Jueves, 12 de marzo de 2009

Mientras enseña tolerancia a los niños, la ley del aborto está exterminando a los niños Down por considerarlos una “malformación”.

pablo pineda

REDACCION HO.- Mientras los abortos que se acogen al supuesto de “malformación” del feto están impidiendo el nacimiento de niños Down, en Córdoba el primer español de estas características que ha terminado una carrera universitaria, Pablo Pineda, se ha estrenado como profesor durante tres días en el colegio público Miguel de Cervantes, de Montemayor (Córdoba), inculcando a los niños la tolerancia ante la diferencia.

Pablo Pineda, que nació con síndrome de Down en Málaga hace 30 años, es diplomado en Magisterio y está a punto de terminar la carrera de Psicopedagogía, participó recientemente en un anuncio televisivo de la Obra Social de Caja Madrid y dedica su tiempo a la defensa de los derechos de las minorías sociales.

En Tengo una pregunta para usted, una joven con síndrome de Down, Izaskun Buelta,  interpeló al presidente del Gobierno a propósito de las personas como ella. Pedro Otón,  el presidente de Down España, declaró al día siguiente de la emisión del programa:

“Me gustaría que alguien le preguntara a Izaskún Buelta, la chica que intervino en el programa. Si sus padres hubieran adoptado la decisión de abortar, no hubiese podido preguntar. La mayor parte de los embarazos con síndrome de Down terminan en aborto.”

Corrobora la acusación Rosario, una abuela que vive en una ciudad del norte de España y ha hablado con HO para narrar su experiencia.

Rosario tiene 6 nietos y hace apenas un mes nació la séptima. Lo hizo gracias a la voluntad de sus padres, que tuvieron que enfrentarse a unos “hábitos” médicos que en España son ya de uso corriente:

“Lo primero que le dijeron a mi hija es que la criatura que venía era Down e inmediatamente le propusieron abortar.”

Gracias a la voluntad de unos padres con convicciones y principios y al apoyo de toda la familia, hoy Rosario presume de nieta:

“Todos estamos locos con ella, no me cabe en la cabeza que una madre pueda abortar. No se dan cuenta de que el amor lo puede todo.”

Pablo Pineda ha explicado que la experiencia que ha tenido en los últimos tres días, en los que ha ejercido de profesor en un colegio, ha sido “realmente apasionante e inolvidable“, ya que la respuesta y la convivencia con los niños y los profesores ha resultado “emocionante“.

En estos días ha respondido a las dudas de los alumnos de todos los cursos del colegio y ha participado en varias actividades con ellos, que, según él, “sentían curiosidad por todo“.

En ese sentido, ha señalado que espera haber podido cambiar la mentalidad de muchos de estos alumnos con respecto al síndrome de Down, porque los niños “son esponjas que se quedan con todo“.

No obstante, ha subrayado que ha sido una explicación mutua, ya que se ha sorprendido de la mentalidad y de la actitud de muchos de estos niños, a los que ha explicado que el Down no es una enfermedad, sino “un conjunto de características“.

Pineda ha indicado que ha luchado muy duro durante toda su vida contra la indiferencia de sus compañeros de clase, especialmente durante su etapa en el instituto, por lo que ha tratado de inculcar a los niños que “no deben discriminar a las personas con síndrome de Down“.

Pablo Pineda ha señalado que su próximo objetivo consistirá en presentarse a las oposiciones de Magisterio, aunque todavía no se ha fijado una fecha.


Tags: síndrome de Down, Pablo Pineda, maestro

Comentarios