Martes, 22 de abril de 2008

¿Hasta cuando negarán la evidencia?

Editorial

¿Hasta cuando negarán la evidencia de los hechos, de los datos, que señalan los múltiples y graves errores que incorpora la ideología dominante?

Publicamos hoy una información sobre un programa de aplicación masiva de células madre adultas para tratamiento médico en EEUU.

Es la constatación, una vez más, y ahora a gran escala, de que la respuesta pasa por las células adultas. Dicho programa sería imposible llevarlo a cabo con las embrionarias, simplemente porque todavía no existe aplicación médica alguna.

A pesar de ello, el discurso oficial en España, empezando por el propio ministro de Sanidad, está febrilmente empecinado en usar embriones, prometiendo un futuro que nunca llega a pesar de que ya hace una generación que comenzó la profecía.

Una bióloga americana, que ha trabajado en África en la lucha contra el SIDA, Helen Epstein, ha publicado un libro “El Remedio Invisible” que persigue explicar por qué ha crecido tanto esta enfermedad en África y por qué las medidas que ha impuesto Occidente han funcionado tan mal.

Señala como gran éxito Uganda, y a la pregunta de por qué este país sí ha encontrado el camino de la respuesta señala, con notables circunloquios, eso sí, que se ha logrado aumentando la fidelidad y reduciendo la promiscuidad y la edad de la primera relación sexual. El preservativo por si solo no representaba una medida suficiente.

La razón radica en una cuestión estadística: si el preservativo estimula un alto nivel de contactos sexuales, dado el margen de fallos que provoca su uso, la transmisión de enfermedades sexuales no se detiene, o lo hace en una medida muy inferior a la necesaria.

La propia doctora Epstein cita el caso de los homosexuales de los EEUU recordando que consiguieron una cosa similar a la que después acaeció en Uganda. Dice:

los hombres homosexuales sabían que tener muchas parejas a veces, más de 100 al año, los exponía a la sífilis o a la gonorrea. Cuando llegó el SIDA inmediatamente supieron de donde venía, de la multitud de relaciones. Redujeron el número de parejas y emplearon de forma regular el preservativo”.

De este discurso, en España solo se mantiene, magnificado, el uso del preservativo. Las cuestiones relacionadas con la promiscuidad, con la existencia de diversas parejas simultáneas, que a su vez mantienen relaciones con terceros, el adelanto en la primera relación sexual, todas estas cuestiones que forman parte de la base del problema, son deliberadamente ignoradas.

Se produce un engaño culpable, que muy pocos medios de comunicación y ningún partido político denuncia, a pesar de los elevados costes personales, sociales y económicos que comporta.

Publicado en Forum Liberas



Aborto

Tags: SIDA VHI, células madre adultas, educación

Comentarios