, 25 de marzo de 2006




Estamos satisfechos de nuestra sociedad occidental, aunque a cada uno le gustar?a modificar alguna cosa, porque no es posible que todos est?n contentos con lo mismo. Pero existen unas bases para una convivencia pac?fica. Nos regimos por unos principios basados en los derechos humanos y protestamos y hacemos compa?as en contra de costumbres que chocan frontalmente con el modelo de sociedad que deseamos: el mal trato a la mujer, el burka, el velo, las mutilaciones. Estoy de acuerdo con ello. Sin embargo, veo que no se pone el mismo inter?s en asuntos m?s transcendentales que se est?n permitiendo en nuestra sociedad: el respeto a la vida humana, primero de los derechos humanos.

A estas alturas nadie ignora que un embri?n es un ser humano con todas sus caracter?sticas personales, al que solamente hay que dejarle crecer, para llegar al nacimiento y luego seguir? su curso, pasando por la infancia, juventud, madurez, y ancianidad, al igual que nos ha ocurrido a cada uno. Todos hemos comenzado siendo un embri?n, al que han dejado seguir su curso vital.

La utilizaci?n en embriones humanos como material de estudio y experimentaci?n para curar algunas enfermedades, es despreciar la vida de humana, matar -aunque suene fuerte, es as?- un ser humano para salvar a otro. Esto es demasiado serio para tomarlo con ligereza y admitirlo ?en aras del progreso?, que en realidad es el mayor retroceso del hombre. ?Es que hay seres humanos cuya vida vale m?s que la de otro? Alguien lo ha definido como un crimen contra la humanidad y nos quedamos impasibles.

Pienso que antes de limpiar la casa ajena, debemos limpiar la nuestra.

Pilar L?zaro Torres


Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 18:44  | Embriones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios