S?bado, 10 de mayo de 2008

Por José María Contreras

www.jmcontreras.es

Cuando en una sociedad se esta diciendo que vale todo, lo que de verdad se dice es que nada vale. Nada merece la pena. El todo vale quiere decir que solo vale aquello en lo que yo salga beneficiado, lo demás no me interesa. El todo vale, es una manera de manipular a todo el que no piense como yo o no se atenga a mis deseos.

Esta actitud esta afectando mucho a las relaciones de pareja.

Se esta manipulando con la dignidad de las personas. Esta empieza por el respeto que uno se tiene a si mismo. Por el valor que cada uno le da a su intimidad. Si uno no valora su intimidad no puede exigir respeto hacia su persona. Los demás siempre nos trataran, como nosotros le estamos diciendo que nos traten, 0 quizás un escalón por debajo. Esa forma de decir, es con nuestra conducta.

Para mi el mayor problema que tenemos en la sociedad actual es la falta de respeto hacia la persona. Estamos maltratando a las personas hasta límites insospechados. Hasta el punto que muchas personas son maltratadas, de forma habitual, por aquellos que dicen que las quieren.

Una persona, para pedir ser tratada con dignidad, tiene que vivir con decencia. Es decir, tener la delicadeza consigo misma, de no exponer en público aquello que pertenece a su intimidad. Ya sea en el campo espiritual, o bien en el corporal o psicológico

El hacer esto forma parte de lo natural en la persona, el no hacerlo significa el violentarnos como persona, y el exponernos a que no se nos trate como tal.

Todo lo que sexualmente no sea natural en una relación de pareja es no respetarse entre si y tiene como consecuencias la falta de dignidad mutuas, el maltrato, el chantaje, la falta de cariño, en una palabra, el desamor. Si las camas hablasen, nos daríamos cuenta, que todo lo que va contra el derecho natural, contra lo que las cosas son, en definitiva, contra la normalidad en las relaciones sexuales, es una falta de cariño hacia el otro. Es una falta de decencia, por tanto, de respeto hacia la dignidad del otro. Desamor.

El manoseo de la sexualidad, que muchos matrimonios viven, y esas “nuevas” relaciones sexuales, propagadas por persona, en muchos casos con apariencia de desequilibrados, están haciendo que muchos matrimonios se rompan. Muchas veces por el afán de modernidad, con el que esta sociedad esta engañada.

El respeto a la persona es indispensable para la fidelidad en la pareja. O sea para la felicidad.







Aborto

Tags: sexo, dignidad, respeto, contreras

Publicado por Galsuinda @ 14:28  | Dignidad humana
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios