S?bado, 24 de mayo de 2008
 
Redacción ([email protected])
La policía amamanta a unos ocho bebés y aunque se siente culpable por dedicarle menos tiempo a su hijo disfruta la satisfacción de contribuir al bienestar de esos pequeñines.
Sichuan

La historia ha dado la vuelta al mundo. Una policía china se ha dado a la tarea de alimentar a los bebés cuyas madres perecieron o siguen desaparecidas a causa del terremoto que afectó a ese país el pasado 12 de mayo.

Todo empezó la joven, de nombre Yiang, salvó a un bebé de tres meses del sismo que sacudió con más fuerza la provincia de Sichuan. Al averiguar que los padres del pequeño estaban desaparecidos, decidió amamantarlo.

Diez días después del desastre, esta mujer ha extendido su auxilio maternal a los refugios. De esta forma, da el pecho a otros niños que han perdido a sus madres o a los pequeños cuyas progenitoras están enfermas o demasiado cansadas.

Aunque Jian no pueda evitar sentirse culpable por el tiempo que ya no dedica a su propio hijo, se siente contenta y satisfecha porque su leche ayude a muchos de los niños supervivientes de la catástrofe.

http://spanish.10thnpc.org.cn/



Recientemente, una foto de una mujer policía dando de mamar a los bebés en las zonas afectadas por el sismo fue difundido ampliamente por el Internet. Jiang Xiaojuan es la protagonista de la foto. Después del terremoto de Wenchuan, dejó a su hijo de menos de seis meses con sus padres, y ofreció leche dulce a los bebés en las regiones del seísmo, recibiendo el apodo de “mamá policía”. Por lo tanto, para los bebés que necesitan leche urgentemente, Jiang no es una madre, es más que una madre.

www.elheraldo.hn/ez


Adopción Espiritual Aborto

Tags: policía china

Comentarios