S?bado, 10 de febrero de 2007


En el tema del respeto a la vida, ?es la Sociedad la que condiciona la posici?n de los partidos pol?ticos o son los partidos pol?ticos y las leyes y el Estado quien fuerza el cambio social?

por Emilio Jes?s Alegre del Rey
.

?C?mo hemos llegado hasta aqu?? ?Por una presi?n constante de la sociedad que ha obligado a partidos pol?ticos como el PP a aceptar esta situaci?n? ?O han sido los pol?ticos los que han ido "tirando" de la sociedad y de sus propios votantes, hasta hacerles comulgar con ruedas de molino?



Ante la dram?tica presencia y extensi?n del aborto, verdadero holocausto actual, no son pocas las personas que , siendo incluso francamente respetuosas con la vida prenatal, descargan de responsabilidad a los dirigentes pol?ticos espa?oles, pintando un panorama en el que los partidos pol?ticos son reflejo de lo que vive la sociedad. Tampoco es infrecuente que acudan a consideraciones tales como que ?en la sociedad hab?a aborto antes de la ley que lo despenaliz?, o que ?en el fondo el PP no es culpable de la situaci?n actual, la cual se debe fundamentalmente a la responsabilidad de una sociedad ?dormida? en el tema del derecho a la vida?.
No pretendo negar parte de raz?n en algunos aspectos. Sin embargo, la generalizaci?n de que los partidos son reflejo de la sociedad me parece un t?pico inadecuado en este caso. Los partidos reciben influencias de grupos de poder que les hacen tirar o frenar a la sociedad en seg?n qu? cosas. Y los l?deres pol?ticos tienen sus propias ideas en algunos aspectos, ideas con las que van transformando su partido. Eso es lo que ha ocurrido en el tema del respeto a la vida prenatal.

Pero vamos por partes:

Se dice que ya hab?a aborto antes de la ley de despenalizaci?n, y que los ricos iban a abortar a Londres. S?, es una frase que llevamos oyendo veinte a?os, y que se oye en cada pa?s donde se quiere legalizar o extender a?n m?s el aborto. Pero si analizamos la realidad, vemos que era radicalmente distinta entonces y ahora:

1?. El aborto no era legal, lo que implicaba un reconocimiento de la dignidad de la vida humana desde el primer instante, aunque hubiera quien se lo practicara ilegalmente. Tambi?n hay asesinatos por violencia dom?stica, pero eso no restar?a culpabilidad a un gobierno que la legalizara o no la persiguiera, facilitando su extensi?n.

2?. Hab?a abortos antes de la ley, s?, pero ?cu?ntos? Dec?an los entonces promotores del aborto -que usaban el mismo argumento de los viajes a Londres y el aborto clandestino-, que en Espa?a hab?a 300.000 abortos anuales. La realidad es que, con una campa?a medi?tica promoviendo la liberalizaci?n, el n?mero de abortos en Espa?a durante los primeros a?os no pas? de 30.000 al a?o. Hoy tenemos cerca de cien mil (probablemente, m?s), m?s los causados por la p?ldora del d?a despu?s, m?s los embriones congelados, usados ahora para investigaci?n. Por tanto, se ha producido un cambio sustancial.

?C?mo hemos llegado hasta aqu?? ?Por una presi?n constante de la sociedad que ha obligado a partidos pol?ticos como el PP a aceptar esta situaci?n? ?O han sido los pol?ticos los que han ido "tirando" de la sociedad y de sus propios votantes, hasta hacerles comulgar con ruedas de molino?

Si en el caso del PSOE esto es dudoso, porque podemos admitir que la mayor?a de los votantes del PSOE sean favorables al aborto, en el PP la cuesti?n parece radicalmente distinta. Creo que, sin aportar encuestas que no tengo, nadie me quitar? raz?n si digo que los votantes del PP son en buena medida reacios al aborto, y que el Gobierno Aznar no s?lo no actu? presionado por la sociedad, y menos por sus votantes, sino que en gran medida tuvo que encubrir sus actuaciones para no quedar demasiado mal ante su electorado.

Un ejemplo clar?simo de ello es la aprobaci?n de la p?ldora del d?a despu?s (PDD) por el Gobierno Aznar. Supone el peor mazazo que se les pod?a dar a las nuevas generaciones de espa?oles: ense?arles a despreciar la vida de sus propios hijos, acabando con ella como quien se come un chicle. Pues bien, esta aprobaci?n se hizo completamente en silencio. No hab?a presi?n social previa, ni siquiera presi?n pol?tica por parte del PSOE. No hubo debate social sobre el tema, y el Gobierno acall? toda voz discordante ?la de los obispos- alegando la falacia de que "la p?ldora no era abortiva porque lo dec?a la OMS" (ni la OMS dice eso, ni esa frase se ajustaba al caso, era una falacia para acallar conciencias en su propio partido y entre sus votantes).

As? se aprob? la PDD por el Gobierno del PP, ante la perplejidad del propio PSOE, que se vio ganado por la mano en "progres?a". Como reacci?n, Chaves tuvo que ir m?s all? en Andaluc?a, y pasando por encima de un Servicio Andaluz de Salud que examina con lupa los beneficios, riesgos y costes de cada nuevo medicamento, aprobar por decreto una entrega gratuita de la PDD en los centros sanitarios. Y eso, sabiendo que la experiencia internacional ya nos dec?a que era un gasto superfluo, que el uso de la PDD no reduc?a las tasas de embarazos en adolescentes.

Por otra parte, el Gobierno Aznar incumpli? sus funciones de garantizar el cumplimiento de una ley evidentemente incumplida por sistema. Sabemos que en ese tiempo, se han estado organizando viajes desde Londres, precisamente, para abortar en Espa?a con m?s de cinco meses de gestaci?n, porque Espa?a se convirti?, durante el Gobierno de Aznar, en el para?so de los aborteros ?y, por supuesto, sigue si?ndolo-. ?Exist?a en Espa?a presi?n social para que se liberalizara el aborto hasta esos extremos?

El Gobierno Aznar, por ?ltimo, no hizo nada para ayudar a las madres que se ve?an en esa tesitura. ?Habr?a sido impopular ayudarlas? ?Habr?a sido impopular dar a conocer lo que es el s?ndrome postaborto? ?Habr?a sido impopular garantizar la preceptiva informaci?n correcta a las madres, sobre los riesgos y alternativas al aborto? Todo eso ten?a obligaci?n de hacerlo, y no lo hizo.

Hay muchas cosas m?s que habr?a que decir sobre la falta de respeto a la vida del Gobierno Aznar, como la generalizaci?n de la eugenesia por amniocentesis, o la aprobaci?n de una ley que permiti? en Espa?a usar embriones humanos para la investigaci?n, pero no quisiera extenderme m?s.

En conjunto, la imagen que yo obtengo de todo esto, es precisamente la contraria al an?lisis que se escucha tantas veces:

Espa?a era un pa?s donde, en general, se respetaba la vida prenatal, tanto en las leyes como en la sociedad. La estrategia del lobby abortista, con Cristina Almeida a la cabeza, puso el tema en el candelero de la opini?n p?blica. El PSOE y grandes medios de comunicaci?n colaboraron en tirar de la sociedad para hacerla tragar por la ley del aborto, que limitaba el aborto a supuestos concretos. Entonces, el PP (o la anterior AP) estaba en contra.

Sin embargo, durante los gobiernos siguientes de Gonz?lez y Aznar, la falta de respeto de los gobernantes por la vida prenatal ha sido apabullante, yendo mucho m?s all? de lo que la sociedad ped?a (que no ped?a nada); y sobre todo, el Gobierno del PP fue much?simo m?s all? de lo generalmente aceptado por sus propios electores.

A Aznar cabe la responsabilidad de haber favorecido el holocausto de m?s de medio mill?n (511.429) de espa?oles, en contra de la opini?n, posiblemente mayoritaria, de aquellos que le dieron el voto.

Por tanto, a cada uno su responsabilidad. La sociedad es culpable, desde luego, pero es una sociedad a la que no ha sido posible hacer llegar realidades sobre las implicaciones del aborto, ni propuestas sobre c?mo abordar el tema. Ni el PSOE, ni el PP, ni los medios de comunicaci?n han querido hacerlo. Y sigue sin hacerse: documentales que se han hecho en Espa?a sobre la realidad bio-psico-social del aborto, nunca los vemos en televisi?n, ni con gobiernos del PSOE, ni con gobiernos del PP, porque son ?pol?ticamente incorrectos?. ?Es culpa de los ciudadanos? S?lo hasta cierto punto.

Desde luego, el PP tiene responsabilidad, y mucha. Ya fue Eduardo Hertfelder quien, durante el mandato de Aznar, describi? acertadamente su actitud en este tema como la del "bombero pir?mano". Al PP le cabe la responsabilidad de:

- Los cr?menes que legaliz?: PDD.

- Lo deberes que omiti?: cumplimiento de la ley del aborto, cumplimiento de la informaci?n a las madres.

- Lo que pudo hacer y no hizo: informar a la opini?n p?blica, ayudar a las madres a sacar a sus hijos adelante.

A tal extremo lleg? la transformaci?n (para mal) del PP en este asunto, que el primer responsable de la cartera de Sanidad al que hemos escuchado referirse al aumento de cifras de aborto como un problema ha sido Salgado, una ministra socialista. Vivir para ver...

?Que ?tenemos que cambiar a la sociedad?? Es verdad. Pero no olvidemos que la pol?tica y los medios de comunicaci?n tienen una influencia important?sima sobre la opini?n p?blica, y que en el tema del respeto a la vida prenatal, han sido los principales impulsores de todo lo que ha sucedido en nuestro pa?s, incluido el Gobierno de Aznar.

Pretender que Espa?a es una democracia ideal donde son simplemente las malas ideas del pueblo las que se traducen en estas realidades criminales, mientras el poder pol?tico se limita a seguir las tendencias mayoritarias, me parece un t?pico completamente alejado de la realidad, y sobre todo, en el caso del respeto a la vida prenatal. Es necesario analizar correctamente los hechos y reconocer lo que se ha hecho mal, sin falsas excusas, para no recaer una y otra vez en el mismo error y buscar un remedio correcto.

Emilio Jes?s Alegre del Rey.




ImagenAdopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 8:59  | Para pensar
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios