Mi?rcoles, 21 de febrero de 2007



Por John Wilks B.Pharm. M.P.S.

"En una ?poca en que la medicina preventiva tiene una gran prioridad, es muy triste ver c?mo las mujeres son explotadas como conejillos de Indias con el fin de establecer con absoluta certeza la relaci?n de causa y efecto entre la p?ldora anticonceptiva y el c?ncer y otras complicaciones." Dra. Margaret White1.

Introducci?n

"... la supresi?n del desarrollo folicular es incompleta con la p?ldora contempor?nea de dosis baja"2.

Es imprescindible entender la acci?n biol?gica de la p?ldora para poder apreciar la importancia de la investigaci?n que deseo presentar. De otro modo, el sentido de lo que sigue se perder?a. La farmocolog?a de la p?ldora, tanto de sus ?xitos como de sus fracasos, es aplicable tanto a la Depo-Provera(R) como al Norplant(R), la contracepci?n post-coital y la RU-486. Entender la p?ldora es entender c?mo funcionan estos otros f?rmacos.

Las palabras y sus significados

Durante a?os ha habido una excesiva manipulaci?n de las palabras, lo cual ha tenido el efecto de alterar el significado de muchas definiciones fundamentales de la embriolog?a. Los tres t?rminos que con mayor frecuencia se usan mal en lo que se refiere a la salud de la reproducci?n femenina, y que por lo tanto merecen una particular atenci?n, son los siguientes: concepci?n3, embarazo4,5,6 y contracepci?n7,8,9.

La concepci?n se refiere al momento en que el espermatozoide penetra y fertiliza el ?vulo para formar un cigoto viable10. No se refiere al proceso de la implantaci?n que es un suceso aparte y que ocurre pocos d?as despu?s, hacia el 7? u 8? d?a despu?s de la concepci?n11. Una mujer est? embarazada porque ha ocurrido la concepci?n, no porque se haya efectuado la implantaci?n. Esta distinci?n es importante; porque de la correcta definici?n de este t?rmino dependen muchos de los temas m?dicos y ?ticos que ser?n tratados en este libro.

"En el preciso y ?nico momento de la concepci?n, la mujer est? ?embarazada' con un nuevo ser individual"12. Esta es una descripci?n m?dica exacta y basada en la informaci?n. Es la misma terminolog?a usada por el Profesor John Dwyer, eminente investigador australiano experto en el SIDA, quien ha descrito el momento en que el espermatozoide entra en el ?vulo como la creaci?n de un "nuevo y ?nico individuo"13. Un escritor sobre temas m?dicos muy conocido, el Profesor Drek Llewellyn-Jones, tambi?n ha escrito que cuando el material gen?tico masculino del espermatozoide se une al material gen?tico femenino del ?vulo, "se forma un nuevo individuo"14. El impedir que la concepci?n ocurra, o sea, el impedir que el espermatozoide y el ?vulo se unan, se llama contracepci?n. Los preservativos, los diafragmas, los espermicidas, las vasectom?as y las ligaduras de trompas son descritos correctamente como m?todos de contracepci?n (contra la concepci?n). Cualquier acci?n causada por un f?rmaco o dispositivo usado despu?s de que la concepci?n haya ocurrido no puede ser llamada una acci?n contraceptiva15. "Abortivo" es la descripci?n biol?gica exacta de cualquier f?rmaco o dispositivo que causa una acci?n despu?s de la concepci?n16.

El peso de la opini?n m?dica apoya las definiciones apenas dadas de la concepci?n, del embarazo y de la contracepci?n. De hecho, un gran n?mero de los m?s respetados libros de texto de la medicina usan definiciones que son copias casi verbatim de lo descrito antes17,18,19,20,21,22,23.

Apartarse de estas definiciones es salirse de las normas ling??sticas de la embriolog?a y la ginecolog?a.

Ahora bien, una vez cumplida la tarea anterior, ha llegado el momento apropiado de revisar el modus operandi de la p?ldora.

C?mo funciona la p?ldora

1. Las distintas f?rmulas de la p?ldora act?an en diversos grados suprimiendo la ovulaci?n, pero ni la p?ldora de s?lo progesterona24, ni la p?ldora combinada de progesterona y estr?geno impiden siempre la ovulaci?n25,26,27.

2. Todas las f?rmulas de la p?ldora causan diversos grados de alteraciones en la mucosa cervical. La mucosa cervical puede volverse m?s espesa y por ello se dificulta el movimiento de los espermatozoides por el cuello de la cerviz28.

3. Tanto las f?rmulas de s?lo progesterona como las de estr?geno y progesterona act?an causando alteraciones en el revestimiento interior del ?tero, convirtiendo la naturaleza proliferativa del endometrio, el cual est? naturalmente dise?ado para aceptar y sostener al ?vulo fertilizado, en un endometrio secretorio29,30, que es un revestimiento interior delgado y fisiol?gicamente inh?bil para recibir y sostener a un cigoto31,32. En muchos textos de medicina, a esta acci?n de la p?ldora se le llama inhibici?n de la anidaci?n (del lat?n nidus = nido).

4. La p?ldora causa cambios en el movimiento de las Trompas de Falopio, los cuales pueden alterar el tiempo que le toma al ?vulo pasar por ellas, reduciendo as? las posibilidades de que el ?vulo sea fertilizado33,34,35.

La p?ldora: ?Qu? tiene ese nombre?

Es importante observar que ninguno de estos mecanismos de acci?n de la mini-p?ldora o de la p?ldora combinada ocurren siempre36. No siempre se impide la ovulaci?n37,38,39,40, la mucosa cervical no siempre se hace impenetrable41,42, el endometrio no siempre deja de ser receptivo a un ?vulo fertilizado en cada ciclo43,44, y la actividad de las Trompas de Falopio no siempre impide la uni?n del espermatozoide y del ?vulo45. Por lo tanto, es incorrecto describir la mini-p?ldora46 o la p?ldora combinada47 como un contraceptivo oral, puesto que estas p?ldoras tienen un mecanismo de acci?n que va m?s all? de la sola "contra-concepci?n". El adjetivo "contraceptivo" no deber?a usarse unido al sustantivo "p?ldora". Por eso, me referir? a este f?rmaco simplemente como la p?ldora; sin embargo, los lectores observar?n que la mayor?a de los investigadores citados en este libro usan el t?rmino "contraceptivo oral", normalmente abreviado OC [siglas en ingl?s].

Tasas de fracaso de la p?ldora y del aborto provocado

?Qu? prueba existe para indicar que estos mecanismos de acci?n relacionados entre s? no siempre operan "con ?xito" en cada mujer? Primero est? la sencilla evidencia de que hay mujeres que s? se embarazan mientras est?n usando la p?ldora. Hay dos maneras de medir este fracaso evidente de la p?ldora, maneras que han sido aceptadas.

La primera manera de medir la tasa de fracaso de la p?ldora, y en consecuencia del embarazo, se conoce como la tasa de la eficacia te?rica. "La efectividad te?rica de cualquier m?todo de control de la natalidad es la m?xima efectividad del m?todo, es decir, la efectividad que tiene cuando se usa sin error, cuando se usa perfectamente, cuando se usa exactamente seg?n las instrucciones"48. La palabra "te?rica" se refiere a la tasa de embarazos que deber?a resultar si el uso de la p?ldora ocurriese en condiciones perfectas.

La segunda manera de medir la tasa de embarazos mientras se usa la p?ldora se conoce como la tasa de la efectividad del uso. Esta tasa expresa la medida de lo que de hecho ocurre en la vida real. Toma en consideraci?n muchos aspectos del "factor humano", es decir, las mujeres que usan la p?ldora correctamente y las que no49.

Para la p?ldora de s?lo progesterona (o mini-p?ldora) la efectividad te?rica es del 98.5 al 99%, esto significa que solamente de 1 a 1.5 mujeres de cada 100 se embarazar?an. La efectividad de uso es m?s baja: del 90 al 95%, que significa que entre el 5 y el 10% de las mujeres se embarazan50.

Para la p?ldora combinada, la efectividad te?rica es del 99.66%, que significa que solamente el 0.34%, o sea, 34 mujeres de cada 10,000 se embarazar?an. La efectividad de uso de la p?ldora combinada es del 90 al 96%, o sea que en la poblaci?n general del 4 al 10% de las mujeres se embarazan51. La australiana Melissa Seweet, periodista de temas de medicina y ciencias, ha publicado cifras de la efectividad de uso que se encuentran en este mismo ?mbito de porcentajes52.

En vez de indicar la efectividad te?rica o de uso de las distintas f?rmulas de la p?ldora simplemente como un porcentaje del n?mero total de mujeres que las usan, hay un m?todo m?s significativo de expresar esas cifras. Se le conoce como el Indice Pearl. Este ?ndice mide cu?ntas mujeres de cada 100 que usan un contraceptivo particular, posiblemente se embarazar?n si el m?todo es usado durante un a?o53. El lector podr? darse cuenta de que el Indice Pearl toma en consideraci?n no s?lo el n?mero de mujeres que toman la p?ldora (como en los c?lculos de porcentajes), sino tambi?n el tiempo durante el cual las mujeres usan la p?ldora.

Usando el Indice Pearl, las tasas de efectividad te?rica de la mini-p?ldora que han sido reportadas son de 0.3 embarazos por cada 100 mujeres durante un a?o54, mientras que la efectividad de uso var?a "entre 1 y 4 embarazos por cada 100 mujeres durante un a?o"55. Otros investigadores confirman estas cifras56.

El Indice Pearl de efectividad te?rica de la p?ldora combinada se reporta entre 0.2 y 0.34 embarazo por cada 100 mujeres durante un a?o57,58. La tasa de efectividad de uso de la p?ldora combinada se sugiere que es alrededor de 3 embarazos por cada 100 mujeres durante un a?o en el caso de mujeres casadas, y de hasta 6 embarazos por cada 100 mujeres durante un a?o en el cado de mujeres solteras59,60.

La explicaci?n que se ha dado de la diferencia sustancial que existe entre la tasa de efectividad te?rica y la de efectividad de uso para los distintos tipos de p?ldoras es el grado de cumplimiento de la paciente. El "cumplimiento de la paciente" significa que la paciente debe tomar el f?rmaco de manera continua y correcta.

Los factores que pueden interferir con el cumplimiento de la paciente incluyen el olvido de tomar la tableta61, nauseas y v?mitos que reducen la absorci?n de la dosis diaria o una interacci?n del f?rmaco con antibi?ticos, grandes dosis de vitamina C, medicamentos antiepil?pticos, barbit?ricos y rifampicin (que se usa para la tuberculosis)62,63,64.

El cumplimiento imperfecto de la paciente puede causar evidentemente el fracaso de la p?ldora, produci?ndose por tanto el embarazo. Sin embargo, hay otro fen?meno fisiol?gico que explica m?s adecuadamente la presencia de un embarazo inesperado en aquellas pacientes que muestran un elevado nivel de cumplimiento. Este fen?meno se conoce como "ovulaci?n inesperable", lo cual, como sugiere su nombre, significa que una mujer ovula a pesar de tomar la p?ldora diariamente.

Esto nos trae a la segunda demostraci?n de que los mecanismos de acci?n de la p?ldora no siempre funcionan y que consecuentemente ocurre la ovulaci?n. La investigaci?n inicial en esta ?rea fue hecha por la Dra. Nine Van der Vange, de la Universidad Estatal de Utrech, Departamento de Obstetricia y Ginecolog?a65. Los resultados de sus estudios han sido dados a conocer en el Foro para la Promoci?n de los Contraceptivos en Jakarta en 1984 y publicados en Londres en 1987 por Butterworths.

En su investigaci?n, la Dra. Van der Vange us? un ultrasonido de alta resoluci?n que visualmente demostr? que: "la supresi?n del ovario est? muy lejos de ser completa con la dosis baja de OC"66. Esta prueba visual fue confirmada adem?s por la evidencia de niveles de estradiol (E2) sangu?neos y niveles de progesterona (P) en el suero. E2 y P son hormonas que secreta el cuerpo precisamente antes y despu?s de la ovulaci?n. La presencia de estas hormonas de la "ovulaci?n" confirmaron lo que el ultrasonido mostr?: que la actividad de los ovarios hasta lograr la maduraci?n de los ?vulos y la ruptura folicular (es decir, el desprendimiento del ?vulo maduro) hab?a ocurrido67. Su estudio arroj? que entre las mujeres involucradas en el mismo, la ovulaci?n "inesperable" ocurri? en 6 de 420 ciclos. Si aplicamos algunas f?rmulas matem?ticas a estas cifras, se puede demostrar que, a?n dentro del ambiente de un estudio regulado estrictamente y con pacientes que muestran un alto nivel de cumplimiento, la p?ldora puede tener una elevada tasa de ovulaci?n "inesperable" de hasta 17 ovulaciones por cada 100 mujeres durante un a?o.

La validez de esta investigaci?n de ultrasonido y la autenticidad de sus conclusiones han recibido respaldo en los m?s altos niveles:

"El advenimiento de la tecnolog?a de ultrasonido ha permitido observar la funci?n de los ovarios en las mujeres que usan OC. En contraste con anteriores suposiciones, se han encontrado mujeres con varios grados de actividad residual en los ovarios, actividad que se caracteriza por un desarrollo folicular y por niveles concurrentes de estradiol en el plasma [sangu?neo]"68.

Otros investigadores que han usado el combinado de ultrasonido y los niveles de E2 y P tambi?n han reportado la ovulaci?n "inesperable". Grimes y sus colegas declararon en 1994 que "la supresi?n del desarrollo folicular es incompleta con la p?ldora de dosis baja contempor?nea"69. De hecho, este estudio anunci? una tasa de ovulaci?n "inesperable" m?s alta que la de Van der Vange; los resultados de Grimes mostraron que la tasa de la ovulaci?n "inesperable" fue de 26.7 ovulaciones por cada 100 mujeres durante un a?o70. Significativamente, "las ovulaciones que ocurrieron no parece que se debieron a la falta de cumplimiento [de las pacientes], seg?n nuestro estudio de los diarios del uso de la p?ldora de las pacientes y de los paquetes de p?ldoras devueltos"71. Esto significa que el cumplimiento de las pacientes fue elevado y que las ovulaciones que se detectaron son atribuibles a una falla de la p?ldora en suprimir completamente la ovulaci?n.

Muchas personas se sorprenden de que la ovulaci?n ocurra mientras est?n tomando la p?ldora combinada, puesto que durante muchos a?os la opini?n m?dica hab?a declarado que la ovulaci?n no ocurr?a cuando se tomaba la p?ldora (OCs). Por ejemplo, el Dr. Llewellyn-Jones dio esta misma opini?n en 1978:

"Con la dosis escogida, las [hormonas contraceptivas]... impiden que se secrete la hormona estimulante del fol?culo y la hormona luteinizante, impidiendo as? la ovulaci?n"72.

Los resultados del Dr. Van der Vange suscitaron una pregunta interesante. Si la tasa de la ovulaci?n "inesperable" que se observ? en un grupo de mujeres dedicadas y motivadas, involucradas en un proyecto de investigaci?n cient?fica, puede ser tan elevada como la de 17 ovulaciones por cada 100 mujeres durante un a?o, ?c?mo es que esta elevada tasa de ovulaci?n resulta en una baja tasa de embarazos de 0.34 por cada 100 mujeres durante un a?o, tasa que hab?a sido confirmada? Ambas cifras fueron arrojadas dentro del contexto de pruebas cl?nicas que involucraban pacientes motivadas y que mostraban un elevado nivel de cumplimiento. ?Qu? estaba sucediendo que pudiese explicar la sustancial diferencia entre la tasa de ovulaci?n de 17 ovulaciones por cada 100 mujeres durante un a?o y la tasa de s?lo 0.34 embarazos por cada 100 mujeres durante un a?o, tasa que hab?a sido detectada?

Gran parte de la respuesta a esta pregunta la ha dado el Dr. Ralph G. Rahwan, profesor de Farmacolog?a y Toxicolog?a de la Universidad del Estado de Ohio. El Dr. Rahwan ha presentado un caso convincente de la sustancial capacidad abortiva de la p?ldora:

"Es importante darse cuenta de que la ovulaci?n no es siempre impedida por los contraceptivos orales (que combinan estrog?no y progestina) que contienen 50 mcg. o menos de estr?geno... su efectividad cercana al 100% en cuanto a interferir con el embarazo se debe a los efectos del componente de progestina en la cerviz y en el endometrio uterino adem?s de los efectos estrog?nicos. Este ambiente hostil resulta en una intercepci?n..."73 (El ?nfasis es del propio Rahwan.)

La intercepci?n es parte de un aborto farmac?utico que ocurre antes de la implantaci?n. En la pr?ctica, la intercepci?n significa que al ?vulo fertilizado, al nuevo individuo, se le impide implantarse en el endometrio. Los textos m?s importantes de farmacolog?a, como Goodman & Gilmans Las bases farmacol?gicas de la terap?utica (1990), apoyan la postura del Profesor Rahwan74.

Para que nadie eche a un lado bruscamente la afirmaci?n hecha por el Profesor Rahwan con el pretexto de que hay algo escondido de filosof?a pro vida, que podr?a estar operando, debe observarse que el Profesor Rahwan aboga por el "aborto inducido" si una mujer se embaraza mientras est? usando un DIU (dispositivo intrauterino) que no puede ser retirado75. Se ve claramente que el Profesor Rahwan est? dando los datos m?dicos y no una ideolog?a personal cuando hace la mencionada declaraci?n.

El Departamento de Salud de los EE.UU. ha definido los procedimientos abortivos del mismo modo que el Profesor Rahwan:
"Todas las medidas que impidan la viabilidad del cigoto en cualquier momento desde el instante de la fertilizaci?n y hasta que se complete el parto, constituyen, en sentido estricto, procedimientos para inducir el aborto"76.

?Hay otros factores que puedan interferir con la fertilizaci?n (concepci?n) y por lo tanto reducir la dimensi?n abortiva de la p?ldora? La respuesta es afirmativa. La p?ldora puede impedir la concepci?n por medio de (1) alteraciones en el estado de la mucosa cervical, impidiendo as? la fertilizaci?n, o (2) influenciando el movimiento de las trompas de Falopio de tal manera que el espermatozoide y el ?vulo no puedan unirse. Un n?mero de publicaciones cient?ficas indican que en realidad estas dos posibilidades tienen poca importancia.

En relaci?n al primer punto, se puede afirmar que el efecto de la p?ldora en la movilidad de los espermatozoides cuando ?stos atraviesan la mucosa cervical es m?nimo tanto en el caso del uso de la mini-p?ldora (de s?lo progesterona) como en el caso del uso de la p?ldora combinada. Esto se debe a que "el efecto de la progesterona en la penetraci?n de los espermatozoides a trav?s de la mucosa cervical alcanza su punto m?ximo despu?s de cuatro horas y permanece en ese nivel entre las 16 y las 20 horas siguientes77, pero despu?s de 24 horas de haber tomado la p?ldora, es probable que ocurra la penetraci?n normal de los espermatozoides"78,79. La naturaleza de la mucosa cervical, la cual regula el movimiento de los espermatozoides hacia el ?vulo, est? predominadamente relacionada con la hormona progesterona en las f?rmulas de la p?ldora80.

En relaci?n al segundo punto, tambi?n es debatible la magnitud del efecto de la p?ldora en el movimiento del ?vulo que desciende por las trompas de Falopio. El estr?geno y la progestina tienen efectos opuestos durante el tiempo en que el ?vulo es transportado. El estr?geno acelera el transporte del ?vulo; mientras que la progestina lo hace m?s lento81. De hecho, las acciones de las dos hormonas pueden neutralizarse mutuamente, permitiendo as? que el ?vulo se mueva por las trompas de Falopio sin que su velocidad sea afectada.

De manera que tenemos una explicaci?n de la diferencia entre la tasa de ovulaci?n y la tasa de embarazos detectados, que en el pasado hab?a tenido poca, e incluso una marginada, importancia: el impacto abortivo de tanto la mini-p?ldora como de la p?ldora combinada de baja dosis, com?nmente recetada.

El impacto abortivo de las dos f?rmulas de la p?ldora, cuya medida es la diferencia entre la tasa de ovulaci?n y la tasa de embarazos, podr?a llamarse tasa de abortos de embarazos no detectados (tasa AUP, siglas en ingl?s). Este c?lculo nos da la m?xima tasa posible de AUP -- la cual disminuir? un poco, ya que de cada ovulaci?n no siempre se sigue una concepci?n, que es el comienzo de un embarazo.

Existe una clara evidencia que corrobora la sugerencia de que la p?ldora tiene un tasa de AUP. En el caso de la mini-p?ldora, la Dra. Edith Weisberg, superintendente m?dica de la Asociaci?n de Planificaci?n Familiar de N.S.W. (Australia), dice que: "en el 40% de los casos, los ciclos del ovario son totalmente normales con ovulaci?n normal y con producci?n normal de hormonas"82.

Basados en esta cifra de la Dra. Weisberg, podemos afirmar que 40 de cada 100 mujeres que toman la mini-p?ldora ovular?n. Pero ?se embarazan 40 de cada 100 mujeres que toman la mini-p?ldora? Seg?n la investigaci?n del Profesor Rahwan, la tasa real de eficacia (?xito) de la mini-p?ldora es del 90 al 95%. Es decir, del 40% de las mujeres que ovulan mientras toman la mini-p?ldora, solamente del 5 al 10% reporta un embarazo detectado y confirmado. Por lo tanto hay una diferencia sustancial entre el porcentaje de mujeres que ovulan (40%) y el porcentaje en las que se confirma el embarazo (5-10%).

Para calcular el m?ximo valor te?rico de la capacidad interceptora/ abortiva de la mini-p?ldora (su tasa AUP), le restamos al n?mero de mujeres que pueden haber ovulado (40 por cada 100) el n?mero de mujeres cuyo embarazo ha sido confirmado cuando estaban tomando la mini-p?ldora (de 5 a 10 por cada 100). El resultado es el n?mero total de abortos de embarazos no detectados provocados farmacol?gicamente por la mini-p?ldora, el cual alcanza una cifra entre 30 y 35 por cada 100 mujeres83. Adem?s de la evidencia presentada por estos c?lculos, el hecho de que hay menos mujeres embarazadas que el total de las que han podido ovular constituye un s?lido argumento que muestra que la mini-p?ldora tiene un tasa considerable de AUP (abortos de embarazos no detectados).

Se puede obtener alguna indicaci?n de la tasa de AUP de la p?ldora combinada rest?ndole al n?mero de mujeres que ha tenido ovulaciones "inesperables" (17 por cada 100 mujeres durante un a?o) el n?mero de mujeres que han confirmado el embarazo mientras tomaban la p?ldora combinada (0.34 por cada 100 durante un a?o). El resultado es el total m?ximo de abortos provocados farmacol?gicamente de embarazos no detectados: un poco menos de 17 por cada 100 mujeres.

La tasa AUP de la p?ldora combinada es menor que la de la mini-p?ldora, lo cual no es sorprendente teniendo en cuenta que la p?ldora combinada contiene dos hormonas que podr?an suprimir m?s completamente la ovulaci?n que la f?rmula de s?lo progesterona. Sin embargo, la tasa AUP es considerable.

Conclusi?n

?Por qu? es necesario enfatizar el impacto abortivo de la p?ldora?

La sencilla respuesta es que, en una sociedad pluralista, muchas mujeres, especial pero no exclusivamente aquellas que tienen una herencia religiosa judeo-cristiana e isl?mica, consideran importante el conocer en toda su extensi?n los mecanismos de la p?ldora. Estas mujeres tienen el derecho de tomar una decisi?n sobre la planificaci?n de su familia que est? de acuerdo con sus principios morales, ?ticos, culturales y religiosos. No le corresponde a otros, cuyo estilo de vida puede tener diferentes valores, decidir qu? informaci?n ?tica es o no importante para las mujeres. [Nota de Vida Humana Internacional: El autor, al atenerse a los datos estrictamente cient?ficos, deja de lado la cuesti?n de la grave inmoralidad intr?nseca del uso de los anticonceptivos, cuesti?n que en realidad obliga a todos los seres humanos, por cuanto pertenece a la ley natural, es decir, a la ley moral universal.]

He hecho una exposici?n de los hechos tal y como ?stos son, debido a que este tipo de informaci?n no se encuentra disponible en ninguna otra parte, excepto la que se encuentra escondida en la evasiva y vaga jerga de la medicina.

Nota del traductor: Este art?culo es traducci?n del primer cap?tulo de la obra de: John Wilks, B.Pharm. M.P.S., A Consumer's Guide to the Pill and Other Drugs (North Melbourne, Australia: TGB Books, 1996), pp. 1, 15-24. Para obtener la versi?n inglesa de este libro, dir?jase a la American Life League, 1179 Courthouse Rd, Stafford, VA 22554; tel.: (540) 659-4171; fax: (540) 659-2586; e-mail: [email protected], p?gina web: http://www.all.org.



ImagenAdopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 10:09  | Pildora Dia Despues
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios