Viernes, 01 de diciembre de 2006



Mi Dios es real... di s? a la vida.

Carta recibida el 27 de Agosto de 2002.

Mi historia fue un maravilloso milagro de Dios. En el mes de mayo del a?o 2001 qued? embarazada. Viv?a en un ambiente del modelaje, las modas, los fashion shows, castings, shootings, promociones, pesaba solamente 90 libras, y mi mayor ambici?n "verme bien, no engordar". Mi novio se proteg?a con preservativos pero ese 22 de mayo de 2001, el preservativo se rompi?, yo supe desde ese instante que estaba embarazada.

Comenc? a experimentar los cambios en mi cuerpo, n?useas, mareos, sue?o, cansancio, me dec?a a mi misma, "no puede ser", cuando vi POSITIVE en esa prueba de sangre me quise morir, grite y llor? hasta m?s no poder, no quer?a tener un hijo, no lo quer?a, no pod?a tenerlo. Vi mi vida echa pedazos, mis sue?os obstruidos, mis metas desechas, mi cuerpo, mi af?n por el modelaje, todo, todo hab?a terminado, pero encontr? la "soluci?n a mi problema", EL ABORTO.

As? fue que fui a una cl?nica de abortos, recuerdo que al llegar tan solo al estacionarme un inmenso dolor rodeo mi coraz?n, un sentimiento maternal me agobiaba, un llanto continuo comenz? a surgir de m?, no-tenia consuelo. Comenc? a pedirle a Dios perd?n y a mi beb? por lo que iba a suceder en ese lugar. Me sequ? las l?grimas y entr?, llen? mi record, pero un escalofr?o, un miedo horrible se apoder? de mi vida, present?a que me pod?a morir en ese procedimiento, pero pens? nuevamente, "no, no puedo tenerlo". Recuerdo que me llamaron y yo le dije a la secretaria "yo quisiera antes de abortar, que me realicen un sonograma, para ver, aunque sea por ?ltima vez, no s? lo que haya ah?".

Me cambi? de ropa, me puse mi bata, mis chanclas y mi gorro, me sent? a esperar en un sill?n reclinable junto a unas 5 mujeres m?s listas ya para cometer ese crimen al igual que yo. Cuando toc? mi turno, mis piernas temblaban, me acost? en la camilla, dos enfermeras totalmente fr?as me ayudaron en el procedimiento, luego lleg? un hombre alto, rudo, serio, asesino. Me trat? mal desde un principio, tan pronto me vio, coment? "no me gusta como se ve esta muchacha", me indic? las instrucciones, me dice "te voy a realizar un endovaginal, aqu? vas a ver lo que tienes ah? adentro, y yo veo en la posici?n en que est? para luego succionarlo con este instrumento". Tan pronto introdujo el tubo para realizarme el endovaginal, me queje de dolor fue muy brusco y ?l me contest? "nena, si te duele esto, prep?rate para lo que viene despu?s", yo me quer?a ir, me sent?a mal, tenia mucho dolor, pero ya estaba all? y lo iba a hacer, estaba decidida, con dolor en mi alma.

Pero como all? arriba hay un Dios Grande que todo lo ve y todo lo sabe, este m?dico me dice: "?t? estas segura que est?s embarazada?", le contest? "si, lo estoy", me dice "?trajiste tu prueba?", mir? el record, vi? la prueba, y yo digo ?que pasa? y ?l me ense?a la pantalla y me dice "no hay nada", realmente no veo nada, no veo absolutamente nada y ya tienes 1 mes de embarazo se supone que se vea, tienes que esperar mas tiempo". Yo le dije "no hay problema, vendr? luego", pero tan pronto yo sal? de aquella cl?nica, yo dije "Dios m?o, que es esto".

F?cil, Dios es tan y tan grande que no permiti? que mi peque?o beb? se viera, porque mi hijo ten?a que nacer. Al d?a siguiente fui donde una prima m?a enfermera y le ped? que me hiciera un sonograma, ella me llev? al hospital donde trabajaba y en la sala de maternidad, me realizaron un sonograma, le cont? lo que me sucedi? en aquella cl?nica que no se ve?a nada, y para mi sorpresa tan pronto la muchacha coloc? aquella m?quina en mi abdomen apareci? una peque?a cosita latiendo, era el corazoncito de mi beb?, pude ver la bolsita todo, que Grande es Dios!

Decid? tener a mi hijo, continuar con mi embarazo, y el 31 de enero de este a?o tuve la felicidad m?s grande de mi vida, pude tener por ces?rea mi primer hijo var?n, fue la emoci?n m?s grande de mi vida, estuve llorando toda la ces?rea, cuando me pusieron ese ser humano a mi lado, fue una experiencia sumamente hermosa, naci? saludable, fuerte. Hoy d?a ese ser humano, es la raz?n de mi existir, lo AMO con todas mis fuerzas, es la personita que m?s quiero en este mundo, jam?s me hubiera perdonado asesinar a mi hijo, no imaginan cuanto lloro cuando en las noches lo veo dormidito a mi lado, y pienso lo que casi fui capaz de hacer. Mi hijo es un ni?o feliz, siempre tiene una sonrisa en sus labios y es el regalo m?s bello que Dios me ha brindado.

A todas las mujeres que se encuentran en una situaci?n dif?cil, que est?n pensando abortar, DETENTE, no lo hagas, piensa primero, analiza, tu beb? no tiene la culpa, no te pidi? venir al mundo, dale la oportunidad de vivir. Yo pude haber regresado aquella cl?nica pero no lo hice, porque Dios as? no lo permiti?. Un hijo no es una carga, carga ser? el llevar la culpa en tu conciencia del pecado de haber asesinado a tu propio hijo, tu propia sangre.

Si te sientes triste, sola, escr?beme a mi e-mail [email protected], estoy presta a ayudarte, aconsejarte por el camino del bien. Vamos a darle la vida a esas criaturitas inocentes, Dios no nos da carga que no podamos llevar. Y recuerda haz de esta mi frase tuya tambi?n "Las nubes negras y tormentosas no prevalecer?n eternamente; el sol brillar? de nuevo y las alejar?". Ya no me importa el modelaje, no me importa el cuerpo, solo vivo para mi hijo, para verlo crecer sano y saludable y sobre todo, para inculcarlo en los caminos de aquel que lo guardo desde mi vientre y quien le dio la vida, Dios.

Dios te bendiga, y que mi historia te sirva de ayuda para poder continuar hacia adelante, dici?ndole S? a la VIDA y NO al ABORTO.

ImagenAdopci?n espiritual

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios