Jueves, 06 de marzo de 2008

Marta Gerez, autora de la tesis

La mexicana Sandra Gerez presenta una tesis Pro-Vida en el Instituto de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Complutense. Describe el ‘fraude' del aborto, plantea la necesidad de una educación sexual responsable y apela a la necesidad de recuperar la "hermosa responsabilidad de la maternidad".

ALBA, Luis Losada Pescador .- El pasado septiembre Sandra Gerez, mexicana, presentaba su tesina Pro-Vida en el Instituto de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Complutense. La tesina fue defendida ante un panel y aprobada con felicitaciones. Describe el ‘fraude' del aborto, plantea la necesidad de una educación sexual responsable y apela a la necesidad de recuperar la "hermosa responsabilidad de la maternidad".

"Quería que la situación actual cambiara y que se resolviera el problema, porque el problema existe y crece", señala a ALBA la autora de la tesina, Sandra Gerez. La noticia de la despenalización del aborto en Portugal con el 56,4% de abstención le llegó. "Me pareció dramática la absoluta indiferencia de la sociedad portuguesa". ¿La puntilla? La noticia de abril de 2007 de que en México DF habían despenalizado el aborto durante las primeras 12 semanas del embarazo, "un síntoma de que se extendería a toda la república en un país como el mío, México, respetuoso de la vida y la familia; ya está bien de que México copie a España todo lo malo como el ‘matrimonio' homosexual o el aborto".

Así que se puso manos a la obra. A su tutora, Mª José Falcón, le pareció bien. Además, no había prácticamente nada estudiado en la Complutense sobre el aborto. "Sorprendentemente el tema no estaba nada trillado", señala Gerez.

El aborto, difícil justificación

¿Conclusión de su tesina? Los argumentos que justifican el aborto son "tibios". Por ejemplo, apunta Gerez, "la justificación por motivos de violación es estadísticamente insignificante". ¿Y la necesidad de evitar muertes por abortos clandestinos? "Otro que la gente se traga; según las estadísticas de la OMS, cada año mueren 86.000 mujeres por abortos clandestinos; ¿y para eso es necesario matar a 46 millones de niños?".

Así de claro lo tiene esta mexicana que apela al sentido de la responsabilidad, y honestidad. "Los padres, la escuela, los gobiernos apelan a la responsabilidad salvo cuando se trata del aborto en el que se exculpa a la mujer a costa de otra vida". Gerez tampoco ‘compra' la teoría del ‘conflicto de derechos' descrito en la sentencia 53/85 del Tribunal Constitucional. "Trata de justificar lo injustificable; es parte del fraude porque el artículo 15 de la Constitución española dice claramente que ‘todos tienen derecho a la vida'". Y más: "El Estado está negando la igualdad de todos ante la Ley" -apunta Gerez- porque el Constitucional le niega al ‘nasciturus' la titularidad del derecho a la vida considerándole sólo un bien jurídicamente protegible. "No es lo que entiendo por Estado ‘social y de derecho'", sentencia. ¿Y la libertad ideológica consagrada en el artículo 16? "En nombre de una libertad mal entendida no puede violarse el derecho a la vida que es el primero de los derechos"

Por supuesto, la autora de la tesina rechaza el aborto por motivos eugenésicos. "En el artículo 10 de la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad firmado por España en el 2006 y ratificado el 30 de marzo de 2007 se menciona expresamente el derecho a no ser discriminados en su derecho a la vida por su discapacidad; el gobierno no lo cumple porque mantiene vigente el supuesto eugenésico despenalizador del aborto", sentencia.

Además, esta mexicana plantea abiertamente el fraude existente en el tercer supuesto despenalizador. "Si hubiera una verdadera necesidad iríamos a la Seguridad Social, pero no es así; y no es así, porque todo el mundo sabe que el supuesto del peligro psíquico de la madre es un fraude". Un fraude que ha convertido a los centros de abortos en dispensadores de un aborto "libre y legal hasta cualquier tiempo".

Hay alternativas

Así que sus alternativas son: primero la educación. "Necesitamos una educación en valores que eduque en valorar la vida, con una educación responsable de la sexualidad". ¿Las campañas del preservativo no son responsables? "No, la experiencia nos demuestra que las campañas de sexo seguro generan una falsa sensación de seguridad que conduce a una mayor promiscuidad y más embarazos inesperados y abortos provocados". Además, Gerez propone que gobierno e iniciativa social impulsen los centros de acogida para mujeres que están en situación de desamparo. ¿Por qué no existen? "Es más barato, aunque paradójicamente los gobiernos sí que apoyan financieramente a los centros de abortos; además, los fetos no votan", sentencia. En último lugar la autora de la tesina apunta a la adopción.

¿Por qué esta tesis? ¿Qué pretendes? "Espero que el aborto se vea como lo que es: algo a erradicar como la esclavitud o el holocausto nazi; o peor, porque hay más gente muerta (46 millones anuales por aborto frente a los 11 del nazismo que -lamentablemente- no podemos evitar) y encima con el permiso de la madre y del Estado; las generaciones futuras se avergonzarán de nosotros si no hacemos nada". Así que Gerez trata de que su tesina se convierta en un revulsivo de las leyes y las conciencias. "Quiero que la gente esté en contra como lo está de la pena de muerte o de los tratos degradantes". Así que hay que sensibilizar a la gente, pero también exigir "ahora sí, cambios legales". Curiosamente, su tesina ha contado con el apoyo de su tutora y el aplauso del panel que la examinó, entre otros de Juan Antonio Martínez Muñoz y Rafael Palomino.

¿Qué quieres hacer con la información que dispones? "Pretendo divulgarla; dudo que la gente conozca la crueldad de los métodos de aborto o del impacto del síndrome post-aborto en la mujer; la maternidad debe volver a ser vista como una hermosa responsabilidad". Y para los hombres, otro recado: "Los hombres que apoyan el aborto también desconocen que si su novia o esposa quedara embarazada no podrían salvar la vida de su propio hijo ya que ese mismo derecho que apoyan les excluye".

Aborto y religión

La tesis de Sandra Gérez aborda el tratamiento que del aborto realizan las religiones. Además del cristianismo que abiertamente defiende la vidas desde el momento de la concepción, el Islam también entiende la existencia de alma humana, pero desde el mes tercero. El budismo es probablemente la religión menos próvida, al defender el llamado aborto eugenésico.

De ejecutiva agresiva a voluntaria pasando por reportera

Sandra Gerez se educó en una pequeña ciudad mexicana, Tampico, en un hogar unido y cristiano. Eso le llevó a querer estudiar Ciencias para la Familia. Pero después le comió el mundo. "Yo quería ganar plata, vestir tacones y ser una superejecutiva". Así que estudió Administración de Empresas en la ciudad norteña de Monterrey, la cuna del empresariado mexicano. Pronto se le pasó la ambición. Durante la carrera decide compatibilizar sus estudios con el ‘reporteo'. "Con 17 años nos dejaron un programa en la TV local; llegamos a entrevistar a Vicente Fox". Tras un año y medio de experiencia decidieron entrar en la prensa. "Nos dieron una página entera los domingos que la llamaron ‘Siempre jóven'".

Tras licenciarse agarra la mochila y se viene con cinco amigas a Europa a conocer y visitar. Base de operaciones: Roma. Pasados 5 meses sus amigas regresan a México, pero ella decide quedarse en España. Se compromete en proyectos de voluntariado como Chieldren International Summer Villages (CISV), un proyecto fundado tras las segunda guerra mundial para formar a los niños en el valor de la paz en contacto con niños de otras latitudes. "Ya no quería ser rica al rico, sino aportar algo a la sociedad".

Tras su experiencia madrileña regresa a México para fundar programas de voluntariado en su antiguo colegio en Tampico: el American School Foundation. "Me lo aprobaron y arranque un proyecto de conferencias, pláticas, sensibilización, visitas al Banco de Alimentos, a la planta de oncología, a los niños huérfanos". Consiguió meterles la cuestión social a esos ‘niños de papi' y enviar chavales a los campamentos de CISV a Dinamarca, Holanda y Brasil. El año pasado regresa a España para casarse con su actual marido al que conoció en su etapa de ‘mochileo'. Una circunstancia que -destino o Providencia- le llevó al estudio del aborto en España. Actualmente, trabaja en la Fundación Línea de Atención a la Mujer (900 500 505) ofreciendo alternativas a las mujeres que quieres seguir adelante con su embarazo.






Aborto


Tags: aborto, investigación, educación

Publicado por Galsuinda @ 23:52  | defendiendo la vida
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios