Lunes, 14 de enero de 2008

"Hay que ver c?mo pasan los a?os. Parece que fue ayer cuando nos pint?bamos los labios por primera vez escondidas en el lavabo del colegio, mientras habl?bamos de nuestros sue?os. So??bamos con enamorarnos y que todo fuera de color de rosa.

Luego pasa el tiempo, vas teniendo amores y desamores, alegr?as y desenga?os... hasta que conoces al que crees que ser? el amor de tu vida. Te sientes tan enamorada, que comienzas a descubrir un nuevo mundo a su lado. Y llegan los primeros besos, las primeras caricias, los primeros contactos... siempre pendiente de esa crucecita roja en el calendario.

Pero llega el mes de febrero y la crucecita en el d?a 18 no est? marcada. Tampoco el 19, ni el 20, ni el 21. Y empiezas a asustarte. No puede ser, esto no puede estar pas?ndote a ti. Y un d?a decides hacerte la prueba, y como en la canci?n de Sergio Dalma "Ave Luc?a", el predictor se pinta de rosa en tu cuarto de ba?o.

Y se te cae el mundo encima. No te sientes preparada, no sabes c?mo plante?rselo a tus padres y tu novio no quiere ni oir el tema de llevar el embarazo adelante. Crees que lo que llevas dentro es tan s?lo una c?lula, que ni siquiera tiene vida. Quieres enga?arte pensando eso y tomas la peor decisi?n que has tomado en tu vida. La de abortar. Pensando que cuando salgas de esa cl?nica, se acabar?n tus problemas.

De lo que pas? ese d?a tengo vagos recuerdos, porque creo que mi subconsciente ha querido borrarlos. S?lo hay una imagen que no puedo borrar de mi mente, y es la imagen de mi hijo en el monitor. Ojal? no la hubiera visto nunca porque me atormentar? lo que me resta de vida.

Cuando sales de all?, te sientes vac?a, sucia. Sabes que algo en ti ha cambiado y que nunca volver?s a ser la misma de antes. Y que en adelante, aunque decid?is tener m?s hijos, siempre te faltar? el primero.

Quieres gritar, llorar, enfadarte con el mundo entero. Te resientes con tu novio porque le haces culpable de lo que ha pasado. Pero pronto comprendes que ?l siente lo mismo que t?. El mismo vac?o y el mismo arrepentimiento.

Amiga, quiero decirte que soy muy feliz de la decisi?n que has tomado. Sigue adelante y no dejes que nadie te convenza de que abortes. Porque nadie que te quiera y haya pasado por esto, te aconsejar?a que lo hicieras. Una vez me apoyaste para seguir adelante y no te escuch?. Hoy te pido que me escuches t? a m?. Voy a estar a tu lado. Te quiero."


Aborto

Tags: SPA

Comentarios