Jueves, 07 de febrero de 2008




LONDRES, 07 Feb. 08 / 04:55 am (ACI).- Alice y Harriet Stepney tienen poco m?s de un a?o de vida. Estas gemelas inglesas a?n no saben que durante su gestaci?n salvaron la vida de su madre al expulsar con sus patadas parte de un tumor maligno alojado en su ?tero.

Seg?n el sitio pro-vida LifeSiteNews.com, los m?dicos que atendieron a Michelle Stepney aseguran que esta madre de familia inglesa de 35 a?os gan? una guerra contra el c?ncer gracias a sus hijas.

A las 17 semanas de embarazo, Michelle tuvo un sangrado y acudi? al m?dico porque pens? que hab?a sufrido un aborto espont?neo. Gran fue sorpresa al saber que no hab?a perdido a sus ni?as, ellas segu?an creciendo en su vientre y con sus patadas hab?an removido parte de un tumor cancer?geno en su ?tero.

Los m?dicos advirtieron a la madre que deb?a someterse a un aborto para iniciar un tratamiento de inmediato y evitar que el c?ncer avanzara. Sin embargo, Michelle ?que tiene un hijo mayor de 5 a?os- no pod?a sacrificar a quienes hab?an permitido que detectaran su enfermedad. Decidi? seguir adelante con su embarazo y someterse a un tratamiento especial de quimioterapia que no afectar?a a las ni?as.

"Le debo mi vida a mis ni?as, y por eso nunca hubiera podido estar de acuerdo con el aborto. Sab?a que una operaci?n me hubiera podido curar el c?ncer, pero eso hubiera significado deshacerme de mis beb?s y nunca habr?a podido hacerlo", asegura.

Michelle y su esposo Scott aseguran que "fue una decisi?n dif?cil. Quer?amos estar seguros de hacer lo correcto para Jack (su hijo mayor), pero no quer?amos hacerles nada malo a las ni?as".

"No pod?a creer lo que me dec?an los m?dicos: las beb?s sacaron el tumor. Las sent?a patear, pero no me daba cuenta de lo importante que eso ser?a. Nacieron sin cabello, dada la quimioterapia, pero pese a eso, estaban saludables. Escucharlas llorar fue el mejor sonido del mundo", sostiene.

AbortoImagen

Alice y Harriet nacieron por ces?rea y con buena salud en diciembre de 2006. Cuatro semanas despu?s, esta joven madre fue sometida a una histerectom?a para eliminar por completo el tumor, que no se hab?a extendido. Hace unas semanas unas pruebas revelaron que no quedan rezagos del c?ncer; y sus gemelas celebraron su primer cumplea?os.

"Las gemelas fueron tambi?n una gran ayuda. Me mantuvieron fuerte durante todo el proceso. Me siento afortunada. Y un d?a les dir? a mis hijas como ambas salvaron la vida de su mamita", sostiene.




Comentarios