Jueves, 03 de abril de 2008

Despierta un joven clínicamente muerto

 

A Zach Dunlap se le declaró muerte cerebral el 19 de noviembre tras un accidente con su cuatriciclo. Visto que ya poco se podía hacer, su familia había dado el visto bueno para que se trasplantasen sus órganos.

 Cuando su familia se estaba encargando de los últimos papeleos, para sorpresa de todos, Dunlop comenzó a mover la mano y el pié.

 En principio pensaron que era simplemente un reflejo, pero los médicos se dieron cuenta que reaccionaba a la raspadura de una navaja en su pie y a la presión que se le hacía sobre su dedo. Estuvo dos días más en el hospital y luego regresó a su casa para iniciar la recuperación.

 El pasado lunes apareció en el programa de la NBC "Today". "Me siento bastante bien, pero es tan duro… sólo tengo que tener paciencia", declaró Dunlop.

 A sus 21 años de edad, el joven dice no recordar absolutamente nada de lo ocurrido, sólo lo que paso hasta una hora antes del accidente y, sorprendentemente, seis horas después. También recordó cuando los médicos le declararon clínicamente muerto. "Estaba triste porque no me podía levantar ni hacer lo que quería".

 Su padre dijo que vio los resultados de la tomografía, en la que no se mostraba ninguna actividad ni ningún flujo de sangre.

 Para la madre, ha sido un milagro.

 Dunlop todavía tiene problemas de memoria y tiene un largo proceso por delante parar curar esa lesión traumática, pero poco importa ya el tiempo que ello requiera. Hoy, lleva consigo esa navaja que le provocó la reacción.

 "Estoy agradecido, muy agradecido porque no se dieron por vencidos", dijo Dunlop.




Aborto

Tags: eutanasia

Publicado por Galsuinda @ 23:43  | defendiendo la vida
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios