S?bado, 25 de marzo de 2006

Madres acogidas en la Casa Cuna participarán en el Encuentro de las Familias
REDACCIÓN/ VALENCIA

Varias madres acogidas por la Casa Cuna Santa Isabel, regentada por religiosas de la congregación Siervas de la Pasión, aportarán sus testimonios durante el V Encuentro Mundial de las Familias, que presidirá el Papa en Valencia el próximo mes de julio.

Todas ellas contarán su decisión de “llevar adelante su embarazo y dar a luz, superando las presiones para que abortaran, tras encontrar apoyo material, afectivo y psicológico” en el centro benéfico, según explicó ayer la religiosa Aurora Gallego, directora de la Casa Cuna.

Desde que el centro abrió sus puertas en Valencia en el año 1935, la Casa Cuna ha ayudado a más de 3.500 niños. “Han podido salvar sus vidas gracias a la acogida de las embarazadas por las religiosas y colaboradores de la entidad”, destacó sor Aurora.


Stand en Feria Valencia
Las madres participantes en el Encuentro de las Familias aportarán su testimonio en el stand que la institución benéfica dispondrá en la Feria de las Familias, que se desarrollará del 1 al 7 de julio en el recinto ferial valenciano dentro de los actos del Encuentro.

Las religiosas también tienen previsto proyectar vídeos sobre sus centros benéficos y sobre su fundadora, Teresa Gallifa, de la que este año se celebra el primer centenario de su fallecimiento en 1907.

La primera Casa Cuna Santa Isabel fue fundada en 1886 en Vic (Barcelona) y, desde entonces, ha atendido en los distintos centros cerca de 17.000 mujeres con sus hijos.

En el stand estarán presentes religiosas, técnicos y voluntarios de centros de la Casa Cuna de Valencia, así como de Barcelona, Vigo, Camerún y México. En ellos, acogen a mujeres gestantes y madres adolescentes con sus hijos. En la mayoría de los casos son “víctimas de malos tratos, no tienen recursos económicos ni apoyos familiares”, precisó la religiosa.

Una vez dan a luz, “las madres experimentan una gran alegría porque, en el fondo, las mujeres no desean abortar pero muchas veces el miedo y las amenazas les empujan a hacerlo”, comentó Aurora Gallego.

Ayuda y talleres
El centro de Valencia, ubicado en la calle Casa Misericordia número 8, atiende en la actualidad a 21 mujeres y 15 niños. Además de la atención material, psicológica, afectiva y médica a los niños y a las mujeres residentes, también reciben clases de alfabetización, cocina, costura, peluquería e informática.

Después de un año, “están capacitadas para buscar un empleo y el 70% lo encuentra en el sector doméstico y hostelero como empleadas de hogar y cocineras”.

Un trabajador social, cinco educadores, una psicóloga y 25 voluntarios colaboran con las religiosas en la atención de las residentes.



Adopción espiritual

Tags: Valencia, casa cuna, monjas, Aurora Gallego

Publicado por Galsuinda @ 19:44  | Testimonios provida
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios