Martes, 18 de noviembre de 2008
El hospital público Carlos III de Madrid ha difundido entre sus pacientes la guía "Adolescentes frente al sida: preguntas con respuestas" que proclama la abstinencia para prevenir el sida.
La castidad como remedio a las enfermedades de transmisión sexual
Portada de la guía Adolescentes frente al sida: preguntas con respuestas.

Cristina Arredondo/ EP

Madrid.
Una nueva guía dirigida a los jóvenes ha vuelto ha encender los ánimos. Esta vez se trata de una publicación con pautas para prevenir el sida que está difundiendo el hospital Carlos III de Madrid. Hasta aquí todo bien. Pero, ¿y si le decimos que la guía Adolescentes frente al sida: preguntas con respuestas alude a la abstinencia como mejor remedio a la enfermedad?

El folleto ha sido editado por la Fundación Investigación y Educación en Sida (IES), que depende del servicio de enfermedades infecciosas del hospital Carlos III, y que ya se ha repartido en la consulta de este hospital público, en colegios, clubes juveniles o asociaciones de familiares de enfermos de sida.

Como todo texto de divulgación científica, esta guía se basa en datos concretos y experimentados, de hecho, así lo refleja el folleto que dicta que lo que se difunde son mensajes "rigurosos y avalados por datos científicos, sin dar cabida a opiniones".

La polémica surge en el momento en que la guía añade a estos datos la defensa del "amor verdadero" basado en la fidelidad a la pareja y en la castidad, sobreponiéndola a la masturbación, la promiscuidad y el aborto.

Según detalla El País, Pablo Labarga, médico del servicio de enfermedades infecciosas del Carlos III y uno de los autores del libro, esta guía se basa en "una evidencia de padres de familia", "pero al final es todo evidencia científica. La guía se basa totalmente en evidencias científicas".

La guía además, cita tres conductas sexuales que científicamente están calificadas como de riesgo : la 'sexualidad precoz', la 'promiscuidad sexual' y las 'conductas homosexuales'. Basándose en esto, el manual afirma que "estudios científicos sostienen que homosexualidad y heterosexualidad no son equiparables desde el punto de vista de la salud. Los homosexuales tienden a ser más promiscuos, con los problemas físicos y emocionales que eso supone".

"Que los homosexuales tengan mayor frecuencia en problemas mentales que los heterosexuales también es una evidencia que psicólogos y psiquiatras han constatado", aseguró, según publica el diario. "Aunque esto, en principio, no tiene relación con la transmisión sexual del sida, y lo único que nos indica es que debemos extremar la calidad de nuestro trato", declaró.

Sobre el aborto, la guía considera que "aunque algunas legislaciones como la española permiten el aborto en algunos supuestos, desde el punto de vista biológico el aborto es acabar con la vida de un ser humano en el seno de su madre".

Y en cuanto al preservativo, el texto difundido por el Hospital Carlos III, opina que "constituye sólo una medida de eficacia limitada" ante la "pandemia del Sida, que crece rápidamente", y critica que "transmitir la idea de que el sexo con preservativo es seguro, aparte de falso, puede ser peligroso", ya que "se transmiten mensajes que banalizan la sexualidad, la reducen a algo puramente lúdico y se carece de argumentos para animar a la fidelidad, animando a la población a ser promiscua, de modo animal".

Por ello, la publicación propone como alternativa el método ABC: "A por abstinencia, B por fidelidad (del inglés Be Faithful), y C por condón". Aún así, "es mucho más eficaz para prevenir la infección por VIH la abstinencia (A) y la fidelidad (B) que la promoción del uso de preservativos (C)", matiza la guía.

Por último, expone que el sexo se ha convertido "erróneamente en la bandera de las libertades del individuo" comparándolo "una forma de droga, la adicción al sexo", una enfermedad que está probada científicamente. También se recuerdan las "conductas de riesgo para contraer el VIH" entre las que se encuentra la masturbación, una "práctica que influye negativamente en la salud sexual" ya que es "una actitud que sólo persigue la satisfacción personal del instinto sexual, con la búsqueda de placer con uno mismo o con otra persona" y suele "deteriorar la grandeza de la sexualidad humana".

Por tanto, las críticas a las alternativas que presenta esta guía surgen en el momento en que la información ha sido percibida, erróneamente, como una traba a la libertad personal y al dominio del cuerpos.

Además, también se ha criticado que sea un hospital público quien difunda este tipo de guías en las que se defiende el valor de la fidelidad como la mejor alternativa a enfermedades y a embarazos no deseados que pueden acabar en abortos, ya que una institución dependiente del Estado no debe posicionarse en temas tan delicados.

Ahora bien, también habría que preguntarse si la Administración Pública debe centrarse casi en exclusiva en aquellas tendencias más liberales que apoyan el aborto y prácticas sexuales, como la masturbación o la promiscuidad, e incluso, en ocasiones la homosexualidad; o si también debería centrarse en aquel sector de la sociedad que apuesta por una vida basada en el amor y fidelidad a una pareja, que en última instancia es la única seguridad para prevenir al cien por cien estas enfermedades.




Adopción Espiritual Aborto

Tags: VHI, Pablo Labarga, guia adolescentes, sida

Publicado por Galsuinda @ 19:41
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios