Mi?rcoles, 01 de octubre de 2008
Por
María Martínez López

«El debate está en la calle». Así de falsamente trata de justificar elGobierno su intento de aprobar una nueva ley del aborto. Alfa y Omegaofrece aquí las claves de respuesta a muchas de las mentiras ymanipulaciones que se oirán en los próximos meses

En las primeras semanas, se trata sólo de un puñado de células. Puedo hacer con mi cuerpo lo que quiera

Desde el instante de la concepción, existe ya un ser vivo con ADNhumano único, que tiene que mandar un mensaje químico a la madre paraque no luche contra él. Desde que es sólo una célula, su propio ADNdirige todo el programa de su desarrollo y crecimiento, hasta elnacimiento y más allá. Las dudas, a este respecto, del pasado han sidodespejadas por la ciencia. A las dos semanas de la concepción (más omenos cuando se nota la primera falta), está completamente implantadoen el útero. Una semana más tarde, ya se le están formando el cerebro,la médula espinal y los ojos; y unos días después le latirá el corazón.Sí, se alimenta de la madre, pero también lo hace un bebé recién nacido.

Abortar es un derecho.

No. Abortar es un delito, despenalizado en España en tres supuestos:que el embarazo sea fruto de una violación, que se presuma que el niñonacerá con «graves taras (sic) físicas o psíquicas» y que sea un graveriesgo para la vida y la salud física o psíquica de la madre. A pesarde las graves carencias de su sentencia, el Tribunal Constitucionalrechazó en 1985 que sea un derecho, pues los derechos de la mujer nopueden «prevalecer incondicionalmente» frente a la vida del nasciturus.A pesar de lo que el lobby abortista intenta hacer creer a los paísesque se oponen al aborto, todavía no han conseguido que ningún documentode las Naciones Unidas reconozca un supuesto derecho al aborto.

La cárcel no es una solución para la mujer que aborta, que ya de por sí ha tenido que tomar una decisión difícil

En España no hay ninguna mujer en la cárcel por haber abortado. En lasúltimas actuaciones judiciales por presuntos delitos de aborto, se hadejado a las mujeres de lado y sólo han sido interrogadas comotestigos. Además, en la cárcel hay muchas personas por haber cometidoactos mucho menos graves (pequeños traficantes, chavales que cometieronuna estupidez, personas que necesitaban dinero…)

Si el aborto no es legal, las mujeres arriesgarán su vida abortando clandestinamente

El aborto nunca está justificado, sea legal o ilegal. La amenaza delaborto clandestino es una manipulación del lobby abortista. El doctorBernard Nathanson, pionero arrepentido del aborto en Estados Unidos, hareconocido que las estadísticas que daban de abortos ilegales y de lasmuertes que causaban «eran completamente falsas». En España se decíaque eran cerca de cien mil, una cifra que no se ha alcanzado hastadespués de 23 años de total permisividad. De hecho, en Nicaragua, unaño después de que en 2006 se ilegalizara el aborto, la tasa demortalidad materna se había reducido.

¿Cómo no va a poder abortar una mujer si su vida está en peligro?

Podría ocurrir que, por tratar de salvar la vida de la madre, losmédicos, sin buscarlo, mataran al niño. Estos casos son rarísimos en lapráctica, y el Código Penal recoge esta extrema necesidad como eximenteen su artículo 20.5. No es necesario que se despenalice ni que selegalice el aborto para solucionarlos.

Una mujer que ha sido violada, ¿debe cargar con el hijo «de su violador»?

Ese niño inocente, que también es de la madre, no debe pagar un crimentan execrable con su vida. Si la madre no se ve capaz de criarlo, puededarlo en adopción, y así romperá el ciclo de violencia. La violación esuno de los argumentos más manipulados a favor del aborto. Hace dosaños, en Estados Unidos, un Comité de Mujeres Embarazadas por AsaltoSexual quiso hacerse oir: «Nos ofende profundamente cada vez quenuestra difícil situación se explota para promover los interesespolíticos de otros». En los dos únicos estudios sobre estos casos, sedescubrió que aproximadamente el 70% de mujeres en esta situacióndecidieron tener el niño. Además, el Elliot Institute, que estudia elsíndrome post-aborto, en una encuesta a estas mujeres, descubrió que al80% de las que habían abortado les había causado más mal que bien y searrepentían.

Es cruel permitir que nazcan niños con graves malformaciones o deficiencias, o que van a morir nada más nacer

Ninguna sociedad ha tenido tantos medios (técnicos y sociales) como lanuestra para curar o mejorar la calidad de vida de muchos enfermos.¿Quién y dónde traza la línea de lo que es una vida con calidad? Quecada vez haya más abortos por malformaciones menores y perfectamentesolucionables como el labio leporino es una consecuencia lógica dehacer depender la dignidad de la calidad. Se habla de calidad en vez defelicidad, que todos pueden alcanzar si alguien (hay mucha gentedispuesta) los acoge y les da cariño. Incluso en el caso de que un niñovaya a morir poco después de nacer, ¿no vale la pena compartir con élel mayor tiempo posible?

Se debe proteger la intimidad de la mujer que aborta

El argumento de la intimidad (con el que se legalizó el aborto enEstados Unidos), ya presupone que es una decisión de la madre, no uncrimen. Si no, cualquier investigación policial sería una violación dela intimidad. Las clínicas que dicen defender la intimidad de lasmujeres llamadas a testificar olvidan que, al tirar su documentación,fueron ellas quienes facilitaron que las localizaran. Muchos centrosabortistas (como demostró una estudiante estadounidense) defienden laintimidad de las menores hasta el punto de callar, incluso si lasacompañan novios (o posibles pederastas) mucho mayores. Su celo es talque son incluso reacios a entregar a la propia mujer una copia de suhistorial completo, como ha denunciado la Asociación de Víctimas delAborto.

No se debe criticar el aborto, porque ya es una decisión muy difícil: nadie quiere abortar

La tesis de los partidarios del aborto es tan débil que sólopueden defenderla diciendo que, en realidad, es un mal necesario quenadie quiere -salvo quienes se lucran-. Si nadie quiere abortar, lasAdministraciones deben ofrecer un verdadero asesoramiento y ayudas alas embarazadas con dificultades; o, por lo menos, no retirar lassubvenciones a las asociaciones que lo hacen.

No pueden imponerse las propias opiniones o creencias a los demás.

Todos los argumentos en contra del aborto de estas páginas se basan endatos científicos, y en argumentos racionales. Curiosamente, casisiempre son los abortistas los primeros en mencionar la religión  paradesacreditar todos los argumentos de los provida. Cualquier razóncontra el aborto es una creencia. Por el contrario, sus partidariospueden imponer su opinión a toda la sociedad, incluso a los no nacidosque son eliminados.


www.alfayomega.es

Adopción Espiritual Aborto
Publicado por Galsuinda @ 9:32  | defendiendo la vida
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios