Jueves, 03 de abril de 2008

Ni especialistas en cirugía, ni en anestesia, ni en ginecología: según el COMB, para hacer abortos basta el título de medicina.

En una carta del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB), con fecha 14 de diciembre, se explica a la jueza que lleva el "caso Morín - Ginemedex" que, según un decreto de 1986, se requiere para la acreditación de centros que quieran practicar abortos la necesidad de contar con médicos especialistas en obstetricia y ginecología, sobre todo para 'la práctica de interrupciones de embarazo de más de doce semanas o con alto riesgo para la mujer'.

Pero esa exigencia es, dice el COMB, únicamente de carácter administrativo e impera 'a los efectos estrictamente de autorización de funcionamiento y acreditación de centros'.

El COMB considera que incumplir esta exigencia "constituiría, en todo caso, una infracción administrativa, pero sin relevancia profesional o deontológica, ni tan siquiera penal'. Y dice que hay jurisprudencia en este sentido, jurisprudencia que afirma que "la única profesión colegiada es la de doctor, y no la de especialista, y que la falta de titulación de médico especialista en el desarrollo de la actividad no constituye un ilícito penal".

El profesional que cuente con el título académico de medicina puede realizar, "desde el punto de vista profesional y deontológico, los actos propios de la profesión médica, sean o no atribuidos a una especialidad", sostiene el Colegio.

Precisamente, una de irregularidades que se habrían detectado es que ni Morín ni otros facultativos de los centros que intervenían en los abortos disponían de títulos de ginecología o de anestesista homologados en España. Pero siguiendo al COMB no tiene por qué una anestesia ser aplicada por un anestesista ni un niño atendido por un pediatra ni un aborto por un obstetra.

El Colegio de Médicos de Barcelona en base a la sentencia 2006/283 del Tribunal Constitucional, que afirma que “la formación de postgrado no atribuye a las especialidades médicas la calidad de otra profesión separada e independiente de la propia profesión de médico”.

Tal como lo redacta y ha difundido la agencia EFE parece que se justifiquen las tareas abortistas de Morín y su equipo sin especialistas. Sin embargo, Colegios de diversas autonomias mantienen conflictos en la Salud Pública por falta de anestesistas y pediatras y otros especialistas, a pesar de que estas tareas podrían ejercerlas otros médicos si "acreditaran subjetivamente los conocimientos necesarios".

Segun interpretaria el COMB el solo título de doctor ya permitiria la práctica de cualquier especialidad por una mera valoración subjetiva y sin una acreditación de postgrado y, por consiguiente, de estudios reglados.

En el caso TCB-Ginemedex existen otras irregularidades con relación a la titulación del personal sanitario que aparece en las diligencias, como el caso de una mujer que fue contratada como señora de la limpieza y que, no obstante, ejercía como instrumentista de quirófano sin disponer de ninguna titulación oficial de medicina o enfermería.

Asimismo, en las clínicas TCB y Ginemedex del grupo del doctor Morín estaba contratada otra mujer de la limpieza que se encargaba de esterilizar el material de quirófano sin poseer la titulación de enfermera, necesaria para esa tarea.

Por otra parte, la agencia EFE no es muy exacta en su noticia, al decir que la trama de Morín fue descubierta "a raíz de un reportaje de la televisión danesa" (ya lo denunció dos años antes el Sunday Telegraph inglés)  y que "se investigó en España tras una querella presentada por la asociación ultracatólica E-cristians". No parece muy serio por parte de la agencia oficial de noticias del gobierno llamar "asociación ultracatólica" a una entidad que es, simplemente, una asociación civil de ideario católico.

ForumLibertas.com


Aborto

Tags: Morin, abortos, ginemedex

Publicado por Galsuinda @ 2:13  | Aborto
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios