Domingo, 16 de julio de 2006



El dolor es objetivo o subjetivo. En esta diferencia se encuentra la clave para saber si un feto puede o no sentir dolor.

Bristish Medical Journal reaviv? hace unas semanas la pol?mica sobre si los fetos sienten o no dolor, bas?ndose en la suposici?n de que no tienen desarrollado el sistema nervioso central de la forma adecuada para sentir dolor. Por otra parte, un estudio publicado en mayo en Journal of Neuroscience demuestra que los grandes prematuros, que no llegan a 25 semanas, muestran respuestas ante est?mulos dolorosos. Las dudas se plantean ante la definici?n de dolor, si es subjetivo u objetivo.

En 1990 la Asociaci?n Americana para el Estudio del Dolor cambi? la definici?n del dolor, que se consideraba una sensaci?n subjetiva de algo desagradable que puede ser lesivo para el organismo, y se incluyeron los cambios conductuales o fisiol?gicos que se asocian a una situaci?n lesiva.

Por eso, Francisco Reinoso, coordinador de la Unidad de Dolor Infantil del Hospital La Paz, de Madrid, dice que si se considera que el dolor es subjetivo el paciente neonatal o fetal debe sentir dolor exactamente igual que los adultos.

Su colega Pilar Garc?a S?nchez, neonat?loga del Hospital Infantil de La Paz, en Madrid, se mantiene en la misma l?nea y asegura que el neonato y el prematuro no verbalizan el dolor, no son capaces de expresar lo que les duele. Lo que s? hacen es desarrollar una respuesta fisiol?gica al estr?s, que se manifiesta con una alteraci?n de la frecuencia cardiaca, en la respiraci?n y en la liberaci?n de hormonas asociadas al estr?s. "Todo esto tiene una repercusi?n inmedianta en el sufrimiento del ni?o y, a largo plazo, en el desarrollo del sistema nervioso central".

Ante esto, Reinoso recuerda que "por la cirug?a fetal sabemos que cuando un feto no est? con analgesia y se le intenta manipular quir?rgicamente aumenta la frecuencia cardiaca, los niveles de cortisol y de catecolaminas. Se constata c?mo el paciente huye para evitar que le hagan da?o".

Las dudas se plantean cuando se valora la posibilidad de si el feto es consciente o no de lo que sucede, "pero esto tambi?n puede plantearse con los pacientes con una lesi?n cortical o en pacientes sedados".

No obstante, en el manejo terap?utico de los prematuros se incluye la analgesia, "ya que sabemos que nuestros pacientes tienen dolor y estr?s y est? claro que estos dos elementos influyen en su desarrollo".

Buena situaci?n

Cuanto m?s peque?o es un paciente, m?s manipulaciones sufre. Un prematuro de 24 semanas est? sometido a unas 400 maniobras agresivas. "Hay que conocer la fisiolog?a del ni?o, mantenerlo confortable y en la situaci?n m?s parecida al seno materno", apunta Garc?a, qui?n insiste en que el feto libera una respuesta frente al estr?s que es negativa por definici?n.
Las respuestas al estr?s, manifestadas de forma hormonal, conductual o fisiol?gica, son negativas para un cerebro en desarrollo.

Por eso, la controversia existente se sit?a entre los neurobi?logos, que s?lo ven conexiones, y los cl?nicos, que tratan las respuestas fisiol?gicas y hormonales.
En este punto, Reinoso comenta que el sistema nociceptivo comienza en la sexta semana de edad gestacional, que es cuando aparecen los receptores espec?ficos del dolor en la zona orofacial. La culminaci?n de la formaci?n de este sistema tiene lugar cuando se establecen las conexiones entre el t?lamo y la corteza, aproximadamente entre la 24 y 30 semana de edad gestacional. "Esto es lo que llamamos sistema ascendente de transmisi?n del dolor".

En los adultos la sensaci?n de dolor se inhibe a trav?s del sistema descendente, que s?lo se encuentra activo despu?s del nacimiento.

Tanto para Garc?a como para Reinoso la controversia sobre si el feto siente o no dolor es por motivos extracient?ficos, "ya que se ha prolongado la edad a la que se est?n practicando abortos hasta la 20 semana".

En la mayor?a de los pa?ses no est? reglamentada la necesidad de anestesia, "pero si a un feto se le somete a una intervenci?n hay que anestesiarlo; en cambio, si se le somete a un aborto no, teniendo incluso la misma edad gestacional".

Por eso, Reinoso reitera que si se asume que las conexiones talamocorticales no est?n formadas, pero que conductual, fisiol?gica y hormonalmente hay signos de que el paciente est? sufriendo un estr?s agudo, surge el dilema de qu? hacer con los abortos, si hay que anestesiar o no a los fetos.

No se puede dejar pasar por alto la diferencia entre nocicepci?n, dolor y sufrimiento. La nocicepci?n es cualquier respuesta fisiol?gica ante cualquier est?mulo; el dolor es la reacci?n fisiol?gica ante un est?mulo doloroso, y el sufrimiento es cuando el sujeto es consciente de la sensaci?n de dolor. Adem?s, "el sufrimiento produce una carga psicol?gica afectiva importante".
Estos tres estados son negativos para el paciente, pero el feto no dispone de la base neurol?gica cortical para poder sentir el dolor, "aunque s? sufre las consecuencias negativas del est?mulo nociceptivo. Por eso, la comunidad cient?fica se tiene que plantear qu? hace con los fetos que se someten a un aborto, ya que en las intervenciones intra?tero, que se llevan a cabo a partir de la semana 20, s? se aplica anestesia".




ImagenAdopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 8:38  | Para pensar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios