Domingo, 09 de septiembre de 2007


Antonio y Mar?a Jos? confiaron en todo momento que su hija iba a salir adelante./R. D?AZPor ROC?O V?ZQUEZ

Mar?a, aunque parezca un t?pico, le debe la vida a su madre. Cuando a las 21 semanas de gestaci?n, las ecograf?as y radiaciones magn?ticas detectaron que su beb? padec?a de espina b?fida y estaba condenado a vivir para siempre dependiente de otra persona, Mar?a Jos? no se lo pens? dos veces. Si exist?a una m?nima posibilidad de que su hija saliese adelante, no iba a ser ella la que se la negase.

?Me plantearon abortar pero lo descarte inmediatamente, porque soy cat?lica?, coment? Mar?a Jos? entre l?grimas ayer, cuando tan s?lo 36 horas despu?s de dar a luz mediante ces?rea a su primera hija -tiene otro ni?o de 20 meses- sac? fuerzas para atender a una decena de periodistas. La historia lo merec?a.

La madre, una malague?a de 36 a?os fue a Madrid y despu?s a Sevilla en b?squeda de una segunda opini?n m?dica. El equipo que la ha atendido, del que Mar?a Jos? ha destacado sobre todo su calidad humana, no le ocult? en ning?n momento los riesgos que conllevaba la operaci?n. ?Es duro pero se lo ofrec? todo a Dios y con su ayuda ha nacido. Hemos rezado mucho, yo me encomend? a San Jos? Mar?a Escriv? de Balaguer?. La valent?a de los padres y quince profesionales del Virgen del Roc?o pusieron el resto.

Pionera

A pesar de que es la primera vez que se realiza este tipo de operaci?n en Europa, tanto Mar?a Jos? como su marido, Antonio, se lo plantearon de forma positiva, ?seguros de que todo iba a salir bien?. Hace m?s de un mes que abandonaron su casa de M?laga -en donde sigue ?lvaro, su otro hijo- para que Mar?a Jos? descansase y estuviese controlada por sus m?dicos. ?Me he pasado todo el tiempo en reposo, levant?ndome tarde y escuchando m?sica?, declar? la feliz madre, que tan s?lo ha visto a su hija un rato tras el parto. ?En tres d?as recibir? el alta y retomaremos nuestra vida normal?, coment?.

Aunque reste importancia a su decisi?n, ya que para ella es algo normal que una madre lo d? ?todo? por su hijo, la malague?a es consciente de que ha abierto camino para otros padres que se encuentren en una situaci?n parecida.

?No me import? ser el conejillo de indias, he confiado mucho. Adem?s alguien tiene que ser el primero. Los padres van a abortar corriendo cuando les comunican un diagn?stico como el m?o, pero yo he querido demostrar que todo merece la pena y que hay que seguir adelante?. Todo un ejemplo, envuelto en una decisi?n madurada en un fin de semana: ?Sab?amos la repercusi?n que podr?a tener la operaci?n y que servir?a para ayudar a m?s familias?.

Mar?a
Mientras tanto, Mar?a duerme tranquila en su incubadora, ajena a toda la marabunta que ha suscitado su nacimiento. Su padre comentaba a los medios que no ha querido cogerla por miedo a desgarrarle los puntos y que ha tolerado todo lo que ha ingestado hasta ahora. Aunque lo m?s importante, a pesar de la cautela que exige este tipo de casos, es que el beb? mueve sus piernas. ?Incluso ha abierto un ojito. Estoy muy satisfecho, pero hasta que no empiece a caminar no podemos ver los resultados?, resalt? el orgulloso padre.
Por ahora la pareja no ha sido capaz de sacarle el parecido a la ni?a debido a que permanece todo el rato boca abajo para que sanen los puntos, aunque Antonio tampoco parece estar por la labor. ?Yo soy muy malo para sacar parecido, adem?s eso lo suelen ver las personas de fuera?. Lo que s? est? claro es el origen del beb?: ?la ni?a es sevillana cien por cien?, resalt? la madre.

Mar?a, cuyo nombre se debe a la devoci?n de su madre por la Virgen, recibe hoy la visita de su hermano ?lvaro. Por su parte, Mar?a Jos? espera sentirse mejor en las pr?ximas horas para cruzar el hospital y sostener en brazos de nuevo a su hija. Dentro de dos o tres semanas se la podr? llevar a su hogar malague?o, donde la espera una familia plet?rica.

El arrojo de su madre la ha librado de una vida llena de obst?culos y limitaciones. ??Un milagro??, se le pregunt?. ?No lo s?, pero Dios me ha ayudado much?simo, ?l me ha dado una fuerza enorme. Ojal? haya m?s ni?os que tengan la oportunidad de vivir?.

Adopci?n espiritual AbortoRed de madres

Tags: espina bífida

Comentarios