Lunes, 19 de marzo de 2007


Ex atea
Doble v?ctima de aborto: ?He conseguido perdonarme gracias a la fe?


Edi Liccioli

MADRID, 18 Mar. 07 / 07:01 pm (ACI).- Una artista italiana ex atea narr? al semanario Alba la dram?tica historia de su vida: Sobrevivi? a los intentos de aborto de su madre, a los 20 a?os de edad abort? a su propio hijo, super? la m?s profunda depresi?n y hoy ayuda a otras mujeres v?ctimas del aborto con la convicci?n de que solo la fe ayuda a sanar las heridas de esta plaga.

Edi Liccioli vive en Murcia pero naci? y creci? en Florencia, Italia, en el seno de una familia atea. A muy temprana edad, su madre -que padec?a de severas depresiones- le cont? que intent? abortarla varias veces con los m?todos de la ?poca, ba?os calientes, palos de hierro, etc.

"Algunas mujeres descubren la maternidad cuando nace el ni?o y se vuelven leonas protectoras; a mi madre no le pas?", recuerda Edi y sostiene que "de alguna manera me maleduc? percibiendo la maternidad como una amenaza, un mal, una condena".

En su adolescencia estuvo a punto de ligarse las trompas. "Fui a una cl?nica a ligarme las trompas, pero afortunadamente me echaron y me dijeron que me lo pensara mejor", relat? a Alba.

En 1983, a los 20 a?os de edad, result? embarazada de su novio de 21 a?os y decidieron abortar a su beb?. "Era una cat?strofe; se acababan los estudios, las posibilidades de trabajo, todo; ni nos planteamos tener a nuestro hijo", sostiene Edi y asegura que cont? con el apoyo de su madre.

"Fui al hospital de Florencia; all? nadie me dijo nada, nadie me pregunt? nada que no fuera la mera praxis para abortar; nadie me explic? las consecuencias del aborto. (...) Pens? que me hab?a quitado un problema de encima", agrega.

Sin embargo, unos meses despu?s comenz? el dolor. "Me encerr? en mi habitaci?n, lloraba mucho, le?a y pens? seriamente en suicidarme; ten?a una depresi?n de caballo", relata Edi y narra que sufr?a de pesadillas por las noches e incapacidad para ver beb?s, sobrevivi?, dice, por amor a su profesi?n, el arte.

Se mud? a Murcia con su actual esposo y sali? embarazada de nuevo. "Entonces es cuando tom? conciencia de todo, me di cuenta de d?nde estaba mi problema", recuerda.

"A mi me hab?a absuelto mi padre, mi madre, mi marido y hasta mi hijo, pero yo no me hab?a perdonado; he conseguido perdonarme gracias a la fe", sostiene y asegura que por eso se revuelve cuando escucha que el sentimiento de culpa es propio de creyentes. "Algunas tratan de evitarlo, como mecanismo de defensa. Pero yo no era creyente y tuve sentimiento de culpa; y lo mismo le pasa a todas mis amigas que han abortado y no son creyentes", sostiene.

Ahora, Edi proclama que el aborto no es una opci?n digna para las mujeres. "Hay que informar correctamente; yo quiero dar utilidad al sufrimiento tan enorme que he tenido; como en otros problemas graves que pueden afectar a una persona: nada mejor que uno que ya ha pasado por ello para entenderlo y acompa?arte; yo quiero hacer lo mismo".

Edi colabora desde hace un a?o y medio con la Asociaci?n de V?ctimas del Aborto (AVA) ayudando a otras mujeres que se encuentren en una situaci?n de riesgo.


ImagenAdopci?n espiritual

Publicado por Galsuinda @ 9:45  | S?ndrome post Aborto
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios