Martes, 06 de marzo de 2007

.- Una beb? de padres mexicanos se ha convertido en el centro de atenci?n de Phoenix y recibe a diario hermosos regalos de gente que tal vez nunca conozca. Hace casi dos meses, su madre, Ver?nica Celis, fue declarada con muerte cerebral. Los m?dicos la mantuvieron conectada a un respirador artificial hasta el domingo pasado, cuando naci? la beb? que esperaba y por la cual se neg? a recibir un tratamiento que pudo prolongar su vida.

Ver?nica ten?a 36 a?os de edad y tres hijos varones de 19, 13 y 10 a?os, siempre quiso una ni?a y con su esposo hab?a considerado adoptar una.

Hace un tiempo le diagnosticaron c?ncer de mamas, se someti? a un tratamiento y la enfermedad pareci? replegarse. En junio pasado se confirm? que Ver?nica ten?a c?ncer nuevamente y adem?s que estaba embarazada de la ni?a que siempre quiso.

?Pocas semanas despu?s que descubrimos el c?ncer, ella dijo que ?Si me muero, cuida del beb?. Me asust? mucho?, recuerda Aar?n, su esposo desde hace 21 a?os, en declaraciones al diario Yuma Sun de Arizona.

?Estaba contrariada, pero siempre confi? m?s en Dios que yo. Me ped?a que no me abatiera: ?Vamos a estar bien. Tienes que ser m?s firme??, record?.

Cuando los m?dicos le sugirieron abortar, la pareja consider? la propuesta pero Ver?nica cambi? de idea.

?Un d?a despu?s ella dijo ?No. Dios me ha dado esto y ?l sabe por qu钔, se?al? Aaron. En julio, el c?ncer ya estaba en los huesos, el dolor era muy intenso y el desenlace era inminente. Debi? ser trasladada de Yuma al Centro M?dico Banner Good Samaritan de Phoenix.

Pronto cay? en coma y el 7 de agosto los m?dicos declararon su muerte cerebral.

Aar?n decidi? cumplir la promesa que hizo a su esposa y acept? mantenerla conectada al respirador hasta que su hija pudiera nacer. Aunque los m?dicos quer?an prolongar el embarazo hasta mediados de octubre, una fuerte infecci?n atac? el cuerpo de Ver?nica y debi? adelantarse el parto.

El domingo, Aar?n recibi? a su hija (ver foto) y un d?a despu?s retiraron los equipos del cuerpo de Ver?nica. La beb? naci? con 30 semanas de gestaci?n y pes? poco m?s de un kilo. Fue bautizada como Ver?nica Destiny en homenaje a su mam?. Aunque su estado es delicado, los m?dicos conf?an en que salga adelante.

?El ?ltimo deseo que me leg? mi esposa fue ?Cuida del beb?. Fue una decisi?n muy dif?cil de tomar, pero le hice una promesa a mi mujer, y voy a cumplirla?, sostiene Aar?n.

Aar?n y Ver?nica se conocieron cuando ten?an 17 y 15 a?os de edad respectivamente. Ella trabajaba en una f?brica que produc?a botellas de pl?stico, y Aar?n trabajaba como supervisor de la misma compa??a en mantenimiento de las m?quinas.

?Realmente, era la muchacha m?s hermosa del mundo?, record?. ?Mi esposa es una de esas personas que siempre me empuj? para mejorar, una mujer muy firme, pero de todos modos femenina, gentil y delicada?, sostiene Aar?n.

Durante todo este tiempo, Aar?n viaj? semanalmente de Yuma a Phoenix para visitar a Ver?nica. ?Aunque le hablaba, rezaba con ella y le sosten?a la mano, s? que no est? all?. S? que su alma est? en alg?n sitio mejor?, sostiene Aar?n.

La historia de esta familia ha tocado numerosos corazones en Arizona. Los trabajadores del hospital ven desde el lunes la llegada de inesperados y an?nimos regalos, cartas y tarjetas para la peque?a Ver?nica.

Seg?n el vocero del hospital, Craig Fischer, no sorprende que los residentes de la zona quieran expresar su cercan?a con la familia Celis. ?Creo que la gente siente una conexi?n personal con esta historia y quiere celebrar el nacimiento de esta beb? tan extraordinaria?, sostiene.


Comentarios