Mi?rcoles, 19 de abril de 2006



ALFONSO BASELGA/M?DICO

En un art?culo anterior expuse los argumentos por los que el embri?n humano merece el respeto que cualquier otro hombre merece. El embri?n humano, producto de la fecundaci?n de un ?vulo humano por un espermatozoide humano, es ya un individuo de la especie Homo Sapiens. Si no es vida humana en ese momento, ya no lo ser? nunca. Un embri?n no es un adulto. Ni un ni?o es un anciano. Pero todos ellos por ser individuos homo sapiens, son personas. Lo que es potencial en el embri?n no es el ser persona, sino el comportarse como persona adulta y sana. El proceso de desarrollo es continuo, no hay un momento a partir del cual se pueda decir que antes no era humano y ahora s?. No es que el embri?n se desarrolle hasta convertirse en hombre, sino que se desarrolla como hombre. Un embri?n y un ni?o de 4 a?os no se valen por s? mismos. Necesitan cuidados y alimento. Y tiempo. Son lo que son y tienen la dignidad de lo que son: hombres.

Se habla a veces de preembri?n. Esa expresi?n es una ficci?n ling??stica carente de todo fundamento cient?fico. El preoperatorio es aquello que ocurre antes de la operaci?n. La Am?rica precolombina o prehisp?nica es la anterior a descubrimientos de Crist?bal Col?n o de los espa?oles. No se puede hablar de preembri?n para referirse al embri?n de pocos d?as de vida, porque preembri?n quiere decir ?antes del embri?n?. Y antes del embri?n no hay embri?n, hay un ?vulo y muchos espermatozoides. Despu?s de la fecundaci?n, aparece un nuevo ser individual humano (no es una vaca, ni un cerdo) dotado de todo su c?digo gen?tico, de todas sus posibilidades, de toda su dignidad Y aparece directamente, sin fases intermedias. Podr?amos hablar de ?embrioncito?, pero no de preembri?n.

El proyecto de nueva ley espa?ola de reproducci?n asistida se presenta a la opini?n p?blica como soluci?n para salvar mediante un trasplante a un hijo que sufre una enfermedad incurable. La idea es tener un hijo por fecundaci?n artificial, seleccionado gen?ticamente, con el fin de que sea donante compatible para su hermano mayor.

Parece una buena soluci?n pero ser?a menos enga?oso plantearlo en t?rminos m?s crudos, m?s realistas, sin cortinas de humo: para intentar curar al hermano enfermo, creamos artificialmente unos cuantos hermanos suyos -seleccionamos al compatible- los que sobran los destruimos o los usamos para hacer experimentos, intentamos sacar adelante el embarazo del que parece que vale, y ya tenemos al ?beb?-medicamento? que busc?bamos. Esa selecci?n de los compatibles, exige tomar dos c?lulas de los embrioncitos de tres d?as, que s?lo tiene ocho, con lo que con frecuencia quedan da?ados. Mientras hacen el an?lisis gen?tico a sus dos c?lulas, ?l estar? en el laboratorio sin recibir de su madre lo que necesita para arrancar su vida con fuerza; por ello, podr? sufrir raras y graves enfermedades. As? que buscando ayudar a un hermano se est? colocando en peligro al nuevo. Es probable que este m?todo traiga a los padres sufrimientos a?n mayores que los que desean evitar.

Las probabilidades de ?xito de est?s t?cnicas son limitadas. En cuanto a conseguir un beb? id?neo, es preciso desechar de media 40 hermanos: de 199 embriones de 13 parejas se seleccionaron 45 y s?lo nacieron 5 ni?os. Cfr. Jama (vol. 291, p?g. 2079). Una vez conseguido este paso previo, las posibilidades de ?xito para curar una enfermedad gen?tica son del 75% al 90%; para curar una leucemia, del 30% al 50%.

Los problemas ?ticos que se plantean son evidentes: la destrucci?n de embriones que lleva consigo, y la instrumentalizaci?n del beb? como ?medicamento? del hermano, en vez de ser deseado por s? mismo. Para salvar a un hijo matas a varios de sus hermanos que tambi?n son hijos tuyos. Y juegas con la vida de los que no mueren.

Entonces, ?dejamos morir al ni?o enfermo? Desde luego, no podemos salvarlo a costa de la vida y la dignidad de 40 hermanos suyos (y aunque s?lo fuera uno). En ning?n caso es leg?timo utilizar a un ser humano para salvar la vida de otro.

Pero hay alternativas sin inconvenientes ?ticos, como el uso de c?lulas madre procedentes de adultos: existen m?s de cien proyectos de investigaci?n que han sido satisfactorios y han permitido el desarrollo de tratamientos eficaces. Tambi?n las c?lulas madre de cord?n umbilical son v?lidas para tratar distintas clases de c?ncer como linfomas o leucemias. Cada vez se les descubren m?s aplicaciones en medicina regenerativa y son de las m?s f?ciles de obtener. Ya en 2004 se hicieron en Jap?n m?s trasplantes con ellas que con las de m?dula ?sea. La 'Technology Review' (marzo 2005) comunicaba que los bancos de sangre de cord?n umbilical en Estados Unidos estaban alcanzando ya los 150.000 cordones, lo que se estima suficiente para satisfacer la compatibilidad del 80-90% de una poblaci?n de 300 millones.

En cuanto a las c?lulas madre procedentes de experimentaci?n con embriones: ?Desde hace ocho a?os se investiga con ellas y, por ahora, no ha habido ning?n avance ni de tipo terap?utico ni cient?fico. Los pocos que se han publicado son preliminares y han causado efectos adversos en los enfermos, algunos de los cuales han fallecido por el desarrollo de tumores causados por la capacidad proliferadora de las c?lulas madres embrionarias?. (Doctora Vila-Coro: miembro del Comit? de Bio?tica del Consejo de Europa desde 1999 y presidenta del Grupo de ?tica y vocal de la Comisi?n Espa?ola de la Unesco).

No soy yo qui?n para aportar soluciones. S?lo quiero llamar la atenci?n sobre la falta de respeto que supone la nueva ley hacia al ser humano m?s indefenso. Para ello termino copiando algunas de las ?faltas muy graves? que la anterior ley contemplaba y que ahora han sido eliminadas (mantengo el impropio t?rmino ?preembri?n? que aparece en el original):

1. Comerciar con preembriones o con sus c?lulas, as? como su importaci?n o exportaci?n.

2. Utilizar industrialmente preembriones, o sus c?lulas, si no es con fines estrictamente diagn?sticos, terap?uticos o cient?ficos.

3. Utilizar preembriones con fines cosm?ticos o semejantes.

4. La selecci?n del sexo o la manipulaci?n gen?tica con fines no terap?uticos o terap?uticos no autorizados.

5. La fusi?n de preembriones entre s? o cualquier otro procedimiento dirigido a producir quimeras.

6. El intercambio gen?tico humano, o recombinado con otras especies, para la producci?n de h?bridos.

7. La transferencia de gametos o preembriones humanos en el ?tero de otra especie animal, o la operaci?n inversa.

8. La ectog?nesis o creaci?n de un ser humano individualizado en el laboratorio.

Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 11:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios