Martes, 09 de mayo de 2006


Las mujeres que sufren m?s violencia son las embarazadas, en ese caso adem?s hay dos v?ctimas, la madre y el beb? en gestaci?n. No obstante se prev? excluir a este ?ltimo ?el que corre mayores riesgos- de las leyes que intentan proteger contra la violencia.

El 18 de abril, cuando los diputados de la Comisi?n de Familia del Congreso de la Naci?n analizaron el tipo de violencia sobre la que deb?an legislar prioritariamente, la abortista Juliana Marino defendi? el proyecto para erradicar la ?violencia contra la mujer?. Aclarando que otras formas de violencia est?n contempladas por otras leyes. Marino mencion? expresamente a la violencia contra los ni?os y aclar? que ellos ya tienen su flamante Ley de Protecci?n integral al ni?o (ley 26061), por lo que ?habr?a que ocuparse ahora de las mujeres?. Lo que la diputada no dijo es que hay una franja de ni?os excluidos en ambos casos: los ni?os por nacer.

Recordemos que en la Ley de Protecci?n integral al ni?o los legisladores se negaron a incluir las reservas que nuestro pa?s le hizo a la Convenci?n Internacional de los Derechos del Ni?o, que adem?s tienen rango constitucional. Una de esas reservas es justamente la que define como ni?o a toda persona comprendida entre la concepci?n y los 18 a?os de edad. Al margen de sus graves falencias y en el mejor de los casos, lo que por ahora se sancion? es una Ley de Protecci?n integral a algunos ni?os -los ya nacidos-.

Por las mismas razones ideol?gicas el proyecto que ?intenta erradicar la violencia contra la mujer? no menciona a la mujer embarazada, que es la que sufre mayor violencia. El proyecto elaborado por Marcela Rodr?guez y Elisa Carri? (ARI) (exp.294/06), que la C?mara de Diputados estudia, s?lo prev? servicios m?dicos para la mujer; las campa?as de concientizaci?n apuntan exclusivamente a los ?derechos de las mujeres? y omiten mencionar que en el caso de la mujer embarazada hay dos v?ctimas, siendo el beb? en gestaci?n el que afronta los mayores riesgos. Los planes y programas proyectados para el ?rea de educaci?n no mencionan ni la fragilidad del ni?o por nacer, ni su particular necesidad de protecci?n, ni el trato deferente que amerita una mujer embarazada. Tampoco se los considera en las revisiones de los libros de texto. Los ?nicos derechos humanos garantizados y promovidos son los ?derechos de las mujeres?, cuando es sabido que la violencia contra la mujer afecta particularmente a la vida humana naciente.

Violencia durante el embarazo

Seg?n la Asociaci?n Argentina de Prevenci?n de la Violencia Familiar ?una de las mayores incidencias del maltrato contra la mujer ocurre durante el per?odo del embarazo, parto y postparto, potenciando el riesgo para madre e hijo/a?. ?La mayor?a de las investigaciones coinciden en que entre un 23 a un 60 % de las mujeres maltratadas relatan el comienzo o incremento de la violencia durante el embarazo, concentrada sobre todo en el tercer trimestre?. La misma asociaci?n describe las causas y consecuencias m?s frecuentes.

Entre las causas est?n:

* La crisis de transformaci?n y transici?n familiar o de la relaci?n hombre-mujer, que incrementa el stress, debido a que conlleva obligaciones, responsabilidades y gastos extras y/o que ha precipitado la legalizaci?n de la uni?n.

* La frustraci?n sexual al espaciar las relaciones por cuidar un embarazo problem?tico, por desinformaci?n o por acci?n de los mitos que versan sobre el temor o las fantas?as que despierta en el hombre esa ?tercera persona? interpuesta e invisible.

* Los cambios en la mujer que en ciertos casos la alejan de la actividad sexual por ensimismarse en su embarazo o por sus malestares: v?mitos, mareos, etc.

* La necesidad de apego infantil insatisfecha en el hombre violento, que con el embarazo de su mujer se reactiva. Surge el temor al abandono o desapego que resulta ser el pr?logo de la ira o episodio de violencia.

* La dificultad de desarrollar un rol paterno maduro y protector, dado que es habitual que el hombre violento haya sido maltratado o testigo de violencia en su infancia.

* La posesividad y el control que el hombre violento ejerce sobre su mujer (?) el abdomen abultado de la mujer se convierte en un blanco de sabotaje a quien se experimenta como un intruso, un tercero inoportuno, percibido m?s como ?hermanito/a? que como hijo/a.

* El control del embarazo por profesionales m?dicos tambi?n exacerba sus celos y posesividad, pues no tolera que ?toquen? o ?vean? el cuerpo de la mujer al cual considera suyo.

* El rechazo insoportable que le produce la ?deformaci?n? del cuerpo de ?su? mujer lo lleva a atacar ese vientre prominente que f?sica y psicol?gicamente se interpone.

* La existencia de violencia previa al embarazo es un elemento predictivo de que haya una alta probabilidad de que ?ste no contribuya a modificar tal patr?n de conducta sino a intensificarlo.

* El llamado ?abuso prenatal? tambi?n puede darse por querer provocar un aborto adrede.

* El desempleo, la familia numerosa, el hacinamiento habitacional, son otros factores, pero tambi?n existen otros en las clases acomodadas: que el embarazo interfiera en alg?n proyecto de viaje o trabajo; que la mujer no pueda acompa?ar al hombre en determinadas actividades sociales o deportivas en las cuales necesita su presencia o que act?e como anfitriona; el disgusto o ?desprecio est?tico? por la esbeltez o silueta ?perdida?.

* Las dificultades de movilidad de la mujer para realizar las tareas habituales y que las tenga que asumir el hombre.

* La excesiva juventud de la pareja o su inestabilidad como tal.

* Estilo de vida asocial o poco saludable: delincuencia, adicciones.

Consecuencias

La agresi?n f?sica a una mujer embarazada pueden provocar, entre otros: Aborto, P?rdidas, Hemorragias, Contracciones prematuras, Ruptura de membranas, Injuria placentaria, Injuria al miometrio, Rotura de bolsa, Infecciones, Desprendimiento de placenta, Parto prematuro y Ces?rea de urgencia

El beb? puede sufrir: Muerte, Traumatismos, Hipoplasia pulmonar, Deformaciones ortop?dicas, Anemia, Alteraci?n homeost?tica, Hemorragias, Ruptura de ?rganos, Hipoxia, Traumatismo craneal, Da?o cerebral, Nacimiento prematuro, Bajo peso al nacer, Menor talla, Menor probabilidad de supervivencia durante el primer a?o de vida, etc.

Conclusi?n

Tal como ocurre cuando se intenta legalizar el aborto en los casos de violaci?n, en los casos de ?violencia contra la mujer? se ignora a una de las dos v?ctimas. La m?s d?bil e indefensa. Si el beb? no muere cuando la madre que lo est? gestando es maltratada, su desarrollo queda seriamente comprometido. Un proyecto como el de Carri? y Rodr?guez que ?pretende erradicar la violencia contra la mujer? e ignora esta realidad -resaltada en todos los estudios sobre el tema- s?lo puede tener m?viles ideol?gicos. Y desde la concepci?n ideol?gica en boga se "violenta a la mujer" cuando se le limita el pleno ejercicio de sus ?derechos sexuales y reproductivos? -anticoncepci?n, esterilizaci?n voluntaria, libre elecci?n de la orientaci?n sexual y aborto-

NOTIVIDA


Adopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 7:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios