Martes, 20 de febrero de 2007






Una bebé prematura que según los médicos pasó menos tiempo en el seno materno que cualquier otro niño sobreviviente recibirá el alta del hospital el martes. Amillia Sonja Taylor medía apenas 24,13 centímetros y pesaba 284 gramos al nacer, el 24 de octubre.


Sobrevive con 284 gramos!


Una beba prematura que según los médicos pasó menos tiempo en el seno materno que cualquier otro niño sobreviviente recibirá el alta del hospital el martes.
Amillia medía apenas 24.13 centímetros y pesaba 284 gramos al nacer, el 24 de octubre. Su madre la dio a luz en la semana 22 del embarazo; el embarazo normal llega a término entre las 37 y 40 semanas.

Los neonatólogos que la atendieron dicen que Amillia es, que se sepa, el primer bebé que sobrevive tras una gestación de menos de 23 semanas.



"No éramos muy optimistas", dijo el doctor William Smalling el lunes. "Pero ella demostró aue estábamos equivocados".

La beba ha padecido problemas respiratorios, una leve hemorragia cerebral y problemas digestivos, pero ninguno de estos le crearán problemas a largo plazo, dijeron sus médicos.

"Desde luego, el cerebro es lo más importante", dijo el doctor Paul Fassbach, que atiende a Amillia desde su segundo día. "Pero su pronóstico es excelente".

Amillia está en incubadora desde su nacimiento y recibe oxígeno. Seguirá recibiendo oxígeno en pequeñas cantidades y estará conectada a un monitor de respiración cuando salga del Hospital Bautista de Niños.

Amillia es la primera hija de Eddie y Sonja Taylor. Fue concebida in vitro y el parto fue mediante cesárea.

"Es un bebé con premio", dijo Fassbach. "Un milagro", acotó Smalling.


ImagenAdopción espiritual

Tags: Amillia, 22 semanas

Comentarios