Jueves, 02 de julio de 2009


Ante un numeroso público que rondaba las doscientas personas, el martes pasado Gonzalo Altozano, subdirector de Alba, y Álex Rosal, presidente de la editorial LibrosLibres,fueron los anfitriones en la presentación del primer libro deinvestigación sobre el fenómeno Medjugorje publicado en España yescrito por el periodista Jesús García.
(Madrid/S.M.) Gonzalo Altozano comenzó recordando cómo se conoció Medjugorje en España a través del semanario Albay de la sección «Historia», que realizaba en aquellos momentos JesúsGarcía. Allí, semana tras semana, aparecían los «héroes de locotidiano, gente que transformaba con su conducta a la sociedad ydemostraba así sus valores», relató Altozano. Una de las historiasacabó convirtiéndose en un viaje a Medjugorje donde Jesús se convirtió,sin pretenderlo, en «el periodista que se adentra en los misterios dela fe».
Por su parte, Jesús García inició su alocuciónreconociendo que, cuando oyó hablar por primera vez del fenómeno, su«orgullo de periodista católico» se dolió porque la Virgen llevabaapareciéndose 30 años y él no se había enterado: «Me parecía asombrosoque una historia así no hubiese sido desmentida en todo ese tiempo,porque es difícil que algo se mantenga a lo largo del tiempo si no esverdad». Cuando viajó hasta allí, buscaba «entrevistar a los videntes,verles en éxtasis, comprobar de primera mano el fenómeno», pero se encontró con «el epicentro de muchas historias, el centro de un fenómeno espiritual de magnitud global», subrayó el autor.
Conversiones profundas
«Al final», relató Jesús, «no conocí a ningún vidente ni estuve en ninguna aparición, pero lo que sívi es que la gente experimentaba conversiones profundas, eran personasadultas que se transformaban: su vida, sus hábitos, sus prioridades…Todas estas historias satisfacían mi ansiedad periodística, perotambién me cambiaron a mí espiritualmente», reconoció JesúsGarcía. «Para mí, Medjugorje es un sitio donde mucha gente conoce, porprimera vez en su vida, lo que significa el amor».
Jesus Garcíacuenta lo que le dijo, con cierta sorna, un franciscano ante lasnumerosas críticas que recibe este pueblo de Bosnia: «Que la parroquiade Medjugorje éste llena todos los días, sus confesionarios estén arebosar y con Misas y peregrinos que se suceden continuamente durantetodo el día debe ser obra del demonio; pero que otras iglesias deoccidente estén vacías, sin embargo, es obra de Dios. ¡Vamos, vamos!».El periodista también comentó la posición actual que tiene la Iglesiaante estas apariciones: «Ahora mismo el Vaticano sigue muy de cercatodo lo que sucede en Medjugorje pero todavía no puede hacer un juiciohasta que las apariciones no concluyan. La Virgen se sigue apareciendo desde hace 25 años todos los días.Algunos dicen que eso no puede ser y ponen como ejemplo Fátima oLourdes, cuyas apariciones apenas duraron unos meses. Sin embargo, nosolvidamos de apariciones marianas de Laos o Vietnam, que duraron 54 años y 100 respectivamente.La comisión de investigación esta regida directamente por la Santa Sedeque le quitó en su día la potestad de investigar al obispo de Mostar,algo verdaderamente excepcional».
El periodista señaló uno de los mensajes de la Virgen que más le han impactado: «Si cada uno de los católicos que hay en el mundo se confesase una vez al mes; el mundo se convertiría».
Porúltimo, el autor de «Medjugorje» explicó: «El trabajo de escribir estelibro ha sido una gozada, he disfrutado muchísimo, y a la vez lo herealizado con un cariño tremendo hacia mi madre, que es la Iglesiacatólica». «No sé si se ha aparecidola Virgen allí o no, yo no la he visto. Lo que sí he visto es que allípasa algo, y que es algo bueno. Y, como dice el Evangelio, ‘por susfrutos los conoceréis’», concluyó García.

Religión en Libertad


Adopción EspiritualAborto

Tags: Medjugorje, confesión, libro, jesús garcía

Publicado por Galsuinda @ 10:55  | Dulce Roma
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios