Martes, 06 de noviembre de 2007



El milagro de los diminutos

El servicio de neonatolog?a del Hospital Central de Asturias atiende cada a?o a m?s de 50 reci?n nacidos con menos de 1.500 gramos
Oviedo, Pablo ?LVAREZ

Mar?a engord? en dos d?as m?s del diez por ciento de su peso. Como si un se?or de 80 kilos se plantara en 90 pasado ma?ana. Pero Mar?a no es un se?or de 80 kilos, sino un milagro. Un milagro metido en una incubadora. Un feto con gorrito de lana. Un vivir sin vivir para sus padres. Un desaf?o para la medicina.

Mar?a tiene poco m?s de diez d?as de vida. Naci? el 22 de enero en el Hospital Central de Asturias. Lleg? al mundo tras 24 semanas y dos d?as de gestaci?n. Pes? 640 gramos. Luego adelgaz? y, el pasado fin de semana, se vio reducida a 495. Ayer por la tarde hab?a alcanzado los 550 gramos. Todo un ?xito.

Si las cosas no se complican, Mar?a deber? vivir en una incubadora los pr?ximos tres meses y pico. El mismo tiempo que, en teor?a, deber?a haber permanecido en el ?tero de su madre. De hecho, est? introducida en una cunita de agua caliente y tama?o insignificante que reproduce las condiciones uterinas. En el momento actual, los m?dicos son optimistas sobre su evoluci?n futura.

?Sacar adelante a estos peque?os produce una satisfacci?n enorme; al final, nos convertimos casi en amigos de la familia?, explica Bel?n Fern?ndez Colomer, una de las especialistas del servicio de neonatolog?a del Central. Y es que son muchas las incertidumbres a las que -a menudo durante varios meses- padres y m?dicos deben hacer frente de forma conjunta. Sobre estos microsc?picos seres se ciernen abundantes y peligrosas amenazas. ?Yo a estas madres las llamo "madres coraje", porque lo que tienen que pasar aqu? es dur?simo. En el primer mes los altibajos son continuos?, se?ala Colomer.

Mar?a es un caso poco frecuente, pero no excepcional. El ?rea de neonatos tiene sus 24 incubadoras ocupadas por cuerpos diminutos. Ayer mismo, tres de ellos estaban por debajo de 800 gramos. ?Las fecundaciones in vitro nos han llenado el servicio?, indica Bel?n Fern?ndez Colomer, quien agrega que en torno a un 40 por ciento de los reci?n nacidos que no llegan a los 1.500 gramos -l?mite de la prematuridad- son el resultado de un embarazo m?ltiple, derivado a menudo de una fertilizaci?n asistida.

El lleno total es el estado habitual del servicio de neonatolog?a del Hospital Central. Y es que, seg?n la doctora Colomer, ?las fecundaciones artificiales y las nuevas pautas de maternidad han disparado la cifra de prematuros?. Y la necesidad de milagros.

El r?cord de la regi?n, una ni?a que al nacer pes? 490 gramos

Oviedo, P. ?.

Los l?mites de la medicina asturiana en materia de prematuridad se expresan en una cifra: 490. Son los gramos que pes? el ser m?s diminuto que hasta el momento ha logrado sacar adelante el servicio de neonatolog?a del Hospital Central de Asturias. Es una ni?a que naci? a las 24 semanas de gestaci?n. Hoy tiene seis a?os, talla y peso normales, y goza de un perfecto estado de salud.

Pero no todo son alegr?as. En el a?o 2003, por ejemplo, la unidad de neonatos atendi? a dos beb?s de menos de 500 gramos. Ninguno de los dos sobrevivi?.

Para los que van bien, el seguimiento m?dico se prolonga hasta que cumplen siete a?os. ?Algunas alteraciones no se detectan hasta que los ni?os comienzan a ir al colegio?, se?ala la especialista Bel?n Fern?ndez Colomer.

Se habla de prematuridad, o de beb?s de ?muy bajo peso?, cuando el reci?n nacido no llega a los 1.500 gramos. Cuatro de cada diez fueron alumbrados en compa??a de otro (u otros). El a?o pasado en el servicio fueron asistidos tres o cuatro casos de trillizos. En uno de ellos falleci? uno de los componentes del tr?o.

Problemas respiratorios, infecciones, dolencias cardiacas y alteraciones neurol?gicas son algunos de los problemas que m?s frecuentemente afectan a los diminutos hu?spedes del ?rea de neonatos. Por eso ?necesitan estar monitorizados?, indica la doctora Colomer, quien a?ade que, como consecuencia, este tipo de asistencia ?es la m?s costosa en t?rminos econ?micos de cuantas se presta en un hospital?. Adem?s, es frecuente que las estancias se prolonguen durante meses.

Avances de supervivencia

Anta?o los beb?s de tan reducidas dimensiones no sobreviv?an. Hoy, ?el 60 por ciento de los que nacen con menos de un kilo salen adelante?, afirma la especialista del Hospital Central, quien precisa que ?sta es otra de las razones por las que se ha incrementado la ocupaci?n de las unidades de neonatos.

Un a?o promedio se salda en el servicio de neonatolog?a del Central con unos veinte reci?n nacidos de menos de un kilo y m?s de medio centenar por debajo del kilo y medio. As? las cosas, se comprende que entre los profesionales de la neonatolog?a predomine un sentimiento de ?horror? ante un caso como el de la mujer avilesina, deficiente mental, a la que se practic? un aborto a los seis o siete meses de gestaci?n.






Aborto
Comentarios