Mi?rcoles, 12 de abril de 2006




Yo ten?a 19 a?os y sal?a con un mal chico, un a?o menor que yo. La realidad es que, quitando al principio, se port? fatal conmigo. Se dedicaba a ponerme en rid?culo delante de mis amigos, a reirse de mi, a sacarme todos los defectos... As? lleg? el d?a 1 de marzo de 1997; est?bamos en una discoteca y ?l se empe?? en que entr?ramos en el ba?o. No me pareci? buena idea, pero dado que ya pr?cticamente me ten?a anulada, entr? con ?l. Empezamos a besarnos y pronto entend? que las cosas se me iban a ir de las manos, por lo que intent? separarle y le ped? que parara. En vez de eso, me inmoviliz? y me viol?, sin ni siquiera haber tenido la preocupaci?n de ponerse un preservativo. Al salir del ba?o me dijo que a ver c?mo me las arreglaba, pero que ?l no iba a tener un hijo con 18 a?os.

Ese lunes fui al centro de salud de mi casa. Pas? a la consulta de la ginec?loga y le dije que se nos hab?a roto el preservativo (me sent?a fatal por lo que hab?a pasado, me sent?a sucia y culpable, y, lo que es peor, sent?a que tendr?a que haber accedido sin quejarme porque ?l ten?a "derecho", y no quer?a que nadie supiera que me hab?a negado). La doctora me pregunt? cu?ndo hab?a tenido la ?ltima regla, y con un calendario especial calcul? los d?as y me dijo que estaba ovulando, por lo que era casi seguro que me hubiera quedado embarazada.

Me recet? cuatro p?ldoras, dos para ese momento y las otras dos para tomarlas transcurridas doce horas. Ante mi pregunta de si las pastillas eran abortivas, ella me dijo que no, que si el ?vulo (me pregunto por qu? no dec?a directamente embri?n) se hab?a implantado en el ?tero ya no hab?a nada que hacer. Me las tom? como una tonta ingenua porque me mor?a de miedo: miedo a mis padres (menudo disgusto), miedo a que mi novio me dejara (afortunadamente me dej? unos meses despu?s), miedo a mi futuro, miedo al qu? dir?n...

Han pasado ya nueve a?os y sigo pensando en lo que pas? y en c?mo actu?. Pas? varios a?os mal, muy mal; al principio no era capaz ni de levantarme de la cama; me pasaba el d?a llorando, no pod?a dormir, dej? la carrera, dej? a mis amigos... S?lo pensaba en que hab?a matado a mi hijo, y necesit? m?s de cuatro a?os para recuperarme. Necesit? irme de Madrid para olvidar lo ocurrido, y todav?a sigo pensando en ello. Pienso el d?a 1 de marzo, pienso el d?a 3 de marzo, y pienso en los a?os que cumplir?a mi hijo en diciembre... si hubiera tenido el valor de seguir adelante.

La conciencia de que lo que hice fue abortar fue casi inmediata. Me lo confirmaron un m?dico y un farmac?utico en un programa de radio, y me lo confirm? la raz?n. Querer negar la realidad es una actitud muy humana. Querer negar que un ?vulo fecundado es un embarazo es negar la realidad por miedo. Lo peor de todo es cuando te das cuenta de que casi seguro que has abortado y no puedes decirle a nadie c?mo te sientes, porque nadie lo considera un aborto, y piensan que eres est?pida.

Siento verg?enza cuando recuerdo lo sucedido. Verg?enza, rabia y, ante todo, una profunda tristeza. A veces sigo llorando. A veces me toco el vientre pensando en mi hijo. Durante otros cuatro a?os olvid? lo sucedido, hasta que mis hermanas se quedaron embarazadas y todo volvi? como una bofetada. Volv? a deprimirme pero por fortuna mi pareja estuvo ah?. Le cont? lo sucedido y se convirti? en mi principal apoyo. Me ayud? a "levantarme" de nuevo y a buscar el lado positivo. Al igual que mi abuela, dice que todo tiene su lado bueno, aunque tan s?lo sea aprender y, con lo que se aprende, poder ense?ar a los dem?s.

www.vozvictimas.org


Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 14:48  | Pildora Dia Despues
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios