Mi?rcoles, 29 de agosto de 2007




El apoyo de los familiares y unas medidas pol?ticas justas son el mejor ant?doto contra el drama del aborto, afirma Montserrat Rutllant, directora de Pro Vida en Catalu?a, en Diario M?dico (Madrid, 7-I-99).


Firmado por Aceprensa
Fecha: 20 Enero 1999

(...) Quienes lamentan que no exista el aborto a petici?n tienen raz?n en un punto: hay embarazos que son causa, para la madre o incluso para la familia, de problemas econ?micos, laborales, sociales, etc., y estos problemas requieren aportar soluciones pr?cticas y concretas. Lo que ocurre es que estas soluciones nos ata?en a todos, desde quienes podemos encontrarnos cerca de una madre gestante en dificultades hasta los que pueden tomar decisiones pol?ticas que favorezcan la maternidad y protejan el n?cleo familiar.

Lo que la mujer necesita cuando tiene problemas por esperar un hijo es que su entorno m?s pr?ximo -el padre del hijo, la familia, la sociedad- le ayude a eliminarlos, y no que le ayude a eliminar al hijo. El derecho, que s? existe y que deber?amos proteger, es el de que toda mujer pueda dar a luz al hijo que ya espera.

Ah? s? que los diputados que han votado a favor de la vida deben seguir trabajando, para que existan leyes favorables a la paternidad y la maternidad. No es suficiente hacer declaraciones de principios a favor del ni?o y de la familia, ni quejas pesimistas ante el envejecimiento de la poblaci?n y la ca?da de la natalidad. Si de verdad pensamos que un ni?o es siempre un bien y, ahora y aqu?, adem?s, un bien escaso, protej?moslo con ayudas eficaces a su madre. (...)

En todo tipo de aborto subyace un problema doloroso de abandono, falta de recursos o salud, amenaza frustrante para los proyectos personales de la madre, incomprensi?n del entorno familiar, etc. Es injusto que el Estado afronte la realidad del aborto ?nicamente con una amenaza penal y olvide esta dimensi?n del drama personal de la mujer. Es injusto que la consideraci?n de los problemas de la madre, que puede subyacer en el drama del aborto, prevalezca hasta el punto de abandonar la protecci?n del ni?o y permitir su destrucci?n.

Una pol?tica verdaderamente social exige un compromiso activo en favor de los derechos tanto de la madre como del hijo no nacido. Desde esta ?ptica resulta imprescindible, adem?s de proteger naturalmente al nasciturus, actualizar la solidaridad social para ayudar a la madre a resolver la situaci?n que la induce a abortar y evitar el recurso traum?tico de acabar con la vida de su hijo. Es ?sta la aut?ntica solidaridad que, persiguiendo el bien de ambas vidas, no renuncia al esfuerzo personal y quiere involucrar a todos los estamentos de la sociedad.

http://www.aceprensa.com/articulos/1999/jan/20/el-problema-no-es-el-feto-sino-la-situaci-n-de-la-/






Aborto

Tags: ayuda

Publicado por Galsuinda @ 13:43  | Aborto
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios