Jueves, 11 de diciembre de 2008
La sangre de cordón modificada para incrementar el número de células madre CD34+ es útil porque disminuye el tiempo necesario para que el injerto sea funcional.
José A. Plaza San Francisco 11/12/2008

Dos estudios presentados en la reunión de la Sociedad Americana de Hematología (ASH), que se ha celebrado en San Francisco, han examinado los efectos entre las fuentes de células madre y la edad del paciente en casos de trasplante de células madre.

Armand Keatin, director de la División de Hematología en la Universidad de Toronto, en Canadá, ha moderado una mesa redonda en la que ha recordado que "durante años se ha utilizado este tipo de terapias para diferentes cánceres y problemas hematológicos. Los resultados de estos dos estudios añaden más conocimiento sobre los regímenes apropiados para lograr respuestas perdurables y una supervivencia prolongada en diferentes grupos de pacientes".

El primero de los estudios, presentado por Coleen Delaney, del Centro de Investigación Oncológica Fred Hutchinson, de Seattle, ha determinado en fase I que la sangre de cordón cultivada para incrementar el número de células madre CD34+ antes de trasplante ayudaba a disminuir el tiempo necesario para que el injerto sea funcional.

Células cultivadas
La necesidad de expandir el número de células madre que se pueden obtener de la médula es uno de los mayores retos en hematología de los últimos años. El objetivo de este trabajo era evaluar la eficacia y seguridad de aportar un mayor número de células progenitoras, generadas gracias a un método por el que las células de la médula CD34+ se cultivan antes de la inyección para que puedan multiplicarse y disminuir de esta forma el tiempo necesario para el trasplante.

Se ha trabajado con seis pacientes afectados de leucemia mieloide grave tratados con un trasplante de un preparado con citoxan, fluodaravina y TBI, seguido todo ello de la inyección de un grupo de células de la médula sin modificar.

Para mejorar los resultados se eligieron las unidades de CM de médula que más se parecían genéticamente a cada paciente. De las células no cultivadas, Delaney ha explicado que se obtuvo una compatibilidad en cuatro de los seis alelos de los afectados.

En el caso de las CM tratadas por el equipo, dos de los pacientes lograron una compatibilidad en cinco de los seis alelos y los otros cuatro consiguieron una compatibilidad del cien por cien en los seis alelos.

Además, se ha determinado que para células CD34+, se lograron 160 nuevas tras el cultivo, "con un aumento total de la reserva celular de 660".

La media de tiempo necesario para la compatibilidad ha quedado establecida en dos semanas, en comparación con los 25 días del grupo control. La aparición de nuevas células se ha mantenido en alguno de los participantes hasta más de 200 días después del trasplante. En cuanto a la supervivencia, sólo se ha descrito un fallecimiento, debido a una complicación de la mielitis causada por el virus de la varicela; el resto de pacientes aún siguen en remisión de su enfermedad.

La edad no es limitante
Un tercer estudio ha demostrado que la eficacia de un trasplante alogénico de células madre para el tratamiento de la leucemia grave y otros síndromes mielodisplásicos en personas mayores de 65 años es muy similar a la obtenida en personas más jóvenes.

Los autores, coordinados por Sergio Giralt, del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, creen que estos datos sugieren que la edad, por sí sola, no es un factor limitante para este tipo de trasplante.El equipo no ha hallado diferencias significativas de mortalidad entre ambos grupos de edad. Los resultados son iguales en enfermedad de injerto contra huésped. En supervivencia libre de enfermedad y global no se han hallado tampoco diferencias significativas.


Adopción Espiritual Aborto

Tags: células madre, injertos, universidad navarra

Publicado por Galsuinda @ 12:29  | C?lulas madre
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios