Lunes, 07 de abril de 2008

Su nombre ha estado ligado a las relaciones entre la Iglesia y el Estado y al Derecho Eclesiástico desde hace más de cuarenta años. Es un experto mundial en esta materia y este jueves día 3 pronunciará una conferencia en Burgos sobre «El retorno del matrimonio. Recientes datos legislativos y sociológicos» , que tendrá lugar en el auditorio de Cajacírculo en Sáez de la Hoya a partir de las ocho de la tarde, organizada por la Asociación Cultural Vivar en colaboración con la Delegación Diocesana de Familia y Vida.
Navarro-Valls lleva ligado también su nombre al de su hermano, que fuera portavoz del Vaticano durante el pontificado de Juan Pablo II.


El título de su conferencia es «El retorno del matrimonio». ¿Por qué lo ha elegido?
Hay un retorno al matrimonio que podríamos llamar ’clásico’, aquel dentro del cual una inmensa mayoría hemos nacido. Es un retorno todavía de tempus lento, ya que coexiste junto a otra serie de fórmulas pseudo o para-matrimoniales de nuevo cuño, pero frente a las cuales se observa cierto cansancio, al ser extrañas a la gran mayoría de los ciudadanos. Mi tesis es que en este sistema plural de relaciones matrimoniales, el centro del nuevo universo jurídico sigue siendo la familia de base matrimonial.


¿En qué datos legislativos y sociológicos fundamenta sus afirmaciones?
Algunas recientes encuestas avaloran este retorno. En España, uno de los países donde la legislación ha incidido de modo notable en el hábito de los ciudadanos, un riguroso estudio reciente (dirigido por los profesores Salustiano del Campo y J.M.Cacho, Familias y grupos familiares en la Comunidad de Madrid, Madrid 2007) concluye «que tanto los estudios más recientes del CIS como los estudios de valores o de juventud asignan a la familia la máxima importancia en la vida, por encima de los amigos, el trabajo o la competencia profesional». Y en una valoración de 1 a 10, la familia basada en el matrimonio y con hijos de ambos cónyuges, alcanza más de un 9 de puntuación. Para los encuestados éste es el «modelo ideal de familia». En Alemania, democristianos y socialdemócratas acaban de presentar toda una batería medidas orientadas a fomentar la natalidad, favorecer la fiscalidad de las familias y conciliar vida laboral y familiar. Ya ha comenzado a pagarse hasta 1.800 euros al mes a los progenitores que dejen de trabajar para cuidar al hijo recién nacido durante 14 meses.

Paralelamente algunas iniciativas legales y decisiones judiciales parecen reafirmar rasgos clásicos del matrimonio. Especialmente en materia de estabilidad y heterosexualidad.

¿Podría sintetizar las referentes a la estabilidad del matrimonio, cuando precisamente aumentan los datos de divorcios y separaciones?
Estados Unidos es probablemente el país del mundo con mayor número de divorcios y crisis matrimoniales. Pues bien, en él, una serie de Estados (comenzaron Arkansas, Louisiana y Arizona, luego Michigan e Iowa , y hoy existen más de 20 estados con leyes de este tipo en tramitación) han introducido por ley los llamados matrimonios ‘blindados’, junto a los matrimonios ‘al vapor’ o de fácil disolución. Las parejas que desean contraer el ‘blindado u opcional’ (covenant marriage) han de ser conscientes de que contraen un matrimonio que entienden y acuerdan es una relación para toda la vida. Expresamente aceptan un compromiso jurídico -no solamente moral- que les prohibe divorciarse, salvo casos excepcionales. Aquellos ciudadanos que desean fórmulas matrimoniales más fáciles, con menos obstáculos legales para su disolución, pueden contraer otro matrimonio no blindado. Existe, pues, un sistema matrimonial ‘a la carta’, que permite blindar el matrimonio y hacerlo mucho más estable. Se ha recurrido a esta fórmula, entre otras, para frenar las crisis matrimoniales. Es el principio de un retorno legal de la estabilidad.

( ... )


 Publicado en El Diario de Castilla abril 2008

Aborto
Publicado por Galsuinda @ 11:24  | Matrimonio
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios