Mi?rcoles, 27 de septiembre de 2006






Asociaci?n de V?ctimas del Aborto (AVA)


http://www.vozvictimas.org


Revisi?n actualizada a fecha de agosto de 2006 por el Comit? Cient?fico de AVA, desde la Base de Datos de publicaciones m?dicas PubMed y Medline




1. El ?ndice de muerte materna vinculado al aborto es 2.95 veces m?s elevado que el de embarazos que llegan al parto en la poblaci?n de mujeres de Finlandia entre los 15 y los 49 a?os de edad. Investigaci?n realizada en el Centro Nacional de Investigaci?n y Desarrollo para el Bienestar y la Salud de Finlandia, que concluy? que el embarazo contribuye a la salud de las mujeres (Autores: Gissler M, Berg C, Bouvier-Colle MH, Buekens P. Revista: American Journal of Obstetrics and Gynecology 2004, 190:422-427).



2. Las mujeres que se hab?an practicado abortos tuvieron un ?ndice de mortalidad casi doble a las controles en los siguientes 2 a?os, persistiendo el ?ndice de muerte incrementado elevado durante por lo menos 8 a?os. (Autores: Reardon DC, Ney PG, Scheuren F, Cougle J, Coleman PK, Strahan TW. Deaths associated with pregnancy outcome: a record linkage study of low income women. Revista: Southern Medical Journal 2002, 95:834-41).



3. Mortalidad de 1.1/100.000 mujeres que abortaron a las 12 semanas de gestaci?n, investigaci?n realizada por el Departamento de Ginecolog?a y Obstetricia y Biolog?a de la Reproducci?n de la Universidad de Paris (Rev Prat. 1995, 45:2361-9).




4. Aparici?n de muertes s?pticas en las usuarias de la RU-486 debido a que su mecanismo de acci?n favorece las infecciones por g?rmenes especialmente peligrosos. Recientemente publicado por el Dr. R. Miech de la Brown Medical School de Rode Island, EEUU, en julio (Annals of Pharmacotherapy 2005) y por el equipo del Center for Disease Control and Prevention, Atlanta, EEUU (New England Journal of Medicine 2005, 353:2352-60).




5. Perforaci?n asociada al aborto provocado hasta un 1.2% de los casos. Realizado por el mismo grupo franc?s del punto 3 (Rev Prat. 1995, 45:2361-9).




6. Trombosis de la vena ov?rica con presentaci?n at?pica, de Washington University/Barnes-Jewish Hospital, St. Louis, Missouri, EEUU (Obstet Gynecol. 2000, 96:828-30).



7. El aborto provocado o espont?neo no produce c?ncer de mama seg?n los mejores estudios hasta la fecha, pero est? claro que la decisi?n de retrasar el embarazo tiene consecuentemente una p?rdida de la protecci?n que aporta ?ste, con un riesgo neto mayor aumentado, investigaci?n de la University of North Carolina, EEUU (Lancet 2004, 363: 1007; Obstet Gynecol Survey 2003, 58:67-79. Review).




8. El aborto provocado por aspiraci?n produce un riesgo aumentado de p?rdida del hijo en el siguiente embarazo, resultados de Shangai Institute of Planned Parenthood Research, China (International Journal of Epidemiology 2003, 32:449-54).




9. Tras un aborto provocado (curetaje), el riesgo de placenta previa en el siguiente embarazo y parto prematuro, con posible aborto espont?neo, se present? en 3 mujeres con historia de aborto provocado frente a 1 que no hab?a abortado (OR 2,9, 95% IC 1,0-8,5), resultados del Fred Hutchinson Cancer Research Center, Division of Public Health Sciences, Seattle, WA, EEUU (International Journal Gynaecol Obstet. 2003, 81:191-8). Esto se hab?a probado ya anteriormente en un estudio de la Universidad de Medicina de New Yersey con un OR de 1,7 (95% IC 1,0-2,9) (American Journal J Obstet Gynecol. 1997, 177:1071-1078).




10. Las mujeres con antecedente de aborto provocado tuvieron un riesgo mayor de presentar un reci?n nacido altamente prematuro. Entre otras publicaciones, existe una revisi?n realizada por investigadores de Canad? y Chicago (B. Rooney y B. Calhoun), que muestra graves incrementos de riesgo tras un aborto provocado por aspiraci?n frente a controles (OR desde 1.99 y mayores) (Journal of American Physicians and Surgeons 2003, 2; Bjog. 2005, 112:430-437).




11. Un aborto previo, provocado o espont?neo, se ha demostrado que no protege frente a la preeclampsia y la hipertensi?n gestacional en el siguiente embarazo; sin embargo, un nacimiento a t?rmino previo s? que protege frente a estas graves situaciones cl?nicas en el siguiente embarazo a la mujer (OR 0.41, 95% CI 0.38-0.44). Estudio cohorte del Dr. Xiong y colegas de la Universidad de Montreal, Qu?bec, Canad?, en colaboraci?n con la Universidad de Tulane, New Orle?ns, EEUU (Journal of Reproductive Medicine 2004, 11:899-907).




12. S?nchez Dur?n en un estudio revisi?n espa?ol publicado en la revista JANO en el 2000 (n?mero 1349) resume las principales complicaciones de las que hay que informar a las mujeres en la interrupci?n voluntaria del embarazo de primer trimestre. Las complicaciones inmediatas son desgarros cervicales, perforaci?n uterina, sangrado y persistencia de restos del embri?n dentro del ?tero. Las complicaciones tard?as son las adherencias o sinequias uterinas, las cicatrices e incompetencia cervical, que producen parto prematuro y riego de p?rdida aumentada del siguiente hijo.




13. El aborto provocado aumenta los riesgos de alteraciones en el estado del ?nimo (depresi?n y autolesi?n), enmarcadas en el s?ndrome post-aborto, un estudio de University of North Carolina, EEUU (Obstet Gynecol Survey 2003, 58:67-79).




14. Las mujeres que han sufrido un aborto provocado padecen un s?ndrome de estr?s generalizado con un 30% m?s de probabilidad que las que han llevado adelante su embarazo no deseado. Resultados de Jesse R. Cougle y colaboradores, publicado en Journal of Anxiety Disorders 2005, 19:137-142.




15. Las mujeres que hab?an abortado presentaban malestar psicol?gico hasta cinco a?os despu?s de la interrupci?n, siendo los efectos de evitaci?n, pesar, angustia y ansiedad mayores en el caso de abortos provocados que en los espont?neos. Es un estudio reciente de A.N. Broen y col., de la Universidad de Oslo, en Noruega (BMC Med. 2005, 3:18).




16. El aborto provocado por malformaci?n fetal tiene secuelas igual de graves que la p?rdida de un hijo sano, y la interrupci?n voluntaria del embarazo en este supuesto causa aislamiento social y depresi?n. Son los resultados de un estudio noruego y otro alem?n del Klinik und Poliklinik fur Psychiatrie und Psychotherapie (Ultrasound Obstet Gynecol. 1997, 9:80-85; Zentralbl Gynakol. 2001, 123:37-41).




17. Se han descrito graves alteraciones en las relaciones sexuales y en el deseo sexual de numerosas mujeres que abortaron voluntariamente en estudios de la Universidad de Ginebra, en Polonia y en China (Gynecol Obstet Invest. 2002, 53:48-53; Pieleg Polozna. 1988, 5:7-9 contd; European Journal of Obstet Gynecol Reprod Biology 2005). En la reciente investigaci?n de la Universidad de China de Hong Kong, se ha detectado que aproximadamente un tercio de las mujeres del estudio que han abortado provocadamente sufre a corto plazo una inhibici?n y un deterioro en su deseo y placer sexual. Adem?s, un 17% de mujeres se ve?an mucho menos atractivas tras la interrupci?n del embarazo.




18. El equipo de Priscilla K. Coleman del Human Development and Family Studies, de la Bowling Green State University, EEUU, ha demostrado que las mujeres con historia de un aborto, espont?neo o provocado, ten?an un 99% m?s de probabilidad de ejercer abuso f?sico sobre sus hijos que las que no hab?an tenido abortos; si eran varios abortos, el riesgo incrementado era del 189%. Cuando el aborto era provocado, las mujeres ten?an un 144% de mayor riesgo de abuso f?sico sobre sus hijos (Acta Paediatrica 2005, 94).




19. El equipo de investigaci?n anterior ha demostrado que se presentan en la gran mayor?a de las mujeres tras el aborto graves alteraciones en el sue?o, sobre todo en los 180 d?as tras el aborto provocado y que ?ste se reduc?a tres a?os tras el aborto (Sleep, 2005).



20. De nuevo este equipo de P. K. Coleman encontr? asociado en las mujeres que han abortado provocadamente un alto riesgo de consumo de drogas de abuso de diversos tipos (British Journal of Health Psychology 2005, 10, 255?268). Este hallazgo no se presentaba en las mujeres cuyos abortos eran espont?neos.



ImagenAdopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 14:30  | S?ndrome post Aborto
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios