Viernes, 07 de septiembre de 2007





Espa?a se ha convertido en el primer pa?s europeo que lleva a cabo una cirug?a fetal abierta para corregir un mielomeningocele. La operaci?n, en la que la madre y el beb? evolucionan favorablemente, puede mejorar algunas de las graves consecuencias de esta malformaci?n.

Raquel Serrano 07/09/2007

Un equipo multidisciplinar del Hospital Virgen del Roc?o, de Sevilla, ha llevado a cabo, de forma satisfactoria, la primera correcci?n de un mielomeningocele, mediante cirug?a fetal abierta, que se practica en Europa. La intervenci?n se realiz? el pasado 31 de julio, a las 26 semanas de gestaci?n, y el beb?, una ni?a, naci? el pasado jueves por ces?rea a las 32 semanas de gestaci?n, con un peso de 2,075 kilos y 40 cent?metros. Tanto la madre como la hija evolucionan de forma favorable.

En la cirug?a fetal, que dur? 3 horas y 20 minutos, participaron m?s de 15 profesionales, coordinados por Guillermo Anti?olo, de la Unidad Cl?nica de Gen?tica y Reproducci?n, y pertenecientes a los servicios de Ginecolog?a y Obstetricia, Neurocirug?a Infantil, Cirug?a Pedi?trica, Anestesiolog?a y Unidad de Gesti?n Cl?nica de Neonatolog?a. Todos forman parte del programa de Medicina y Terapia Fetal del hospital sevillano.

El mielomeningocele o espina b?fida es una grave malformaci?n del Sistema Nervioso Central que afecta aproximadamente a 1 de cada 3.500 reci?n nacidos vivos y cuyas secuelas, neurol?gicas, urol?gicas y motoras, var?an en gravedad, aunque en todos los casos merman la calidad de vida de los afectados.

Evoluci?n normal
El pron?stico previsible para un beb? que nace con espina b?fida es par?lisis de miembros inferiores, hidrocefalia y alteraciones urinarias. Javier M?rquez, jefe de Neurocirug?a Infantil del Virgen del Roc?o, ha indicado a DM que, "en estos momentos, y aunque es demasido pronto para confirmar la evoluci?n final, la actividad neurol?gica, desde el punto de vista motor, es normal.

Tampoco existen signos evidentes de lesi?n neurol?gica y la dilataci?n ventricular est? mantenida. Hay que tener en cuenta que se trataba de un defecto muy abierto y grave, con un importante anclaje medular".

La medicina fetal es una especialidad en constante cambio. Son muy pocos los casos de importantes cirug?as intra?tero, as? como los grupos que las llevan a cabo. Estados Unidos es el pa?s, con equipos pioneros en California, Filadelfia y Tennessee, que mayor experiencia tiene en correcci?n fetal intrauterina de mielomenigocele.

Guillermo Anti?olo, responsable del proceso, ha recordado a DM que este tipo de intervenciones se ha practicado con m?s solidez en los ?ltimos diez a?os. En casos muy seleccionados, el abordaje intra?tero es una opci?n de tratamiento que, seg?n los datos de la literatura cient?fica al respecto, parece mejorar las secuelas neurol?gicas, la hidrocefalia o el Chiari II.

Con respecto a qu? momento gestacional es el m?s adecuado para llevar a cabo la intervenci?n, Anti?olo considera que existe una ventana terap?utica que oscila entre la 26 y la 28 semana de embarazo.

Complejo equilibrio
"La premisa es buscar el equilibrio entre riesgos y beneficios. Nadie duda de que se trata de una medicina compleja que puede conllevar un elevado riesgo de complicaciones. El m?s acusado ser?a tener que extraer al feto, por lo que es necesario que sus condiciones f?sicas, llegado el caso, fueran las m?s adecuadas para vivir fuera del ?tero". Parece que la mejor?a se relaciona con la edad gestacional en que se practica la correci?n recomed?ndose fechas cercanas a la 26 semana.

M?rquez tambi?n se ha referido a ciertos estudios norteamericanos y, concretamente el MOMS, entre cuyos objetivos figuraba analizar qu? supone m?s beneficios para el feto: corregir el defecto intra?tero por cirug?a abierta o hacer lo en el periodo postnatal. "Desenclavar la m?dula, cubrir el defecto y conseguir un ambiente intra?tero lo m?s parecido a lo normal es lo m?s deseado. No existen demasiados datos por la escasez de trabajos, pero se sugiere que la correci?n en el periodo fetal ofrece mayores recuperaciones".

En casos muy seleccionados, el abordaje intra?tero es una opci?n terap?utica que parece mejorar las importantes secuelas neurol?gicas Aunque se analiza si es mejor eliminar el defecto antes o despu?s del nacimiento, conseguir una situaci?n parecida a lo normal parece lo aconsejable



Adopci?n espiritual AbortoRed de madres

Tags: espina bífida

Comentarios