Martes, 06 de noviembre de 2007



MIGUEL VILLAMERIEL. SAN SEBASTI?N.

?Si no nos dejan seguir con la educaci?n de nuestros hijos en Ir?n, tenemos decidido que nos iremos a vivir a Francia, donde el homeschooling [educaci?n en casa] est? permitido?.
Las palabras de Ketty S?nchez sonaron decididas en el despacho de la fiscal de menores de San Sebasti?n, donde declar? como imputada junto a su marido, Michel Branson, por haber sacado del sistema educativo a sus cuatro hijos. El matrimonio irundarra est? convencido de que la raz?n y las leyes les asisten y no tienen la m?s m?nima intenci?n de dar marcha atr?s a una decisi?n ?que ha mejorado y enriquecido nuestras vidas?. Todo comenz? cuando los padres de los cuatro menores, de entre seis y doce a?os, decidieron sacar a los ni?os del sistema educativo y matricularlos en un colegio a distancia de California.

Aseguran que su decisi?n no tuvo nada que ver con las discrepancias que podamos tener con algunas cuestiones del sistema actual. ?Casi nos vimos obligados a ello por la dificultad que ten?a para compaginar los horarios de mis cuatro hijos, que estaban en dos colegios diferentes, pero ten?an una hora de entrada y salida similar?. Pidieron a Educaci?n que juntara a los cuatro en el mismo centro, pero durante dos a?os les negaron la petici?n aduciendo que no hab?a plazas libres. ?Como no pod?a seguir multiplic?ndome para llevarlos a todos al mismo tiempo, en enero optamos por dejar de escolarizar a los dos hijos medianos?. Y como la experiencia ?fue tan buena, decidimos usar este sistema con nuestros cuatro hijos?, explica Ketty S?nchez.

El mismo colegio
A partir de ese momento empez? su cruzada contra Educaci?n, que ha hecho lo posible para que los ni?os vuelvan a ser escolarizados. ?Ya en enero recibimos una carta del Inspector de Educaci?n de Guip?zcoa que nos instaba a devolver a nuestros hijos al centro. Ante nuestra negativa, fuimos dirigidos a la Fiscal?a del Menor. La fiscal nos cit? como testigos en julio y nos advirti? que nos denunciar?a por desacato si no los matricul?bamos para este curso?.

Pese a que sus cuatro hijos est?n inscritos en el mencionado centro de California, la fiscal les imput? un delito seg?n lo dispuesto en el art?culo 486 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. ?Al recibir la citaci?n nos quedamos de piedra, porque nos tratan de criminales por educar a nuestros hijos. ?Es un delito querer educar a tus hijos??, se pregunta Ketty.
Tras tomarles declaraci?n por separado en los Juzgados de San Sebasti?n, la fiscal de menores les dijo que estudiar? el caso en profundidad y tomar? una decisi?n en aproximadamente dos meses. Seg?n explic? el abogado de la familia, ?la fiscal debe dilucidar ahora si existen o no motivos para presentar una denuncia, que ser?a cursada por el Juzgado de Instrucci?n correspondiente. Si no aprecia delito en la actitud de los padres, la propia fiscal podr?a decidir el archivo de las actuaciones?.

El matrimonio ha decidido llegar hasta el final en este tema y asegura que una posible denuncia, y m?s a?n una condena, les obligar?a a trasladar su residencia unos kil?metros al este, a Francia, donde la educaci?n en casa est? reconocida por ley.



Aborto
Publicado por Galsuinda @ 13:25  | Educaci?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios