Jueves, 05 de junio de 2008
El derecho y la responsabilidad de la educación y de la formación moral de los hijos corresponden a los padres, no al Estado. De ahí que ese derecho quede protegido, legalmente, tanto por la Declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas como por la Constitución española y al estado le corresponde garantizar y posibilitar este derecho. Una sociedad libre merece una ley de educación que ampare la variedad de proyectos educativos para elegir según nuestras convicciones pedagógicas, laicas o religiosas. Sin embargo, este gobierno Zapatero impone la LOE y ejerce un control absoluto del sistema educativo para transformar la sociedad española y su herencia cultural cristiana.

Creo que la entrega del cheque escolar a los padres es el modelo idóneo para que las preferencias de los padres influyan en la oferta educativa, aumente la calidad de la enseñanza y se limite el totalitarismo de la izquierda. Este modelo consiste en entregar a los padres una cantidad de dinero por cada hijo en edad escolar, para que sean escolarizados en el colegio en el que decidan los padres. Con este sistema, los padres conseguiríamos escolarizar a los hijos en libertad; se conseguiría que el “estado” no manipule, domine e intervenga en tareas educativas que no le corresponden y que desembocan en el adoctrinamiento moral de nuestros hijos; se conseguiría acabar con la llave-manejo de las subvenciones a colegios públicos, privados y concertados; se conseguiría que todos –incluidas las familias con renta baja- pudieran elegir aquél colegio que sin el cheque escolar sería imposible. Conseguiríamos así una educación libre que diera lugar a ciudadanos informados y críticos, algo que el estatismo no está dispuesto a tolerar y en la actualidad estamos sufriendo con la asignatura de Educación para la ciudadanía, impuesta por este Gobierno en España –también en Navarra-.

No es extraño, pues, que una de las consignas de la izquierda para justificar su monopolio sobre la educación es que, algo tan importante, no puede dejarse en manos del "neoliberalismo salvaje". Y ese "neoliberalismo" pasaría, sin duda, por el cheque escolar. Esta fórmula, propuesta por primera vez por Milton Friedman en 1955 en su ensayo “El papel del Gobierno en la Educación”, en la actualidad ya funciona en Suecia, Nueva Zelanda, Australia, Italia y varios estados de Estados Unidos y con resultados muy positivos.

Por eso considero que, ante este atropello de adoctrinamiento y de represión a la libertad que estamos padeciendo con este gobierno, es imprescindible que los padres respondamos y recuperemos el derecho a decidir qué educación queremos para nuestros hijos y el cheque escolar podría ser un instrumento muy útil y quizá el principio de una solución.


Nieves Ciprés ex concejal de educación del Ayto de Pamplona

Publicado en Navarra confidencial



Adopción Espiritual Aborto

Tags: cheque escolar

Publicado por Galsuinda @ 13:57  | Derecho a educaci?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios