Mi?rcoles, 06 de septiembre de 2006


Un estudio norteamericano sugiere que influye la distinta actitud de los docentes seg?n el sexo de los alumnos

06-09-2006
093/06

En Estados Unidos preocupa el peor rendimiento acad?mico de los varones en la ense?anza primaria y secundaria, que en los ?ltimos decenios han ido perdiendo terreno con respecto a las chicas. A la vez, ha descendido la proporci?n de docentes masculinos, que hoy est? en su nivel m?s bajo de los ?ltimos 40 a?os (20% del profesorado de los centros p?blicos). ?Podr?an estar relacionados ambos hechos, que se dan tambi?n en otros pa?ses?


Una investigaci?n ?la m?s completa hasta la fecha? sobre la influencia del sexo de los profesores en los resultados de los alumnos aporta indicios a favor del s?. Pero descubre que tambi?n las chicas rinden peor cuando les ense?an docentes del otro sexo. La peculiaridad de los chicos es solo que a ellos el fen?meno les afecta m?s, simplemente porque la mayor?a de los profesores son mujeres.

El estudio ("How a Teacher?s Gender Affects Boys and Girls") aparecer? en el pr?ximo n?mero de la revista trimestral "Education Next" (oto?o 2006), pero ya est? disponible en Internet y ha recibido los primeros comentarios y cr?ticas. Su autor, Thomas Dee (Swarthmore College), advierte que tener profesores del sexo opuesto no explica toda la diferencia de resultados entre chicos y chicas, pero s? una parte. Y subraya que sus conclusiones son congruentes con las diferencias observadas en distintas materias. As?, lengua es la asignatura en que las chicas m?s aventajan a los chicos y en que mayor es la proporci?n de profesoras. En ciencias ocurre lo mismo, pero al rev?s: a favor del sexo masculino.

Dee se basa en una encuesta a 25.000 alumnos de 14 a?os, de escuelas p?blicas y privadas, realizada por el Departamento de Educaci?n de Estados Unidos desde 1988. Dee emple? distintas t?cnicas para aislar el sexo del profesor de los dem?s factores que influyen en el rendimiento y las actitudes de los alumnos.

El rendimiento se mide con las notas, y las actitudes, mediante preguntas a alumnos y profesores. Sus principales conclusiones son las siguientes:

? Tener una profesora sube los resultados de las chicas y baja los de los chicos en ciencias naturales, ciencias sociales y lengua; al rev?s, si el profesor es var?n, los chicos mejoran y las chicas empeoran. Por t?rmino medio, el efecto en esas tres asignaturas equivale m?s o menos a la cuarta parte de la diferencia de rendimiento entre los sexos.

? Con un hombre en la tarima, es mayor la proporci?n de chicas que consideran la asignatura in?til para su futuro, van a clase con pocas ganas y tienen miedo de hacer preguntas.

? En comparaci?n con sus colegas masculinos, las profesoras dicen tener m?s chicos que perturban el desarrollo de las clases pero menos chicas distra?das o indisciplinadas.

En fin, seg?n Dee, su trabajo autoriza a afirmar que tener un profesor del sexo opuesto es peor para los alumnos, pero no aclara exactamente por qu?. Parece que influyen las actitudes espont?neas o incluso inconscientes de los docentes hacia los alumnos del otro sexo, y de estos hacia aquellos. Tambi?n podr?a ser que los docentes desconozcan o no tengan en cuenta que cada sexo tiene su propio estilo de aprender. Hacen falta m?s estudios para llegar a explicaciones probables, advierte Dee.

Como en una escuela femenina o masculina los profesores suelen ser del mismo sexo que los alumnos, el estudio parece ir a favor de la educaci?n diferenciada. Pero Dee se?ala expresamente que sus conclusiones no apoyan esa alternativa pedag?gica, entre otras cosas porque para su investigaci?n solo cont? con datos de escuelas mixtas, de modo no puede compararlas con las de un solo sexo. Por eso opina que "quiz? la mejor opci?n en pol?tica educativa sea estar abiertos a una variedad de estrategias que ni respalden inequ?vocamente la educaci?n diferenciada ni tampoco la excluyan por principio".


ImagenAdopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 19:52  | Educaci?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios