Martes, 03 de octubre de 2006


EFE/ El Mundo

Gennet Corcuera es la primera sordociega de nacimiento que ingresar? en una universidad espa?ola, una meta que ha alcanzado venciendo miedos y con mucho esfuerzo, ayudada por mediadores, compa?eros y profesores. "Espero que mi caso anime a otros y abra la sociedad a la sordoceguera", ha dicho en una entrevista.

Gennet naci? hace 25 a?os en Etiop?a, donde vivi? junto a su familia dos a?os, hasta que sus padres la dejaron en un orfanato de monjas, donde era la ?nica sordociega; all? sufri? mucho y afront? diversas enfermedades.

Sali? cuando una mujer espa?ola que visit? el orfanato convenci? a las religiosas para que le permitieran adoptar a la peque?a y la trajo a Madrid, donde vive desde entonces.

Gennet Corcuera recuerda de aquellos a?os que "no sab?a lenguaje de signos y no sab?a c?mo comunicarme, pero percib?a cosas malas" de un pa?s "con mucha pobreza, guerras y poca comida", explica en una conversaci?n que ha mantenido con la ayuda de Raquel, que durante la entrevista se ha convertido en los ojos, la voz y los o?dos de la joven.

Siempre necesita de un mediador para comunicarse porque se expresa a trav?s del lenguaje de signos apoyado. As?, para hacer esta entrevista, Raquel le toma las manos para, a trav?s del tacto, formularle las preguntas, a las que ella contesta en el lenguaje de signos tradicional.

El miedo inicial

Gennet lleg? a Espa?a a los 7 a?os y poco despu?s empez? a estudiar en el colegio de la ONCE Antonio Vicente Mosquete, donde aprendi? a expresarse, a leer en braille y a utilizar el lenguaje dactilol?gico y oral a trav?s de una logopeda.

Hasta finalizar la E.S.O., comparti? aulas con estudiantes sordociegos, pero el bachillerato lo realiz? en el instituto Leandro Fern?ndez Morat?n, en Pastrana (Guadalajara), donde, por primera vez, comparti? aulas con estudiantes y profesores ajenos al sistema de educaci?n especial para discapacitados.

"Al principio ten?a much?simo miedo", admite, pero una vez que finaliz? el primer curso, siempre con ayuda de un mediador en clase, se sinti? "mucho m?s contenta", sobre todo porque muchos de sus compa?eros aprendieron a comunicarse con ella.

El segundo curso de bachillerato "fue mucho m?s dif?cil" y lleg? a pensar en "dejarlo todo". "Tuve que dividir los cursos en dos, recib?a clases de apoyo de los profesores por la tarde. Estaba cansad?sima, pero la ONCE me pidi? por favor que continuara".

Este a?o ha pasado las pruebas de Selectividad con una nota m?s que buena, 7,28, pasando "las mismas preguntas y los mismos ex?menes" que sus compa?eros, si bien dispon?a de m?s tiempo porque ella "ten?a que contestar con el Braille Lite", un sistema que permite la escritura y la revisi?n oral de lo escrito para personas invidentes.

Su referente: Hellen Keller


Ahora se enfrenta, como tantos otros j?venes, a la elecci?n de una carrera universitaria, pero a?n no sabe cual. "Me gustar?a Educaci?n Social", sostiene, pero lo que s? tiene "claro" es que no va "a estar nerviosa" porque espera algo "parecido" a su experiencia en el instituto.

Uno de los grandes recursos con los que Gennet cuenta para salvar obst?culos es Internet, una red a la que da "las gracias" por darle la oportunidad de estudiar y comunicarse. El sistema de la l?nea braille le "interpreta lo que dice el ordenador", por lo que puede "usar el messenger, mandar correos electr?nicos, hacer ejercicios y buscar informaci?n" como cualquier otro internauta.

Gennet quiere terminar la conversaci?n rememorando la figura de Hellen Keller e instando a la gente a aprender de esta sordociega estadounidense que logr? convertirse en escritora, oradora y activista pol?tica a comienzos del siglo XX.

Como ella, Gennet espera convertirse en un referente para los 6.000 sordociegos espa?oles y est? segura de que su caso "va a animarles a hacer" lo que ella y a "abrir la sociedad a la sordoceguera, como hicieron conmigo en el instituto", apunta.

*-*-*


Y pensar que con un diagn?stico preimplantacional no hubiera nacido ahora en Espa?a. Chapeau por su madre!

ImagenAdopci?n espiritual

Comentarios