Jueves, 13 de julio de 2006

Fr. Frank Pavone,

National Director, Priests for Life



Desde Roe vs. Wade, la opini?n p?blica ha permanecido sorprendentemente estable en relaci?n al aborto. (La mayor?a de los estadounidenses rechazan el aborto legal excepto en circunstancias de violaci?n, incesto y para preservar la salud f?sica y la vida de la madre). Los movimientos de la opini?n p?blica han sido en direcci?n pro-vida y el desplazamiento m?s visible ocurri? cuando se hizo p?blica por primera vez la realidad del aborto de parto parcial, hace apenas una d?cada. Ese debate se focaliz? en lo que realmente le pasa al beb?, en vez de argumentos abstractos sobre ?libertad de elecci?n? y ?derechos constitucionales.?



A quienes apoyan el aborto les hubiera convenido que logr?ramos prohibir el aborto de parto parcial y nos olvid?ramos del resto. Cuanto m?s pelearon para mantenerlo legal, m?s gente rechaz? la mentalidad ?pro-elecci?n.? Ahora que la Corte Suprema ha accedido a considerar una vez m?s el caso del aborto de parto parcial, para determinar si la ley federal que firm? el presidente Bush para prohibirlo es constitucional, estamos frente a una nueva avalancha de cobertura medi?tica que s?lo podr? ayudar a la causa pro-vida.



Ahora que es demasiado tarde para ocultar el aborto de parto parcial, los grupos pro-aborto est?n tratando de hacer lo que m?s les conviene, cambiar el enfoque de la discusi?n de los abortos tard?os a los tempranos, y de beb?s casi nacidos a la investigaci?n con c?lulas madre embrionales. Por supuesto, cuanto m?s temprano durante el embarazo se produce el aborto y el beb? es menos visible, m?s personas est?n dispuestas a permitir el aborto. La ventaja pedag?gica que tenemos al hablar de aborto de parto parcial es que la gente aprende cuando se la gu?a de lo m?s obvio a lo menos obvio, de lo concreto a lo abstracto, y de lo que es evidente a lo que se alcanza a trav?s de un proceso de razonamiento.



Obs?rvese cuanto tiempo de la conversaci?n pro-vida es hoy en d?a sobre c?lulas madre, clonaci?n y la p?ldora del d?a despu?s. No me malinterpreten, debemos enfrentar estas cosas, y nosotros en Priests for Life las enfrentamos. Pero no piensen que cambiar la conversaci?n es accidental o una libre decisi?n de los l?deres pro-vida. El movimiento pro-aborto prefiere que hablemos de c?lulas madre antes que de aborto de parto parcial y no debemos dejarlos que tengan ?xito haciendo que el p?blico se olvide que a?n se practican abortos de parto parcial sin sanciones penales. El pr?ximo caso de la Corte Suprema con relaci?n a este procedimiento debe movernos a la acci?n, hablando constantemente y exigiendo que los candidatos a cargos p?blicos definan su posici?n.



La mayor?a de los estadounidenses no saben que es el aborto de parto parcial y cuando se les explica, muchos no pueden creer lo que est? pasando. Sin embargo los documentos m?dicos y testimonios judiciales est?n disponibles. (Visite www.priestsforlife.org/partialbirth.html).



Seamos absolutamente claros: La destrucci?n del m?s peque?ito cigoto es igual de mala que si pusi?ramos tijeras en el cuello de un ni?o parcialmente nacido. Pero no es tan obvio. Si queremos que el p?blico se levante y act?e y cambie las pol?ticas p?blicas, debemos mantener nuestro enfoque primario donde tenemos la ventaja psicol?gica y pedag?gica, el aborto de parto parcial, y de ah? avanzar a las cuestiones menos obvias.


ImagenAdopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 14:14  | C?lulas madre
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios